INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016


En la fecha:
3 PINES al 1ro, 2 PINES al 2do y 1 PIN al 3ro.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 PIN para el 1ro, 2do y 3ro.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

COMERCIAL GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016

sábado, 25 de junio de 2016

Formaciones - USA vs. Colombia - Tercer Puesto - Copa América 2016

Comentarios

jueves, 23 de junio de 2016

Ficha - Colombia 0 - Chile 2 - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

miércoles, 22 de junio de 2016

Formaciones - Colombia vs. Chile - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

Estados Unidos 0 - Argentina 4 - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

ARGENTINA APLASTÓ A ESTADOS UNIDOS 4-0
A la final con Messi en su máximo nivel
Siempre fue superior. Lavezzi abrió la cuenta y Messi puso su sello con un espectacular tiro libre. Higuaín cerró el marcador. El domingo, ante Chile o Colombia que juegan hoy.
¿Será realidad o estará en este mismo momento rodando un pasaje de su propia película ese fenomenal 10 celeste y blanco? En Estados Unidos, contra la selección local, en una tierra de vaqueros y de cowboys. A sala llena, con 70.000 espectadores. En un estadio que parece un teatro, pero que brama coreando su apellido con esa fuerza que se logra cuando existe unanimidad, porque hasta los adversarios lo repiten durante las formaciones.

En la semifinal de una Copa América única, armada para celebrar su centenario. “Messi, Messi...” suena en cada acción que protagoniza y que él transforma en un cuento. Y sí, este es el lugar. Si Boston fue ideal para despejar fantasmas igualando el récord de Gabriel Batistuta como máximo goleador histórico de la Selección, este era el instante para gritar el 55 y quedarse en soledad en lo más alto de ese podio tan singular con un tiro libre celestial.

Eso sí, siempre como eje dentro de una estructura colectiva cada vez más seria, versátil. Es que así como Messi escribió su propio guión, también Argentina supo rodearlo ofreciéndole diversas opciones para explotar. Al cabo, se trata de un combo perfecto. Leo y el equipo merecen esta final. Se la ganaron.

Se viene el segundo tiempo. Argentina gana 2-0, pero se demora el inicio. En un evento con medidas de seguridad impresionantes, un joven cruza el campo corriendo. Llega hasta Messi. Se frena. Le pide que le firme la camiseta. Luego, se arrodilla y se mueve de arriba hacia abajo, en ese clásico gesto reverencial. Después, se entrega a los guardias obnubilados tal vez por las fantasías de Leo. Todo se entiende. Hacía un ratito que Messi había enamorado con un tiro libre.

Desde el lugar que es más apto para un derecho, especulando con que Guzan esperaba una ejecución por arriba de la barrera a su palo más lejano, el genio hizo lo contrario y sorprendió poniéndola en el ángulo menos pensado. Un detalle: la falta en esa jugada se la habían cometido al 10, quien había mareado a Beckerman y desesperado a Wondolowski, quien eligió la infracción para acabar con esa tortura gozada por la multitud.

Antes y después de esa postal individual, Messi resultó decisivo en el funcionamiento colectivo. Y el equipo supo asociársele. Todo se refleja en los otros tres goles: en el primero, Leo le puso una asistencia sensual por arriba a Lavezzi, quien definió por encima de Guzan; en el tercero, el 10 clarificó el ataque abriendo al Pocho, quien dibujó un lindo pase gol para Higuaín; y en el cuarto, el genio se sumó a la presión, quitó, aceleró y se lo sirvió dejando solo a Pipa.

Con Messi como bandera, la gran virtud de Argentina fue imponer de entrada la inmensa diferencia de jerarquía que le saca a Estados Unidos. Ayudó el gol rápido, pero fue buscado con lindas charlas por la izquierda entre Leo, Rojo y Lavezzi.

La Selección elaboró con paciencia (68% de posesión: 625 pases contra 108 del rival) y aceleró justo. Mascherano la sacaba limpia desde atrás metiéndose entre los centrales. Los laterales expandían la cancha hacia afuera, en especial Rojo que obligaba a que lo persiguiera quien en realidad planeaba atacarlo: Zardes. Banega administraba. Augusto Fernández hacía los movimientos justos para cubrir la banda que Messi dejaba cuando salía a volar. Higuaín estaba atento, filoso. Y... Lavezzi, imparable para lastimar, pero sabiendo cuándo levantar la cabeza.

¿Alguien más se atreverá a cuestionarlo? Le dio la razón a Martino, quien a pesar de las críticas lo trajo aquí lesionado. Una pena esa caída al chocar de espalda contra un cartel que extendió la desgracia del extremo izquierdo, donde ya se lesionaron Di María y Gaitán, y aumenta la preocupación en ese rubro, por la baja segura de Augusto y la duda con Rojo.

¿Estados Unidos? Como si no hubiera tenido dos días más de descanso. Shockeado. Desbordado, sin el hambre anunciado por su DT Klinsmann. No asustó nunca a Romero. Hasta su emblema, el goleador Dempsey, pasó inadvertido. Y no sufrió otro par de goles de Messi gracias a Guzan.

