INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2018/2019


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

viernes, 27 de julio de 2018

Huracán 1 - Victoriano Arenas 0 - Copa Argentina 2017/2018

MANTUVO EL GOL DE VENTAJA
Huracán ganó “el partido de los dos días” pero el héroe fue Victoriano
Los muchachos del equipo de la D usaron la misma ropa del día anterior, faltaron al trabajo y casi empatan.
Hubo un partido que duró dos días. Y en ese contexto, por los 32avos de final de la Copa Argentina, Huracán le ganó a Victoriano Arenas 1-0, en la cancha de Temperley, bajo dos lluvias, sobre un césped imposible en cualquier caso.

El día anterior, se suspendió el encuentro por orden exclusiva de Julio Barraza, el árbitro, luego de dialogar con los dos capitanes. Luciano Venturini -del campeón de la Primera D le contó una verdad del Ascenso, de siempre: “Nosotros jugamos en cualquier cancha. Estamos acostumbrados. Somos así”. A su lado, Federico Mancinelli -líder del equipo de la A, clasificado a la Libertadores 2019- le decía algo parecido: “Podemos jugar acá, en el barro. No hay problema. Lo resolvemos entre los dos equipos en 45 minutos”. En un puñado de palabras, el pelado y capitán que luce la camiseta con el número dos del Globo de Newbery les ofrecía un homenaje a los superhéroes de los años veinte, a los más campeones del fútbol del Río de la Plata (junto a Boca, Peñarol y Nacional).

La noche previa se resolvió con un gol de penal (discutida falta) convertido por Andrés Chávez. Y con una decisión que determinó la continuidad al día siguiente.

También en el Beranger jugaron esta vez el campeón de la D y el equipo de Gustavo Alfaro, ahora tan elogiado en la Superliga. En lo que siguió a la lluvia, esta vez, sucedió un partido en el que no hubo goles, en el que Huracán padeció poco y en el que el desenlace mucho tuvo de previsible.

Pero corresponde decirlo: lo de Arenas fue mágico y heroico. En el partido más importante de sus 90 años años de historia, los muchachos de Valentín Alsina se mostraron a la altura de las circunstancias. No habrá olvido para esta cita de dos días. Ni Matías Coselli, el que trabaja en un kiosco; ni Ismael Rodríguez, el que reparte pizza, ni los estudiantes en la Universidad de Lomas por un convenio con el club, merecía perder. Ellos, soldados de un DT convencido como Sergio Geldstein, ofrecieron lo mejor. A pesar de todo: incluso de tener que secar sus pantalones y medias. Demostraron que podían poner en la cornisa a un equipo de la Superliga.

“Respeto”, dijo Alfaro -en público y en privado- antes de lo que aconteció. Y eso fue lo que se observó en el campo de juego. Huracán no regaló nada. Y mucho de esa actitud implacable tuvo que ver con la tenacidad del rival. Victoriano Arenas se comportó como un león. Arañó hasta el último de los momentos la posibilidad de acceder a los penales.

Y no es poco, sobre todo en el contexto de dos goleadas contra laburantes en esta misma Copa: el 8-0 de Independiente contra Central Ballester y el 7-0 de River frente a Central Norte. A Huracán no le dio para tanto. Arenas -guapo- de localía difícil, en esa cancha que parece un laberinto conurbano ideado por Fontanarrosano se lo permitió en ningún momento. El partido de sus vidas lo jugaron como el partido de sus vidas. Y no estuvieron tan lejos del milagro.

Fueron dos tiempos, uno de 23 minutos y otro de 22. Nada para encantar a ese alrededor raleado por la circunstancia incómoda. La noche anterior, a pesar de la lluvia, en la Mariano Biondi, la gente de Huracán había ofrecido una fiesta. Del otro lado, los de Victoriano habían puesto música y magia. La Copa Argentina, territorio de todos, lo permite.

El partido corto brindó poco. O nada. Un par de llegadas del Huracán metódico, pensado para no complicarse, astuto para no asumir riesgo. Y ese Victoriano bravo, débil desde lo técnico, audaz desde la propuesta. Pero no. No hubo caso. Aquel gol nocturno resolvió la cuestión. Fue ese penal. La victoria de Huracán que duró dos días. La derrota de Arenas que será recuerdo para cada uno de sus momentos gloriosos. Porque, a veces, el triunfo no necesita de goles.


© Copyright 2009-2018 | Planeta Gran DT 2018 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™