INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre Del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre Del Dueño:
Gabriel



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISION 2014


En La Fecha:
4 PINES al 1ro, 3 PINES al 2do y 2 PINES al 3ro.


Campeón Del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En La Fecha:
3 PINES al 1ro, 2 PINES al 2do y 1 PIN al 3ro.


Campeón Del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

lunes, 26 de enero de 2015

Vélez 0 - Racing 1 - Copa Ciudad de Mar del Plata 2015

Comentarios

LE GANÓ 1-0 A VÉLEZ, CON GOL DE ALVARADO, SE QUEDÓ CON EL PRIMER TÍTULO DEL AÑO
Racing empezó el 2015 con un festejo
Cocca puso a muchos suplentes, pensando en la triple competencia que tiene por delante. Y más allá del triunfo, el equipo mostró que tiene recambio, aunque el DT quiere refuerzos.
El ex defensor de San Lorenzo cabecea sin oposición y convierte el 1-0 definitivo. A Racing le alcanzaba con empate. Como pasó en los últimos dos veranos, Racing empezó sonriendo, con un festejo de verano que se repite por tercer año consecutivo. Pero este con un sabor distinto, con la felicidad que todavía se exhibe en los rostros de esos hinchas que aún festejan la obtención del último torneo del fútbol argentino. Y con las ilusiones multiplicadas de cara a un año con muchas cosas en juego.

Los últimos entrenamientos futbolísticos de Racing fueron exclusivamente con el equipo que plantó anoche. Diego Cocca les habló mucho a los jugadores que estuvieron ayer en la cancha, mayoría de suplentes, a excepción de Ezequiel Videla y Gastón Díaz. Fueron prácticas extensas en donde el entrenador vertió sus conceptos. La idea del técnico era meterle en la cabeza a estos jugadores que son tan indispensables como los titulares. Sucede que Cocca mira a futuro. Y en esa proyección aparece que Racing tendrá tres competiciones y que, para afrontarlas, por ahora el plantel es corto. Y los jugadores cumplieron las expectativas, más allá de que enfrente estaba un Vélez muletto. Jugó bien Racing, suelto, con la idea bien clara.

Uno de los pedidos más urgentes de Cocca es un mediocampista por derecha. En ese sector lo reconvirtió a Castillón, quien cumplió una buena tarea por ese lado. Tuvo unos 15 primeros minutos muy buenos, siendo vertical y muy ofensivo. Quizá le faltó que le convaliden el gol que hizo, dado que la pelota había entrado toda a pesar del desesperado rechazo del defensor de Vélez, Lautaro Gianetti. Racing decidió atacar por la derecha pero Marcos Acuña también tuvo sus aportes por la izquierda, mostrándose participativo y siempre peligroso con su pegada, una de sus mejores cualidades. De hecho, de un centro de él llegó el gol con un cabezazo de Pablo Alvarado.

El otro pedido de Cocca es un delantero de área, goleador. Brian Fernández, la única incoporación hasta el momento, y Facundo Castro cumplieron, aunque se nota que todavía les falta roce, especialmente a Castro. Los dos contaron con chances de convertir.

La idea de Cocca sigue siendo la de un 4-4-2, pero no tan retrasado como jugó en gran parte del torneo en el que fue campeón. Cocca busca que sus jugadores presionen más adelante y que traten de jugar. Y ayer se vio un equipo más parecido a lo que él pregona.

