INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Superliga 2017/2018 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
* El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
* El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
* Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

Lamentablemente, por el momento no hay mayores novedades. No se sabe en que fecha comienza, si habrá o no estrellas internacionales, cuales serán los premios para la general, si continuarán o no las Mini Ligas y el precio del Pack Premium y de pines.

jueves, 31 de agosto de 2017

Proponemos cambios para el Gran DT 2017

Comentarios

Buenas noches gente! En esta publicación voy a solicitar una cierta cantidad de cambios que serían beneficiosos para el juego. Veremos si Clarín toma o no alguno.



1) Quitar a las Estrellas Internacionales:
En este puntos no hay mucho que decir ya. Con la inclusión de las estrellas el juego perdió su esencia y a muchos participantes los cuales no estaban de a cuerdo con este cambio. El Gran DT debe ser con los jugadores del fútbol argentino, y esto quedó claro en las tantas encuestas que hizo Gran DT en su sitio sobre si deberían o no seguir las estrellas en 2017 en las cuales más de la mitad de los votantes eligieron por que las quiten.


2) Jugadores que ingresan luego de los 25'ST:
Este tema esta generando mucha discusión últimamente, ya que un jugador reglamentariamente debe jugar como mínimo 20 minutos para ser calificado, entonces, por ejemplo, si Juan Pérez ingresa a los 25:30 minutos del segundo tiempo, automáticamente no debe sumar puntos ya que está jugando 19:30 minutos, y no 20, pero Clarín lo califica de todos modos. En conclusión, a partir de ahora, cuando un jugador ingrese cuando el reloj marca 25:01 minutos no deberá sumar puntos, ya que no llega al mínimo reglamentario. Estaría jugando 19:59 y no 20. Recibimos muchas quejas el torneo pasado por esta situación.


3) Comenzar a puntuar las asistencias:
Creemos que sería muy importante comenzar a puntuar las asistencias ya que en muchos casos hay goles que no serían tales si no fuera por la efectividad del asistidor, es por eso que debería ser premiado. La puntuación podría ser de 1 o 2 puntos extras. Este punto es el que puede llegar a generar mucha polémica a la hora de determinar cuando efectivamente existió una asistencia y cuando no.


4) Poder ver los equipos rivales en los desafíos 1 a 1:
A muchos nos gusta ir palpitando los mano a mano, partido tras partido y sumando los puntos. Por eso, como ya sucede en las Mini Ligas, se deberían poder ver los equipos de nuestros rivales en los desafíos 1 a 1.


5) Aumentar los premios:
Hace rato deberían haber aumentado ya, y varias veces. Por esta razón han dejado de participar muchas personas, sumado también a el esfuerzo que se hace fecha tras fecha para poder ganar el juego y sólo haya un ganador. Se debería premiar el top 10 final con todo el sacrificio que hacen para estar ahí arriba, y de una fecha para otra quizás por 2 puntos quedan segundos, pierden el Gran DT y no son recompensados. Esto desmotiva, y mucho. Finalizando, a esta altura el ganador de el Gran DT debería estar ganando mínimamente $300.000 y no viajes! La gente quiere el dinero en efectivo, lo necesita, no viajes que no sirven de nada!


6) Que la capitanía sea transferible:
En estos días nos pidieron mucho este cambio. Si tu capitán no juega, se debería transferir la capitanía al suplente que lo reemplaza, si este segundo no juega, ahí si ya se estaría sumando sin capitán. Aunque este punto puede generar polémica también, ya que si vamos a la realidad, un equipo juega siempre con capitán, por lo que si éste no jugaría y su suplente tampoco, en este caso quien pasaría a tener la cinta? Una alternativa, que quizás no guste mucho, pero es para jugar siempre con capitán, sería no elegirlo y que el jugador mejor calificado de tu equipo sume el doble de calificación.



