INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2019/2020


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 5to. puesto.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 5to. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Mercado de Pases de Verano - Superliga 2019/2020

viernes, 25 de septiembre de 2020

Independiente Medellín (Colombia) 0 - Boca 1 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

OTRO TRIUNFO LEJOS DE CASA, ESTA VEZ ANTE INDEPENDIENTE MEDELLÍN, QUE LO AFIRMA COMO LÍDER
Boca repitió la fórmula, volvió a ganar de visitante y quedó muy cerca de octavos
Como en Asunción mantuvo su valla en cero y Salvio resolvió en el otro arco. De todas formas el equipo mostró menos intensidad, aunque mereció la victoria. Tévez fue la figura.
Boca no para. Lo quiso ganar. Lo mereció ganar. Y lo ganó. Parecía que se iba a volver sin cortar con la racha negativa de 16 años sin triunfos en terreno colombiano, pero a dos minutos del final el olfato del goleador Eduardo Salvio volvió a funcionar para capitalizar un grosero error defensivo de Independiente Medellín y sellar otra victoria de visitante manteniendo su valla en cero en esta reanudación de la Copa Libertadores.

Muy a pesar de los visibles signos de cansancio, el xeneize siempre fue más y tuvo en Carlos Tévez a su mejor jugador. Este 1 a 0, que se suma al 2 a 0 conseguido en Paraguay, lo dejó nuevamente líder del grupo H con 10 puntos y así quedó al borde de la clasificación a octavos de final teniendo en cuenta que los dos últimos compromisos serán en La Bombonera. El martes recibirá a Libertad.

¿Para qué cambiar cuando todo funcionó bien en la vuelta a la actividad tras casi seis meses? Eso se preguntó Miguel Ángel Russo y se respondió a sí mismo presentando los mismos once que superaron a Libertad la semana pasada en Asunción.

Sin embargo, por la urgencia de Independiente Medellín, se encontró con un arranque de juego muy distinto al que tuvo en La Nueva Olla.

Los colombianos dirigidos por Aldo Bobadilla, apremiados por la nula cosecha de puntos, salieron a buscar con mucha mayor vehemencia con la que lo hizo el otrora equipo de Ramón Díaz. Con un claro 4-3-3, el local intentó dar el golpe, pero pocos espacios encontró en campo xeneize.

Boca no presentó una presión alta y plantó bandera en la mitad de la cancha con Campuzano de volante de marca y nuevamente tres volantes para la generación por delante suyo: Salvio, Pol Fernández y Maroni. El oficio de Tévez arriba, secundado por el laborioso Soldano, marcó la diferencia en la etapa inicial.

Cuando Boca lograba pasar la línea de los tres mediocampistas del dueño de casa, se enfrentaba a una defensa expuesta que en dos ocasiones debió ser salvada por el arquero Andrés Mosquera. El hombre de los guantes contuvo un disparo de Carlitos y salvó otro de Salvio, que luego besó el travesaño y salió.

Al mando de Leandro Somoza (con Russo nuevamente mirando por TV desde Buenos Aires para preservarse), los de La Ribera pesaban más en ataque aun sin la intensidad de hace una semana. Jugar con la necesidad del DIM fue la estrategia elegida, teniendo en cuenta que las dos últimas jornadas jugará en La Bombonera.

Andrada no fue protagonista en ningún momento en un Atanasio Girardot obviamente vacío pero musicalizado constantemente por la banda sonora de la hinchada local que salía de los parlantes. Independiente no tuvo noción de cómo hacer para comprometer el arco de su rival. A falta de un juego colectivo fluido, nadie de los suyos se hizo cargo de rebelarse.

No tuvo un conductor designado, el cuadro de Medellín. Apostó por explotar con su velocidad los costados del campo, pero pocas veces agarró desprevenido a un Boca muy atento (más atento a la marca que al juego). Ni José Estupiñán por la derecha, ni Javier Reina por la izquierda, ganaron sus duelos con los laterales Mas y Jara, respectivamente.

Y como Boca, más allá de ese par de acciones de peligro, se mostró varios metros más atrás que en terreno guaraní, se vio un partido poco atractivo y nada emocionante. De hecho, con el andar de los minutos, Pol Fernández fue metiendo la cola más cerca de la línea de Campuzano por lo que Tévez y Soldano quedaron más desconectados. Y el Toto Salvio esta vez no estuvo enchufado a 220 para desequilibrar por la calle diestra.

