INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2020/2021


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 5to. puesto.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 5to. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Mercado de Pases de Invierno - Copa LPF 2020

viernes, 11 de diciembre de 2020

River 2 - Nacional (Uruguay) 0 - Copa Libertadores 2020

UNTRIUNFO NECESARIO SOBRE NACIONAL, CON GRAN PROTAGONISMO DEL VAR
River falló un penal, metió otro y en el descuento sacó una diferencia exagerada
Fue un partido inccómodo para los de Gallerdo, que recién pudieron encaminarlo en la mitad del segundo tiempo y que en la última jugada lograron una ventaja más amplia.
Por cómo se dio el partido, River sacó una ventaja impensada de cara a la revancha de los cuartos de final de la Copa Libertadores que definirá el próximo jueves en Montevideo. Le ganó 2-0 a Nacional en la cancha de Independiente en un encuentro con muchas polémicas.

Una de ellas fue justamente la que le dio a River el gol de la tranquilidad sobre el final del partido. Bruno Zuculini, quien había ingresado en el segundo tiempo, rompió en el área rival y metió un cabezazo para el 2-0. La jugada dejó dudas en el primer golpe de vista por una posible posición adelantada, pero el VAR, luego de revisarla, convalidó el tanto. Fue una jugada muy finita.

De esa manera, River se sacaba el peso de un partido que fue muy incómodo. Y que empezó a resolver recién cuando iban más de 20 minutos del segundo tiempo. En ese momento, el árbitro colombiano Andrés Rojas estaba revisando el VAR. Lo habían alertado de una mano de un defensor de Nacional. Y efectivamente así era. Laborda había impactado la pelota con su brazo izquierdo en el área propia cuando De La Cruz intentaba pasarlo. Gonzalo Montiel no dudó y se hizo cargo de la ejecución en un momento caliente. Y el “bombero”, tal como lo apodó Marcelo Galalrdo alguna vez, acomodó la pelota suavemente para darle la primera ventaja a River.

Así, Montiel exorcizó la maldición de River con los penales. Es que en la primera mitad hubo otro y Borré falló. Pateó suave al medio y Rochet no tuvo problemas para contenerlo en dos tiempos.

Ese no había sido penal. Oliveros obstruyó lícitamente a Suárez, el cordobés cayó y el árbitro Andrés Rojas compró algo que no era. Y luego -lo que fue peor- el VAR lo ratificó.

Y minutos después de esa jugada Suárez armó una buena acción individual y convirtió, pero fue anulado a instancias del VAR porque el cordobés estaba milimétricamente adelantado tras un pelotazo cruzado de Angileri.

Las polémicas le dieron emoción a un partido que fue denso como el clima de las últimas horas en Buenos Aires.

Como se sospechaba en la previa, el equipo uruguayo le cedió la pelota a River desde el primer instante y se paró en su campo para atrincherarse y esperar algún error de su rival o aprovechar espacios para contraatacar. Con la fiereza uruguaya incluida para disputar cada pelota.

River salió a imponer condiciones. Con algunas sorpresas en su alineación ya que no estuvieron Javier Pinola (Rojas y Díaz fueron los marcadores centrales) y Milton Casco (lo reemplazó Angileri, de mejor presente) desde el arranque y Carrascal ubicado como extremo izquierdo.

Con cuatro atrás, Ponzio de volante central (dada la ausencia de Enzo Pérez, positivo de coronavirus) y cinco jugadores en posición de ataque: De La Cruz y Fernández como internos por el mediocampo, pero adelantados y tres puntas: Suárez a la derecha, Borré por el centro y el citado Carrascal a la izquierda.

¿No hubiera sido más conveniente que el colombiano sea enganche? Cuando se soltaba generaba algo más que cuando quedaba pegado al lateral derecho de Nacional. De todos modos, el colombiano, con su gambeta cortita y su toque también corto se destacó.

Le costó a River encontrar espacios. Hizo mover la pelota de un lado a otro, pero Nacional tiene bien aceitado su sistema defensivo, con una basculación constante de lado a lado y mucha concentración para no dejar huecos.

Al no encontrar juego en los pies de De La Cruz y Fernández, River apostó a los lanzamientos de Ponzio desde mitad de cancha buscando a Suárez o a Carrascal o a los laterales cuando pasaban al ataque, sobre todo Montiel, quien aportaba presión y recuperación tras pérdida en ataque.

El equipo uruguayo se sentía cada vez más cómodo contrarrestando esas pelotas cruzadas y doblegando las marcas. Pero no pudo sostener la presión de River. Y pagó caro meterse tan atrás con errores propios como la mano de Laborda, la jugada que abrió el partido y que le permitió a River después con el gol de Zuculini sacar una ventaja muy grande que desde el juego no había merecido.


© Copyright 2009-2020 | Planeta Gran DT 2020 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™