INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Superliga 2017/2018 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
* El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
* Desde esta edición ya no estarán más las Estrellas Internacionales.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $255.
* Precios de los otros packs: 35 pines $194, 20 pines $137, 12 pines $86 y 1 pin $7,99.
* El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* El campeón del torneo gana un viaje a Europa para él y un amigo.
* El ganador de la fecha en Fútbol 5 se lleva un Smart TV 32".
* El campeón de Fútbol 5 gana un Smart TV 43" y una consola de juegos.
* Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
* Armá tus Mini Ligas desde el 23 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 2.
* Cada Mini Liga ahora estará compuesta por 10 participantes.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos. $30.000 - $8.000 - $4.000.
* Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

martes, 22 de agosto de 2017

Temperley 0 - Defensa y Justicia 2 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

ANTES DEL PARTIDO LA APREVIDE DETUVO AL JEFE DE LA BARRA Y A OTROS 66 HINCHAS
Defensa y Justicia ganó con claridad y será el rival de River
El estilo no se negocia en Defensa y Justicia. Ahora bajo la conducción de Nelson Vivas -había debutado en la Copa Sudamericana ante Chapecoense- la idea táctica coincide con la mostrada con Sebastián Beccacece, más allá de algunos cambios de nombres. Con la movilidad y la intensidad como fundamento principal, la línea de tres defensores, con dos volantes laterales disponibles para desdoblarse y subir o bajar según donde se encuentre la línea de la pelota, un enlace suelto y dos puntas definidos.

Así logró una clara victoria sobre un Temperley pleno de decisión pero vacío de juego. Un triunfo que lo deposita en los octavos de final de esta Copa Argentina, donde tendrá un rival más que exigente: River.

Arrancó con alto ritmo y un par de chances claras, una para cada uno, pero poco tardó Defensa y Justicia en mostrar firmeza y volumen de juego. Un pase en profundidad de Castellani, libre de marca, habilitó a Ciro Rius para poner el 1 a 0. Temperley sufrió varias deserciones importantes en relación al plantel que mantuvo agónicamente la categoría en el último torneo y ayer desnudó varias falencias. Falta ensamble y conocimiento.

Defensa y Justicia siguió siendo superior en el segundo tiempo y tuvo chances para ampliar, pero ratificó que la contundencia no es su fuerte, replicando su falencia del primer semestre. De todos modos pegó su segundo grito, gracias a un quedo de Alexis Zárate bien aprovechado por un atento Delgado para llevarse la pelota sobre la línea y tirar el centro para dos ingresados: Cuqui Márquez tocó y Matías Sosa puso el 2 a 0.

Por otra parte, la Aprevide detuvo al jefe de la barra de Defensa, Fernando Topo Espíndola por revender entradas y además a otros 66 hinchas.

River 4 - Instituto 1 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

GOLEÓ A INSTITUTO Y AHORA ESPERA POR TEMPERLEY O DEFENSA Y JUSTICIA
Aunque en el juego no mejoró, a River le fue suficiente con su gran poder de fuego
El conjunto de Gallardo no tuvo un buen primer tiempo y se quedó con 10 por la expulsión de Pity Martínez. Se reacomodó con el 1-0. Y con su contundencia ofensiva suplió carencias.
En el partido de la polémica, River exhibió su poderío a partir de la jerarquía de sus jugadores. Tanto se habló en la semana de los refuerzos de Instituto (el viernes le habilitaron a 10 de los 13 que llegaron) pero el que terminó sacando ventaja con sus refuerzos fue el equipo de Núñez. Enzo Pérez y el colombiano Rafael Santos Borré anotaron por primera vez y hasta volvió Lucas Alario que se amigó con la red.

Fue una goleada por 4 a 1 que no tuvo mucho que ver con el desarrollo del juego pero que invita a la ilusión de los hinchas -esos que explotaron de felicidad aquí en Mar del Plata- porque observaron el potencial con el que cuenta su equipo para pelear en todos los frentes. Así, River se metió en los octavos de final de la Copa Argentina y espera por Termperley o Defensa y Justicia que juegan hoy.

