INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS



Nombre del Torneo: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2024


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 5to. puesto.


Campeón del Torneo:
$10.000.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 5to. puesto.


Campeón del Torneo:
$5000.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Mercado de Pases - Copa LPF 2024

viernes, 12 de abril de 2024

River 2 - Nacional (Uruguay) 0 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

VICTORIA PARA SEGUIR LÍDER EN LA LIBERTADORES
River fue de mayor a menor para lograr un triunfo tan trabajado como indispensable ante Nacional
Los primeros 20 minutos del equipo de Martín Demichelis fueron de alto nivel. Echeverri metió el 1-0 pero luego se cansó, al igual que Villagra. Recién con el 2-0 de Colidio hubo tranquilidad.
Se abrazan con fuerza Paulo Díaz y Franco Armani cerca del arco que defendió el nacido de Casilda en el segundo tiempo. Poco a poco se le van sumando los compañeros. Ruge el Monumental: “Quiero la Libertadores”. Martín Demichelis suspira y va a estrechar su mano derecha con Álvaro Recoba, el entrenador rival. Todas son postales que resumen el trabajado e indispensable triunfo 2-0 de River ante Nacional de Uruguay. Ahora, los de Núñez son líderes de su grupo con puntaje ideal (6) y llegarán a la definición de la Copa de la Liga repletos de confianza.

De Demichelis se pueden decir muchas cosas, pero nunca que está de espaldas a lo que piensa el hincha de River. Y la sentencia, en tono de humorada, hace referencia al pedido que un hincha le hizo tras la sufrida victoria ante Rosario Central y que se hizo viral. “Martín, Martín, pará a dos delanteros, por Dios te lo pido. Por Dios, pará a dos delanteros. Es Solari y Borja, nada más. No es tan difícil”, le rogó el plateísta. Y ante Nacional de Montevideo, Micho apostó por un equipo lógico, con Rodrigo Villagra como volante central acompañado por Ignacio Fernández y Rodrigo Aliendro, más Claudio Echeverri como enganche y los solicitados dos atacantes, Miguel Ángel Borja y Pablo Solari, que estuvo en duda hasta último momento por una molestia muscular.

¿Cómo respondió el equipo? Regalando unos primeros 20 minutos de alto nivel. Fue intenso y efectivo River en esos instantes iniciales; la gente se sumó al fervor de la noche copera. En 10 minutos, los locales hicieron trabajar en 3 oportunidades al arquero Luis Mejía. En ese lapso, fueron muy buenos los rendimientos de Nacho, de Villagra y de Echeverri. Es lindo verlo jugar al Diablito: gambetea y va para adelante con la inocencia de sus 18 años. Va creciendo partido a partido el chaqueño y es una lástima que se vaya tan pronto: no terminará de explotar en el país. El Diablito, que jugó por primera vez de titular en la Libertadores, metió un golazo con un disparo de 25 metros que se clavó abajo, al palo derecho.

Pero se cansaron rápido tanto Echeverri como Villagra. Ya en la etapa inicial evidenciaron signos de fatiga. El ex Talleres no realizó la pretemporada, se sumó tarde a River y por eso le cuesta cambiar el aire. La sensación es que, cuando se ponga fino desde lo físico, no saldrá más del equipo porque tiene manejo y buena lectura para recuperar. Lo del Diablito se conoce: la agarra y la ilusión se enciende.

Fue creciendo Nacional a medida que se fue quedando el local. Es un equipo duro el uruguayo, que se plantó en el Monumental con un 4-2-1-3. Las potencias del nigeriano Christian Ebere y del extremo Gonzalo Carneiro complicaron a la defensa. Carniero tuvo dos clarísimas: en una pifió la definición cuando estaba en soledad en el punto de penal; en la otra, Armani le ganó un mano a mano.

River jugó peor en el segundo tiempo. Solari y Echeverri pedían el cambio a gritos, pero Demichelis optó por sacar al punta y a Nacho Fernández, el mejor hasta ese momento. Extraña y mala la modificación porque, se insiste, el Diablito no daba más. Nacional se empezó a sentir más cómodo con el trámite del juego, más allá de que le costó arrimar peligro.

En el complemento River corrió y por eso se hizo notar la figura de Rodrigo Aliendro, a quien el travesaño le negó el festejo luego de un rebote largo del arquero Mejía. Una buena para River: fue positivo el ingreso de Manuel Lanzini.

Los minutos finales fueron de sufrimiento por lo corto del resultado. Hasta que en la última Colidio puso el 2-0. Y el Monumental fue sinónimo de alivio y fiesta.


POSICIONES - GRUPO H - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 River 6 2 2 0 0 4 0 +4
2 Libertad (Paraguay) 3 2 1 0 1 3 2 +1
3 Nacional (Uruguay) 3 2 1 0 1 2 2 0
4 Deportivo Táchira (Venezuela) 0 2 0 0 0 0 5 -5
El otro resultado de la Fecha 2:
Libertad 3 - Deportivo Táchira 0

Barcelona (Ecuador) 2 - Talleres 2 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

FUE 2-2 EN GUAYAQUIL
Un agónico cabezazo le dio el empate a Talleres contra Barcelona para seguir puntero
El equipo de Ribonetto lo igualó gracias a la aparición de Rodríguez en la última jugada del partido.
Talleres de Córdoba salvó el invicto y la cima del grupo B de la Copa Libertadores con el último suspiro. Literal. Porque el cabezazo de Juan Rodríguez en la última jugada del partido le permitió empatar 2-2 en su visita a Guayaquil contra Barcelona de Ecuador, que tuvo un excelso Damián Díaz -futbolista argentino- pero se conformó con un punto que lo mantiene expectante de cara a la clasificación.

Son cuatro puntos para la 'T', que venía de dar el golpe en Córdoba contra San Pablo, que este mismo miércoles se impuso a Cobresal de Chile en Brasil. Corrió siempre desde atrás el conjunto dirigido por Walter Ribonetto, que se llevó un premio a no claudicar en su búsqueda.

Damián Díaz, con un golazo al ángulo en el primer tiempo y un penal en el segundo, puso dos veces en ventaja al conjunto ecuatoriano.

Talleres alcanzó la igualdad por intermedio de Federico Girotti, en un rápido contragolpe que coronó con un fuerte remate, y el mencionado cabezazo de Rodríguez, que hizo delirar al puñado de hinchas cordobeses que llevaron hasta la capital ecuatoriana.

El jueves 25, Talleres viajará a Chile para enfrentar a Cobresal, mientras que Barcelona volverá a ser local contra São Paulo.


Ficha del partido:

Barcelona (2): 1- Javier Burrai; 27- Willian Vargas, 32- Nicolás Ramírez, 3- Luca Sosa, 6- Aníbal Chalá; 5- Jesús Trindade, 22- Leonai Souza; 30- Brian Oyola, 10- Damián Díaz -C-, 11- Joao Rojas; y 18- Francisco Fydriszewski.
DT: Diego López.

Talleres (2): 22- Guido Herrera -C-; 29- Gastón Benavídez, 4- Matías Catalán, 6- Juan Gabriel Rodríguez, 15- Blas Riveros; 30- Ulises Ortegoza, 27- Juan Camilo Portilla, 26- Marcos Portillo; 20- Rubén Botta, 9- Federico Girotti y 18- Ramiro Ruiz Rodríguez.
DT: Walter Ribonetto.