A esa altura ya había salido Maroni, lesionado en un isquiotibial, e ingresado Obando. Para la segunda etapa, Somoza puso a Walter Bou por Soldano. La temática del encuentro no varió y el 10 de Boca siguió siendo el mejor, ya sea por sus remates desde afuera o por la construcción en el área para hacer que sus compañeros se suelten al espacio, como en la que Pol Fernández remató cruzado y la pelota se fue apenas al lado del palo derecho.

En su botin derecho tuvo el triunfo, Tévez. Pero el Apache tiró por arriba una oportunidad inmejorable tras un buen desborde de Obando por la izquierda. Y cuando el empate era casi un hecho, un pase atrás mal dado fue interceptado por Capaldo, cuyo remate no venció a Mosquera, aunque en el rebote Salvio no perdonó.

Otra vez Boca. Otra vez el Toto. Otra vez un festejo lejos de casa que lo acerca a la próxima fase y le hace latir más fuerte la ilusión copera.


POSICIONES - GRUPO H - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Boca Juniors (Argentina) 10 4 3 1 0 7 1 +6
2 Caracas (Venezuela) 7 4 2 1 1 8 7 +1
3 Libertad (Paraguay) 6 4 2 0 2 6 7 -1
4 Independiente Medellín (Colombia) 0 4 0 0 4 3 9 -6

jueves, 24 de septiembre de 2020

Alianza Lima (Perú) 0 - Racing 2 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

AL EQUIPO DE BECCACECE LE COSTÓ DOBLEGAR A UN DÉBIL ADVERSARIO
Racing lo ganó sobre el final y el triunfo lo dejó a un paso del pasaje a octavos
En los últimos dos minutos marcó la diferencia con los goles de los juveniles Banega y Garré. Con un empate frente a Nacional el miércoles, en Montevideo, logrará la clasificación.
La frase es propiedad intelectual de José Santos Chocano, un poeta nacido en Lima en el desenlace del siglo XIX. Y encuadra perfectamente en la historia que escribió Racing ante Alianza. Es que “vale un Perú” el triunfo. La referencia tiene que ver con el oro que conquistaron los españoles en esa tierra. Entonces, esa victoria, costosa, sufrida porque se logró en el desenlace del partido, cotiza en kilates. A tal punto que un empate ante Nacional el miércoles en Montevideo le abrirá a Racing las puertas a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Tiago Banega (21 años) y Benjamín Garré (20) consiguieron los goles en los últimos dos minutos. Cuando Racing se deshilachaba después de un gran primer tiempo en el que faltó el grito. Cuando los caminos se cerraban en el medio de la desesperación ante un rival inferior, pero bien plantado y sostenido en un gran arquero.

Racing tuvo brillo hasta los tres cuartos de la cancha, pero se mostró opaco en el área durante gran parte del partido. En el primer tiempo contó con paciencia para construir las jugadas. A bordo de un 4-1-4-1 con Marcelo Díaz como salida limpia y la movilidad de sus mediocampistas. Se soltaron poco los laterales, es cierto. Pero fueron protagonistas sus volantes internos. Leonel Miranda y Lorenzo Melgarejo, fundamentalmente. Con Walter Montoya proyectándose a veces por la derecha y Héctor Fértoli, especialmente, incisivo por la izquierda.

En ese contexto el dominio no tuvo correlato en la zona de riesgo. Generó media docena de situaciones de gol, un penal incluido, y no pudo con Leao Butrón.

Fue interesante el rendimiento de Melgarejo, un extremo que también puede jugar por adentro y explotar su perfil zurdo tirado de la derecha al centro. El paraguayo que llegó de Spartak de Moscú metió un centro bárbaro que Fértoli cabeceó al travesaño.

Después Montoya quedó mano a mano con Butrón, dudó y remató al cuerpo del arquero.

Una pared entre Melgarejo y Reniero derivó en una falta de Butrón sobre el delantero. El Príncipe pidió el disparo desde los 11 metros. La ejecución fue anunciada, débil y tapó el 1 de Alianza Lima.

En la jugada siguiente Oslimg Mora casi marcó para el equipo peruano a través de un contraataque. Fue la única acción de peligro del dueño de casa. Un equipo que se protegió en su campo y casi no atacó.

Tuvo otras dos posibilidades Fértoli, ambas con tiros al primer palo. Uno lo manoteó Butrón. El otro se perdió a centímetros del arco. Y en el final Reniero aguantó, Miranda asistió y Melgarejo sacudió el palo.

Al vestuario viajó Racing con un gusto agridulce. Y Beccacece tomó una decisión polémica: prescindió de su única referencia de área. Sacó a Reniero, que había empezado a desinflarse, y se la jugó por el chico Alcaraz (17 años). Además salió Montoya e ingresó Garré.