Vélez, por su parte, fue una sombra del que jugó contra Boca. Su cabeza está puesta en el otro partido con el xeneize, el del miércoles, que define el pasaje a la Libertadores. En ningún momento Vélez le puso en riesgo el cetro del verano a este Racing arrancó dulce el 2015.

domingo, 25 de enero de 2015

Boca 1 - River 0 - Copa Julio H. Grondona 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA JULIO H. GRONDONA 2015
Boca fue mejor que River y se quedó con la primera alegría
Arruabarrena puso suplentes y dejó preocupado a River, que jugó con titulares. El gol: Cristaldo. Hubo tres expulsados y seis amonestados.
Hay una noche en todos los veranos, en la que el remador incansable se lleva la más linda. A veces pasa que el hombre no se da cuenta. Otras solo se trata de una logística vinculada al amor. Pero cuando el tipo está atento, en ese día especial ocurren pequeños milagros. Y el Boca suplente, que venía de punto ante el gran campeón, se dio cuenta que había que entregar todo para poder terminar la noche besando una pequeña alegría. Así, con la perseverancia y con mucha intensidad, Arruabarrena y compañía se llevaron el primer Superclásico del año y cortaron una racha de ocho partidos sin victorias ante el rival de toda la vida.

Boca salió a la cancha con un plan similar a aquel que había utilizado en el partido de vuelta por la semifinal de la Copa Sudamericana, en el estadio Monumental. Aquel día, el conjunto de Rodolfo Arruabarrena salió decidido a presionar a su rival y no dejarlo pensar, una idea que con el paso de los minutos se diluyó. Ayer, ante el mismo rival pero en un escenario distinto, Boca apeló a ese mismo libreto de presión asfixiante para contrarrestar a la posesión de River. Y le funcionó. El Vasco dejó en el banco de suplentes a Gonzalo Castellani, el relevo natural de Fernando Gago, y colocó en el mediocampo a Cubas, Pablo Pérez y Cristaldo, quienes le dieron dinámica a Boca. En esto también mucho tuvieron que ver Cristian Pavón y Federico Carrizo, los volantes externos, quienes aportaron velocidad y desequilibrio, y además ataron a los laterales de River.

Con mucha intensidad, los de Arruabarrena intentaron atacar permanentemente a su rival por los costados sin tener tanta elaboración en sus jugadas. Así, la consigna pareció que cada avance debía ser finalizado rápidamente, apostando a la rapidez de sus jugadores. Y el gol llegó así: Fuenzalida logró desbordar y envió el centro; la pelota la recibió -en posición adelantada- Carrizo, quien logró pasársela a Pablo Pérez. La secuencia derivó en el Negro Cristaldo, que definió para el 1-0.

Claro que toda esa intensidad mostrada por Boca tuvo un costado negativo: la gran cantidad de amonestaciones que vieron sus futbolistas (en los primeros 45 minutos Néstor Pitana le mostró la tarjeta amarilla a cuatro de sus jugadores). No resultó extraño, entonces, que en el complemento Andrés Cubas se fuera expulsado. Claro que su rival no se quedó atrás, y la pierna fuerte se hizo una constante durante los noventa minutos (Vangioni y Maidana también vieron la roja).

¿Y River? Caracterizado por su buen control de pelota, los dirigidos por Marcelo Gallardo se vieron superados por su rival. Kranevitter, el termómetro del mediocampo, no logró hacer pie y tampoco encontró ayuda en sus compañeros en ese sector, Carlos Sánchez y Ariel Rojas. Ante este panorama, el juego de River se limitó a pelotazos de alguno de sus defensores, en busca del error ajeno. Aún así, los de Núñez tuvieron su oportunidad, ayudados por la lentitud y algunas dudas de los centrales de Boca: tras un pelotazo de Kranevitter, Teófilo Gutiérrez envió el centro, que fue despejado entre Sara y Colazo. Luego, Pisculichi fue quien tuvo el gol, pero nuevamente el ex Atlético de Rafaela reaccionó a tiempo y achicó el disparo del volante.