Goles: PT: 27' Damián Díaz (B) y 44' Federico Girotti (T). ST: 11' Damián Díaz -P- (B) y 51' Juan Gabriel Rodríguez (T).

Amonestados: ST: 15' Brian Oyola (B), 17' Juan Camilo Portilla (T), 17' Joao Rojas (B), 21' Federico Girotti (T), 21' Luca Sosa (B), 48' Matías Catalán (T), 50' Willian Vargas (B) y 51' Nahuel Bustos (T).

Cambios: ST: 19' Janner Corozo x Joao Rojas (B), 22' Gustavo Bou x Juan Camilo Portilla (T), 29' Matías Galarza x Marcos Portillo (T), 32' Dixon Arroyo x Damián Díaz (B), 39' David Romero y Nahuel Bustos x Ramiro Ruiz Rodríguez y Federico Girotti (T), 42' Carlos Rodríguez, Mathías Suárez y Fernando Gaibor x Aníbal Chalá, Brian Oyola y Leonai Souza (B).

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay).

Estadio: Monumental Isidro Romero Carbo.


POSICIONES - GRUPO B - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Talleres 4 2 1 1 0 4 3 +1
2 São Paulo (Brasil) 3 2 1 0 1 3 2 +1
3 Barcelona (Ecuador) 2 2 0 2 0 3 3 0
4 Cobresal (Chile) 1 2 0 1 1 1 3 -2
El otro resultado de la Fecha 2:
São Paulo 2 - Cobresal 0

Independiente del Valle (Ecuador) 2 - San Lorenzo 0 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

PERDIÓ 2-0, CON TANTOS EN EL INICIO Y EN EL CIERRE DEL PRIMER TIEMPO
La altura, el “Messi ecuatoriano” y un rival muy superior no le dieron ninguna chance a San Lorenzo
El equipo de Insúa no pudo con Kendry Páez, el chico de 16 años ya vendido a Chelsea, ni con el Independiente del Valle que dirige Javier Gandolfi y se hace muy fuerte en su cancha de Quito.
San Lorenzo estuvo muy lejos de la muy buena versión que había mostrado en su estreno y sufrió en los 2.500 metros de Quito. Independiente del Valle le ganó bien por 2-0 por la segunda fecha del Grupo F de la Copa Libertadores con un Kendry Páez intratable. El pibe maravilla que algunos se animan a llamar el Messi ecuatoriano demostró su talento y fue el mejor de la cancha. El equipo de Rubén Darío Insúa quedó con un punto y el martes 23 de abril visitará a Liverpool en Uruguay.

Lo esperó hasta último momento a Cristian Ferreira pero no pudo contar con él desde el arranque Insúa por la molestia muscular que sufrió ante Palmeiras la semana pasada. Pero, en vez de incluir un hombre de ataque para suplantarlo, el DT azulgrana prefirió sorprender con Gonzalo Luján como lateral derecho para adelantar hacia la línea de volantes a Agustín Giay y volver a dibujar el 4-2-3-1 que utilizó con buen nivel ante el cuadro brasileño en el debut copero. Sin embargo, esta vez la historia no fue la misma.

En el estadio Banco Guayaquil, el cuadro de Boedo no la pasó nada bien y no se sintió cómodo en ningún momento del partido ante un rival que siempre tuvo el control, que lo sometió y que hizo valer una vez más su poder jugando como local. En esa condición está invicto en lo que va del año en todas las competencias.

Independiente del Valle, comandado por el argentino Javier Gandolfi, manejó la pelota de entrada, con movilidad y circulación. Sus mediocampistas externos, Renato Ibarra y Junior Sornoza, rotaban constantemente para sorprender y desorientar a sus marcas. De todos modos, poco pasaba en la tarde ecuatoriana hasta que la joya Kendry Páez hizo de las suyas. El chico de 16 años que ya fue vendido al Chelsea en 10 millones de euros (se irá a Europa recién cuando cumpla los 18) penetró por la derecha, y encaró a Malcom Braida quien cayó en la trampa de su enganche y le barrió la pierna izquierda. Penal inobjetable bien sancionado por el árbitro colombiano Jhon Hinestroza. Sornoza pateó y metió su tiro desde los once metros.

Más allá de algún desborde de Giay que terminó con un remate por arriba, a San Lorenzo se le hizo muy difícil escalar en el campo adversario a pesar de contar con piernas hábiles como Nahuel Barrios e Iván Leguizamón. Ninguno pudo alimentar al goleador Adam Bareiro.

El Ciclón la pasó aún peor después del gol. El local ganaba por los costados y el Gallego decidió virar el esquema a un 5-4-1 para abarcar el ancho del campo, con Giay como carrilero derecho y Leguizamón, Barrios por los costados y Bareiro como único punta definido. De todas maneras, la lentitud del visitante para la marca le hacía las cosas accesibles a los locales.

Un desborde de Ibarra que no llegó a conectar Michael Hoyos. Un remate de Julio Ortiz que mandó al córner Facundo Altamirano. Independiente del Valle empezaba a acumular llegadas que inclinaban la balanza y lo hacían merecedor del marcador a su favor. Marcador que pudo aumentaron una jugada que debió esperar la revisión del VAR. Altamirano dio rebote y de allí llegó el centro y el gol de Hoyos, en posición legítima.

Ese segundo golpe fue de nocaut para San Lorenzo. Buscaba imperiosamente el descanso para recuperar aire y reordenarse, pero no llegó. El 2-0 lo sacó psicológicamente del partido y el complemento fue un monopolio local.

Insúa trató de acomodar otra vez las piezas con el ingreso de Carlos Sánchez como líbero y con Diego Herazo para acompañar a un solitario y olvidado Bareiro en el ataque. No obstante, cada vez que la agarraba Páez hacía temblar a todo el Ciclón. El palo le impidió anotar al crack juvenil . Y luego fue Altamirano el que le ahogó el grito.

Un cabezazo defectuoso de Herazo pudo haber sido el descuento, pero San Lorenzo se volvió en cero en el marcador y en juego.


POSICIONES - GRUPO F - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Palmeiras (Brasil) 4 2 1 1 0 4 2 +2
2 Independiente del Valle (Ecuador) 4 2 1 1 0 3 1 +2
3 Liverpool (Uruguay) 1 2 0 1 1 2 4 -2
4 San Lorenzo 1 2 0 1 1 1 3 -2
El otro resultado de la Fecha 2:
Palmeiras 3 - Liverpool 1

Atlético Mineiro (Brasil) 2 - Rosario Central 1 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

EL EQUIPO DE MIGUEL ÁNGEL RUSSO REACCIONÓ EN EL SEGUNDO TIEMPO Y LO EMPATÓ, PERO NO LE ALCANZÓ
El poderío del Mineiro de Milito le marcó diferencias a Central
El técnico recién llegado mantuvo la base del Galo con los argentinos Saravia, Battaglia y Zaracho, y ya sacó chapa de candidato a ser animador de la Libertadores.
Rosario Central no pudo dar el golpe en Belo Horizonte. El encuentro que medía a los dos ganadores de la primera fecha del Grupo G de la Copa Libertadores fue parejo, pero tuvo al equipo de Gabriel Milito marcando los tiempos: Atlético Mineiro abrió el marcador y cuando los de Miguel Ángel Russo empataron, enseguida el local volvió a lograr la ventaja que se mantuvo hasta el final.