Lamentablemente el juego esta muriendo lentamente, en realidad lo está matando el propio Gran DT con las decisiones que toman y también con los puntajes y/o figuras desastrosas que ponen. De aquellos más de 2 millones de participantes que comenzaron en 2008 quedan muy pocos, tan solo unos 41.000 "Incondicionales" casi. El último Gran DT no se llegó a los 380.000 inscriptos.

jueves, 17 de agosto de 2017

Lanús 1 - Unión 2 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

LOS SANTAFESINOS DIERON VUELTA EL PARTIDO Y AVANZARON EN LA COPA ARGENTINA
Unión sorprendió a Lanús y lo dejó afuera
Con despliegue físico, orden y contundencia en el área justificó su triunfo en el regreso de Madelón como técnico.
Unión sorprendió. Con mucha personalidad, disciplina, orden táctico. Le dio un golpe letal a su rival granate, que jugó en su propio terruño, en Buenos Aires. Porque el partido se habrá jugado en la cancha de Arsenal, que de neutral tiene poco y nada porque Lanús está a la vuelta de la esquina, a sólo un par de estaciones. Se clasificaron los santafesinos que dieron vuelta el choque de los dieceseisavos de final de la Copa Argentina y jugará en la próxima fase con San Lorenzo o Morón, que se enfrentan el domingo a las 15.30 en Arias y Guidi.

La vuelta de Leonardo Madelón a Unión se celebró con todo. A bordo de un 4-3-2-1 presionó en campo rival, tuvo la pelota durante gran parte del primer tiempo y casi pega el primer grito cuando arrancaba el encuentro. Un bombazo de Lucas Gamba explotó en el travesaño y Franco Soldano cabeceó defectuosamente en el rebote. Nada podía hacer Fernando Monetti, quien anoche volvió al arco de Lanús tras ocho meses, recuperado de la rotura de ligamentos de la rodilla derecha.

Los granates no tuvieron el volumen de juego que siempre los caracterizó. A excepción de alguna trepada de José Luis Gómez por el andarivel derecho o algún desborde de Lautaro Acosta por el otro sector, poquito y nada generó. Pero fue el Laucha, que está en los planes de Jorge Sampaoli para la convocatoria de los partidos contra Uruguay y Venezuela por las Eliminatorias, el que desequilibró por su zona, armó una pared con Germán Denis, dejó expuesto a Damián Martínez y metió un centro atrás para que Alejandro Silva, reemplazante del lesionado Marcelino Moreno, la empujara a la carrera. No la pasaba bien Lanús, pero ganaba en Sarandí. Le duró una fugacidad la alegría. De Iriondo, un volante de corte y confección, sacó un derechazo de media distancia que rozó en Marcelo Herrera y descolocó a Monetti. Fue un golazo. 1 a 1.

En el segundo tiempo, poco cambió la tónica del juego. Unión controló el ritmo. Y Martínez pareció un lateral brasileño. Entró con la pelota dominada al área, asistió a Gamba y el volante creativo no falló. 2 a 1. Estupor en el Sur. Y a pesar de la jerarquía individual y sus aspiraciones continentales, Lanús no logró generar preocupaciones ante un rival que se metió atrás, sostuvo el resultado y se fue victorioso a Santa Fe.

miércoles, 16 de agosto de 2017

River 3 - Atlas 0 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

EL DEFENSOR DEL TÍTULO DEBUTÓ EN SALTA CON UNA HOLGADA VICTORIA
River resolvió el trámite con goles de sus volantes, pero el esquema no convence
Un doblete de Pity Martínez -el segundo, de penal- y uno de Nacho Fernández le dieron forma al 3-0 ante un Atlas modesto y que arrimó algún peligro. Viene Instituto, tal vez el domingo.
La primera presentación de la defensa del título en la Copa Argentina le sirvió a Marcelo Gallardo para seguir evaluando el nuevo esquema que diseñó en la pretemporada de Orlando. La diferencia de cuatro categorías con el rival preveía que, por momentos, el encuentro se parecería a un entrenamiento televisado y con público. Pero, a pesar del 3-0, River estuvo lejos de brillar. Por momentos, jugó con el freno de mano puesto y el partido se tornó cansino. La mejor observación que el Muñeco se llevó de Salta fue que Gonzalo Martínez e Ignacio Fernández pueden ser las claves para intentar sostener un sistema que, por ahora, no convence.