En el complemento Boca sostuvo la tensión, aunque se notó que el ritmo bajó con respecto al del inició, producto del cansancio. Tuvo su chance River tras la expulsión de Cubas, cuando se vieron esos primeros síntomas de agotamiento, pero los de Núñez no pudieron llevarle peligro al arco de Sara. Los del se retrasaron en el campo, pero el trabajo ya estaba hecho. En la cálida noche marplatense, el Boca muletto tuvo su primera gran alegría del año.

sábado, 24 de enero de 2015

Boca vs. River - Copa Julio H. Grondona 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA JULIO H. GRONDONA 2015
Superclásico de verano, pero bien condimentado
El Boca - River de hoy tiene poco de amistoso. Mientras Arruabarrena arriesga más poniendo suplentes, Gallardo incluye a todos los titulares.
Hace tiempo que el Superclásico de Mar del Plata dejó de ser un encuentro de mejillas rojas del sol de la tarde y aroma marítimo del pescado del puerto. La burbuja de modales hiperprofesionales que engloba al modo de vida del fútbol argentino ha convertido a un encuentro que antes era un amistoso cargado de apariciones en una granada a punto de explotar para el que caiga derrotado. Lo que en el pasado era un cúmulo de cargadas de carpa a carpa en el balneario se ha transformado en una resaca que puede hacer tambalear a cualquier protagonista. ¿Cómo llegan? ¿Qué se juegan? ¿Quiénes pueden pagar costos? Boca y River, mano a mano, de la arena de la playa al césped del José María Minella. Los dos van por todo.

¿Cómo llegan?
Los dos grandes rivales concurren al partido por caminos distintos de acuerdo a su actualidad reciente, pero con un dato que los consolida a corto plazo: Boca y River todavía no ganaron en el 2015. Claro, el conjunto de Marcelo Gallardo arriba a la nueva temporada como el flamante campeón de la Copa Sudamericana. Boca, por su parte, solamente miró festejos ajenos por televisión y todavía sale del duelo que le generaron las partidas de Juan Román Riquelme y de Carlos Bianchi.

¿Qué se juegan?
River se encuentra condicionado por la lectura previa de un medio que lo observa como un equipo “superior” al que su rival presentará hoy. Gallardo pondrá en la cancha a su formación ideal y no se guardará nada. Si River tuviera una cita internacional de importancia, el equipo sería el mismo que actuará en el Minella.

Boca, mientras tanto, pondrá sólo a un futbolista de la base titular de Arruabarrena, debido a que el miércoles debe enfrentarse a Vélez para evitar el repechaje de la Copa Libertadores. Por eso, Nicolás Colazo jugará en el lateral izquierdo, para no sacrificar al juvenil Juan Cruz Komar. El resto serán “opciones b”. El plan alternativo del conjunto del Vasco incluirá hasta a Guillermo Sara en el arco.

¿Quiénes pueden pagar costos?
Si River no funciona, los dardos apuntarán a la escasa actividad de su dirigencia en el mercado de pases actual. El entrenador y los futbolistas vienen en estado de gracia luego de la conquista de la Sudamericana.

En Boca, un mal resultado impondrá responsabilidades en la mochila del Vasco Arruabarrena, que decidió preservar a los titulares y que evitó así la presión de la dirigencia para poner lo mejor ante River. Claro, allí también se incurrirá en el mismo análisis que en el de la vereda de enfrente: los refuerzos se demoraron.

Desde que los clásicos de verano dejaron de ser amistosos para mutar en una suerte de encuestas a boca de urna sobre qué rumbo tomar en lo inmediato, las presiones circundantes a los 90 minutos de Boca y River se acrecentaron.

Allí, en el medio de las especulaciones, seguirá vivo el fútbol, como elemento inalterable de la esencia del amor por el deporte. Más de un siglo después de su primera edición, el Superclásico argentino sostiene su pertenencia y sus identidades. Claro, en el medio ha ganado un voltaje que por momentos parece excesivo.

