INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2017/2018


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

jueves, 30 de junio de 2016

Boca 4 - Güemes (Santiago del Estero) 0 - Copa Argentina 2015/2016

Comentarios

GOLEÓ 4-0 A GÜEMES DE SANTIAGO DEL ESTERO POR LA COPA ARGENTINA
Boca pasó fácil y ya se enfoca en la otra Copa
Hizo un gol a los 11 segundos -récord del club- y a los 23 minutos iba 3-0. Fue clave Pavón. El próximo jueves es la semi de ida por la Libertadores.
Desde la implementación del profesionalismo, Boca nunca había convertido tan rápido un gol. El autor de la proeza fue Cristian David Pavón, el veloz extremo subido a Primera por el Vasco Arruabarrena y afirmado como titular por el Mellizo Guillermo.

Pavón (20 años) estableció otra marca difícil de igualar: anotó dos tantos oficiales con un intervalo de apenas 11 segundos. Su último grito había sido para empatarle a Nacional (Uruguay) en aquel dramático cruce de cuartos que terminó con Agustín Orión vestido de héroe.

Después de una corrida electrizante y una definición precisa al segundo palo, Pavón olvidó que estaba amonestado y se sacó la camiseta en su loco festejo. Vio la roja y por ese motivo faltará el jueves 7/7 en el Atahualpa de Quito, donde Boca buscará un resultado positivo en la semifinal de ida contra la revelación de esta Libertadores: Independiente del Valle.

Aun sin el delantero cordobés, el seis veces campeón de América tiene motivos para soñar con otra conquista. Anoche, en el mismo escenario sanjuanino donde levantó la Copa Argentina 2012, Boca reiteró algunas de las buenas señales que ya había entregado en el amistoso ante Olimpia (2-0: Daniel Díaz y Andrés Chávez).

Con los atenuantes que implica haber enfrentado una oposición notoriamente inferior, a Boca se lo vio siempre serio, agresivo para recuperar la pelota y ágil para moverla en ataque. Los punteros desbordaron y los volantes acompañaron. Hubo jugadas que terminaron con cinco o seis futbolistas xeneizes en el área santiagueña. Cuando el balón se perdía y el rival intentaba una contra, seis o siete camisetas amarillas se escalonaban en una defensa que nunca pasó sustos.

El desarrollo se terminó de volver cómodo después de una picante diagonal del encendido Pavón acabara con un derechazo rasante, cruzado, para establecer el 2-0. Y un ratito más tarde, el mismo Pavón perforó la banda izquierda y mandó un centro atrás que el capitán santiagueño, apurado por Juan Manuel Insaurralde, transformó en el irremontable 3-0.

La única mancha ofensiva fue el desaprovechamiento de la pelota quieta. Entre córners y tiros libres hubo una docena de situaciones, la mayoría durante el primer tiempo, que no les trajeron problemas a los voluntariosos zagueros de Atlético Güemes.

Después de la salida por precaución de Insaurralde, que originó la entrada del crítico fernando Tobio, Guillermo les dio minutos a Pablo Pérez y Andrés Cubas, dos integrantes del elenco estable en el primer semestre. Pérez -al límite del offside- le puso el broche a la goleada, tras pase de Carlos Tévez.

Boca logró la séptima victoria al hilo en esta competencia. Vuelve de San Juan con la satisfacción del deber cumplido y la certeza de que necesitará del máximo esfuerzo, los dos próximos jueves, para llegar a otra final de América.

lunes, 27 de junio de 2016

Chile Campeón Copa América Centenario USA 2016

Comentarios

BICAMPEÓN
Chile, campeón de América en los penales
Luego de empatar 0-0 en los 120 minutos, la Selección Argentina perdió otra final ante la Roja y se quedó sin la Copa América Centenario. Messi y Biglia fallaron desde los doce pasos y la Albiceleste ya suma 23 años sin títulos.
Chile se impuso en los penales (4-2) tras el empate 0-0 en los 120 minutos reglamentarios y se consagró campeón con idéntico resultado que en la final de 2015, para reválidar su título de campeón de América en New Jersey, Estados Unidos.

El equipo albiceleste comenzó incisivo en el MetLife Stadium tras un disparo de Ever Banega y con presión alta sobre su rival. Sin embargo, la Roja se mostró bien plantada y salió rápido del sofocón inicial para comenzar a emparejar el juego.