Lo tuvo de entrada Racing. Butrón volvió a mostrar que podrán pasar los años (tiene 43), pero está intacto. Pillud sacudió de media distancia y tapó notablemente.

Alianza Lima salió poco de su terreno. Con algún pelotazo largo pudo inquietar, pero casi no pisó el área de Arias. Racing continuó con la posesión de la pelota, pero cada vez se le hizo más dificultoso superar el cerco defensivo.

El ingreso de Mena por Pillud llamó la atención porque el chileno fue casi un extremo y Soto se ubicó como lateral derecho. Más tarde el DT volvió a apostar por un centrodelantero con el ingreso de Cvitanich.

Lo tuvo Zúñiga en un contraataque. Hasta que Fértoli -el más incisivo, a pesar de alguna imprecisión metió un taco y Banega la clavó arriba. Y enseguida Cvitanich la aguantó para Garré que la empujó de arrebato. Ganó Racing. Le costó un Perú. Valió oro.


POSICIONES - GRUPO F - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Nacional (Uruguay) 12 4 4 0 0 6 1 +5
2 Racing Club (Argentina) 9 4 3 0 1 5 2 +3
3 Estudiantes de Mérida (Venezuela) 3 4 1 0 3 5 8 -3
4 Alianza Lima (Perú) 0 4 0 0 4 2 7 -5

Defensa y Justicia 2 - Olimpia (Paraguay) 1 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

TRIUNFO DECISIVO ANTE OLIMPIA Y SE MANTIENE EN CARRERA EN LA LIBERTADORES
Defensa logró el resultado necesario para seguir creyendo en el milagro
Jugó bien, ganó con justicia y debió tener un marcador más amplio. Estaba casi afuera y revivió en la Copa.
Defensa y Justicia sigue firme en su camino hacia el “milagro” de clasificarse a los octavos de final, como sentenció que sería esta etapa el técnico Hernán Crespo. Le ganó 2-1 a Olimpia de Paraguay, le arrebató el segundo puesto y ahora le quedan los próximos dos partidos en condición de visitante, ante Delfín el 1 de octubre y Santos el 20, para conseguir ese objetivo que parecía lejano después de perder los dos partidos.

En el arranque del encuentro quedó claro que los ninguno de los dos quería especular. Necesitaban los tres puntos sí o sí. Olimpia inquietó en el inicio, primero el árbitro sancionó mal una falta y luego le anularon bien un gol bien. Pero el equipo de Crespo comenzó a trabajar bien las bandas. Y respondió.

Después de varios minutos de estudio, el uruguayo Washington Camacho adelantó al local a los 20 minutos al empujar un centro atrás y tener el arco desguarnecido. El festejo de Crespo lo decía todo. Había ilusión en Varela.

Dos lesionados dejaron la cancha: uno por equipo. En Defensa, se fue Adonis Frías y entró Néstor Breitenbruch. En Olimpia, salió Iván Torres e ingresó Jorge Arias. Y en el último minuto del primer tiempo, un derechazo de Enzo Fernández se estrelló en el palo izquierdo de Azcona.

La primera etapa fue bastante entretenida, con llegadas en ambos arcos, pero se veía una mejor trabajo de equipo en el local, buscando hilvanar jugadas, llegar abriendo la cancha, contra el ímpetu, el peso propio de equipo copero como es el paraguayo.

El envión continuó en el segundo tiempo, cuando Braian Romero aumentó a los 16 minutos con un derechazo. Y enseguida Hernesto Caballero vio la segunda amarilla y la rotó ja. Olimpia se quedó con uno menos. Era todo para Defensa.

Estuvo cerca Defensa de marcar el tercer gol y repetir el mismo resultado que la semana anterior ante Delfín, pero no supo aprovechar un contraataque en la que quedaron cinco jugadores ante dos rivales, pero Merentiel prefirió alargar hacia la izquierda para Acevedo y no buscar abrir hacia la derecha para Rius mejor ubicado, y el volante central filtrar la pelota al área pero llegó justo el arquero Azcona.

La sensación resultó la misma de siempre en esos goles que se pierden en un área, llegan en la otra. Entonces, cuando el local manejaba los hilos, llegó el descuento paraguayo a los 30 minutos a través de Isidro Pitta. Y enseguida la lesión de Eugenio Isnaldo, de buena actuación.

No merecía el equipo de Hernán Crespo sufrir tanto hasta el final, con esos interminables cinco minutos adicionados. Y menos con esa salida arriesgada de Unsain, en la que terminó lesionado Hugo Fernández en su afán por robarle la pelota.