Gallardo y Arruabarrena, D’Onofrio y Angelici, los titulares y los suplentes y una larga lista de amores y odios por todo el país estarán pendientes de lo que ocurra esta noche. Ya se juega.

miércoles, 21 de enero de 2015

Boca 2 - Vélez 2 - Copa Ciudad de Mar del Plata 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA CIUDAD DE MAR DEL PLATA 2015
Boca-Vélez: a mano antes del choque de Copa
Los dos reservaron titulares para el partido del 28, por el desempate de la Libertadores. Los goles: Pablo Pérez, dos de Caraglio y Gigliotti.
De los dos Boca-Vélez veraniegos, y seguidos, de este enero marplatense, anoche se disputó el menos importante. Toda la atención y la tensión están enfocadas en el partido del próximo miércoles -donde Boca definirá si entra a Repechaje o a Zona de Grupos de la Libertadores, mientras que Vélez buscará el ingreso (si pierde entrará Estudiantes)-, sin embargo anoche se pudieron sacar algunas conclusiones. Por ejemplo el equipo del Vasco Arruabarrena cambió su habitual 4-3-3 por un 4-3-1-2, ubicando a Castellani como enganche. Pero el ex Godoy Cruz no enganchó.

Siguió, como en el semestre pasado, sin encontrarle la vuelta a Boca. En cambio la alternativa de Carrizo dio más frutos, como las veces que jugó el torneo pasado ratificó su buen nivel. Anoche jugó de segundo delantero y desequilibró por las dos bandas. Como en la jugada del gol que enganchó y mandó un buen centro desde la izquierda para que Pablo Pérez definiese en el medio del área. Justamente el volante derecho, que pisa el área y tiene gol, asoma como otra interesante posibilidad para Arruabarrena. Y atrás, la dupla central volvió a sembrar dudas: entre el reaparecido Burdisso y Bravo no dieron garantías.

Vélez, por su parte, no puso en cancha a ninguno de los futbolistas que arrancarán la semana próxima. Pero, una vez más, floreció la capacidad de algunos juveniles formados en sus inferiores: Eric Jerez, con bastante criterio en la marca y en las proyecciones, y movimientos atrevidos de los volantes exteriores Mateo Ramírez y Leonardo Villalba. Y Desábato, con mayor rodaje en Primera, imponiendo su presencia en la zona central y llevando adelante a su equipo.

Un pase en cortada de Ramírez a Pérez Acuña, que llegó hasta el fondo por la derecha y mandó el centro chanfleado para el frentazo demoledor y goleador de Caraglio -ganándole otra vez a los centrales de Boca- determinó el empate.

En el segundo tiempo, en las acciones de los goles se ratificaron dos certezas. De un tiro libre ejecutado por Jerez, directo al corazón del área, Caraglio volvió a superar a los centrales y metió otro frentazo goleador. ¿Le originará alguna duda a Miguel Russo para incluirlo como titular en el cotejo del miércoles? Y por el lado de Boca, volvió a lucirse Carrizo con una asistencia. El 11 recibió el pase de Fuenzalida, sobre la derecha, y mandó el centro al área para que Gigliotti, de cabeza, equiparase nuevamente, y sería de manera definitiva, el empate. A propósito de Gigliotti ayer tuvo un golpe de confianza del técnico, que hasta lo nombró capitán por primera vez.

Pasó esta especie de preliminar. El 28 será otra historia...

lunes, 19 de enero de 2015

River 0 - Estudiantes 0 - Copa de Oro Mar del Plata 2015

Comentarios

INDEPENDIENTE Y RIVER DEFINIRÁN LA COPA EL MARTES 27
River y Estudiantes, más lucha que fútbol
El equipo de Gallardo jugó casi un tiempo con uno menos por la expulsión de Augusto Solari.
Si el de Independiente y Estudiantes del jueves había presentado los típicos rasgos de un partido de pretemporada, el de anoche entre River y el equipo de La Plata (también por la Copa de Oro) tuvo las mismas características con un condimento extra: las fricciones. Con la tremenda patada de Marín contra el gemelo de Centurión todavía fresca, los de Gallardo y los de Pellegrino no aflojaron y se pegaron más de lo que jugaron. El árbitro, Diego Abal, sacó a relucir varias veces su tarjeta amarilla. De amistoso, poco.