Los goles, lindos todos. El primero una gran acción colectiva del Galo, con la exquisita definición de Gustavo Scarpa -un tiro cruzado desde la derecha de su ataque- que fue posible por la asistencia magistral de Hulk que, frente al arco, metió la pelota para que su compañero entrara al área sin marca.

Hasta ahí, el partido se había construido sobre el roce y las simulaciones, que no siempre el peruano Kevin Ortega sancionó. Cuando hubo fútbol, fue el Mineiro el dueño de la propuesta. Antes y después del gol, “Fatura” Broun debió esmerarse para evitar que el equipo brasileño lograra plasmar en el marcador sus aproximaciones.

Por el lado del Canalla, no hubo ínfulas de ataque en la primera etapa: lo más cercano al gol para Central fue el segundo tiempo con un centro desde la izquierda de Jaminton Campaz, que punteó en el área Ariel Cervera y, antes de entrar, pegó en la espalda del arquero.

Esa aproximación y el repliegue del Galo le dio al equipo de Russo el protagonismo que no había mostrado en la primera parte. Jugó los segundos 45 minutos más cerca del arco contrario y logró el empate.

La igualdad llegó de los pies de Malcorra, que recibió en el área de Giaccone y sacó un remate cruzado inatajable. Poco duró el disfrute, porque apenas tres minutos más tarde Paulinho cortó dentro del área chica una pelota con la derecha y remató con la izquierda para poner el 2 a 1 que terminó siendo el resultado final, porque ni el árbitro no el VAR consideraron un penal sobre Facundo Mallo en tiempo de descuento.


POSICIONES - GRUPO G - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Atlético Mineiro (Brasil) 6 2 2 0 0 6 2 +4
2 Peñarol (Uruguay) 3 2 1 0 1 5 1 +4
3 Rosario Central 3 2 1 0 1 2 2 0
4 Caracas (Venezuela) 0 2 0 0 2 1 9 -8
El otro resultado de la Fecha 2:
Peñarol 5 - Caracas 0

miércoles, 10 de abril de 2024

Boca 1 - Sportivo Trinidense (Paraguay) 0 - Copa Sudamericana 2024

Comentarios

FUE 1-0 EN LA BOMBONERA
Con lo justo, Boca le ganó a un rival que se lo puso muy complicado
Mejoró cuando Martínez hizo los cambios, pero recién llegó al gol con un gran cabezazo del pibe Anselmino. Sportivo Trinidense, penúltimo en el torneo paraguayo, fue un duro adversario.
No se grita “queremos la Copa”, por más que se trate de un torneo internacional. La séptima no será posible porque Boca no se pudo clasificar a la Libertadores. Entonces, el objetivo es la tercera, esa Sudamericana que supo ganar en 2004 y 2005 y aunque parezca un premio consuelo, obliga. Entonces, el hincha empieza frío, buscando adaptarse a la coyuntura. Hasta que pierde la paciencia porque no se destraba el duelo ante el humilde Sportivo Trinidense. Y las tribunas cantan al ritmo de “movete, dejá de joder”. Lo mejor estaba por venir, claro. Desde el banco, cuando Zenón sale a la escena, cambia la cara y el triunfo se transforma en certeza.

Le costó encenderse a Boca. Hasta que Diego Martínez metió mano y no sólo hizo un enroque de intérpretes; también, modificó el ritmo. Zenón ofrece una dinámica que no tiene Vicente Taborda, joven enganche, ni Pol Fernández, descolorido en la responsabilidad de conducir el equipo. Luis Advíncula y Lautaro Blanco son más profundos que Marcelo Saracchi y Nicolás Figal. Con ellos en la cancha, fue posible la victoria. Corta, de opaco nivel y con el susto del VAR, pero necesaria en su propia casa.

En el primer tiempo, Boca manejó la pelota, dominó el partido, pero no contagió a las tribunas, más allá del aliento. Es cierto que Martínez hizo una rotación profunda pensando en el duelo ante Estudiantes, esos 63 minutos pendientes que podrían asegurarle la clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga. También, que no es el trofeo más seduce a orillas del Riachuelo.

Sin embargo, la historia y esa diferencia de jerarquía ameritaba un mejor desempeño en los cuarenta y cinco minutos iniciales.

Zenón, Equi Fernández (ambos en el banco) ni Medina (lesionado), el mediocampo tuvo a Mauricio Benítez como salida y a Pol Fernández en el manejo. Entonces, todos los desplazamientos fueron más lentos. Con Figal y Saracchi por los costados, más allá de que alternaron en la proyección, hubo menos sorpresa por afuera. El más disruptivo fue Saralegui, que al menos probó de media distancia.

En este contexto, Edinson Cavani y Miguel Ángel Merentiel quedaron atrapados entre los dos bloques que armaron los paraguayos, a bordo de un 4-5-1 que nunca mostró fisuras un poco por el orden y la concentración que tuvieron para encarar el partido y bastante por la falta de movilidad que mostró Boca en los metros finales.

Hubo un par de situaciones, claro, pero ninguna tan peligrosa para comprometer a Víctor Samudio, que intervino con seguridad.

Sportivo Trinidense se agrupó bien y cuando pudo, metió alguna contra. El más incisivo fue Andrada por la derecha. Sin embargo, apenas tuvo una chance y le salió un tiro débil que Chiquito controló con facilidad. Más tarde, Delvalle sacudió por la izquierda, la pelota rebotó en Figal y Romero manoteó por encima del travesaño.

En el segundo tiempo, Sportivo Trinidense se animó. A partir del buen manejo de Luis De La Cruz y el desconcierto de Boca, se acercó peligrosamente a Romero. El público advirtió esta situación y comenzó a presionar. “Nosotros alentamos, pongan huevos que ganamos”, fue el mensaje. Martínez hizo tres cambios. Entraron Zenón, Blanco y Advíncula. Después, salió Pol e ingresó Benedetto para armar un 4-3-3.

Y Boca recuperó velocidad y agresividad. Samudio le ahogó el grito a Cavani, pero en la siguiente acción llegó el gol de Aarón Anselmino, que cabeceó un centro de Blanco en el cielo del área y venció la resistencia del arquero visitante.

José Arrúa reforzó con más delanteros, Sportivo Trinidense empujó y el VAR le advirtió a Gustavo Tejera de una mano de Advíncula. El referí uruguayo revisó la jugada en el monitor y observó un movimiento natural del peruano.

Los hinchas terminaron felices por la primera victoria en la Sudamericana y por la continuidad del éxito, más allá de los desniveles del rendimiento.


