INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2017/2018


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Superliga 2017/2018 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
* El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
* Desde esta edición ya no estarán más las Estrellas Internacionales.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $255.
* Precios de los otros packs: 35 pines $194, 20 pines $137, 12 pines $86 y 1 pin $7,99.
* El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* El campeón del torneo gana un viaje a Europa para él y un amigo.
* El ganador de la fecha en Fútbol 5 se lleva un Smart TV 32".
* El campeón de Fútbol 5 gana un Smart TV 43" y una consola de juegos.
* Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
* Armá tus Mini Ligas desde el 23 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 2.
* Cada Mini Liga ahora estará compuesta por 10 participantes.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos. $30.000 - $8.000 - $4.000.
* Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

viernes, 20 de marzo de 2015

River 1 - Juan Aurich (Perú) 1 - Copa Libertadores 2015

EN EL MONUMENTAL, EMPATÓ 1-1 Y SE COMPLICA EN EL GRUPO 6
River sufre por los palos y por la falta de eficacia
Fue insólito. Ganaba y mercería golear a un rival modesto, pero otra vez no le cerró y le igualaron en el final. Ahora ya no depende se sí mismo.
Difícil, por no decir lisa y llanamente que es imposible explicar y entender al mismo tiempo cómo River empató el partido de anoche. Si solamente el colombiano Teófilo Gutiérrez estrelló tres pelotas en los palos. Si Gallese le tapó tres pelotas de gol a Mora, que además desperdició un mano a mano resolviendo por arriba y desviado. Como si los percances no tuvieran fin, perdió la mitad de la defensa por las lesiones de Vangioni y Alvarez Balanta. Así, el pasaje a la segunda ronda de la Copa Libertadores se le complicó tanto que ya ni siquiera depende de sus propios méritos.

La resistencia de Juan Aurich duró exactamente 25 minutos. Durante ese lapso, el equipo peruano renunció absolutamente al ataque, creyó que amontonar gente en defensa era sinónimo de proteger mejor a su arquero y recurrió a una cadena de infracciones para demorar la apertura del marcador.

Sin embargo, como sucede en ocasiones similares, un centro común, una defensa espantosa del espacio aéreo, una pifia (Teo Gutiérrez) y un acierto (el zurdazo de Mercado) se conjugaron para poner las cosas en su lugar. River pasó a ganar mientras que los peruanos, demasiado temprano, empezaron a vivir en el escenario menos pensado y deseado.

Entre luces y sombras, River asumió desde el primer minuto la responsabilidad que le impusieron las circunstancias: ataque continuo, interés excluyente por convertir lo más temprano posible y todo el protagonismo frente a un rival que reconoció su inferioridad hasta desde el planteo táctico.

Si la primera etapa terminó con apenas un gol de diferencia es porque anoche, una vez más, se confirmó que el diagnóstico dado por Marcelo Gallardo es el que corresponde: sus dirigidos crean una cantidad de situaciones propicias para convertir que nada tiene que ver con la escasa eficacia demostrada en las redes adversarias. Es verdad que algo de mérito habrá que darle al arquero Gallese, que puso sabiamente sus manos antes un cabezazo de Mora, otro testazo de Funes Mori y una barrida de Mora ubicado como delantero central.

La falta de contundencia pone al conjunto en un estado de nerviosismo que bien se superaría con un par de goles en el segmento del juego que corresponde. Desde el juego, el equipo superó sin inconvenientes la temprana lesión de Vangioni, quien fue reemplazado en la función por un Funes Mori atento a la marca y decidido cada vez que pasó al ataque.

Para la etapa final hubo una mínima reacción de Juan Aurich, que salió un poco del fondo y trató de hacer pie en la mitad de la cancha. Temprano entró el Pity Martínez por un fatigado Pisculichi. Poco después, Mayada, a esta altura del año es como es especie de polifuncional, ingresó por el lesionado Alvarez Balanta.

A continuación empezó una larga sucesión de jugadas ideales para definir el encuentro que, de modo poco creíble, jugadores de la jerarquía de Teo Gutiérrez y Mora no eran capaces de resolver. Le erraban directamente al arco, como Mora, o impactaban los disparos en los palos, como el díscolo colombiano. Con un indisimulable tufillo a incertidumbre empezó a gastarse el cuarto de hora final.

Muchos en el Monumental intuían que algo malo estaba por pasar. Hasta que a un minuto del final, una pelota detenida aterrizó en el área local, Mayada no pudo sacarla y Delgado clavó un puñal inesperado que dejó a River con dudas y dolores por todos lados.


© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™