La primera situación importante llegó a los 20 minutos y no fue por una acción colectiva ni una individualidad. Error chileno en la salida, robo de Higuaín y corrida para quedar de cara al gol frente a Claudio Bravo. Sin embargo, el Pipa volvió a fallar como en las finales de 2014 y 2015. Su remate besó el palo derecho y salió pidiendo permiso.

A los 28, Marcelo Díaz vio la doble amarilla y se fue expulsado tras una segunda falta clara sobre Lionel Messi. Argentina se encontró con un hombre de más pero no supo aprovecharlo y a los 42 se encontró otra vez en igualdad númerica. El árbitro brasileño Héber Lopes compensó y decidió expulsar a Marcos Rojo.

Al descanso se marcharon sin goles y con cuestionamientos a la terna arbitral. Y en el complemento, el juego fue elevando cada vez más temperatura pero sin hacerse daño frente a los arcos.

Gerardo Martino sacó a Ángel Di María, que mostró su falencia física, para equilibrar el mediocampo con el ingreso de Matías Kranevitter. Y más tarde cambió delantero por delantero con el ingreso de Sergio Agüero en lugar de Gonzalo Higuaín.

Chile consiguió posicionarse dentro del campo y exigió a Sergio Romero con un buen disparo de Eduardo Vargas. Pero Messi siguió peleando ante la férrea marca de Arturo Vidal y Gary Medel, se los sacó de encima y asistió al Kun, que de frente al arco remató alto para lamento argentino.

La Roja lo pudo ganar en el minuto 90, pero Ramiro Funes Mori se jugó la ropa y evitó la caída del arco de Romero. Y un minuto después, la Pulga encaró y terminó su propia jugada con un disparo que pasó cerca de la valla chilena. Lo último antes del tiempo suplementario.

En los primeros 15 del Alargue, pincelada de Messi, cabezazo de Agüero con destino de ángulo, volada de Bravo, travesaño y al tiro de esquina. La más clara para la albiceleste.

En el segundo suplementario, luego del ingreso de Erik Lamela por Banega, Messi tuvo un tiro libre a su disposición frente al arco, pero su remate lo desvió la barrera. Fue la última chance clara antes de quedar establecido el 0-0 y los penales.

Erraron Vidal y Messi desde los doce pasos, Chiquito sacó el primer penal de la Roja y la Pulga la tiró por arriba. Luego marcaron Nicolás Castillo, Charles Aránguiz, Jean Beausejour y Francisco Silva. Mientras que Javier Mascherano y Agüero lo hicieron para Argentina, pero falló Lucas Biglia y otra vez el equipo argentino se quedó en las puertas de la gloria.


domingo, 26 de junio de 2016

Formaciones - Argentina vs. Chile - Final - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - USA 0 - Colombia 1 - Tercer Puesto - Copa América 2016

Comentarios

sábado, 25 de junio de 2016

Formaciones - USA vs. Colombia - Tercer Puesto - Copa América 2016

Comentarios

jueves, 23 de junio de 2016

Ficha - Colombia 0 - Chile 2 - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

miércoles, 22 de junio de 2016

Formaciones - Colombia vs. Chile - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

Estados Unidos 0 - Argentina 4 - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

ARGENTINA APLASTÓ A ESTADOS UNIDOS 4-0
A la final con Messi en su máximo nivel
Siempre fue superior. Lavezzi abrió la cuenta y Messi puso su sello con un espectacular tiro libre. Higuaín cerró el marcador. El domingo, ante Chile o Colombia que juegan hoy.
¿Será realidad o estará en este mismo momento rodando un pasaje de su propia película ese fenomenal 10 celeste y blanco? En Estados Unidos, contra la selección local, en una tierra de vaqueros y de cowboys. A sala llena, con 70.000 espectadores. En un estadio que parece un teatro, pero que brama coreando su apellido con esa fuerza que se logra cuando existe unanimidad, porque hasta los adversarios lo repiten durante las formaciones.

En la semifinal de una Copa América única, armada para celebrar su centenario. “Messi, Messi...” suena en cada acción que protagoniza y que él transforma en un cuento. Y sí, este es el lugar. Si Boston fue ideal para despejar fantasmas igualando el récord de Gabriel Batistuta como máximo goleador histórico de la Selección, este era el instante para gritar el 55 y quedarse en soledad en lo más alto de ese podio tan singular con un tiro libre celestial.

