INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2015


En la fecha:
4 PINES al 1ro, 3 PINES al 2do y 2 PINES al 3ro.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
3 PINES al 1ro, 2 PINES al 2do y 1 PIN al 3ro.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT 2015 - Segunda Parte faltan:
 
Más Info:
* Desde el Domingo 5 de Julio se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 17 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera División.
* El Domingo 5 de Julio sale el suplemento gratis con Clarín.
* Desde la fecha 17 empezás a sumar puntos en tu equipo de Fútbol 5.
* Habrá un Torneo Corto por un viaje a Europa para ver el mejor partido del mundo.
* El Torneo Corto será luego de la fecha 30 y durante las Liguillas. Serán 3 fechas.
* Gran DT todavía no definió el precio que tendrá el Pack Premium.
* El premio de la fecha será el mismo, $25.000 (Premium $15.000 adicionales).
* Armá tus Mini Ligas desde el 5 de Julio y empezá a competir desde la fecha 18.
* Todos los usuarios participarán de una Mini Liga creada al azar por Gran DT.
* Fecha de los clásicos. La 24 será una fecha especial, con más ganadores.
* Usá tus 11 jugadores de la última edición.
* Aprovechá el recomendador de jugadores para armar tu equipo.





















jueves, 2 de julio de 2015

Huracán 0 - Independiente Rivadavia 1 - Copa Argentina 2014/2015

Comentarios

ELIMINADO POR INDEPENDIENTE RIVADAVIA
Huracán ya no podrá defender el título de la Copa Argentina
Los mendocinos ganaron con justicia. El Globo mantuvo el bajo nivel de los amistosos. Le queda la Sudamericana.
Noche de sorpresas en el cierre de los 32avos: Independiente Rivadavia de Mendoza sacó del torneo a Huracán, el último campeón, y su rival en la fase siguiente será Quilmes.

Huracán profundizó su crisis. Deberá hacer una buena campaña en este segundo semestre, si no quiere sufrir con el promedio y se quedó sin la ilusión del bicampeonato. Sólo le queda la revancha de la Copa Sudamericana.

Los mendocinos, que recién cortaron una racha adversa de siete partidos en la Primera B Nacional, ganándole el fin de semana pasado a Doulgas Haig 1-0, por primera vez logran pasar de fase y les viene muy bien el premio económico para sus flojas arcas.

En la primera mitad no se notó la diferencia de categoría entre Huracán e Independiente Rivadavia. Es más: dejó una mejor imagen el equipo mendocino que tuvo una chance clara de gol, cuando Matías Villarreal se lo perdió desde inmejorable posición luego de un centro desde la derecha de Juan Pablo Pereyra. Su remate se fue muy alto.

Los de Néstor Apuzzo casi se ponen en ventaja en el descuento cuando Ramón Abila le entró muy arriba a un centro de Cristian Espinoza desde la izquierda.

Muchos problemas defensivos tuvo Huracán, especialmente por los dos laterales. Y en la generación de juego Patricio Toranzo y Daniel Montenegro estuvieron muy discontinuos para abastecer con posibilidades a Wanchope Abila y Espinoza.

No cambió el desarrollo en la parte final. Pereyra estrelló una pelota en el travesaño tras un error de Nervo. Y tras una buena jugada individual de José Méndez por derecha, el corpulento delantero sólo tuvo que llevarse por delante la pelota para decretar el triunfo.

Huracán terminó jugando con cuatro delanteros (entraron Torassa y Gil Clarotti y salieron Toranzo y Villarruel) para tratar de revertir lo evidenciado en las derrotas amistosas con Olimpo (4-2 en Tapiales) y Arsenal (1-0 en el Ducó). No pudo ser y el sueño de retener el título se le terminó muy pronto.

miércoles, 1 de julio de 2015

Argentina 6 - Paraguay 1 - Semifinal - Copa América 2015

Comentarios

EL SÁBADO DEFINE EL TÍTULO ANTE CHILE, EN SANTIAGO
Con la convicción de saberse un gran equipo
Aparecieron los goles y la Selección vapuleó a Paraguay en una noche mágica. Así llega muy entonado a la final.
En algún lado tenían que estar. Era imposible que la búsqueda implacable, insistente, de una idea de juego que está al borde de una descripción ideal de lo que sería la felicidad del fútbol, no encontrara los goles que merecía. Porque, al cabo, eso es lo único que le faltaba a la Selección para demostrarle a los gigantes de la pelota que hoy tiene muy pocos rivales en el mundo a su altura. Los goles. Esos que aparecieron todos aquí, entre la niebla de Concepción, para vapulear a Paraguay con un Lionel Messi al nivel del Barcelona, que encontró a un Flaco Pastore que le siguió el ritmo a la par. Argentina, con el estilo del Tata Martino más a flor de piel que nunca, esta vez mantuvo la intensidad los 90 minutos y se metió en la final del sueño americano.