POSICIONES - GRUPO D - COPA SUDAMERICANA 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Fortaleza (Brasil) 6 2 2 0 0 7 0 +7
2 Boca 4 2 1 1 0 1 0 +1
3 Nacional Potosí (Bolivia) 1 2 0 1 1 0 5 -5
4 Sportivo Trinidense (Paraguay) 0 2 0 0 2 0 3 -3
El otro resultado de la Fecha 2:
Fortaleza 5 - Nacional Potosí 0

Estudiantes 2 - The Strongest (Bolivia) 1 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

EL EQUIPO DE EDUARDO DOMÍNGUEZ PERDÍA 1-0
La reacción de Estudiantes tuvo su premio cerca del final
Jugó casi todo el partido con uno más por la temprana expulsión de un rival, pero sufrió el gol de The Strongest. El local lo ganó en los últimos minutos.
Cuando a los cinco minutos del partido el árbitro le mostró sin dudar la tarjeta roja al camerunés Marc Enoumba tras bajar a Javier Correa que se metía en el área para enfrentar al arquero, festejaron todos en La Plata, los jugadores en la cancha y los hinchas en la tribuna. Jugar con ventaja numérica el resto del encuentro era un panorama alentador. Pero no fue así. Sufrió el primer tiempo y se tuvo que esforzar mucho para cambiar la historia y quedarse con un triunfo justo y necesario.

Del tiro libre a favor, mal ejecutado llegó una contra veloz del equipo boliviano, que tuvo un tiro de esquina a favor. El primero de la noche. Tras el centro, ganó Enrique Triverio en el área y tras un gran cabezazo la pelota pegó en el travesaño. Con uno menos, The Strongest era más punzante ante un Pincha desorientado.

Tan desorientado estaba el equipo de Domínguez que la defensa no terminó de despejar un centro que parecía no tener mayores complicaciones y lo aprovechó Triverio, quien primero remató de derecha y, tras el rebote, le pegó con la izquierda, cruzando el remate y venciendo a Mansilla.

Estudiantes reaccionó, pero no tenía claridad en el juego. Estuvo cerca del empate tras un centro de Cetré que le quedó a Sosa, y el Principito falló en la definición. Además, tanto Sosa como Benedetti, que la estaba pasando mal, estaban amonestados y por eso Domínguez decidió dos cambios a los 35 minutos del primer tiempo. Salieron los dos y entraron Guido Carrillo (para jugar con doble 9) y Eric Meza.

En el entretiempo también salió Federico Fernández e ingresó Pablo Piatti. Con un plantel mucho más ofensivo, Estudiantes rodeó a The Strongest y de a poco fue cambiando la historia. Al principio le costó y el arquero Viscarra se lució con algunas atajadas. Hasta que el partido se abrió con esa asistencia de Cetré para que Guido Carrillo sellara el empate.

Con uno menos, la resistencia del equipo boliviano comenzó a ceder más y más. El colombiano Edwuin Cetré se transformó en una pesadilla para la defensa rival y a los 35 minutos metió el 2-1 con un remate cruzado. En el final, Carrillo se perdió el tercero, una situación que puede lamentar en el caso de tener que definir una posición por diferencia de gol.


POSICIONES - GRUPO C - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Huachipato (Chile) 4 2 1 1 0 3 1 +2
2 Estudiantes 4 2 1 1 0 3 2 +1
3 The Strongest (Bolivia) 3 2 1 0 1 3 2 +1
4 Grêmio (Brasil) 0 2 0 0 2 0 4 -4
El otro resultado de la Fecha 2:
Grêmio 0 - Huachipato 2

viernes, 5 de abril de 2024

Talleres 2 - São Paulo (Brasil) 1 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

FUE 2-1 EN SU DEBUT ANTE SÃO PAULO
Talleres logró una gran victoria ante un histórico de América
Ruiz Rodríguez y Botta anotaron los goles del equipo de Ribonetto.
Talleres arrancó pisando fuerte en la Copa Libertadores con un gran triunfo frente a un histórico del torneo como el São Paulo brasileño. En un partido accidentado, con tres lesionados antes de la media hora, sacó la ventaja con los goles de Ramiro Ruiz Rodríguez y Rubén Botta (descontó Luciano) y lidera el grupo B ya que el martes habían igualado Cobresal y Barcelona.

Había expectativa de un buen espectáculo para ver a internacionales como Rafinha y James Rodríguez en la visita y, por supuesto, el paraguayo Ramón Sosa y Rubén Botta en el local. Dos se fueron lesionados enseguida y de los otros dos se lució el volante de Talleres. A los 2 minutos se fue Ramón Sosa cuando sufrió una molestia muscular entrando al área. Rafinha, que fue amonestado a los 30 segundos, se esforzó al mandar el balón al córner justo cuando Girotti definía y no pudo seguir. Y Lucas Moura, a los 27 minutos, también sufrió una molestia muscular.

En ese tiempo, poco y nada jugaron. Fue todo chato, sin luces. Después, ya a los 45 minutos, se lesionó Wellington Rato y como el venezolano Alexis Herrera agregó ocho minutos, la visita estuvo cuatro con un jugador menos. En ese interín se lo perdió Ruiz Rodríguez, quien definió por arriba del travesaño. Luego, ya 11 contra 11, el ex Atlético Tucumán definió bárbaro y abrió el marcador.

En el arranque de la parte final pareció que Talleres lo empezaría a definir con el lindo gol de Botta. Pero los últimos dos cambios que realizó Thiago Carpini, ahora tácticos y no por lesiones, le dieron más profundidad. Pateó Galoppo desde lejos y la pelota dio en el palo, Luciano tomó el rebote y descontó. Iban 21 minutos.

Con el 2-1 el tramo final resultó previsible. Un grande como São Paulo se posicionó decidido a conseguir el empate con cuatro delanteros. Y no lo logró porque se lució el arquero Guido Herrera, primero en un mano a mano con Luciano y luego, en el penúltimo minuto, cuando mandó al córner un cabezazo con destino de gol.


POSICIONES - GRUPO B - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Talleres 3 1 1 0 0 2 1 +1
2 Barcelona (Ecuador) 1 1 0 1 0 1 1 0
3 Cobresal (Chile) 1 1 0 1 0 1 1 0
4 São Paulo (Brasil) 0 1 0 0 1 1 2 -1
El otro resultado de la Fecha 1:
Cobresal 1 - Barcelona 1

Rosario Central 1 - Peñarol (Uruguay) 0 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

EL 1-0 DEL CANALLA POR LA COPA ARRANCÓ MAL Y TERMINÓ PEOR
Rosario Central ganó en una noche con escándalo
Quintana hizo el único gol en Rosario. Incidentes entre las hinchadas. Olivera, de Peñarol, recibió un piedrazo.
Central tuvo un muy buen debut en la Copa Libertadores ante Peñarol en un partido en el que hubo serios incidentes entre ambas hinchadas y un jugador terminó internado. Ganó por 1 a 0 como local con el gol de Carlos Quintana y sumó tres puntos frente a uno de los grandes de América.

Sin embargo, todo quedó empañado por los hechos de violencia que se produjeron antes y después del partido en Arroyito. En la previa, volaron vallas de contención desde la tribuna local al sector inferior donde se alojaban los hinchas visitantes. La situación se calmó y el partido se jugó, pero una vez finalizado el defensor Maximiliano Olivera recibió un piedrazo en la cara y, tras desmayarse en el vestuario, fue trasladado a un centro médico donde lo suturaron y más tarde le dieron el alta. Habrá seguramente una dura sanción contra el Canalla.

Como buen equipo uruguayo, Peñarol planteó un partido de fricción. Le disputó la mitad de la cancha a Central con la intensidad que impuso su esquema de cuatro volantes comprometidos con la marca; y así lo incomodó.

El primer tiempo se iba sin mayores sobresaltos pero, sobre el final, apareció Quintana quien capturó un rebote y puso el 1-0 con una especie de tijera.