Eso sí, siempre como eje dentro de una estructura colectiva cada vez más seria, versátil. Es que así como Messi escribió su propio guión, también Argentina supo rodearlo ofreciéndole diversas opciones para explotar. Al cabo, se trata de un combo perfecto. Leo y el equipo merecen esta final. Se la ganaron.

Se viene el segundo tiempo. Argentina gana 2-0, pero se demora el inicio. En un evento con medidas de seguridad impresionantes, un joven cruza el campo corriendo. Llega hasta Messi. Se frena. Le pide que le firme la camiseta. Luego, se arrodilla y se mueve de arriba hacia abajo, en ese clásico gesto reverencial. Después, se entrega a los guardias obnubilados tal vez por las fantasías de Leo. Todo se entiende. Hacía un ratito que Messi había enamorado con un tiro libre.

Desde el lugar que es más apto para un derecho, especulando con que Guzan esperaba una ejecución por arriba de la barrera a su palo más lejano, el genio hizo lo contrario y sorprendió poniéndola en el ángulo menos pensado. Un detalle: la falta en esa jugada se la habían cometido al 10, quien había mareado a Beckerman y desesperado a Wondolowski, quien eligió la infracción para acabar con esa tortura gozada por la multitud.

Antes y después de esa postal individual, Messi resultó decisivo en el funcionamiento colectivo. Y el equipo supo asociársele. Todo se refleja en los otros tres goles: en el primero, Leo le puso una asistencia sensual por arriba a Lavezzi, quien definió por encima de Guzan; en el tercero, el 10 clarificó el ataque abriendo al Pocho, quien dibujó un lindo pase gol para Higuaín; y en el cuarto, el genio se sumó a la presión, quitó, aceleró y se lo sirvió dejando solo a Pipa.

Con Messi como bandera, la gran virtud de Argentina fue imponer de entrada la inmensa diferencia de jerarquía que le saca a Estados Unidos. Ayudó el gol rápido, pero fue buscado con lindas charlas por la izquierda entre Leo, Rojo y Lavezzi.

La Selección elaboró con paciencia (68% de posesión: 625 pases contra 108 del rival) y aceleró justo. Mascherano la sacaba limpia desde atrás metiéndose entre los centrales. Los laterales expandían la cancha hacia afuera, en especial Rojo que obligaba a que lo persiguiera quien en realidad planeaba atacarlo: Zardes. Banega administraba. Augusto Fernández hacía los movimientos justos para cubrir la banda que Messi dejaba cuando salía a volar. Higuaín estaba atento, filoso. Y... Lavezzi, imparable para lastimar, pero sabiendo cuándo levantar la cabeza.

¿Alguien más se atreverá a cuestionarlo? Le dio la razón a Martino, quien a pesar de las críticas lo trajo aquí lesionado. Una pena esa caída al chocar de espalda contra un cartel que extendió la desgracia del extremo izquierdo, donde ya se lesionaron Di María y Gaitán, y aumenta la preocupación en ese rubro, por la baja segura de Augusto y la duda con Rojo.

¿Estados Unidos? Como si no hubiera tenido dos días más de descanso. Shockeado. Desbordado, sin el hambre anunciado por su DT Klinsmann. No asustó nunca a Romero. Hasta su emblema, el goleador Dempsey, pasó inadvertido. Y no sufrió otro par de goles de Messi gracias a Guzan.

El muchachito de la película y su equipo resolvieron todos los dilemas, el exigente del debut con autoridad y los cuatro siguientes con holgura. Messi y Argentina provocan placer. El desafío es sacarse de encima el karma de la final. Así merece terminar esta película.

martes, 21 de junio de 2016

Formaciones - USA vs. Argentina - Semifinal - Copa América 2016

Comentarios

lunes, 20 de junio de 2016

Ficha - México 0 - Chile 7 - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