El muchachito de la película y su equipo resolvieron todos los dilemas, el exigente del debut con autoridad y los cuatro siguientes con holgura. Messi y Argentina provocan placer. El desafío es sacarse de encima el karma de la final. Así merece terminar esta película.

martes, 21 de junio de 2016

Formaciones - USA vs. Argentina - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

lunes, 20 de junio de 2016

Ficha - México 0 - Chile 7 - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

Argentina 4 - Venezuela 1 - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

ARGENTINA GUSTÓ, GANÓ CON SOLVENCIA Y YA ESTÁ EN SEMIFINALES
Goles, fútbol y récord para que el sueño crezca
La Selección goleó 4-1 a Venezuela y se metió en semifinales de la Copa América con buenas sensaciones: volvió a gritar Higuaín, Messi alcanzó a Bati y hubo momentos de juego lucido. El martes, con Estados Unidos.
Basta. Se acabó. Chau fantasmas de Boston. Es cierto que jamás se olvidará aquella tarde del Mundial 94 en la que en este mismo sitio una enfermera llevó a Diego Maradona de la mano hasta un control antidoping que le daría positivo y que significaría su última vez en la Selección. Sin embargo, desde este sábado 18 de junio, bien lejos de cualquier pesadilla, hay una dulce historia para contar con otro 10 para la memoria. El combo es perfecto.

En aquel lugar del dolor, aunque el estadio es otro porque fue demolido y reconstruido en su totalidad, Argentina impacta a pura contundencia y salta a semifinales de la Copa América con Messi, el sucesor de Diego, en su esplendor, dejando una huella imborrable y alcanzando a Batistuta como máximo goleador histórico celeste y blanco. Ideal para ir a la caza del local, de Estados Unidos, que en Houston espera.

Como para evitar nervios y sufrimientos, como para demostrar que estaba decidido a que esta tarde se agendara para siempre como inolvidable, marcó tendencia Messi en el mismo nacimiento del partido. Arrancando desde la derecha, Leo decidió volar y a su ritmo Argentina bien rápido despegó en el juego y en el resultado.

Enamoró ese fenomenal número 10, amagando y encarando, con un tiro apenas desviado y con una descomunal asistencia a distancia lejana que le permitió a Higuaín romper la sequía y exhibir una vez más su jerarquía de híper goleador. Es que el Pipita no sólo dibujó una de sus clásicas diagonales que abren defensas. Además, a esa pelota aérea, la enganchó y la cruzó en el mismo instante en que picaba. Sensacional.

Messi hacía jugar a todos. Tocaba corto, combinaba, intercalaba con aperturas largas para Gaitán, apoyado por interesantes proyecciones de Rojo. Y Leo también pateaba por arriba apenas desviado. Y le cometían un penal no cobrado.

El plan inicial de apostar a un partido de repliegue y contraataque no le había salido a Venezuela, que se disponía con un 4-5-1 tendiente a tapar a los laterales y a enfrentar a Banega y a Augusto Fernández con dos medios, dejando a un tercer volante libre para cubrir espacios defensivos, pensando en sorprender con Rondón. Todo dentro de una intención de transformar cada escena en física, con roces, con golpes, castigados con demasiada liviandad por el árbitro mexicano García Orozco.

Hubo un rato en el primer tiempo, en especial en el último cuarto de hora, después de la exquisita resolución de Higuaín para marcar el segundo en un mano a mano tras un mal pase atrás de Figuera, en el que Argentina perdió la pelota en forma peligrosa y exhibió demasiadas debilidades atrás. Falló el funcionamiento. El equipo se quebró en ese momento. Y Venezuela asustó por arriba (cabezazo de Rondón en el travesaño, tras un córner) y por abajo, con colaboración de la Selección y con una curiosidad: Romero falló y abrió esas chances rivales, pero luego las salvó con una volada de arquero campeón ante Rondón y atajando el penal sin moverse ante el tiro picado de Seijas.

Martino acomodó el tablero en el segundo tiempo. Ordenó el equipo. Mutó del 4-3-3 al 4-4-2, con Augusto Fernández abierto a la derecha, con Banega bajando al lado de Mascherano y con Gaitán como volante izquierdo. Después, Messi flotando, más Higuaín arriba. Ahí Argentina no sólo frenó a Venezuela, sino que volvió a herir con Leo, claro, pero también con un muy buen Gaitán hasta que salió lesionado. Hasta Augusto llegó a posición de gol, con un cabezazo por arriba. Messi tenía que alcanzar a Batistuta con un golazo. Así fue: anticipó Gaitán, Higuaín, Leo, Gaitán y el 10 a la red.

Hubo espacio para sufrir por arriba de nuevo con Rondón y el descuento, pero enseguida Lamela (entró por Gaitán) sacó ese tiro que se le escapó al arquero. Argentina avanza a paso redoblado. Hubo detalles colectivos en el retroceso y en defensa, aquellos del primer tiempo, para corregir. Pero las aristas positivas ganaron por goleada. Messi se liberó del récord, si es que le pesaba. Higuaín se sacó la mufa. Romero se agrandó. Martino le dio una mano al equipo en el entretiempo... Ahora Houston, Estados Unidos, la semifinal. Chau Boston. Chau fantasmas. Si alguna vez la Selección aquí vuelve, habrá una linda historia para contar.

sábado, 18 de junio de 2016

Formaciones - México vs. Chile - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

© Copyright 2009-2016 | Planeta Gran DT 2016 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™