INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2018/2019


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

miércoles, 17 de octubre de 2018

Brasil 1 - Argentina 0 - Amistoso Internacional 2018

EL CLÁSICO FUE PAREJO, PERO EL EQUIPO DE SCALONI NO PUDO SOSTENER LA IGUALDAD
Los históricos fallaron en el final y Brasil le sacó una leve ventaja a la Selección
Otamendi perdió la marca de Miranda, el autor del gol, y Romero salió tarde. Con muchos jugadores nuevos, Argentina le hizo partido a un rival más experimentado.
La última pelota fue un puñal. Ese tiro de esquina que forzó Neymar ante Renzo Saravia, el lateral de Racing que se plantó con firmeza ante la gran figura del PSG, derivó en un tiro de esquina que agitó los fantasmas del pasado. Fallaron los históricos, casi en simultáneo. Y colapsó la Selección. Calculó mal Nicolás Otamendi, que había sido uno de los puntales en el fondo celeste y blanco, salió tarde Sergio Romero y Miranda cabeceó al gol. Iban 47 minutos del segundo tiempo.

Y Brasil dejaba expuesto en el marcador una diferencia tan mínima como la que hubo en el juego. Porque fue superior en el primer tiempo, pero estuvo complicado en los primeros treinta minutos del complemento. Y aunque aseguró que no es muy resultadista, para Lionel Scaloni era importante este clásico. Se jugaba una ficha por su continuidad. Por eso, mostró un planteo más cauteloso de arranque y más agresivo en la segunda parte. En ese sentido, Argentina mostró muchos claroscuros.

Brasil llegaba con la base del equipo que ganó las Eliminatorias y quedó eliminado en los cuartos de final del Mundial ante la sorprendente Bélgica. Estaban Neymar, Coutinho, Firmino y todas esas estrellas que vienen comulgando bajo el manto verdeamarelo hace dos años, cuando Tite reemplazó a Dunga en el medio de una crisis. Argentina, en cambio, está atravesando una etapa de renovación. Sangre joven, caras nuevas, con un técnico interino, sin Lionel Messi y sus jugadores afines. Volvía Otamendi, después de la debacle en Rusia. Y en el arco estaba Chiquito, a quien Jorge Sampaoli borró a último momento por una lesión.

El análisis, entonces, tiene que contemplar esta coyuntura. No se puede ser extremista en la derrota. Sí es cierto que Mauro Icardi jugó su sexto partido con la camiseta de la Selección y terminó sin gol; que Paulo Dybala nunca pudo hacerse eje del equipo ni por derecha, ni por izquierda, ni por el centro, porque Scaloni lo movió de punta a punta. ¿Los condenó la postura del primer tiempo, cuando Argentina intentó bloquear espacios, cortar circuitos y no desordenarse consciente de la jerarquía del adversario? Es posible. Pero cuando tuvieron más espacios en el segundo tiempo, tampoco mostraron luces.

Es que Argentina salió dispuesto a no sufrir los ataques de Brasil, que a bordo de un 4-1-4-1 se mostró intenso y comenzó a ser profundo pasado el primer cuarto de hora. Así y todo, tuvo una sola posibilidad ante Romero en los primeros cuarenta y cinco minutos. Fue a través de un cambio de frente de Casemiro que Miranda, por

detrás de todos, conectó con el pie derecho y encontró a Otamendi salvador sobre la línea de sentencia.

En este contexto de primer tiempo, con Argentina cubriendo los huecos, desdoblándose en ataque y a la búsqueda de un contragolpe, se lucieron los defensores. Especialmente, Renzo Saravia y los dos marcadores centrales. El cordobés le ganó varias veces el mano a mano a Neymar. Y Germán Pezzella y Otamendi anticiparon al peligroso Gabriel Jesús.

Le había faltado agresividad a la Selección en la primera etapa. Y fue más punzante en la segunda parte. Se soltó Lo Celso, uno de los pocos que podía romper. Se filtró Correa por la derecha. Creció Paredes. Argentina apretó a Brasil, pero no tuvo situaciones claras. Un remate de Lo Celso que controló Alisson, otro de Paredes de media distancia y un tiro de Icardi que Danilo alcanzó a cruzar.

Scaloni pensó que lo podía ganar por afuera con Acuña y Salvio. No esperaba perderlo en la pelota parada. Mucho menos, que fallaran dos de los jugadores más emblemáticos.


© Copyright 2009-2018 | Planeta Gran DT 2018 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™