Desde lo posicional River cambió con la intención de buscar una variante en su sistema de juego. Hizo un equipo más lógico para, quizás, sentirse más cómodo y suponiendo, también, que Instituto le iba a dar cierto respiro para hacer una prueba con otro esquema. Sin embargo, el equipo de Núñez se incómodo como contra Atlas y Guaraní.

Con Carlos Auzqui por la derecha y Pity Martínez contra la raya izquierda, se presumía que River podía tener más juego por las bandas y más explosión. Pero Auzqui no se metió en el partido. Y el juego recayó en el Pity, el único que aportó desequilibrio hasta que se le soltó la cadena y se fue expulsado por meterle un fuerte pisotón a Guido Mainero, juvenil del equipo cordobés que antes le había cometido una fuerte infracción. A Martínez le salió mal la intención de hacer justicia por mano propia.

River lo sintió porque de los pies del Pity salió lo mejor en la primera mitad, sobre todo en la pelota parada, la alternativa que le quedó al conjunto millonario para llegar al arco rival. Alario cabeceó el centro de Martínez y la pelota se fue cerca. También hubo combinaciones del Pity con el Pipa y con Scocco que llevaron algo de peligro. En ese contexto, la expulsión del ex Huracán fue un golpe duro para River que además debía reacmodarse en el campo de juego. Sin embargo, en el peor momento del equipo llegó el gol. Nacho Fernández envió un centro para que Alario se sacara la mufa.

Hasta ese momento no se notaba que Instituto jugara con un equipo diezmado, sin rodaje, que arrancó a entrenarse hace una semana y al que recién el viernes le dejaron habilitar a sus refuerzos. Siendo ordenado, se animó a arrimarse a Germán Lux, quien tuvo su mayor exigencia luego del error de un compañero suyo. Casco quiso darle la pelota pero se la regaló a un rival. Y el arquero le sacó el mano a mano a Facundo Castelli.

Instituto tuvo el empate en esa jugada. Pudo haber cambiado la historia. Pero la desaprovechó. Para colmo, minutos después fue expulsado Facundo Agüero. Se quedó sin la ventaja numérica de hombres en cancha. Y River se tranquilizó. Se acomodó desde la presencia de Ponzio. También, a partir del ingreso de Enzo Pérez. Enzo le hizo honor a su nombre y metió un golazo, el primero en el club del cual es hincha. El partido parecía resuelto, sin lugar a padecimientos.

Y así fue. Ni siquiera tembló River cuando Pinola perdió una pelota que derivó en el descuento del conjunto cordobés. Porque ese tanto le pudo dar lugar al sufrimiento final pero ocurrió lo contrario. Hubo una ráfaga furiosa del equipo de Gallardo para demostrar quién manda. La misma incluyó dos goles más (uno de Maidana y el otro de Santos Borré) para no dejar dudas y concretar una goleada que parecía impensada por el trámite del juego. Pero que la jerarquía de los jugadores de River la convirtió en realidad.

Deportivo Morón 1 - San Lorenzo 0 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

EL RECIÉN ASCENDIDO A LA B NACIONAL GANÓ SIN DISCUSIONES Y SE UBICÓ EN LOS OCTAVOS DE FINAL
San Lorenzo no encontró otro milagro y Morón dio el golpe
Con jugadores en nivel demasiado bajo, los de Boedo perdieron otra chance de saltar a la Libertadores 2018.
Nocaut. Que le cuenten hasta diez, esta vez no se va a levantar. Ya no tendrá la chance de los penales. No lo salvarán las manos de su arquero. No seguirá pasando de ronda sin fútbol, sin creatividad, sin ánimo. Ya no. Esta vez se le terminó el changüí al San Lorenzo de los milagros. La tercera fue la vencida para los dirigidos por Diego Aguirre. Venía zafando. Había pasado a dos rivales, uno de menor jerarquía que otro, con sufrimiento. A Emelec (Ecuador), por la Copa Libertadores, y a Cipolletti (Federal A), por los 32avos de la Copa Argentina, no pudo superarlos en el juego y les ganó en los penales. Sin embargo, ayer no tuvo de su lado a la fortuna y se encontró con un tremendo golpe que le dio Deportivo Morón en un domingo de fútbol como los de antes, con ambas hinchadas a puro color y en paz.