Tanto el Pity como Nacho le dieron juego, movilidad y gol al equipo. Y llegaron al área rival, tal como pretende Gallardo. Con determinación. Los goles de River grafican esta situación. La jugada del primero se inició en los pies del ex Gimnasia y terminó con una gran definición (control con la zurda y remate de derecha casi desde el borde del área grande) del ex Huracán, tras un pase de pecho de Lucas Alario (lleva diez partidos sin convertir). Y en el segundo, Nacho dejó libre el andarivel derecho y apareció por el medio para cabecear al gol. Su movimiento permitió la trepada de Moreira, quien envió el centro luego combinar con Enzo Pérez.

River se sacó el trámite de encima y nada más. Lo resolvió pero no convenció. Lo que no cierra es el esquema. Es cierto que aún está tratando de aceitarlo, pero tanto ayer como contra Guaraní dejó la sensación de que algo falta. Y lo que falta es profundidad para que las jugadas no culminen en toques intrascendentes. También, un delantero. Porque si bien Nacho y Pity pueden desequilibrar y acompañar a Alario, ninguno tiene alma de delantero, en especial Fernández. Al menos, Pity siente la banda para posicionarse como extremo y tratar de desequilibrar por allí. Pero Nacho no. No se lo puede encasillar. Por eso es clave su movilidad. Para la salud del equipo.

Gallardo es consciente de esta situación. Por eso, a la hora de sacar a Enzo Pérez (jugó con cinco puntos de sutura debajo de la rodilla derecha) a los diez minutos del segundo tiempo, el que ingresó fue Scocco, delantero neto. Allí el esquema se modificó y pasó a 4-4-2. Es que el técnico también está probando eso. Y ya avisó que si tiene que cambiar lo hará.

Sin embargo, el cambio de esquema no le trajo demasiadas modificaciones a River. El conjunto millonario entró en una meseta. Y hasta sufrió en un par de avances de Atlas, sobre todo en la pelota parada (casi padece un gol olímpico tras una mala salida de Germán Lux).

En el complemento, Pity y Nacho no entraron tanto en juego como en la primera mitad y River lo sintió. Solo algunas pinceladas del zurdo. Y el aporte del colombiano Santos Borré (forzó el penal que Martínez cambió por gol para concretar la goleada), quien hizo su debut. Pero muy poco en general, teniendo en cuenta que enfrente había un equipo amateur. La muestra la dio Wilson Severino, histórico delantero de Atlas, que se había retirado y regresó para jugar este partido. Fanático de River, al ingresar al campo de juego fue a abarazar a Ponzio. Y se fue llorando de la emoción. Perlitas de la Copa Argentina.

San Lorenzo 1 (4) - Cipolletti (Río Negro) 1 (2) - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

EL EQUIPO DE BOEDO SE CLASIFICÓ A LOS DIECISEISAVOS DE FINAL Y EL DOMINGO JUGARÁ CONTRA MORÓN
A este San Lorenzo sin ideas lo iluminan las manos de Navarro
Perdía 1-0 con el rival del Federal A, lo empató el pibe Reniero y el “1” fue decisivo en la serie tapando dos remates.
Hay detalles que determinan recorridos. Instantes que parecen suspiros y que transforman la decepción en desahogo. Sirve la escena: Carlos Ávila -zurdo, número diez en la espalda, esperanza de fútbol de Cipolletti- se para frente a la pelota. Tiene en uno de sus pies la posibilidad -quizá- de acercar la victoria más importante para el fútbol del club al que representa, nacido en 1926, orgullo de su ciudad de 80.000 habitantes. Pero no. No es tiempo de tarde épica bajo el cielo de Lanús.

Nicolás Navarro, el protagonista central de esta historia, vuela sin exageraciones hacia su derecha; la pelota, mansa, lo impacta. El aquero de San Lorenzo, justo en ese segundo, se convierte en superhéroe por un rato. Otra vez. Los números no son un juego: cinco días, cuatro penales atajados, dos clasificaciones... Y un técnico que lo aplaude y respira. Por él, Diego Aguirre no está ahora en la cornisa. Ni siquiera a pesar de que las redes sociales lo tengan como trending topic, como destinatario de críticas múltiples.