Como si fuera un capricho del destino, ese final de la primera etapa... Todo venía para fiesta. Esta vez, el juego y resultado circulaban por la misma vía. Messi, que había arrancado de extremo y se había transformado en enganche y conductor, tenía la batuta de una Selección que estaba para golear- Hasta que llegó un error defensivo -faltó marca en ataque cuando Otamendi salió con un pelotazo que Pastore perdió en el aire- y Lucas Barrios le llenó a la Argentina, durante un ratito, el alma de preguntas.

Igualmente, la Argentina había sido marcadamente superior en el balance de aquella primera mitad. Desde el rebote que conectó Rojo hasta la hermosa definición de Pastore. Con Messi de lanzador en el primero y con la Pulga como asistidor para que el Flaco liquidara a Villar con un derechazo inapelable.

Tac para aquí, tac para allá, tic para atrás, tic-tic-tic para que todos participaran de un festival donde la pelota circulaba precisa y tratada a uno o dos toques por el sector de la cancha que estuviese. Esos cinco minutos finales fueron el único sorbo amargo de una noche mágica, a la que le faltaba un segundo capítulo para recordar y guardar.

Si Paraguay creyó que podría repetirse la historia del primer partido, en la noche de La Serena, Messi y sus amigos se encargaron, desde el primer minuto de la etapa complementaria, de mandar un mensaje clarísimo: esta vez sería absolutamente diferente.

Porque en siete minutos, con Di María reencontrándose con el gol, transformó la victoria en goleada. Y la Argentina se sintió finalista de la Copa América con una anticipación que sólo pueden lograr los grandes equipos que están convencidos de que son grandes equipos.

Aquel bloque compacto, propio de un conjunto que pensó el partido en 30/35 metros, fue demolida por la velocidad y la precisión, tanto en espacios reducidos cuanto en la cancha grande contraataque, de un voracidad celeste y blanca que se tornó incontenible. No había manera de contener a Messi que eligió todo el tiempo por dónde moverse. Mágicamente renació la velocidad de Di María para pasar cómodo por donde se le ocurriese. Agüero, entrando y saliendo de la zona de los centrales guaraníes, jamás dio una referencia como para que pudieran controlarlo.

Falta la final y el rival será Chile. ¿Qué estará pensando por estas horas Jorge Sampaoli? El fútbol, caprichoso e incierto, siempre tiene reservada una historia para ser contada. Ojalá que el sábado se pueda escribir una de campeones. Desde anoche se lo merecen.


Llaves de cruces - Fase final - Copa América 2015

martes, 30 de junio de 2015

Formaciones - Argentina vs. Paraguay - Semifinal - Copa América 2015

Comentarios

Ficha Puntajes - Chile 2 - Perú 1 - Semifinal - Copa América 2015

Comentarios

lunes, 29 de junio de 2015

Formaciones - Chile vs. Perú - Semifinal - Copa América 2015

Comentarios

domingo, 28 de junio de 2015

Ficha Puntajes - Brasil 1 (3) - Paraguay 1 (4) - 4tos - Copa América 2015

Comentarios



Definición por penales
Brasil remató el primer tiro desde los 12 pasos. Fernandinho arrancó la serie con un gol. Empató Martínez. Llegó el turno de Ribeiro y ejecutó cruzado y desviado. Cáceres aventajó a Paraguay. Igualó Miranda. Bobadilla la puso en un ángulo. Entonces Brasil volvió a fallar: Douglas Costa la tiró a las nubes. Erró Santa Cruz. Pero González marcó el último grito paraguayo.