Ganó bien Defensa y la ventaja pudo haber sido más amplia, por un penal a Camacho que el árbitro no sancionó o esa jugada de contra que no resolvió. Va por buen camino el Halcón porque cada vez reluce más su identidad de juego.


POSICIONES - GRUPO G - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Santos (Brasil) 10 4 3 1 0 5 2 +3
2 Defensa y Justicia (Argentina) 6 4 2 0 2 7 5 +2
3 Olimpia (Paraguay) 5 4 1 2 1 4 4 0
4 Delfín (Ecuador) 1 4 0 1 3 2 7 -5

miércoles, 23 de septiembre de 2020

Tigre 1 - Bolívar (Bolivia) 1 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

QUEDÓ CASI SIN CHANCES DE CLASIFICAR
Ni el penal del final le salió esta vez a Tigre
Fue 1-1 en Victoria. Magnín abrió la cuenta pero le atajaron un penal sobre la hora.
Buena parte de las esperanzas de Tigre de mantener vivas sus chances de pasar a los octavos de final de la Copa Libertadores después de haber perdido los primeros tres partidos del grupo se tropezaron con las manos del arquero Javier Rojas, quien terminó de confirmarse como la figura del partido cuando le atajó un penal a Pablo Magnín en el segundo minuto del tiempo adicionado.

El empate 1-1 dejó tanto al equipo argentino como a Bolívar más lejos de la posibilidad de clasificación, aunque deberán esperar qué pasa este miércoles con el choque entre Guaraní y Palmeiras.

El equipo de Néstor Gorosito quedaría eliminado si ganan los paraguayos, pero aun con otro resultado y en el caso de que se imponga los dos partidos que le quedan (ante Guaraní en casa y Palmeiras en Brasil), debería esperar otros resultados para conseguir la clasificación.

En el arranque del primer tiempo, como había sucedido ante Guaraní en Paraguay, Tigre se mostró muy activo tratando de sorprender de entrada a su rival, con la movilidad de Cachete Morales y Juan Ignacio Cavallaro y la potencia de Pablo Magnín adelante, tratando de aprovechar algunas falencias defensivas del equipo boliviano, que del medio hacia arriba presionó bien y enseguida emparejó el juego.

Estuvo cerca de abrir la cuenta el local con un remate de Cavallaro desde afuera del área que Rojas envió con esfuerzo al córner, y también Bolívar con un remate de Riquelme que dio en el palo. Hasta que a los 17 llegó el primer gol del partido.

Magnín capturó un rebote que dio el arquero Rojas tras un gran remate lejano de Giacopuzzi y definió para abrir el marcador. El desafío para Tigre era mantener esa ventaja y no sufrir como la semana pasada en Paraguay.

Después del gol, el equipo de Gorosito se sintió más tranquilo con la pelota y buscó siempre llegar al arco rival con acciones asociadas. Pero Bolívar también empezó a hacerse cada vez más firme en el partido.

El visitante puso en serio riesgo dos veces la valla local: primero salvó el travesaño ante un remate de Arce y luego Gonzalo Marinelli en un mano a mano con Vaca.

Pero después llegó el grosero error del arquero: a los 36 minutos, intentó salir jugando, interceptó la pelota Riquelme y la pelota se fue derechito al arco para el empate parcial con el que terminó la primera mitad.

En la parte final, los ingresos de Melivilo y Bolaño le dieron otra dinámica a la ofensiva local. Ambos equipos bajaron un poco el ritmo pero hubo jugadas de peligro en las dos áreas.

Las más claras fueron para Tigre pero en todas Rojas se impuso ante Magnín, primero con dos cabezazos – el segundo se metía al ángulo y el arquero voló de manera espectacular y la envió al córner. Después, en el final, terminó de hacerse figura con ese remate desde los 12 pasos que alcanzó a desviar, evitando la victoria de Tigre.


POSICIONES - GRUPO B - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Palmeiras (Brasil) 10 4 3 1 0 7 2 +5
2 Guaraní (Paraguay) 7 4 2 1 1 7 4 +3
3 Bolívar (Bolivia) 4 4 1 1 2 4 5 -1
4 Tigre (Argentina) 1 4 0 1 3 2 9 -7

Deportivo Binacional (Perú) 0 - River 6 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

EL EQUIPO DE GALLARDO VOLVIÓ A GOLEAR AL DE PERÚ Y DIO UN PASO HACIA LA CLASIFICACIÓN
River fue otra vez una aplanadora ante Binacional y quedó cerca de los octavos
La superioridad fue absoluta y en el primer tiempo ya estaba 3-0 con goles de De La Cruz, Suárez y Álvarez. Aumentaron Fernández y Pratto, dos veces. En marzo le había ganado 8-0.
Pasaron más de seis meses y nada parece haber cambiado para River. Como si no hubiera existido un parate por una pandemia. Como si el tiempo se hubiese tenido y todo siguiera igual. River sigue siendo River. Esa impresión que el equipo de Marcelo Gallardo había generado el jueves pasado en el Morumbí ante San Pablo la ratificó anoche en Lima contra Binacional. Tuvo una noche redonda. Goleó 6 a 0 y quedó bien parado en el grupo D de la Copa Libertadores.