El duelo entre Ferreyra y Aguirregaray fue una de las muestras. El de River le entró duro al defensor en una jugada en la que la pelota ya no estaba en juego. Y el jugador platense se la devolvió con un codazo desde atrás a los pocos minutos. Después, se insultaron de lo lindo en un lateral y el Malevo fue amonestado por un empujón. Se sabe, cuando las piernas no logran jugar, la impotencia alimenta estos enojos Y el espectáculo se lastima.

De todas maneras, los técnicos siempre le sacan jugo a estos verdaderos bodrios de verano. Gallardo, por ejemplo, ve en Pezzella y en el colombiano Balanta a una zaga central de jerarquía, que puede ser titular en cualquier equipo del fútbol local. Más allá de alguna desatención (como la de Balanta ante la presión de Carrillo) ambos confirmaron su nivel.

Dejando de lado eso, lo evidente en el conjunto de Núñez es que sigue teniendo un plantel corto, algo que lo obliga a su técnico a forzar algunas posiciones. La de Solari de lateral derecho (es volante) es una. El pibe le va tomando el gustito de a poco al puesto, pero siempre tiene un par de errores por actuación. Kaprof es un delantero escurridizo, aunque y en esta pretemporada el DT lo está ubicando pone de ‘8’, buscándole una alternativa a Carlos Sánchez. Ponzio, ayer, fue el más adelantado del doble cinco junto a Guido Rodríguez. Fue un armador que no pudo encastrar ninguna pieza. No siente esa función.

Cavenaghi tuvo la más clara a los 4 minutos de juego: error de Schunke y Urribarri que asistió al delantero, cuyo remate encontró al correcto de Hilario Navarro. Un tiro de Boyé dio en el palo. Y eso fue todo en un River que no se vio superado a pesar de quedar con uno menos por la expulsión de Solari al comienzo del complemento.

Estudiantes no fue más. Pellegrino prueba y no encuentra lo que pretende. Un día pone dos delanteros de área; otro, uno por adentro y uno externo. A veces intenta con hombres de ataque como volantes por afuera y otras veces con mediocampistas internos en esa tarea. No hay caso, por ahora no puede salir de la confusion. Guido Carrillo es el hombre más punzante de Estudiantes. Con su movilidad logró sacar de la galera algunas situaciones de gol que no pudo concretar por su falta de puntería. De lo mejorcito en un partido bien mediocre.

Con el 0 a 0, River sigue sin ganar en el verano. Perdió con Universitario de Lima (1-0) y cayó por penales con Peñarol.

Y así, en este triangular marplatense el fútbol es más buscado que el oro.

domingo, 18 de enero de 2015

Racing 4 - Boca 1 - Copa Ciudad de Mar del Plata 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA CIUDAD DE MAR DEL PLATA 2015
Racing puso el fútbol y Boca el descontrol
Por faltas contra Centurión el equipo de Arruabarrena se quedó con dos jugadores menos a los 27 minutos. La patada de Marín fue tremenda.
Jerarquía. Etimológicamente es el criterio que permite establecer un orden superior entre personas, instituciones y conceptos. Anoche, uno supo darle buen uso y aplicarla a la perfección; el otro, desconcertado, jamás pudo interpretarla.

Para Boca, jerarquía es cuando ante la mejor dupla de delanteros del fútbol argentino intentó -jamás pudo, en realidad- neutralizarla con un marcador central improvisado (Federico Bravo, más acostumbrado a moverse en la zona media de los volantes) y otro que ni por presencia (Claudio Pérez) puede levantar su magro rendimiento. Jerarquía también es perder los estribos e ingenuamente dejar al equipo en inferioridad numérica y expuesto ante una superioridad conceptual del oponente. Además, jerarquía (su ausencia) es que todo eso lo padezca en la primera presentación de la temporada y con el mejor equipo disponible.

Para Racing, la interpretación y su aplicación fueron más simples: jerarquía es que sus jugadores más representativos pidan jugar el partido para seguir en racha y darle continuidad a ese estado de gracia vivido en diciembre que lo llevó raudamente a obtener el título.