En la cancha de Lanús, el recién ascendido a la B Nacional vivió una de las jornadas más importantes de su historia. Por primera vez le ganó a un grande y avanzó a los octavos de final de la Copa Argentina, donde enfrentará a Unión. Fue 1 a 0 con un golazo de Leandro Guzmán a cinco minutos del final. Fue la gloria para el Gallo que cantó más fuerte que nunca. Y fue la desazón absoluta para el Ciclón que vive su peor momento desde la llegada del entrenador charrúa. Con esta eliminación impensada se le esfumó una vía de acceso directo a la Libertadores 2018. Ahora deberá ganar la actual edición (se medirá con Lanús en cuartos) o esperar que el campeón sea River y que Racing, Estudiantes o Independiente se coronen en la Sudamericana. Difícil.

Los silbidos del final cayeron a modo de daga desde la popular azulgrana. Los hinchas no soportaron más otra actuación negra de su San Lorenzo querido. Los resultados taparon las anteriores flojísimas producciones.

Pero, más allá de festejar, la gente siempre se iba de la cancha con un mismo pensamiento: “Jugando así es imposible zafar siempre”. Y finalmente ocurrió. El mazazo fue fuerte. Les cayó de lleno a los dirigentes y al plantel. Y, sobre todo, al técnico Aguirre, que ya venía mirado de reojo por una mayoría impaciente.

San Lorenzo no ofrece respuestas. La excusa de jugar en medio de la pretemporada no le sirvió en la soleada tarde dominguera en el sur bonaerense. Porque Morón también está en plena preparación. En el segundo tiempo, el conjunto de Walter Otta y su decisión de hacer historia fueron más que un San Lorenzo descolorido, que -le duela a quien le duela- sigue padeciendo la ausencia de un socio para Fernando Belluschi ante la ida de Néstor Ortigoza.

A falta de un patrón de juego, al equipo de Boedo tampoco lo salvan las individualidades. Tiene futbolistas en niveles llamativamente bajos. Uno de ellos es el propio Belluschi, en quien se depositan las esperanzas de ver algo distinto cuando recibe la pelota. Nada. Errático, nublado, fastidioso. Otro que no brinda seguridad es Franco Mussis. Pierde más de lo que gana en el círculo central. Nicolás Blandi es un náufrago perdido en las tristes aguas de la soledad. Y las pocas pelotas que le llegan no puede aprovecharlas. Abajo la cosa no está mejor. Aguirre sigue buscando la dupla de centrales que le ofrezca más garantías. La de ayer falló. Navarro, en el arco, es hoy el mejor de los titulares, sin dudas.

Apenas hubo algo de los más chicos: Bautista Merlini dibujó una pared para Tomás Conechny, quien se topó con Julio Salvá. Esa fue la única jugada que hilvanó San Lorenzo durante los 90 minutos de ayer. Es cierto que dominó el balón y que le anularon correctamente cuatro tantos por fuera de juego. Intentó tener paciencia, pero se excedió en los pases laterales sin encontrar las sociedades ni los cambios de ritmo ni los espacios necesarios ante un rival que no se movió de su orden y que demostró valentía en el segundo tiempo para animarse a hacerle frente a su adversario de superior jerarquía.