Llaves de cruces - Fase final - Copa América 2015

sábado, 27 de junio de 2015

Formaciones - Brasil vs. Paraguay - 4tos de final - Copa América 2015

Comentarios

Argentina 0 (5) - Colombia 0 (4) - 4tos de final - Copa América 2015

Comentarios

ARGENTINA SUFRIÓ, PERO PASÓ CON LOS PENALES
La Selección reforzó una idea que invita a la ilusión
Con un Messi brillante y una actitud ofensiva, fue mucho más que Colombia. Ospina tuvo una noche iluminada.
Merecían como mínimo un gol ese cuento que aquí en 90 minutos Messi publicó, esa dulce idea que la Selección con autoridad expresó, esa superioridad impactante de la etapa inicial y también esa búsqueda hambrienta pero más sucia de la porción final. De todos modos, lo mejor es que Argentina, después de la adrenalina de esa definición y aunque por supuesto hay cuestiones por corregir, deja una sensación de tranquilidad y no ilusiona en vano. Esta nueva versión, cautivante desde su intención, se pudo exponer en un largo tramo con una postura dominante. La producción adquiere valor por el rival: Colombia, más allá de su actualidad desteñida y de bajas cruciales, ostenta jerarquía individual. No cualquiera somete a un equipo como lo hizo el de Martino con el de Pekerman.

Vaya paradoja: una selección envidiada por esos tres centrodelanteros que se cansan de festejar en la élite europea no llegó a la red y terminó dependiendo de la ruleta rusa de los penales, una serie que de nuevo mostró gigante a Chiquito Romero tapando un tiro y que le entregó el desquite a Tévez por aquel fallado ante Uruguay en la Copa América 2011.

Si Argentina no lo liquidó en el mano a mano con la pelota fue porque chocó primero contra Ospina, quien construyó inclusive atajadas con rasgos milagrosos. Y cuando él no llegaba, los palos lo ayudaban o algún defensor llegaba para sacarla en la línea.

Argentina le dio una paliza individual, colectiva y táctica a Colombia en el primer tiempo. Le apuntó directo al corazón de la mitad de la cancha, donde no estaban dos hombres vitales: Carlos Sánchez ( suspendido) y Edwin Valencia (lesionado). La Selección atacó a fondo esa zona débil del rival que Pekerman eligió cubrir con Mejía y con James Rodríguez, apostando al juego, una intención que duró menos de un suspiro. Argentina leyó el mapa del partido a la perfección. Messi salía de su posición de extremo derecho, se cerraba y arrastraba a Arias, su perseguidor. Ahí Leo establecía un diálogo de amigos con Pastore.

Y desde esa sociedad luminosa, con el 10 espléndido, Argentina avasallaba por el centro, pero a la vez explotaba los costados con el eléctrico Di María y con las proyecciones justas de Zabaleta. La idea de Argentina se desarrollaba con fluidez absoluta. Cómo será que a los 23 minutos Pekerman sacó al inexpresivo Teo Gutiérrez, puso a Cardona para poblar el medio y dibujó un 4-5-1. Pero así como a José no le dio resultados la formación inicial sorpresiva que eligió (entre otras decisiones sentó en el banco al gris Falcao), la historia no se modificó demasiado. Es más, Mejía y Arias caminaron al borde de la roja.

Colombia no pudo frenar a Messi ni siquiera en el segundo tiempo, cuando bajaron sus expresiones Pastore y Di María, los satélites de Leo. Ahí Martino demoró los cambios del Flaco y de Fideo. No oxigenó rápido la elaboración. Antes modificó el centrodelantero. Igual en esa etapa final Argentina controló todo, a pesar del bajón físico lógico ante tanto frenesí, a pesar de la claridad que faltó, a pesar de una exagerada dependencia de Messi. Son detalles que se pierden en el cóctel de virtudes. Y así debe ser. Los penales coincidieron y actuaron como justicieros.


Definición por penales
Tévez anotó el penal que cerró 5-4 la serie para Argentina. Antes habían anotado Messi, Garay, Banega y Lavezzi mientras que desvió su remate Biglia y el travesaño se lo negó a Rojo. Para Colombia anotaron James Rodríguez, Falcao, Cuadrado y Cardona, falló Muriel, Romero se lo atajó a Zúñiga y Murillo envió su disparo a la tribuna.

© Copyright 2009-2015 | Planeta Gran DT 2015 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™