El partido tuvo otro ritmo en el complemento. Las situaciones más claras de peligro las tuvo Peñarol con Maximiliano Silvera. Primero desvió un zurdazo y luego Quintana le ahogó el grito con una salvada en la línea.

El conjunto rosarino jugó con esa ventaja parcial en la cabeza. Retrocedió algunos metros y apostó a contraataques que nunca aparecieron. Así el triunfo fue un premio a su solidez, con Quintana como estandarte.


POSICIONES - GRUPO G - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Atlético Mineiro (Brasil) 3 1 1 0 0 4 1 +3
2 Rosario Central 3 1 1 0 0 1 0 +1
3 Peñarol (Uruguay) 0 1 0 0 1 0 1 -1
4 Caracas (Venezuela) 0 1 0 0 1 1 4 -3
El otro resultado de la Fecha 1:
Caracas 1 - Atlético Mineiro 4

jueves, 4 de abril de 2024

San Lorenzo 1 - Palmeiras (Brasil) 1 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

UN GOLAZO LO OBLIGÓ A CONFORMARSE CON EL EMPATE EN SU DEBUT EN LA LIBERTADORES
San Lorenzo no tuvo el premio que mereció su planteo audaz ante Palmeiras
Insúa sorprendió al salir a buscar el partido. Romaña, de cabeza, lo adelantó en el marcador, pero un tiro libre de Piquerez lo privó de un gran triunfo.
Ruben Darío Insúa quemó sus propios manuales y mandó a su San Lorenzo al ataque desde el vamos ante un Palmeiras sin su estrella Endrick y con muchos suplentes. Lo ganaba y merecía más en el debut de la Copa Libertadores. Sin embargo, no aprovechó las varias oportunidades que tuvo para liquidarlo y el equipo de Brasil, que apeló a la rotación porque se juega la final del campeonato Paulista el fin de semana, se terminó llevando un punto de oro.

Tal vez como nunca antes en este segundo ciclo suyo en San Lorenzo, el plan de juego del Gallego no solamente insinuó ser ofensivo sino que realmente reflejó una presión alta y una agresividad muy poco habitual en lo que va del año. Con Roberto Oste en el banco y con Insúa mirando desde un palco ya que debía cumplir una suspensión que arrastraba desde la Copa Sudamericana 2023, el Ciclón se embarcó en un 4-2-3-1 que puso en jaque a este Palmeiras alternativo.

El local tuvo un juego directo y, de la mano de un Cristian Ferreira preciso y un Iván Leguizamón dinámico, generó varias situaciones y mereció el triunfo con el que se fue al entretiempo. Un centro desde la izquierda de Legui encontró el frentazo de pique al piso, como mandan los manuales de los cabeceadores, de Adam Bareiro, pero la pelota se fue cerca del palo. Un ratito después, un remate de Ferreira fue desactivado por Marcelo Lomba, que suplantó a Weverton en el arco del Verdão.

El grito santo llegó de una pelota parada, pese a que hizo méritos para embocarla de jugada. Vale igual dijo Jhohan Romaña y clavó un cabezazo tras un tiro de esquina de Leguizamón al corazón del área. Contrariamente a lo que hubiera pasado en otros encuentros, San Lorenzo lejos estuvo de replegarse para cuidar el 1-0. Siguió atacando.

Y encontró más espacios. En un par de contraataques pudo haber aumentado, aunque no resolvió bien. Leguizamón definió más en una chance inmejorable, con superioridad numérica (tres contra dos) y tiempo para pensar. Tampoco Ferreira logró hacerlo para culminar una buena triangulación con Leguizamón y Bareiro.

El conjunto brasileño, acompañado por un puñado de hinchas ubicados en un codo, le prendía velas a su ‘10’, el habilidoso Rony, que se las rebuscaba para preocupar a los centrales azulgranas y a Facundo Altamirano en las poquitas que le llegó el balón. De un centro desde la izquierda, por ejemplo, inventó una pirueta en el aire para dibujar una tijera bien contenida por el ex Patronato y Banfield.

Tan convencido estuvo San Lorenzo de su propuesta de pensar en el arco de enfrente, que la ubicación de los carrileros de Palmeiras, Gustavo García y Caio Paulista, como extremos no impidieron las subidas de Agustín Giay por la banda derecha y de Malcom Braida por el otro costado. Tomó riesgos el dueño de casa y claro que también pasó algunos momentos de sufrimiento, como en el increíble gol que Rony se perdió en el área chica, justo molestado por Romaña.

Ya avanzado el segundo tiempo, Insúa metió un ajuste en el mediocampo con el ingreso de Gonzalo Luján por Leguizamón para reordenar a los suyos en un 4-4-2 y así tratar de contener más al rival, que se tiraba decididamente a empatarlo. Ferreira, con una molestia en el aductor que lo tuvo incómodo desde los primeros minutos, aguantó todo lo que pudo y debió salir por Diego Herazo.

El colombiano casi hace el segundo, pero su terrible derechazo dio en el travesaño, picó en la línea y salió. En otro contragolpe, el que se lo perdió fue Bareiro al mandarla por arriba. Y los goles que no se hacen en un arco... Se sufren en el otro. Y el Ciclón sufrió el golazo de tiro libre de Joaquín Piquerez.

En el final, San Lorenzo volvió a meter contra su arco a los brasileños, pero los perdonó y transformó en figura a Lomba.


POSICIONES - GRUPO F - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Independiente del Valle (Ecuador) 1 1 0 1 0 1 1 0
2 Palmeiras (Brasil) 1 1 0 1 0 1 1 0
3 Liverpool (Uruguay) 1 1 0 1 0 1 1 0
4 San Lorenzo 1 1 0 1 0 1 1 0
El otro resultado de la Fecha 1:
Liverpool 1 - Independiente del Valle 1

Nacional Potosí (Bolivia) 0 - Boca 0 - Copa Sudamericana 2024

Comentarios

EL EQUIPO DE DIEGO MARTÍNEZ DEBUTÓ 0-0 EN LOS MÁS DE 4.000 METROS DE ALTURA
Boca tuvo todo para ganar en la altura, pero al final lo salvó Brey
El equipo alternativo que presentó en Potosí dominó a Nacional, pero no lo pudo traducir en el marcador. Benedetto falló otro penal y el arquero evitó una derrota que hubiese sido injusta.
El punto sabe a poco porque Nacional Potosí tendrá la camiseta de River, pero está muy lejos de la jerarquía de Boca, que no aprovechó un penal en el final del primer tiempo. Es cierto que Brey terminó siendo la figura por sus manos firmes en cada centro y tres tapadas sensacionales durante una segunda etapa en la que pesaron el desgaste y la altura. Sin embargo, el equipo de Diego Martínez dejó pasar una gran oportunidad de arrancar la Sudamericana con una victoria ante un adversario débil.

Lo aprovecharon, en cambio, esos pibes que terminaron jugando como parte de una rotación que obedeció a la complejidad del viaje al altiplano. Especialmente, Milton Delgado (18 años), atrevido y encarador. También ingresaron Juan Zufriaurre (18) y Walter Molas (19), todos debutantes absolutos.