Los cambios no cambiaron nada en San Lorenzo y Morón encontró su nirvana cuando se equivocó Gabriel Rojas y Guzmán definió -con ayuda de un desvío en Gonzalo Rodríguezpara liquidar al Ciclón y hacer cantar el Gallo hasta morir... De alegría.

sábado, 19 de agosto de 2017

Racing 2 - Mitre (Santiago del Estero) 1 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

EL CONJUNTO DE AVELLANEDA VENCIÓ 2-1 CON GOLES DE LISANDRO Y GRIMI; AHORA JUGARÁ CON OLIMPO
Racing sufrió más de la cuenta ante un equipo del Ascenso, pero al final ganó con justicia
Mitre de Santiago del Estero, recién ascendido a la B Nacional, lo derrotaba hasta el minuto 33 del segundo tiempo. Los de Cocca fueron superiores en el complemento, aunque erraron muchas situaciones, entre ellas un penal de Lisandro López.
Ganó bien pero dejó dudas. Padeció el partido aunque se llevó el triunfo por lo hecho en el segundo tiempo, en el que su rival sintió el desgaste con una resistencia a puro corazón. Racing venció 2-1 a Mitre de Santiago del Estero y se metió en los 16avos de final de la Copa Argentina (enfrentará a Olimpo). Eso sí, deberá mejorar y ajustar el funcionamiento para la exigente competencia que se le viene con tres frentes abiertos.

Hay que jugar con el corazón para disimular las enormes distancias que hay entre un equipo como Racing y otro como Mitre, que habitan en mundos distintos. Y el elenco de Santiago del Estero salió a jugar con el corazón. Por eso el duelo se emparejó mucho más de lo que se esperaba. Con un esquema de juego lógico (4-1-4-1), los dirigidos por Arnaldo Sialle sorprendieron a la Academia desde el arranque.

Presionó arriba en jugadas puntuales, se agrupó casi siempre, atacó cuando pudo y la reventó cuando le era indispensable. Es cierto que el gol de Ramiro Fergonzi, a los 22 minutos del primer tiempo, se produjo por un error grosero de Egidio Arévalo Ríos (salió por adentro y tardó en despejar), pero no fue una injusticia porque Mitre se acercó varias veces al arco de Juan Musso. Incluso pudo marcar el segundo en los pies de Joaquín Quinteros: anticipó un centro atrás de Ricardo Tapia y la pelota se fue al lado del palo izquierdo.

Racing fue previsible y ese tal vez haya sido su mayor falencia. No jugó mal el equipo de Diego Cocca (bien tampoco, se aclara). Fue profundo por las bandas, especialmente por el sector se Augusto Solari. El ex River llegó al fondo cuando se lo propuso, aunque no pudo terminar ninguna bien. Con el correr de los minutos Racing se olvidó de ser paciente y jugó a los centros. Error: ni Licha López ni Maxi Cuadra son delanteros que puedan ganar por arriba.

Tuvo algo más que corazón Mitre: viveza de la buena, de esa que se adquiere jugando en el interior profundo, lejos de las cámaras y los flashes.. Dos situaciones. El arquero Alejandro Medina cada vez que iba a sacar agarraba dos pelotas y elegía una como si fuese un jugador de tenis. En la otra fue protagonista el autor del gol. Le avisó al Pulpo González que le devolvería la pelota en un gesto de fair play. Amagó con encarar hacia el arco. Corrió unos metros y la tiró afuera. Los jugadores de Racing se le fueron al humo. Ganó un minuto.

Mitre, como era de preverse, se quedó sin piernas en el segundo tiempo. Y Racing, como también era de preverse, fue con todo para tratar primero de empatar el partido y después darlo vuelta. Sin embargo se topó con el arquero del equipo de Santiago del Estero. Medina le contuvo un penal a López y luego se recuperó de un rebote largo para sacarle el gol otra vez al delantero de Racing. Pero Licha no se dio por vencido y en la tercera que tuvo, casi sin enterarse, debajo del arco empujó la pelota para el empate. Y para que esos corazones albicelestes no estén tan agitados. Quedaban doce minutos para el final.