Frente a Emelec, el jueves, cuando el Nuevo Gasómetro era una sucesión de escenas de hinchas ansiosos, incómodos, expectantes, Navarro voló, acertó, ganó. También por él, en la definición por penales, San Lorenzo accedió a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Aquella vez ofreció un gesto que en esta ocasión ante el rival patagónico del Federal A repitió: cerró su puño derecho, miró a sus compañeros, celebró.

San Lorenzo -por él, sobre todo por él- sigue también en la Copa Argentina. Ahora, el domingo, irá por más frente a Deportivo Morón, campeón reciente de la Primera B Metropolitana. Y no sólo por su destreza para los penales Navarro merece elogios. Se comportó como esos arqueros de equipo grande, obligados a responder bien ante las escasas llegadas ajenas. Sin responsabilidad en el gol de Jorge Piñero da Silva, rescató a San Lorenzo con un par de intervenciones de esas que definen la continuidad del partido.

Su participación decisiva invita a la comparación con otros días felices y no tan lejanos: aquellos de las atajadas de Sebastián Torrico -hoy suplente- frente a Vélez en el encuentro decisivo de 2013 o en tantos tramos cruciales de la Libertadores 2014. Navarro comienza a ganarse un lugar en los corazones de Boedo.

Más allá de la celebración, hay otra verdad que las gruesas manos de Navarro no pueden tapar: San Lorenzo no está jugando bien. Afrontó dos partidos eliminatorios y se expuso a la eliminación por errores propios. Y no es que enfrentó al Milan de Sacchi o al Real Madrid de Zidane; tampoco al Atlético Nacional de la anterior Libertadores. De local, no fue capaz de hacerle un gol a Emelec jugando casi un tiempo con un hombre más. Esa vez, aunque le faltó precisión en territorio ajeno, no le sobraron llegadas.

Anoche, ante un equipo del tercer escalón del fútbol argentino -en días de inquietudes y de pretemporada- fue superior pero careció de claridad. Empató 1-1, gracias a un acierto reconocible al entrenador: Nicolás Reniero -22 años; rescatado de su préstamo en Almagro- estableció el 1-1 cuando al encuentro y a la angustia le quedaban 18 minutos. Los otros méritos de la jugada que mantuvo con vida al equipo de Aguirre: la recuperación de Alexis Castro y la asistencia de Nicolás Blandi.

Es más simple mejorar desde el hábito de la clasificación que de los escombros de las eliminaciones. El domingo, ante otro rival periférico, por esta Copa Argentina, deberá demostrar evoluciones en el juego. O encomendarse a Navarro. O rezar.


Definición por tiros desde el punto penal: San Lorenzo 4 (convirtieron Matías Caruzzo, Gonzalo Rodríguez, Leandro Romagnoli y Ezequiel Cerutti; Matías Alasia contuvo el remate de Nicolás Blandi); Cipolletti (Río Negro) 2 (anotaron Eduardo Vilce y Gastón Valente; Nicolás Navarro atajó los remates de Damián Jara y Carlos Ávila).

martes, 15 de agosto de 2017

Confirmado! Hay Gran DT Superliga 2017/2018 - Primera Parte

Comentarios


Información y Novedades:
  • Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
  • El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
  • El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
  • Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
  • Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".


Lamentablemente, por el momento no hay mayores novedades. No se sabe en que fecha comienza, si habrá o no estrellas internacionales, cuales serán los premios para la general, si continuarán o no las Mini Ligas y el precio del Pack Premium y de pines.

Boca 5 - Gimnasia y Tiro (Salta) 0 - Copa Argentina 2016/2017

Comentarios

SE IMPUSO A LOS SALTEÑOS POR 5 A 0 CON GOLES DE PABLO PÉREZ, CARDONA, FABRA Y BENEDETTO (2)
Boca exhibió en Formosa su jerarquía de campeón para edificar una goleada
De principio a fin se notó ante Gimnasia y Tiro la diferencia de categoría. Luego de marcar el primer gol, el equipo del Mellizo mostró momentos de muy buen fútbol y pudo ganar por más.
Es una tierra que para Boca tiene un aroma especial. Un perfume que le endulza la confianza y le seduce la ilusión. Allí, en Formosa, dio el primer paso el equipo que al final de la temporada pasada se coronó campeón del fútbol argentino. Fue la noche del 22 de agosto de 2016. Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto le ganaron 2 a 1 a Santamarina de Tandil con goles de Cristian Pavón y de Darío Benedetto por la Copa Argentina. Ese partido significó el punto de partida que desembocó en la vuelta olímpica a mitad de este año. Y anoche, en la misma provincia, el sueño azul y oro se alimentó de ese glorioso pasado reciente para empezar a forjar un nuevo sendero iluminado por la victoria.