La libreta de apuntes refresca que lo mejor de Boca estuvo en los primeros 15 minutos. Fue en ese tramo que el equipo se ajustó al concepto de la presión alta que estimula su entrenador. Con ese fundamento -presionar y potenciar la segunda jugada- llegó rápidamente a la apertura cuando el reloj apenas marcaba 35 segundos. Lateral de Marín, no puede controlar la pelota Cabral, quiere tocarla Meli de atropellada y define Calleri punteándola abajo al palo derecho.

Es justo mencionar que en ese cuarto de hora interesante también se notaba que el enemigo de Boca estaba adentro. Dos jugadas con Bou y Milito como protagonistas encontraron mal parados a los dos centrales. En la primera, la pelota rozó el travesaño. La otra tuvo como epílogo el anticipo de Orion.
Dos llamadas de atención que no fueron bien atendidas. Pelotazo largo, Milito -magistralmente- se desatendió de la jugada (dejó pasar el balón pero arrastró la marca) y Bou, rápido y bien ubicado, se filtró entre una defensa permeable.

Falencias recurrentes y una estructura de Boca que se caía a pedazos. Perdió el control, también el manejo de la pelota y en contraposición, Centurión creció sobre la banda derecha abriendo un callejón enorme. Impecable Centurión al pisar la pelota en la puerta del área (desparramó a Marín), abrió juego a Bou y Milito, libre de marca, sólo tuvo que empujarla a la red.

Otro lujito de Centurión, como paso previo a la respuesta irresponsable de Erbes. Torpe manotazo en la cara y expulsión para el volante de Boca. Poco después, la descalificadora infracción de Marín, de lo peor que se puede hacer en una cancha de fútbol. A espaldas de Centurión, le aplicó un planchazo en el gemelo. Milagrosamente, no fue fractura sólo porque el jugador de Racing (se retiró con un traumatismo en el sóleo de la pierna izquierda con escoriaciones provocadas por el impacto de los tapones) no estaba bien afirmado.

En inferioridad numérica, Boca fue sólo un simple partenaire. Dejó las excusas en el camino (floja resolución en el mercado de pases y una dirigencia más preocupada por cuestiones extrafutbolísticas) y fue el único culpable de su propio infortunio. Si hasta el juvenil Pavón -lo mejorcito que mostró- se fue reemplazado por Fuenzalida...

El manual de la presión alta que inculca Arruabarrena se derrumbó por completo. Racing se acomodó mejor y se cansó de tocar. El cuarto gol de Bou (tercero en su cuenta) decoró la goleada que se había decretado con bastante anticipación.

viernes, 16 de enero de 2015

Estudiantes 0 - Independiente 1 - Copa de Oro Mar del Plata 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA DE ORO MAR DEL PLATA 2015
Independiente festejó primero en el verano
Con un gol de Lucero en posición adelantada, derrotó 1-0 a Estudiantes en Mar del Plata, donde se vivió un partido típico de pretemporada.
El fútbol de verano quedó inaugurado. Independiente abrió la temporada estival 2015 con un triunfo ante Estudiantes, que le permite alimentar la idea de su entrenador, Jorge Almirón. A un ritmo típico de pretemporada, está claro, el Rojo pudo demostrar que la intención continúa siendo la de dominar e ir al frente. Y de a ratos pudo reflejarla en el José María Minella. Con eso, más las manos de su arquero, la categoría de Mancuello y la agilidad de Pizzini, le alcanzó.

Los de Avellaneda tuvieron la pelota, pero el que más claridad tuvo fue Estudiantes. Al minuto nomás, hizo inquietar a Diego Rodríguez. Sin embargo, cuando parecía que salía con todo el conjunto platense, bajó la intensidad. Recién al final de los primeros 45 minutos volvió a apretar con la pelota parada y con un desborde de Auzqui por derecha, que derivó en un centro para Carrillo, quien se encontró con el bueno del Ruso.