Como sucedió el 11 de marzo, cuando River aplastó a este equipo peruano por 8 a 0 en el Monumental, no hubo equivalencias. Otra vez, la diferencia de jerarquía fue notoria. En el llano, Binacional -a pesar de ser el último campeón de su país- es un equipo muy débil. ¿Qué hubiera pasado en Juliaca, la ciudad de más de 3.800 metros en la que Binacional es local? Quedará la duda. Lo cierto es que el partido se jugó en Lima porque Perú decidió que todo el fútbol de ese país se desarrolle en la capital peruana.

Y lo que quedó en evidencia en el estadio Nacional fue la supremacía de River. Es cierto que ante un rival que ya había tirado la toalla en la Copa, de acuerdo a las informaciones que llegaban desde Perú. Y que venía jugando partidos cada tres días, ya que está disputando su torneo local. Al margen de esas ventajas, River igual jugó con seriedad. Y sumó muchos goles de nuevo, un aspecto clave en un grupo que todavía puede terminar apretado.

Desde el primer minuto, el equipo del Muñeco dominó el encuentro. Y a pesar de algunas imprecisiones del arranque se acomodó rápidamente y se fue al descanso goleando 3-0.

River demostró una vez más que es un equipo con muchos recursos futbolísticos. Que prioriza el juego por abajo, pero si tiene que levantar la pelota para saltear sectores del campo en los que hay tránsito, lo hace sin inconvenientes. Que coordina los movimientos en bloque. Que se cierra y se abre permanentemente para buscar espacios. Que si no puede entrar tocando al área rival busca con remates de media distancia. Que genera amplitud en profundidad con los laterales.

Cada uno de los goles es un ejemplo de algunas de esas variantes. En el primero, De La Cruz, que había intercambiado posiciones temporalmente con Nacho Fernández, apareció como interior derecho, Borré pivoteó para él y el uruguayo se animó desde la media luna con un zurdazo rasante. En el segundo, Montiel envió un centro de selección para que Suárez se luciera con una volea de bailarín. En el tercero, fue Angileri quien por el sector opuesto desbordó y mandó un centro que tras un mal despeje encontró solo a Álvarez.

Y el cuarto llegó en el segundo tiempo luego de una jugada a puro toque que terminó con la definición de Nacho Fernández tras una asistencia muy lúcida de Montiel. Antes de todos esos goles, las jugadas se construyeron con varios toques. Hasta algunas se iniciaban en las salidas claras de Martínez Quarta, que también merodeó el gol en alguna pelota parada. Hasta Lucas Pratto, quien entró en el segundo tiempo, se dio el lujo de cortar una racha de un año y cuatro meses (fueron 29 partidos en total) sin goles. Y por partida doble. Él redondeó el match point. Y De La Cruz colaboró mucho para que así sea.

También, como pasó en el segundo y tercer tanto, River contó con la complicidad de sus rivales que, casi metidos adentro de su propio arco, tuvieron respuestas flojas para defender. Y si River no hizo más goles fue porque falló otras jugadas (además no le cobraron un penal), dos de ellas muy bien armadas por Suárez, pero sus compañeros de ataque, Borré y Álvarez, no pudieron concretar. El colombiano tuvo la pólvora mojada pero el pibe hizo otro gol, como en Brasil.

Al margen de la debilidad de su rival, River hizo lo suyo para hacer una exhibición en Perú y convertir un partido de Copa en un entrenamiento. Entre los dos encuentros le hizo 14 goles a Binacional. Y una vez más fue una aplanadora.


POSICIONES - GRUPO D - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Liga de Quito (Ecuador) 9 4 3 0 1 8 5 +3
2 River Plate (Argentina) 7 4 2 1 1 16 5 +11
3 San Pablo (Brasil) 4 4 1 1 2 8 8 0
4 Deportivo Binacional (Perú) 3 4 1 0 3 2 16 -14

sábado, 19 de septiembre de 2020

Guaraní (Paraguay) 4 - Tigre 1 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

EN PARAGUAY
Tigre ilusionó, pero terminó goleado y casi eliminado
El equipo de Victoria arrancó ganando, pero cayó 4-1 ante Guaraní y se quedó casi sin chances de seguir en la Copa Libertadores.
Se plantó y peleó hasta donde pudo Tigre en Paraguay contra Guaraní. Jugó muy bien en la primera parte el elenco de Victoria, pero le quedó demasiado largo el partido y perdió 4-1. Fueron clave los cambios que realizó desde el banco Gustavo Costas. Así, sumó su tercera derrota en 3 juegos el conjunto que comanda Pipo Gorosito y la clasificación a la próxima ronda se parece mucho a un milagro.

