INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2018/2019


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

miércoles, 25 de octubre de 2017

River 1 - Lanús 0 - Copa Libertadores 2017

PARTIDO DE IDA POR LAS SEMIFINALES
River tuvo oficio y logró una mínima diferencia frente a un Lanús inexpresivo
Scocco volvió a ser decisivo al capitalizar un rebote dentro del área para definir de zurda. Los locales presionaron siempre y, aun con poca imaginación, fueron más. La vuelta, el martes 31.
Una. Una pelota pedía Ignacio Scocco. Una pelota, como piden los goleadores. Como rogó tenerla y nunca le iba a llegar a José Sand. Y en la que le quedó, Scocco le dio los puntos y medio pasaje para la final a River. Lo merecía él. Lo mereció River. Castigo para Lanús, al que le salió mal el viaje de negocios al Monumental.

Parecía que River se iba aquedar con el mejor de los peores resultados, un empate pero sin goles del rival. Le salió redondo porque llegó esa jugada de torbellino, de vértigo, justo cuando el reloj seguía implacable, tic... tac... tic... tac y 0-0. Lo merecía River, se dijo, pero tampoco hubiera sido injusto el empate. El partido tuvo un equilibrio que sólo podía romperse por un error o una jugada sacada de contexto. Y fue así.

Porque el vértigo inicial de los primeros 15' acabó en esa media vuelta de Scocco que contuvo un estupendo Andrada. Y enseguida llegó la réplica en la corrida de Acosta por izquierda que terminó en córner porque Montiel puso el piecito. No fue gol, pero Lanús avisaba que iba a tratar de lastimar. Fue un engaño. Casi nunca más Lanús fue tan profundo. Le alcanzó para avisarle a River que, si le dejaban la puerta abierta, iba a entrar y se iba a robar toda la heladera, hasta la última fruta.

River no mermó en su idea de ir a presionar la salida pero lo hizo con mas escrúpulos. Fue el tramo donde resultaron importantes Pérez y Ponzio. No en el manejo de la pelota, sí en ordenar posiciones y el primer pase. Fue el tiempo del ajedrez, del peón por peón y del alfil por alfil. ¿Quién se salía del libreto? No hubo rebeldía para apartarse del libreto estudiado y la jerarquía individual quedó aprisionada en los pliegues de esos movimientos tácticos pensados por Gallardo y Almirón. El Pity, con el perfil cambiado, no tenía desborde y apenas podía contar con que Montiel le pasara por afuera. Si enganchaba, le quedaba el remate o la sociedad con Fernández, otro zurdo. Problemas de perfil importantes, agravados porque Scocco, condenado a ser único punta, debía jugar de espaldas, siempre. Lo tenían fácil el chico García Guerreño y el experimentado Braghieri.

No se movieron los bancos hasta entrado el ST, cuando todo siguió igual, inclusive ese arresto de River encerrando a Lanús con varios córners seguidos y tiros libres por faltas a Martínez. Pero nada de poner a un hombre cara a cara con Andrada. Último recurso, Pinola apareció cuando nadie lo esperaba y metió un zurdazo en un palo. Aire con el ingeso de De La Cruz, recambio de aire con la entrada de Aguirre, pero sin cambios estructurales: peon por peón, tic... tac...

¿Batalla táctica? Quizá. No hubo movimientos que no estuvieran previstos. Se sabía que el partido iba a ser lo que terminó siendo. Lo ganó River porque tuvo esa jugada, ese remate, esa contención sin retener de Andrada y porque estuvo Scocco para tocar de zurda, alto, fuerte, inapelable.

No fue un gran partido. Sí fue un partido de Copa. Definitorio. Sin distracciones, con 22 hombres concentrados sin rozar la frontera del error. Gran equipo es este de Gallardo. Gran equipo es este de Almirón, aunque ayer resignó la pelota. Dieron la talla.

Quizá deba replantearse Lanús la poca agresividad que mostró durante toda la noche. Fue a empatar y perdió. Pudo llevarse el punto, era difícil que lograra el empate con goles, ese resultado que le servía en bandeja la revancha en casa.

También debería hacerse replanteos River. Asumió el protagonismo, como debía ser. Buscó siempre, nunca se dio por vencido ni siquiera cuando el tiempo le ahogaba los deseos. Pero le faltó juego, le faltó fútbol. Tuvo paciencia, le faltó pisar el acelerador en los metros finales, la aventura individual, hasta el intento de la heroica. Pero está bien que los tres puntos los tenga en el bolsillo. Se los dio Scocco, como tantas veces.


© Copyright 2009-2018 | Planeta Gran DT 2018 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™