El penal que falló Darío Benedetto en el desenlace de la etapa inicial no le permitió a Boca justificar en el resultado ese dominio que ejerció durante la mayor parte del partido. El “9”, que había sido clave en la jugada previa que derivó en una infracción de Edisson Restrepo sobre Lucas Janson, remató fuerte y arriba, pero la pelota estalló en el travesaño. Y toda la desazón se apoderó del delantero, que había mostrado un buen nivel.

Boca no sintió la altura en los cuarenta y cinco minutos iniciales. A bordo de un 4-1-4-1 en el que Benítez se sintió cómodo como único volante central, Diego Martínez armó un equipo elástico, que buscó ser profundo por las bandas y que tuvo a Benedetto como un centrodelantero muy activo. También, a Briasco por la derecha y a Saralagui despegando del medio.

En este contexto, Boca generó situaciones suficientes para abrir el marcador. Briasco mandó un centro venenoso desde la derecha y Benedetto no llegó a cabecear de lleno cuando arrancaba el partido. Después, Saralagui probó de media distancia y tapó Saidt Mustafá. El propio juvenil sacudió desde afuera y la pelota se perdió por encima del travesaño. Hubo, además, un par de buenas triangulaciones por la izquierda, con una trepada de Saracchi, entre ellas. Fueron 16 intentos argentinos, pero apenas 3 tiros al arco, penal incluido, claro.

Nacional Potosí le cedió la iniciativa a su ilustre rival y llegó rápido por la vía del pelotazo. Pragmático, directo, atacó menos que Boca, pero produjo dos situaciones que comprometieron a Brey. La más clara fue un pase largo de Maximiliano Ortiz que cabeceó Miguel Prost y encontró una notable respuesta del joven arquero.

Los bolivianos ganaron terreno por afuera, sobre todo a espaldas de Saracchi, donde Facundo Callejo se filtró varias veces, obligando a Nicolás Valentini a dejar la zaga y salir muy lejos. De cualquier modo, los desbordes del argentino que viste la camiseta de Nacional no lograron ser peligrosos porque Brey cortó todos los envíos aéreos.

El partido fue entretenido por la dinámica y el ida y vuelta, muy a pesar de la coyuntura geográfica. Y en el final de primera etapa, cuando Boca ya empezaba a sentir el desgaste, hubo una gran combinación entre Juan Ramírez, Janson y Benedetto, quien quedó mano a mano con Mustafá, tapó el arquero y el colombiano Restrepo bajó a Janson. Los bolivianos reclamaron una mano previa de Benítez que no se advirtió. El Pipa falló el penal y el resultado no se modificó.

En el segundo tiempo, entró Gustavo Cristaldo. Y el veterano paraguayo complicó con su movilidad entre los centrales y hasta asustó a todo Boca con un remate de media distancia que tapó Brey.

Después, inquietó con dos pelotas paradas y sendos cabezazos resueltos por el arquero, uno de Álvarez y otro de Valentini que casi termina en un gol en contra.

En el final, lo perdió Saracchi. Y fue empate 0 a 0 que suma a 4.090 metros sobre el nivel del mar, pero termina siendo un magro consuelo por la diferencia de categoría y ese remate desde los doce pasos que pudo ser el gol del éxito.


POSICIONES - GRUPO D - COPA SUDAMERICANA 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Fortaleza (Brasil) 3 1 1 0 0 2 0 +2
2 Boca 1 1 0 1 0 0 0 0
3 Nacional Potosí (Bolivia) 1 1 0 1 0 0 0 0
4 Sportivo Trinidense (Paraguay) 0 1 0 0 1 0 2 -2
El otro resultado de la Fecha 1:
Sportivo Trinidense 0 - Fortaleza 2

Huachipato (Chile) 1 - Estudiantes 1 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

A MENOS DE DIEZ MINUTOS DEL FINAL SUFRIÓ EL 1-1
Estudiantes dominó un tiempo, pero se quedó y sólo se llevó un empate
Bien plantado, el Pincha mandaba con el gol de Correa. Pero Huachipato reaccionó y lo dejó sin la victoria.
Sumar de visitante es una de las supuestas verdades que se dicen sobre la Libertadores y Estudiantes hizo los deberes: igualó 1-1 ante Huachipato en el debut copero por el grupo C.

Se plantó Estudiantes en Chile y ahí ya hay una virtud en el elenco que comanda Eduardo Domínguez, quien en su discurso suele hablar de una idea que se desarrolle más allá de los escenarios. Así, el Pincha cruzó la cordillera para imponer condiciones.

Tiene buenos jugadores Estudiantes. Y ayer se destapó Tiago Palacios, el uruguayo que llegó para reemplazar a Benjamín Rollheiser y que ahora está jugando por el licenciado Javier Altamirano, que justamente se formó en el elenco de la ciudad de Talcahuano. No había tenido grandes actuaciones el volante ofensivo zurdo de 23 años que realizó inferiores en River, aunque en la tarde chilena mostró parte de su interesante repertorio. Juega recostado por derecha, con José Sosa por la otra banda y con Pérez y Ascacíbar en el centro. En ese sector recibió y regaló una asistencia magistral de tres dedos para que Javier Correa eludiera al arquero y anotara el 1-0. Fue un premio justo para el goleador porque fue el mejor futbolista de esa etapa inicial en la que Estudiantes manejó más la pelota y contó con las chances más claras.

Seguramente Huachipato no sea un equipo llamado a hacer historia grande en esta Libertadores, pero podría dar un susto en la zona de grupo (The Strongest y Gremio son los otros competidores). Al cabo, se trata del último campeón de Chile. Y a eso lo evidenció en la segunda etapa, cuando Sanguinetti metió mano en el equipo y los chilenos fueron los que impusieron las condiciones. Se quedó demasiado Estudiantes y ni siquiera contragolpeó.

Los ingresos de Jeisson Vargas y el argentino Julián Brea (ex Sarmiento) fueron productivos. No pasó lo mismo con los recambios de Domínguez. Se fue acercando Huachipato hasta que logró empatar con un buen cabezazo del paraguayo Cris Martínez. Y cerca del final, Montes estrelló un derechazo en el ángulo.

Fue justa la igualdad porque fue un tiempo para cada uno. Y el punto no le sabe mal a Estudiantes.


POSICIONES - GRUPO C - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 The Strongest (Bolivia) 3 1 1 0 0 2 0 +2
2 Estudiantes 1 1 0 1 0 1 1 0
3 Huachipato (Chile) 1 1 0 1 0 1 1 0
4 Grêmio (Brasil) 0 1 0 0 1 0 2 -2
El otro resultado de la Fecha 1:
The Strongest 2 - Grêmio 0

Deportivo Táchira (Venezuela) 0 - River 2 - Copa Libertadores 2024

Comentarios

DEBUTÓ EN VENEZUELA CON UN TRIUNFO
River cambió con el ingreso de Echeverri, abrió el partido con una carambola y lo cerró con un golazo
Le costaba el partido al equipo de Demichelis ante un débil Táchira, hasta que el Diablito revolucionó el juego. El 1-0llegó de manera insólita y Fonseca metió el 2-0 desde 30 metros.
El ingreso de Claudio Echeverri, una carambola de Sebastián Boselli y un golazo desde más de 30 metros de Nicolás Fonseca fueron las acciones que le permitieron a River ganar 2-0 ante Deportivo Táchira en el debut de la Copa Libertadores de América. En el juego, el elenco que comanda Martín Demichelis volvió a quedar en deuda. Pero arrancó con el pie derecho y eso acaso era lo único necesario.