En el primer tiempo, Tigre esperó y salió rápido de contra. Se animó a sumar muchos jugadores en ataque cada vez que se desprendió y tal vez esa actitud sorprendió a los dirigidos por Gustavo Costas. Y tardó apenas 9 minutos el conjunto de Pipo Gorosito para herir: el lateral izquierdo Sebastián Prieto presionó y ganó bien alto, mandó el centro atrás y Pablo Magnín la clavó al ángulo con un zurdazo letal. Un golazo.

Y metió y corrió Tigre en esa etapa. Jugó bien, además. Le costó solamente marcar a Bautista Merlini, que se mostró muy movedizo y participativo. El ex-San Lorenzo alternó buenas y malas, pero tomó contacto demasiadas veces con la pelota a las espaldas de Sebastián Prediger. Preocupó. Y fue justamente Merlini el que empató con un potente derechazo desde adentro del área a los 26 minutos.

En los 15 minutos finales del primer tiempo, a Tigre le empezó a costar más. Se percibió algo de cansancio y los locales se energizaron después del empate. Pero no tuvo ideas Guaraní y se repitió con centro o remates lejanos que fueron bien resueltos por Gonzalo Marinelli.

En ​la segunda parte los cambios de Costas fueron determinantes. Ingresaron Nicolás Maná y el ex Independiente Cecilio Domínguez y volvieron locos a los defensores de Tigre, ya algo cansados. Primero Monteseirín le cometió penal a Cecilio y el propio delantero lo facturó. Otro ingresado, Edgar Benítez, dibujó un golazo tras una gran jugada colectiva. Y sobre el final, Ángel Benítez, que también vino del banco, puso el 4-1 definitivo. Sí: a Costas le salieron todas y por eso Guaraní terminó goleando.

El grupo ahora tiene como líder a Palmeiras de Brasil con 9 puntos, luego se ubica Guaraní con 6, Bolívar con 3 y cierra sin unidades un Tigre que lo tiene muy complicado para seguir en la Libertadores.


POSICIONES - GRUPO B - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Palmeiras (Brasil) 9 3 3 0 0 7 2 +5
2 Guaraní (Paraguay) 6 3 2 0 1 7 4 +3
3 Bolívar (Bolivia) 3 3 1 0 2 3 4 -1
4 Tigre (Argentina) 0 3 0 0 3 1 8 -7

viernes, 18 de septiembre de 2020

Libertad (Paraguay) 0 - Boca 2 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

SOLIDO Y SEGURO, BOCA LOGRÓ UN MERECIDO TRIUNFO EN ASUNCIÓN
Boca borró al equipo de Ramón Díaz, ganó con autoridad y es único líder del grupo
Con nuevo dibujo táctico controló sin problemas a Libertad y golpeó en los momentos justos. Trae tres puntos de oro e irá tranquilo a Medellín porque le quedarán dos partidos en casa.
Ni el virus de la pandemia. Ni la inactividad de casi seis meses. Boca tiene la idea fija en ganar esta Copa Libertadores y en Paraguay demostró que está dispuesto a no dejarse vencer por ningún escollo. Lo que no pudieron conseguir River y Racing en este renacer futbolístico de los equipos argentinos, sí lo logró el Xeneize: le ganó de manera contundente 2 a 0 a Libertad y se trajo tres puntos de oro que lo dejan como líder del Grupo H, con 7 puntos. El próximo jueves visitará a Independiente Medellín. Y tiene los últimos dos partidos más de local. A un paso de los octavos de final.

Los papeles se quemaron en cinco minutos en La Nueva Olla. Eso fue lo que tardó Boca en llegar al arco de Libertad y convertir el primer gol en la agradable noche guaraní. Este Boca que estuvo cinco meses y 25 días sin jugar oficialmente salió a comerlo al conjunto local, que venía con muchísimo más rodaje al tener sobre el lomo 11 encuentros desde julio.

Eduardo Salvio quebró la cintura, dejó despatarrado a un defensor y definió cruzado. Martín Silva puso los guantes y Gonzalo Maroni recolectó el rebote. Su remate pegó en el palo y el nuevo rebote fue aprovechado por el Toto para lucir un nuevo festejo Sayayin.