Licha lo tuvo otras dos veces pero una vez más apareció la figura de Medina. Hasta que Grimi enganchó con el pie zurdo un centro y descolocó a Medina. Racing respiró aliviado. Era el gol de la victoria. Y ahí sí, esos corazones académicos retomaron el pulso normal. Racing fue superior en la etapa final y llegó merecidamente a un triunfo que le costó más de lo esperado. Sufrió el partido y Mitre, a pesar de la derrota, terminó de pie.

jueves, 17 de agosto de 2017

Lanús 1 - Unión 2 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

LOS SANTAFESINOS DIERON VUELTA EL PARTIDO Y AVANZARON EN LA COPA ARGENTINA
Unión sorprendió a Lanús y lo dejó afuera
Con despliegue físico, orden y contundencia en el área justificó su triunfo en el regreso de Madelón como técnico.
Unión sorprendió. Con mucha personalidad, disciplina, orden táctico. Le dio un golpe letal a su rival granate, que jugó en su propio terruño, en Buenos Aires. Porque el partido se habrá jugado en la cancha de Arsenal, que de neutral tiene poco y nada porque Lanús está a la vuelta de la esquina, a sólo un par de estaciones. Se clasificaron los santafesinos que dieron vuelta el choque de los dieceseisavos de final de la Copa Argentina y jugará en la próxima fase con San Lorenzo o Morón, que se enfrentan el domingo a las 15.30 en Arias y Guidi.

La vuelta de Leonardo Madelón a Unión se celebró con todo. A bordo de un 4-3-2-1 presionó en campo rival, tuvo la pelota durante gran parte del primer tiempo y casi pega el primer grito cuando arrancaba el encuentro. Un bombazo de Lucas Gamba explotó en el travesaño y Franco Soldano cabeceó defectuosamente en el rebote. Nada podía hacer Fernando Monetti, quien anoche volvió al arco de Lanús tras ocho meses, recuperado de la rotura de ligamentos de la rodilla derecha.

Los granates no tuvieron el volumen de juego que siempre los caracterizó. A excepción de alguna trepada de José Luis Gómez por el andarivel derecho o algún desborde de Lautaro Acosta por el otro sector, poquito y nada generó. Pero fue el Laucha, que está en los planes de Jorge Sampaoli para la convocatoria de los partidos contra Uruguay y Venezuela por las Eliminatorias, el que desequilibró por su zona, armó una pared con Germán Denis, dejó expuesto a Damián Martínez y metió un centro atrás para que Alejandro Silva, reemplazante del lesionado Marcelino Moreno, la empujara a la carrera. No la pasaba bien Lanús, pero ganaba en Sarandí. Le duró una fugacidad la alegría. De Iriondo, un volante de corte y confección, sacó un derechazo de media distancia que rozó en Marcelo Herrera y descolocó a Monetti. Fue un golazo. 1 a 1.

En el segundo tiempo, poco cambió la tónica del juego. Unión controló el ritmo. Y Martínez pareció un lateral brasileño. Entró con la pelota dominada al área, asistió a Gamba y el volante creativo no falló. 2 a 1. Estupor en el Sur. Y a pesar de la jerarquía individual y sus aspiraciones continentales, Lanús no logró generar preocupaciones ante un rival que se metió atrás, sostuvo el resultado y se fue victorioso a Santa Fe.

miércoles, 16 de agosto de 2017

River 3 - Atlas 0 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

EL DEFENSOR DEL TÍTULO DEBUTÓ EN SALTA CON UNA HOLGADA VICTORIA
River resolvió el trámite con goles de sus volantes, pero el esquema no convence
Un doblete de Pity Martínez -el segundo, de penal- y uno de Nacho Fernández le dieron forma al 3-0 ante un Atlas modesto y que arrimó algún peligro. Viene Instituto, tal vez el domingo.
La primera presentación de la defensa del título en la Copa Argentina le sirvió a Marcelo Gallardo para seguir evaluando el nuevo esquema que diseñó en la pretemporada de Orlando. La diferencia de cuatro categorías con el rival preveía que, por momentos, el encuentro se parecería a un entrenamiento televisado y con público. Pero, a pesar del 3-0, River estuvo lejos de brillar. Por momentos, jugó con el freno de mano puesto y el partido se tornó cansino. La mejor observación que el Muñeco se llevó de Salta fue que Gonzalo Martínez e Ignacio Fernández pueden ser las claves para intentar sostener un sistema que, por ahora, no convence.