Argentina 4 - Venezuela 1 - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

ARGENTINA GUSTÓ, GANÓ CON SOLVENCIA Y YA ESTÁ EN SEMIFINALES
Goles, fútbol y récord para que el sueño crezca
La Selección goleó 4-1 a Venezuela y se metió en semifinales de la Copa América con buenas sensaciones: volvió a gritar Higuaín, Messi alcanzó a Bati y hubo momentos de juego lucido. El martes, con Estados Unidos.
Basta. Se acabó. Chau fantasmas de Boston. Es cierto que jamás se olvidará aquella tarde del Mundial 94 en la que en este mismo sitio una enfermera llevó a Diego Maradona de la mano hasta un control antidoping que le daría positivo y que significaría su última vez en la Selección. Sin embargo, desde este sábado 18 de junio, bien lejos de cualquier pesadilla, hay una dulce historia para contar con otro 10 para la memoria. El combo es perfecto.

En aquel lugar del dolor, aunque el estadio es otro porque fue demolido y reconstruido en su totalidad, Argentina impacta a pura contundencia y salta a semifinales de la Copa América con Messi, el sucesor de Diego, en su esplendor, dejando una huella imborrable y alcanzando a Batistuta como máximo goleador histórico celeste y blanco. Ideal para ir a la caza del local, de Estados Unidos, que en Houston espera.

Como para evitar nervios y sufrimientos, como para demostrar que estaba decidido a que esta tarde se agendara para siempre como inolvidable, marcó tendencia Messi en el mismo nacimiento del partido. Arrancando desde la derecha, Leo decidió volar y a su ritmo Argentina bien rápido despegó en el juego y en el resultado.

Enamoró ese fenomenal número 10, amagando y encarando, con un tiro apenas desviado y con una descomunal asistencia a distancia lejana que le permitió a Higuaín romper la sequía y exhibir una vez más su jerarquía de híper goleador. Es que el Pipita no sólo dibujó una de sus clásicas diagonales que abren defensas. Además, a esa pelota aérea, la enganchó y la cruzó en el mismo instante en que picaba. Sensacional.

Messi hacía jugar a todos. Tocaba corto, combinaba, intercalaba con aperturas largas para Gaitán, apoyado por interesantes proyecciones de Rojo. Y Leo también pateaba por arriba apenas desviado. Y le cometían un penal no cobrado.

El plan inicial de apostar a un partido de repliegue y contraataque no le había salido a Venezuela, que se disponía con un 4-5-1 tendiente a tapar a los laterales y a enfrentar a Banega y a Augusto Fernández con dos medios, dejando a un tercer volante libre para cubrir espacios defensivos, pensando en sorprender con Rondón. Todo dentro de una intención de transformar cada escena en física, con roces, con golpes, castigados con demasiada liviandad por el árbitro mexicano García Orozco.

Hubo un rato en el primer tiempo, en especial en el último cuarto de hora, después de la exquisita resolución de Higuaín para marcar el segundo en un mano a mano tras un mal pase atrás de Figuera, en el que Argentina perdió la pelota en forma peligrosa y exhibió demasiadas debilidades atrás. Falló el funcionamiento. El equipo se quebró en ese momento. Y Venezuela asustó por arriba (cabezazo de Rondón en el travesaño, tras un córner) y por abajo, con colaboración de la Selección y con una curiosidad: Romero falló y abrió esas chances rivales, pero luego las salvó con una volada de arquero campeón ante Rondón y atajando el penal sin moverse ante el tiro picado de Seijas.

Martino acomodó el tablero en el segundo tiempo. Ordenó el equipo. Mutó del 4-3-3 al 4-4-2, con Augusto Fernández abierto a la derecha, con Banega bajando al lado de Mascherano y con Gaitán como volante izquierdo. Después, Messi flotando, más Higuaín arriba. Ahí Argentina no sólo frenó a Venezuela, sino que volvió a herir con Leo, claro, pero también con un muy buen Gaitán hasta que salió lesionado. Hasta Augusto llegó a posición de gol, con un cabezazo por arriba. Messi tenía que alcanzar a Batistuta con un golazo. Así fue: anticipó Gaitán, Higuaín, Leo, Gaitán y el 10 a la red.