Boca arrancó la temporada 20172018 con la satisfacción de superar a Gimnasia y Tiro de Salta sin problemas y de avanzar a los 16avos de final de la Copa Argentina. El miércoles 23 enfrentará a Guillermo Brown de Puerto Madryn, en Mendoza.

Las enormes diferencias de categoría entre un equipo y otro estuvieron a la vista desde el primer instante de juego en un estadio Antonio Romero colmado. El mejor de Primera en el torneo pasado fue muchísimo para las aspiraciones humildes de un representante del Federal A, que encima sufrió un recambio de su plantel que supo luchar para intentar ascender a la B Nacional. Desde atrás hacia adelante, Boca dominó en todo momento.

Más allá de alguna intención inicial salteña de no meterse en su arco y tratar de defenderse más cerca del círculo central, nada impidió el imperialismo boquense del juego en Formosa. El triángulo de la mitad de la cancha dejó en claro que seguirá siendo el motor, el alma y la sangre de este Boca. Con Fernando Gago inspirado y fino para meter pelotas asesinas dentro del área, con Pablo Pérez firme y decidido a marcar, jugar y llegar al gol, y con Wilmar Barrios inamovible del medio, el equipo del Mellizo sabe que serán pocos los rivales que puedan doblegarlo con facilidad.

Todo se potencia hacia adelante si los encargados de dar el último toque, además de cumplir con su función, también participan de la elaboración cerca del área adversaria. Darío Benedetto tiene la capacidad de vestirse de enlace circunstancial y de meter un pase a lo Román Riquelme, como hizo ayer para que Pavón pudiera asistir a Pérez, quien definió debajo del arco en el primero de la noche en el Norte de la Argentina.

Pavón no se cansa de generar pases geniales que dejan a compañeros cara a cara con el arquero. Además de darle uno a Pérez, lo hizo antes con Edwin Cardona y con Benedetto. Ambas jugadas fueron neutralizadas por Mauro Leguiza, que evitó un resultado más abultado.

Y el tercer mosquetero de la delantera xeneize es Edwin Cardona. El colombiano de 24 años que llegó para hacer que Boca no extrañe a Ricardo Centurión. El nacido en Medellín brilló en su debut oficial con la 10 en el lomo. Ya en los amistosos de preparación se había destacado con goles y asistencias. Y en Formosa lo hizo de nuevo, pero esta vez por una Copa.

También fue su estreno en la red. Gago aprovechó un error de Pablo Motta en la mitad del campo y envió un balón al corazón del área que Cardona cambió por el segundo con dos toques. El tercero de Boca tuvo un sabor a café bien intenso: Cardona vio de reojo como subía su compatriota Frank Fabra y le entregó la pelota para que convirtiera de zurda. Faltaba el de Benedetto. Y a falta de uno, el Pipa se anotó con un doblete para sellar el 5 a 0 final.

Gimnasia no pudo hacer más que resignarse ante la supremacía de su adversario. Boca mostró su mejor versión en una Copa Argentina que ya ganó dos veces (en 2012 y 2015) y que quiere volver a conquistar. Mantuvo la base del campeón y despegó con éxito desde el mismo lugar de origen que el año pasado. Boca quiere llegar otra vez a un destino glorioso. Este viaje recién empieza.