Tanto el Pity como Nacho le dieron juego, movilidad y gol al equipo. Y llegaron al área rival, tal como pretende Gallardo. Con determinación. Los goles de River grafican esta situación. La jugada del primero se inició en los pies del ex Gimnasia y terminó con una gran definición (control con la zurda y remate de derecha casi desde el borde del área grande) del ex Huracán, tras un pase de pecho de Lucas Alario (lleva diez partidos sin convertir). Y en el segundo, Nacho dejó libre el andarivel derecho y apareció por el medio para cabecear al gol. Su movimiento permitió la trepada de Moreira, quien envió el centro luego combinar con Enzo Pérez.

River se sacó el trámite de encima y nada más. Lo resolvió pero no convenció. Lo que no cierra es el esquema. Es cierto que aún está tratando de aceitarlo, pero tanto ayer como contra Guaraní dejó la sensación de que algo falta. Y lo que falta es profundidad para que las jugadas no culminen en toques intrascendentes. También, un delantero. Porque si bien Nacho y Pity pueden desequilibrar y acompañar a Alario, ninguno tiene alma de delantero, en especial Fernández. Al menos, Pity siente la banda para posicionarse como extremo y tratar de desequilibrar por allí. Pero Nacho no. No se lo puede encasillar. Por eso es clave su movilidad. Para la salud del equipo.

Gallardo es consciente de esta situación. Por eso, a la hora de sacar a Enzo Pérez (jugó con cinco puntos de sutura debajo de la rodilla derecha) a los diez minutos del segundo tiempo, el que ingresó fue Scocco, delantero neto. Allí el esquema se modificó y pasó a 4-4-2. Es que el técnico también está probando eso. Y ya avisó que si tiene que cambiar lo hará.

Sin embargo, el cambio de esquema no le trajo demasiadas modificaciones a River. El conjunto millonario entró en una meseta. Y hasta sufrió en un par de avances de Atlas, sobre todo en la pelota parada (casi padece un gol olímpico tras una mala salida de Germán Lux).

En el complemento, Pity y Nacho no entraron tanto en juego como en la primera mitad y River lo sintió. Solo algunas pinceladas del zurdo. Y el aporte del colombiano Santos Borré (forzó el penal que Martínez cambió por gol para concretar la goleada), quien hizo su debut. Pero muy poco en general, teniendo en cuenta que enfrente había un equipo amateur. La muestra la dio Wilson Severino, histórico delantero de Atlas, que se había retirado y regresó para jugar este partido. Fanático de River, al ingresar al campo de juego fue a abarazar a Ponzio. Y se fue llorando de la emoción. Perlitas de la Copa Argentina.

San Lorenzo 1 (4) - Cipolletti (Río Negro) 1 (2) - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

EL EQUIPO DE BOEDO SE CLASIFICÓ A LOS DIECISEISAVOS DE FINAL Y EL DOMINGO JUGARÁ CONTRA MORÓN
A este San Lorenzo sin ideas lo iluminan las manos de Navarro
Perdía 1-0 con el rival del Federal A, lo empató el pibe Reniero y el “1” fue decisivo en la serie tapando dos remates.
Hay detalles que determinan recorridos. Instantes que parecen suspiros y que transforman la decepción en desahogo. Sirve la escena: Carlos Ávila -zurdo, número diez en la espalda, esperanza de fútbol de Cipolletti- se para frente a la pelota. Tiene en uno de sus pies la posibilidad -quizá- de acercar la victoria más importante para el fútbol del club al que representa, nacido en 1926, orgullo de su ciudad de 80.000 habitantes. Pero no. No es tiempo de tarde épica bajo el cielo de Lanús.

Nicolás Navarro, el protagonista central de esta historia, vuela sin exageraciones hacia su derecha; la pelota, mansa, lo impacta. El aquero de San Lorenzo, justo en ese segundo, se convierte en superhéroe por un rato. Otra vez. Los números no son un juego: cinco días, cuatro penales atajados, dos clasificaciones... Y un técnico que lo aplaude y respira. Por él, Diego Aguirre no está ahora en la cornisa. Ni siquiera a pesar de que las redes sociales lo tengan como trending topic, como destinatario de críticas múltiples.