Los jugadores de Independiente ya saben lo que quiere su técnico. Tuvieron todo un torneo para conocer esa saludable intención de jugar mirando siempre hacia el arco de enfrente. Ahora es tiempo de que estos futbolistas se convenzan de que pueden llevar a cabo esa idea que pregona Almirón. Algo pudo verse anoche. Sin Montenegro (desafectado del plantel), el entrenador apostó a un doble comando compuesto por Pisano y Pizzini. Los rapiditos, bien abiertos por las bandas, trataron de complementarse abastecercon losa los activos delanteros laterales Riaño para y Lucero.

Mucho no podía hacer, hasta que llegó el 1-0: una corrida por el callejón izquierdo de Pizzini y su tiro al arco que se iba afuera y que Lucero empujó, en posición adelantada (no sancionada), para el gol.

Federico Mancuello tiene el mismo desafío que su equipo, pero a nivel personal. Claro, sabe el zurdo lo que puede rendir. Se conoce. Y sabe que deberá ratificar ese nivel de alto vuelo en este nuevo campeonato. Aquí, en la fresca noche de Mar del Plata, Mancu demostró que sigue siendo lo mejor de Independiente. Sigue encendido. La sigue pidiendo siempre. Sigue hablando como buen capitán en el terreno de juego. Y sigue probando al arco con su buena pegada (Hilario Navarro le tapó un tiro libre).

Estudiantes ya tiene aceitado eso de pasar de la teoría a la práctica. La idea es clara. Este equipo made in Pellegrino es compacto, duro en defensa y peligroso en ataque, sobre todo en jugadas de balón quieto. Estudiantes no tiene que descubrirse; es el mismo que en el campeonato pasado. Y, en consecuencia, tiene las mismas falencias. Y las pelotas que no mete en un arco, le terminan entrando en el propio. Para colmo, sumó la preocupación por la lesión en la rodilla derecha de Leonardo Jara, quien tuvo que salir llorando a los 3 minutos del complemento. El primer diagnóstico indicó un distensión del ligamento lateral interno.

La pelota se sacudió la arena y comenzó a moverse en el verano de 2015. El primero en festejar fue Independiente.

lunes, 5 de enero de 2015

Programación Torneo de Verano 2015

Comentarios

Copa de Oro Mar del Plata 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Jueves 15 de enero
22.10 - Estudiantes de La Plata - Independiente. Árbitro: Federico Beligoy.

Domingo 18 de enero
22.10 - River Plate - Estudiantes de La Plata. Árbitro: Diego Abal.

Martes 27 de enero
22.10 - River Plate - Independiente. Árbitro: Fernando Rapallini.


Copa Ciudad de Mar del Plata 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Sábado 17 de enero
22.10 - Racing Club - Boca Juniors. Árbitro: Patricio Loustau.

Martes 20 de enero
22.10 - Boca Juniors - Vélez Sarsfield. Árbitro: Darío Herrera.

Domingo 25 de enero
22.10 - Vélez Sarsfield - Racing Club. Árbitro: Saúl Laverni.


Copa Julio H. Grondona 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Sábado 24 de enero
22.10 - Boca Juniors - River Plate. Árbitro: Néstor Pitana.


Copa Amistad Provincia de Mendoza 2015 (Estadio Malvinas Argentinas, Mendoza)

Jueves 29 de enero
22.10 - Godoy Cruz de Mendoza - San Lorenzo de Almagro. Árbitro: Silvio Trucco.


Copa Ciudad de la Plata 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Viernes 30 de enero
22.10 - Estudiantes de La Plata - Gimnasia y Esgrima La Plata.


Copa Luis B. Nofal 2015 (Estadio Malvinas Argentinas, Mendoza)

Sábado 31 de enero
22.10 - Boca Juniors - River Plate.


Copa Ciudad de Avellaneda 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Domingo 1 de febrero
22.10 - Indepeniente - Racing Club.


* Todos los partidos serán transmitidos por FOX Sports.

© Copyright 2009-2015 | Planeta Gran DT 2015 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™