viernes, 11 de agosto de 2017

San Lorenzo 0 (5) - Emelec (Ecuador) 1 (4) - Copa Libertadores 2017

Comentarios

A SU MANERA, SUFRIENDO, SAN LORENZO SE CLASIFICÓ Y JUGARÁ CON LANÚS EN CUARTOS DE FINAL
Navarro y sus manos milagrosas explican la celebración en una noche vacía de juego
No exhibió ningún tipo de respuestas y no pudo aprovechar el triunfo en Ecuador. Cayó 1-0 en los 90 minutos ante Emelec y recién gozó en los penales gracias a su arquero: atajó dos.
Pasó y por ahora es suficiente para San Lorenzo. Fue por penales, gracias a las manos firmes y al instinto de felino de su arquero Nicolás Navarro, que contuvo dos disparos desde los 12 pasos. Nada más fue este Ciclón que anoche en su estadio y ante su gente casi que ni un soplido pudo ser contra Emelec de Ecuador. El 0-1 durante los 90 minutos fue el resultado de la mala producción de los dirigidos por Diego Aguirre que a la falta de fútbol por la pretemporada le sumaron ausencia de ideas, aun con un hombre demás en gran parte del segundo tiempo. Primero hay que saber sufrir, se canta. Si sabrá de eso San Lorenzo que se cruzará con Lanús en los cuartos de final.

Un quite desde el piso de Víctor Salazar en la mitad de la cancha que derivó en un posterior ataque inexacto de San Lorenzo hizo levantar de la butaca para festejar casi como un gol a los plateístas que cogoteaban entre los miles de paraguas desplegados. Esa acción sumada a un disparo desde 25 metros de Fernando Belluschi fue lo único que animó un poco a los hinchas locales en la etapa inicial. La lluvia, por momentos intensa, venía acompañada de un viento que empujaba todo a favor del Ciclón en los primeros 45 minutos. Pero nunca lo aprovechó el conjunto de Boedo. Es probable que no haya querido hacerlo. Porque no se preocupó mucho por hacer San Lorenzo.

Tal vez pensando en la falta de ritmo por estar en medio de la pretemporada y teniendo en cuenta que el equipo ecuatoriano llegaba al Nuevo Gasómetro con cuatro partidos disputados por la liga local, el técnico Diego Aguirre eligió esperar y jugar con el 1-0 a favor conseguido en Guayaquil. Al cabo, el elenco visitante no pudo lograr más que tener la pelota. Salió decidido a buscar ese gol necesario para igualar las cosas Emelec. De movida mostró sus cartas al parar cuatro hombres en ataque más la subida del lateral Romario Caicedo por la derecha que se transformaba en un quinto delantero a la hora de mandarse al frente.

Un par de infracciones innecesarias de Marcos Angeleri, al borde del área, comenzaron a encender la ilusión ecuatoriana, que en el inicio del complemento se transformó en un grito de “sí, se puede” con el cabezazo ganador de Osbaldo Lastra, que superó a Angeleri y se clavó en el arco de Nicolás Navarro. El tiro libre desde la derecha fue de Marcos Mondaini.

Si la estrategia de San Lorenzo era dejar pasar el tiempo, el plan no funcionó. No hizo pesar nunca la localía el cuadro azulgrana, que todavía tiene muy fresca la partida de Néstor Ortigoza, generador de fútbol absoluto. Necesita encontrar un socio urgente Belluschi. Anoche, el debutante Alexis Castro no pudo cumplir con esa responsabilidad. Es cierto que algunas cosas no se dan de manera inmediata y que con el tiempo y el trabajo se consiguen los frutos. Sin embargo, la Libertadores no espera. Este encuentro le quedó incomodo a San Lorenzo, como le pasó a los demás conjuntos nacionales. “No es excusa, pero hay que ayudar más a los equipos argentinos que juegan la copa. No puede ser que después de un mes de parate juguemos un primer partido tan importante. Lo mismo había pasado cuando arrancó la copa”, se quejó con razón Nicolás Blandi.

Así y todo, con imprecisiones, sin ideas concretas, desordenado, San Lorenzo se vio obligado a reaccionar. Más aún teniendo superioridad numérica por la correcta expulsión de Oscar Bagüi, que bajó de atrás a Cerutti. Tuvo una clara el Ciclón: Mussis asistió a Belluschi ente líneas pero la definición fue mala. Merlini nunca pesó por izquierda y tuvo que salir por Gabriel Gudiño, otro de los nuevos. Quemó las naves Aguirre con los ingresos de Nahuel Barrios (por Cerutti) y de Nicolás Reniero (por Castro). Nada. San Lorenzo no construyó absolutamente nada. Solamente lo salvaron las manos y la intuición de Nicolás Navarro.


