INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2017/2018


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Superliga 2017/2018 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
* El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
* Desde esta edición ya no estarán más las Estrellas Internacionales.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $255.
* Precios de los otros packs: 35 pines $194, 20 pines $137, 12 pines $86 y 1 pin $7,99.
* El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* El campeón del torneo gana un viaje a Europa para él y un amigo.
* El ganador de la fecha en Fútbol 5 se lleva un Smart TV 32".
* El campeón de Fútbol 5 gana un Smart TV 43" y una consola de juegos.
* Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
* Armá tus Mini Ligas desde el 23 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 2.
* Cada Mini Liga ahora estará compuesta por 10 participantes.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos. $30.000 - $8.000 - $4.000.
* Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

miércoles, 21 de junio de 2017

Boca Juniors Campeón Campeonato de Primera División 2016/2017

CAMPEÓN 2016/2017
Boca, campeón en todas partes
La caída de Banfield desató el delirio por el 32do. título a nivel local. En Bahía Blanca el plantel soltó una emoción largamente contenida. Y el Obelisco fue una fiesta.
Hay un racimo de ansiedades en el interior del hotel Argos. Juegan San Lorenzo y Banfield en el Nuevo Gasómetro y delante de la pantalla del comedor, la vigilia del campeonato produce adrenalina. Sin embargo, no reina la desmesura. Incluso, están tapados los ventanales para que los hinchas, que andan con la ñata frente al vidrio, detrás de un vallado, no puedan espiar a esos jugadores que esperan el guiño de la gloria. El gol de Belluschi genera una certeza, aunque falta más de media hora para el final del partido. Boca es campeón.

Y sólo resta esperar el último pitido del silbato de Espinoza para empezar a celebrar. Para desatar la fiesta. Para cantar. Para saltar. Para gritar por el 32° torneo local, el 66° título de una historia que comenzó hace 112 años en la Plaza Solís. Para acordarse de River, el rival de siempre, ese que se volvió amenazante hasta hace dos fechas, cuando el puntero mostró su mejor funcionamiento contra Independiente y Aldosivi. Para hacer más grande a este coloso azul y oro que festejó en Bahía Blanca y extendió su alegría desde Ushuaia a La Quiaca. Que concentró su felicidad en el Obelisco, ícono de las conquistas deportivas en suelo porteño. En todo el país.

El pogo arranca en el lobby y tiene continuidad en el acceso al estacionamiento. Por fin, los futbolistas se dejan ver. A unos metros, 1.500 hinchas que copan la calle España. Están enloquecidos. Como los propios jugadores, que gritan “Dale campeón”, “Dale Boooo” y una serie de dedicatorias para River. Hay un minuto de silencio que se enfoca en Núñez. Todos están exultantes.

Desde Centurión, el revoltoso que llegó de San Pablo para cumplir el sueño del pibe y fue desequilibrante, hasta Rossi, el arquero inesperado que arribó de Defensa y Justicia y ahora dice: “Hace unos meses no imaginaba este momento. Todavía me estoy pellizcando”. Desde Gago, capitán, destello del fútbol, hasta Pablo Pérez, corazón y pases cortos. Desde Benedetto, el goleador-hincha, el que va por el récord de Martín Palermo, hasta Barrios, el colombiano que llegó bajo la sombra de su compatriota Sebastián Pérez y esperó su chance detrás de Bentancur, pero convenció a Guillermo. Y se recuerda a Tévez, el ídolo que emigró a China pero fue gravitante y es tan campeón como cada uno de estos héroes xeneizes.

Y “Guilleeeermo, Guilleeeermo” se hace coro en las gargantas de esos simpatizantes que copan la vereda. Sonríe con timidez Barros Schelotto, se pone colorado y saluda con su mano a aquellos que lograron ubicarse en la primera fila, como si fuera el Papa. No está tan lejos de esa figura en la consideración de la gente. Campeón como jugador y como entrenador, el “7” bravo genera devoción entre esos fieles. “Bianchi es insuperable”, dice el Meliizo. El tiempo dirá.

“Y sí señores, yo soy de Boca, sí sí señores, de corazón, porque este año desde la Boca, salió el nuevo campeón”, se canta donde Boca tendrá un trámite ante Olimpo. Hay un par de jugadores y dirigentes que se visten con una sábana, al límite entre el folclore y la provocación, recordando que River jugó en la “B”. Y nadie se quiere ir a dormir. Ni los futbolistas, ni los simpatizantes que flamean sus banderas. En Bahía Blanca, en Buenos Aires, en cada rincón de la Argentina.

Boca es campeón. A una década de la última Libertadores, la del mejor Riquelme, la de aquella final en Porto Alegre. Nada mejor que otro logro para celebrar semejante efemérides.


Felicitaciones Xeneize!!!


© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™