Cuando se pensaba que el equipo de Miguel Ángel Russo, que se quedó en Buenos Aires y por eso dirigió Leandro Somoza, iba a plantarse en un cómodo y confiable 4-4-2, sorprendió con un novedoso dibujo para el ciclo de Miguelito: 4-1-3-2. No se quedó esperando y buscó de movida. Y hasta tuvo inmediatas situaciones después del gol. Carlos Tevez se perdió el suyo y Maroni desperdició otra buena oportunidad disparando al medio.

Las dudas en las que se encontraba envuelto el cuadro de La Ribera se disiparon a la hora del juego. Ya River y hasta Racing, a pesar de haber perdido, habían demostrado buenos rendimientos muy a pesar del gran parate. Pero el caso de Boca acarreaba como yapa el brote de coronavirus que debió superar en su plantel.

Una veintena de casos frenaron su preparación por varios días y pusieron un gran signo de interrogación sobre el equipo. A todo esto se le sumó el ida y vuelta antes de viajar por la polémica de los test positivos y si estaban o no habilitados para viajar pese a lo que disponía la Organización Mundial de la Salud. De todos modos, la delegación que aterrizó en Asunción partió con todos negativos, para evitar mayores conflictos.

Hasta bajaron a último momento a Lisandro López. En la defensa, el único titular habitual fue Carlos Izquierdoz. Sin Julio Buffarini (lesionado), los laterales fueron Leonardo Jara y Emmanuel Mas, quien fue uno de los pocos que no se contagió de Covid-19. La inclusión del sanjuanino estuvo atada a la aparición adelante suyo de Maroni, uno que venía con ritmo desde Italia ya que jugó hasta la última fecha de la Serie A.

Con el resultado a favor y con el paso de los minutos, fue lógico que el visitante comenzara a ceder la pelota a su rival, un Libertad que se vio sorprendido y que en el primer tiempo no reaccionó, salvo algún arranque de Héctor Villalba.

El 4-2-3-1 elegido por Ramón Díaz no pesó en campo ajeno y dejó varios espacios atrás. Tuvo serios inconvenientes para llegar al área de Andrada y el experimentado Tacuara Cardozo debía bajar para poder tener contacto con la pelota ya que los volantes ofensivos no conectaban.

Ni cuando Boca presentó visibles signos de fatiga el equipo de Asunción inquietó. Es más, en un contraataque, Salvio estuvo muy cerca de hacer el segundo tras una buena asistencia de Walter Bou (entró por Franco Soldano). Y lo que se le negó en esa jugada, lo concretó a cinco del final: un gran cambio de frente de izquierda a derecha fue la carta de presentación de Edwin Cardona en su retorno al club azul y oro. El Toto la paró, enganchó para adentró y selló su doblete.

Sin ritmo, sin competencia, con casi todo el plantel recién recuperado y de visitante ante un rival que tenía toda la ventaja en la previa, el Boca de Russo volvió con oficio, jerarquía y chapa copera para dejar bien en claro que el objetivo no se negocia por más barreras que se interpongan.


POSICIONES - GRUPO H - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Boca Juniors (Argentina) 7 3 2 1 0 6 1 +5
2 Libertad (Paraguay) 6 3 2 0 1 5 5 0
3 Caracas (Venezuela) 4 3 1 1 1 6 6 0
4 Independiente Medellín (Colombia) 0 3 0 0 3 3 8 -5

San Pablo (Brasil) 2 - River 2 - Copa Libertadores 2020

Comentarios

FUE 2-2 ANTE SAN PABLO, QUE TRAÍA 14 PARTIDOS ENCIMA
A River no le pesó la inactividad y se llevó un puntazo del Morumbí
Dos goles en contra, de Enzo Pérez y Angileri, lo dejaron sin la chance de traerse la victoria de Brasil. Álvarez, la figura.
River dejó una muy buena imagen. Fue un interesante regreso tras seis meses sin acción. Pudo haber sido mejor porque el valioso 2-2 que sacó de su excursión por Brasil en el reinicio de la Copa Libertadores tiene ese sabor raro que dejan los dos goles en contra que hacen suponer que el premio pudo ser mayor. El equipo de Núñez volvió como siempre, como si nada hubiera pasado. Y esa es la mejor noticia después de tanto tiempo sin fútbol.