Frente a Emelec, el jueves, cuando el Nuevo Gasómetro era una sucesión de escenas de hinchas ansiosos, incómodos, expectantes, Navarro voló, acertó, ganó. También por él, en la definición por penales, San Lorenzo accedió a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Aquella vez ofreció un gesto que en esta ocasión ante el rival patagónico del Federal A repitió: cerró su puño derecho, miró a sus compañeros, celebró.

San Lorenzo -por él, sobre todo por él- sigue también en la Copa Argentina. Ahora, el domingo, irá por más frente a Deportivo Morón, campeón reciente de la Primera B Metropolitana. Y no sólo por su destreza para los penales Navarro merece elogios. Se comportó como esos arqueros de equipo grande, obligados a responder bien ante las escasas llegadas ajenas. Sin responsabilidad en el gol de Jorge Piñero da Silva, rescató a San Lorenzo con un par de intervenciones de esas que definen la continuidad del partido.

Su participación decisiva invita a la comparación con otros días felices y no tan lejanos: aquellos de las atajadas de Sebastián Torrico -hoy suplente- frente a Vélez en el encuentro decisivo de 2013 o en tantos tramos cruciales de la Libertadores 2014. Navarro comienza a ganarse un lugar en los corazones de Boedo.

Más allá de la celebración, hay otra verdad que las gruesas manos de Navarro no pueden tapar: San Lorenzo no está jugando bien. Afrontó dos partidos eliminatorios y se expuso a la eliminación por errores propios. Y no es que enfrentó al Milan de Sacchi o al Real Madrid de Zidane; tampoco al Atlético Nacional de la anterior Libertadores. De local, no fue capaz de hacerle un gol a Emelec jugando casi un tiempo con un hombre más. Esa vez, aunque le faltó precisión en territorio ajeno, no le sobraron llegadas.

Anoche, ante un equipo del tercer escalón del fútbol argentino -en días de inquietudes y de pretemporada- fue superior pero careció de claridad. Empató 1-1, gracias a un acierto reconocible al entrenador: Nicolás Reniero -22 años; rescatado de su préstamo en Almagro- estableció el 1-1 cuando al encuentro y a la angustia le quedaban 18 minutos. Los otros méritos de la jugada que mantuvo con vida al equipo de Aguirre: la recuperación de Alexis Castro y la asistencia de Nicolás Blandi.

Es más simple mejorar desde el hábito de la clasificación que de los escombros de las eliminaciones. El domingo, ante otro rival periférico, por esta Copa Argentina, deberá demostrar evoluciones en el juego. O encomendarse a Navarro. O rezar.


Definición por tiros desde el punto penal: San Lorenzo 4 (convirtieron Matías Caruzzo, Gonzalo Rodríguez, Leandro Romagnoli y Ezequiel Cerutti; Matías Alasia contuvo el remate de Nicolás Blandi); Cipolletti (Río Negro) 2 (anotaron Eduardo Vilce y Gastón Valente; Nicolás Navarro atajó los remates de Damián Jara y Carlos Ávila).

martes, 15 de agosto de 2017

Confirmado! Hay Gran DT Superliga 2017/2018 - Primera Parte

Comentarios


Información y Novedades:
  • Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
  • Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
  • El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
  • Desde esta edición ya no estarán más las Estrellas Internacionales.
  • El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $255.
  • Precios de los otros packs: 35 pines $194, 20 pines $137, 12 pines $86 y 1 pin $7,99.
  • El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
  • El campeón del torneo gana un viaje a Europa para él y un amigo.
  • El ganador de la fecha en Fútbol 5 se lleva un Smart TV 32".
  • El campeón de Fútbol 5 gana un Smart TV 43" y una consola de juegos.
  • Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
  • Armá tus Mini Ligas desde el 23 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 2.
  • Cada Mini Liga ahora estará compuesta por 10 participantes.
  • Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos. $30.000 - $8.000 - $4.000.
  • Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™