Le vienen costando los partidos a River y el debut en la Libertadores en Venezuela no fue la excepción, muy a pesar del débil Deportivo Táchira. Es verdad que a Demichelis cada vez le cuesta más encontrar el esquema y los intérpretes. Incluso en la última conferencia de prensa se le preguntó al DT por la idea y por la recepción de la misma del plantel. Pero en River llegó la hora de poner el foco en los futbolistas y ahí no se le pueden cargar todas las culpas al cuestionado Micho. Están en niveles bajos los jugadores y River sufre.

El entrenador respaldó a Nacho Fernández, uno de los más cuestionados por los hinchas. El relegado fue Esequiel Barco, otro de un pobre 2024. Demichelis intentó plantar en cancha un equipo ofensivo y que asuma el protagonismo y por momentos lo logró. Pero le faltó fineza en los pases y en los controles. El dibujo fue un 4-3-3 que por varios pasajes se pareció a un 4-4-2, con Nacho -otra vez más de atacante que de volante- cerca de Miguel Borja y con Colidio y Solari corriendo por las bandas. Al eje se lo repartieron Fonseca y Aliendro.

Tuvo sus chances claras River y no se fue al descanso en ventaja por la mala puntería. En la más clara, Borja erró una imposible: cabeceó desviados a centímetros de la línea de gol. En cuestiones así, ¿qué se le puede reprochar al DT?

La actitud de River en los primeros minutos fue positiva. Solari también tuvo una de cabeza y se fue cerca. El colombiano Borja sumó dos remates desde afuera y se fueron cerca. Pero se fue apagando River por acumulación de malas acciones individuales. Y ahí se evidenciaron los momentos de los futbolistas. Leandro González Pirez abusó de los pelotazos, Pablo Solari tuvo como única alternativa desbordar, Nacho Fernández ejecutó mal casi todas las pelotas paradas, Colidio no participó, Enzo Díaz falló en los controles y a Aliendro lo costó encontrar su lugar.

Y Táchira se fue metiendo en juego, principalmente con las pelotas paradas. Entregó un par de córners River y la sensación de peligro se hizo presente. El chileno Paulo Díaz volvió a ser el mejor del equipo en esa etapa inicial que pasó de la ilusión a la preocupación.

Demichelis no realizó modificaciones en el entretiempo y sorprendió porque el andar del juego se lo pedía casi que a gritos. Esos minutos fueron los peores de River, más allá de que tuvo un par de ocasiones en los pies del errático y desconocido Borja: contó con 5 claras y las falló a todas.

A los 21 minutos llegó el momento de la noche: entró Echeverri por Nacho Fernández. Y el Diablito revolucionó el partido con sus gambetas y su verticalidad. De todos modos, la suerte fue lo indispensable porque el encuentro se abrió con una carambola insólita: Anthony Uribe intentó despejar y la pelota le rebotó en la cara a Boselli para meterse con violencia en el arco defendido por Araque.

Se tranquilizó River con la ventaja porque el resultado ya no estuvo en duda: Táchira es un rival muy inferior. La sensación es que no clasificará a los octavos el equipo que deje puntos en Venezuela. Al grupo lo completan Libertad de Paraguay y Nacional de Uruguay.

Al juego le quedaría el golazo de Fonseca desde más de 30 metros. Para que River gane confianza y para que Demichelis tenga al menos unas horas de calma.


POSICIONES - GRUPO H - COPA LIBERTADORES 2024
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 River 3 1 1 0 0 2 0 +2
2 Nacional (Uruguay) 3 1 1 0 0 2 0 +2
3 Deportivo Táchira (Venezuela) 0 1 0 0 1 0 2 -2
4 Libertad (Paraguay) 0 1 0 0 1 0 2 -2
El otro resultado de la Fecha 1:
Nacional 2 - Libertad 0

domingo, 5 de noviembre de 2023

Boca 1 - Fluminense (Brasil) 2 - Copa Libertadores 2023

Comentarios

CAYÓ 2 A 1 EN RÍO DE JANEIRO
Boca chocó contra Fluminense, un gran rival, y su herida sigue abierta
Fue una final dramática y el equipo brasileño se impuso con justicia en el alargue. El equipo de Almirón no pudo aprovechar sus mejores momentos.
Cuántos partidos se pueden jugar en un solo partido. La final de la Copa Libertadores estuvo a la altura de las circunstancias y es por eso que es el torneo continental más alucinante del planeta. En el Maracaná, Fluminense venció a Boca en el tiempo suplementario y se consagró campeón de América por primera vez en su historia. El sueño de la Séptima para Boca es una herida que sigue abierta y sangra. Es la tercera vez consecutiva que el Xeneize cae en la definición como en 2012 y 2018. Deberá aprender de la derrota y volver a intentarlo el año siguiente.

Pero ahora el árbol está caído y hacer leña de él es una canallada. Boca no fue campeón porque chocó en la final con un gran rival, digno del trofeo, que se lo llevó con total justicia. La cuenta es simple: el Flu venció a todos los rivales que enfrentó en esta Copa y aunque por momentos parece un equipo tibio y sin rumbo, tiene jugadores de calidad y un joven que entró para cambiar la historia: John Kennedy, que ingresó en el complemento para rescatar a su equipo del ostracismo al que había caído después del empate de Luis Advíncula y marcó el 2 a 1 final en el primer tiempo suplementario con una volea que se clavó como una daga en el arco de Chiquito Romero. Fluminense es campeón también porque hizo lo que Nacional, Racing y Palmeiras no pudieron: evitar los penales.

El primero de los partidos que se jugó en el Maracaná fue el que empezó a torcer el rumbo para los cariocas. Que Germán Cano iba a meter un gol era algo que ya todo el mundo sabía desde hacía días. El delantero fue el goleador de la Copa (13 gritos) y todo lo que toca se convierte en (gol) oro. Después del golpe, había que esperar cómo iba a reaccionar Boca, que hasta ese momento tenía el partido controlado.

Esa fue la diferencia en el primer tiempo: el control ante el descontrol. La estructura frente al caos. En el primero, Boca dominó el partido en un primer tiempo en el que había empezado muy nervioso e impreciso. Pero se recompuso y encontró su mejor forma cuando pudo adueñarse de la pelota. No para tenerla demasiado, sino para atacar rápido y directo a un Fluminense que retrocede mal y que se desentiende de las marcas.

Merentiel aceleró y sacó un derechazo al medio del arco (tenía pase en Cavani) que Fábio controló sin problemas. Y más tarde, Barco puso una buena pelota entre líneas para Cavani, que se fue solo y quiso descargar para la llegada de frente de Merentiel, pero no estuvo fino (la jugada requería precisión quirúrgica) y la chance se disipó.

Fluminense mostraba su desconcierto y no encontraba los caminos en un campo amplio y largo. Para la media hora de juego, Fernando Diniz -también entrenador de la selección brasileña- volvió a poner los dados en el cubilete y tiró sobre la mesa. La suerte, esta vez, estuvo a su favor. Keno, que no había podido con Advíncula, se fue a la derecha. Martinelli se paró de tres. Ganso (intrascendente, hasta que se despierta y se le da en gana jugar) bajó a buscar la pelota como un cinco retrasado. Y Marcelo abandonó el lateral para jugar suelto: se fue contra la derecha y de ahí hacia el medio para conducir al equipo. Caos. Y en el caos, Flu se puso 1 a 0.