Mucho tiene que ver Marcelo Gallardo y su cuerpo técnico, que esta vez le dieron batalla a una pandemia y a la biología. Se suponía que la falta de ritmo futbolístico y el poco tiempo que hubo desde el regreso de los entrenamientos presenciales iba a conspirar contra las aspiraciones de su equipo. San Pablo llegaba a este partido con 14 partidos oficiales. River, ninguno. Apenas cinco semanas de trabajo llevaba River en el predio de Ezeiza. Pero jugó como si nunca hubiera existido la cuarentena. Evidentemente, hubo un gran trabajo de los profes del cuerpo técnico, comandados por Pablo Dolce, para sostener los físicos de los jugadores con las rutinas que les enviaban y los seguimientos virtuales. Y una gran responsabilidad de los futbolistas.

También, la energía del Muñeco. Había dicho que su equipo iba a dar pelea y se iba a mostrar como siempre. Y sus jugadores le dieron la razón a sus palabras. River se plantó en el Morumbí. Como lo hizo otras veces en Brasil bajo su ciclo. Porto Alegre 2018 y Belo Horizonte 2015 y 2019, tres claros ejemplos.

Así y todo, a pesar de haber comenzado mejor el encuentro, antes de los diez minutos River se encontró en desventaja. Y encima con una jugada desafortunada. Un centro de derecha izquierda encontró a Reinaldo. El jugador brasileño le dio a la pelota de volea defectuosamente y el remate se desvió en Enzo Pérez y descolocó a Franco Armani. Pero si de algo sabe el equipo de Gallardo es de ponerle la cara a la adversidad. Antes de llegar a los 20 minutos, llegó al empate. Rafael Borré empujó la pelota al arco luego de una triangulación entre Julián Álvarez, Matías Suárez y el propio colombiano, que incluyó toque, desborde y centro atrás. La asistencia fue de Álvarez, el “pollo” del Muñeco. Que fue titular para darle forma a un sistema táctico ofensivo (4-3-3), que River no utilizaba desde noviembre en la victoria 3-2 sobre Newell's por el torneo local. Y la apuesta del entrenador, otra vez, funcionó. En el primer tiempo no se sintió la diferencia de rodaje.

Y tampoco en el arranque del complemento porque River siguió jugando como si no sintiera la larga inactividad. Y como si no fuera visitante. Asumió el protagonismo y aunque no creó chances de gol, dominó la pelota, el campo y los espacios. Tal vez para equilibrar la mitad de la cancha y tener más pausa, Gallardo mandó a la cancha a Jorge Carrascal, quien ingresó por Suárez. Entró bien el colombiano. Y con su presencia, River quedó con un 4-1-3-2, con el colombiano por la izquierda, De La Cruz pasó a la derecha y Nacho Fernández por el centro. Álvarez y Borré, la dupla ofensiva.

Era de esperarse que River sintiera el cansancio en algún momento. Las piernas de los jugadores del Millonario empezaron a pesar en los últimos 20 minutos. Recién ahí San Pablo pudo hacerse del dominio del juego. Y generó peligro por el sector de Fabrizio Angileri. En una de esas jugadas, el equipo brasileño llegó con claridad, pero Lucas Martínez Quarta salvó en el área chica.

Ojo, River no resignó el arco rival. No se refugió en el empate. Y tras una segunda jugada de una pelota parada Martínez Quarta habilitó a Julián Álvarez, quien clavó un derechazo en el arco de Tiago Volpi. El juvenil fetiche de Gallardo le daba el triunfo parcial al conjunto de Núñez. Sin embargo, la alegría duró poco. Tras una jugada bien hilvanada, San Pablo entró al área de River a espaldas de Montiel y otra vez el infortunio se posó sobre el equipo visitante. Armani llegó a desviar el centro para evitar el gol, pero Angileri se la llevó involuntariamente por delante y la pelota terminó en el arco.

Ya no hubo tiempo para mucho más. River logró un puntazo en Brasil. Pero también se fue con el sinsabor de haber tener la victoria en el bolsillo y que se le escapara por dos jugadas desafortunadas, dos goles en contra. La estadística dirá que los cuatro goles fueron de jugadores de River pero el resultado terminó en un 2-2. Así es el fútbol. Aun en tiempos de pandemia.


POSICIONES - GRUPO D - COPA LIBERTADORES 2020
P EQUIPO PTS. PJ PG PE PP GF GC DF
1 Liga de Quito (Ecuador) 6 3 2 0 1 4 3 +1
2 River Plate (Argentina) 4 3 1 1 1 10 5 +5
3 San Pablo (Brasil) 4 3 1 1 1 6 4 +2
4 Deportivo Binacional (Perú) 3 3 1 0 2 2 10 -8

© Copyright 2009-2019 | Planeta Gran DT 2019 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™