Definición por tiros desde el punto penal: San Lorenzo 5 (convirtieron Nicolás Blandi, Matías Caruzzo, Marcos Angeleri, Gabriel Gudiño y Nicolás Reniero; Esteban Dreer contuvo el remate de Fernando Belluschi); Emelec (Ecuador) 4 (anotaron Fernando Gaibor, Ayrton Preciado, Sebastián Píriz y Romario Caicedo; Nicolás Navarro atajó los remates de Fernando Luna y Christian Ramos).

jueves, 10 de agosto de 2017

Gremio (Brasil) 2 - Godoy Cruz 1 - Copa Libertadores 2017

Comentarios

LOS BRASILEÑOS PASARON A LOS CUARTOS DE FINAL DE LA LIBERTADORES
Godoy Cruz estuvo cerca de dar el golpe pero Gremio se lo dio vuelta y lo eliminó
Al cuarto de hora había equilibrado el gol de la derrota en la ida pero después cometió dos errores fatales.
Godoy Cruz consiguió ese necesario gol de visitante, pero no hubo milagro: los mendocinos, que comenzaron arriba en el marcador, no pudieron sostener la ventaja con el paso de los minutos y terminaron despidiéndose de esta edición de la Copa Libertadores.

La caída por 1-0 en el partido disputado en Mendoza hace más de un mes le trasladaba toda la responsabilidad al conjunto argentino. Desde ese entonces, mucho cambió por Mendoza: además del diferente técnico (tras la sorpresiva salida de Lucas Bernardi asumió el uruguayo Mauricio Larreira), los mendocinos perdieron varias piezas claves del equipo, como por ejemplo su arquero Rodrigo Rey (partió al fútbol griego).

Sin embargo, más allá de todas estas modificaciones, fue el visitante quien hizo pie en Porto Alegre y se hizo respetar ante un rival que se vio sorprendido en el inicio del partido. Con solidez defensiva y explosión en el ataque, Godoy Cruz tuvo un comienzo para la ilusión. En diez minutos, al cabo, tuvo dos chances claras para marcar: con un zurdazo de Garro bien contenido por Grohe y luego con una especie de blooper, en el que Michel casi convierte en contra de su arco.

Fue como si los mendocinos salieran a jugar enojados por aquella inesperada caída como local. Y toda esa bronca contenida se materializó a los catorce minutos. Javier Correa se encontró con la pelota picando a más de treinta metros del arco rival, y no dudó: le pegó con alma y vida y puso el tan ansiado gol. Dio la sensación que el arquero pudo hacer más ante el disparo, pero también es cierto que el derechazo sorprendió a propios y extraños.

Godoy Cruz logró el primer objetivo, el del gol para igualar la serie. Pero lejos de achicar a su rival, el tanto despaviló a Gremio. Apoyado en la velocidad y el despliegue de Luan, los brasileños se hicieron dueños de la pelota, ante la atenta mirada de los visitantes. Toda esa supremacía de Godoy Cruz, de repente, desapareció. Entonces no sorprendió el empate, aunque sí lo hizo la forma.

El debutante Leonardo Burián no controló un débil centro de Gremio y la pelota le quedó a Lucas Barrios, quien tiró el centro atrás para la entrada solitaria de Pedro Rocha. Fue un golpe de nocaut. Porque a pesar de que Godoy Cruz sólo necesitaba un gol para volver a poner a su rival contra las cuerdas, Gremio fue el que continuó dictando el ritmo del partido. Grohe se volvió un espectador más. Luan, en tanto, siguió lastimando por los costados. Y los minutos, poco a poco, fueron escurriéndose entre las manos de los mendocinos.

Para colmo, en el inicio del segundo tiempo, otro error y otro golpe. Esta vez, Gremio encontró mal parado a los mendocinos en un contraataque, y además la fortuna le guiñó el ojo: el tiro de Barrios pegó en el palo, pero el rebote le cayó a Rocha, para el 2-1.

Lo que restó del partido estuvo de más. Godoy Cruz, con más amor propio que juego, buscó otro gol que nunca llegó. La eliminación, claro, la comenzó a pagar tras aquella derrota en Mendoza hace un mes.

© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™