Apenas un par de cabezazos habían sido lo más peligroso del conjunto carioca. Pero a los 36 minutos. Keno tiró una pared por derecha, envió el centro atrás y Cano le dio de media vuelta, con su pierna derecha para hacer estallar de alegría a la tribuna sur del Maracaná. Un golpe a la mandíbula de Boca. Aunque todavía faltaba mucho.

Fue extraño el complemento. Fluminense se quedó sin ideas y Diniz propuso un partido de trincheras: espacios reducidos, juntar pases y tratar de salir rápido al campo abierto que podía dejar Boca a espaldas de sus centrales. Le salió mal. Marcelo y Ganso se apagaron, Boca presionó bien y alto, y recuperó el control del partido. Mucho le debe Almirón a Medina, Pol Fernández y -sobre todo- Equi Fernández. Ellos sostuvieron a Boca en partido, cuando no había ideas, cuando Cavani se acalambró y tiró la toalla, y cuando el Maracaná rugía por un título que siempre se le había negado.

Fue Advíncula con un zurdazo al segundo palo el que aplacó la euforia local (como ante Deportivo Pereira, cuando arrancó toda esta historia). Y el Flu quedó mareado. Lo rescató su entrenador Fernando Diniz: rápido de reflejos, sacó a Marcelo y a Ganso. Y a la cancha saltaron los jóvenes, entre ellos Kennedy, que con su velocidad y su fútbol revirtió la pulseada.

Pudo ser para Boca -es cierto- si el derechazo de Merentiel a los 43 del segundo tiempo hubiese ido adentro, la historia hubiese sido otra. Pero la realidad es la que es: a los 100 minutos de partido, Kennedy pivoteó, recibió la descarga y sacó un disparo que incrustó en el corazón de Boca.

viernes, 6 de octubre de 2023

Palmeiras (Brasil) 1 (2) - Boca 1 (4) - Copa Libertadores 2023

Comentarios

EMPATÓ 1-1 EN TIEMPO REGULAR, DONDE TUVO QUE AGUANTAR CON UNO MENOS
Chiquito Romero fue héroe otra vez y Boca llegó a la final por penales
El equipo de Almirón se puso en ventaja con gol de Cavani, pero sufrió tras la expulsión de Rojo. En los doce pasos, el arquero atajó dos penales. El 4 de noviembre define con Fluminense.
Boca, Boca, siempre Boca. El equipo argentino jugará su 12° final de Copa Libertadores, es el que más veces accedió a esta instancia desde 1960, cuando se jugó por primera vez el torneo. Y ahora va por su séptimo título para alcanzar a Independiente y convertirse además en el máximo ganador histórico. Lo logró tras superar en los penales a Palmeiras en el Allianz Parque de San Pablo con un Sergio Romero enorme y un Edinson Cavani en modo crack. Fue 1-1 en los 90 minutos, de los que luchó durante media hora con diez futbolistas por la expulsión de Marcos Rojo. Pero por tercera serie consecutiva (había superado a Nacional y a Racing) logró avanzar y el 4 de noviembre jugará la final ante Fluminense en el Maracaná de Río de Janeiro. La obsesión de los hinchas y el máximo objetivo de Juan Román Riquelme como dirigente se cumplió. Para coronar, deberá dar un último paso.

El primer tiempo de Boca fue soñado. Le salió todo al equipo argentino en el Allianz Parque. Incluso el campo de juego -protagonista en la previa y en el desenlace- jugó a favor del visitante. Merentiel y Barco le agarraron la mano enseguida: el problema es el control, pero para tocar de primera y correr al espacio es perfecto. Y en la primera que el uruguayo pudo primerear de cabeza y sacar de la cueva a Gustavo Gómez, Boca se puso en ventaja. Iban 23 minutos cuando Merentiel peinó la pelota y echó a correr hasta que dejó debajo del arco a Edinson Cavani, que se estiró y marcó el 1-0.

Se sacó la mufa Boca y con el gol en el Allianz Parque cortó una racha de 346 minutos sin marcar en la Copa. No había tenido suerte en las idas ante Racing y Palmeiras, pero este jueves en Brasil lo que tocaba lo convertía en oro.

Sufrió apenas en el primer tiempo por la estrategia de Abel Ferreira que armó una línea de tres en el fondo y soltó a Piquerez por la izquierda. Advíncula y Medina dudaban cada vez que los atacaban porque se sumaban Raphael Veiga y Gabriel Menino para generar superioridad numérica. De allí salieron los centros más peligrosos al área de Boca, que se defendió bien de arriba.

Pero el punto más alto del equipo de Almirón fue la solidaridad. Y el abanderado en ese rubro fue Cavani. El uruguayo, con toda su chapa y sus años encima, se sacrificó por el equipo. Terminaba defendiendo entre Pol y Equi Fernández y Boca le cerró los caminos a Palmeiras, que sentía la presión de su público y se cargó de amarillas (Raphael Veiga, Rony y Gustavo Gómez).

Pero si el primer tiempo había sido casi perfecto, el segundo fue de un padecimiento lento y doloroso. Lo que al principio salía bien, ahora estaba mal. Ferreira metió un par de cambios: Endrick saltó al campo y revitalizó el ataque local. Kevin Macedo entró por Rocha y fue de puntero izquierdo. No por nada el Verdao ganó dos Libertadores con el DT portugués. Y Boca se desorientó. A los 5, Rojo vio la amarilla por levantar demasiado la pierna ante Rony.

Almirón reaccionó: puso a Valdez por Merentiel y armó una línea de cinco en el fondo. Pero enseguida Rojo fue imprudente, se tiró a los pies de Endrick y el uruguayo Matonte lo expulsó. Boca se quedaba con uno menos y todavía faltaba una eternidad. Valentini entró por Barco (tiró olímpico un córner que dejó mal parado al equipo) y la visita se puso a defender la ventaja con el corazón.

No mostró mucho Palmeiras. Pero con un tirito de Piquerez que se le movió a Romero logró el empate y se fue entero por el triunfo. El desconcierto en Boca duró varios minutos hasta que Cavani pudo aguantar la pelota arriba y Equi Fernández sacó la cara por el equipo para pedir la pelota, cuidarla y fabricar faltas que le dieran aire al equipo.

El resto lo hizo Chiquito Romero. Le tapó a un cabezazo a Rony, tuvo una doble atajada ante Mayke y Zé Rafael. Y en el final sacó una chilena de Rony que tenía destino de gol. Sabía Palmeiras que llegar a los penales no era negocio. Boca, en cambio, ya estaba jugado y sin fichas.

Fue injusto que Cavani fallara el primer penal por el partidazo que jugó (demostró ser un crack, aunque no le hacía falta), pero después Chiquito tapó consecutivamente los remates de Veiga y Gómez y le dio la ventaja a Boca, que ya no falló y sacó boleto para Río de Janeiro.

© Copyright 2009-2024 | Planeta Gran DT | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Plantilla diseñada por Pozo+10™ | Cookies | Políticas de Privacidad | Aviso Legal