Hubo espacio para sufrir por arriba de nuevo con Rondón y el descuento, pero enseguida Lamela (entró por Gaitán) sacó ese tiro que se le escapó al arquero. Argentina avanza a paso redoblado. Hubo detalles colectivos en el retroceso y en defensa, aquellos del primer tiempo, para corregir. Pero las aristas positivas ganaron por goleada. Messi se liberó del récord, si es que le pesaba. Higuaín se sacó la mufa. Romero se agrandó. Martino le dio una mano al equipo en el entretiempo... Ahora Houston, Estados Unidos, la semifinal. Chau Boston. Chau fantasmas. Si alguna vez la Selección aquí vuelve, habrá una linda historia para contar.

sábado, 18 de junio de 2016

Formaciones - México vs. Chile - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Argentina vs. Venezuela - Cuartos - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - Perú 0 (2) - Colombia 0 (4) - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

viernes, 17 de junio de 2016

Formaciones - Perú vs. Colombia - Cuartos de final - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - Estados Unidos 2 - Ecuador 1 - Cuartos - Copa América 2016

Comentarios

jueves, 16 de junio de 2016

Formaciones - Estados Unidos vs. Ecuador - 4tos - Copa América 2016

Comentarios

miércoles, 15 de junio de 2016

Argentina 3 - Bolivia 0 - Grupo D - Copa América 2016

Comentarios

FUE 3-0 A BOLIVIA
La Selección lo liquidó rápido y va por Venezuela
Todo le salió redondo a la Argentina, menos el gol de Messi que no llegó. Lo definió sin problemas, reservó titulares. El sábado juega en Boston.
Para que vuele a la memoria este partido y allí se instale para siempre, hace falta que se haga realidad lo que desean esos 45 mil espectadores que no son suficientes para llenar el Century Link, aquí en el noroeste estadounidense. “Messi, Messi, Messi”, gritan como gritaban pidiéndolo en el primer tiempo. Lo tienen en cancha desde el principio del segundo y esperan “el” momento, pero...

Hay un tiro libre que a ese 10 fenómeno de la pelota se le va apenas desviado, pegadito a un ángulo. Hay un segundo árbitro asistente que levanta la bandera y le cobra off side cuando queda mano a mano, pero Leo igual al arquero le tira un caño que se celebra. Hay once bolivianos que quieren lo mismo que la mayoría y se encierran en su área. Hay un tal Jashmani Campos que lo golpea desde atrás y tanto lo enoja que lo empuja a ponérsele cara a cara, en un episodio que también se goza. Messi quiere igualar a Batistuta y patea rápido esa falta desde lejos para sorprender, pero no acierta por centímetros...

No puede ser. Se van los minutos. Falta esa razón para que este partido no se olvide jamás. Minuto 90. ¿Por qué sólo dos de tiempo adicional? Leo ríe al observar el cartel... No hay caso. Final justo cuando la redonda va para Messi. El termina con ella en sus manos, pero sin récord. No igualó a Batistuta. Una pena.

Messi, como se esperaba, sumó ritmo, pero le faltó gol en un desarrollo que Argentina ya ganaba 3-0. Se movió detrás del “9” que fue Agüero en ese segundo tiempo. Exhibió ganas, alguna que otra perla, alguna pisada. Faltó en esa porción final ingenio colectivo para elaborar y romper un cerco boliviano dispuesto para evitar un papelón colosal.

Sucedió en un partido vacío de suspenso. Tal como se suponía, Argentina se clasificó primera en su grupo. Lo cerró con absoluta comodidad. Impuso la diferencia de jerarquía individual desde el mismo nacimiento de la historia y resolvió todo antes del primer cuarto de hora sacando dos goles de ventaja. Lo abrió con un toque de azar en ese tiro libre de Lamela que rozó en Duk y desacomodó a Lampe. Pegó el segundo golpe con una dulce construcción colectiva, gestada en la izquierda con Lamela, continuada por el medio con Agüero, seguida por la derecha con el centro atrás de Roncaglia y cerrada por Lavezzi, aprovechando el rebote en el arquero tras el cabezazo de Higuaín.

Resultó el plan de Martino para cuidar lesionados y amonestados. Con Banega como conductor partiendo como doble 5 a un costado de Kranevitter, la Selección redondeó sus mejores momentos en el primer tiempo, tal como había ocurrido con Panamá a partir del ingreso de Messi. Con el ex Boca y flamante refuerzo del Inter arrancando desde ahí, el equipo gana fluidez. ¿Lo sostendrá el Tata en cuartos, contra Venezuela? Se verá. Eso forma parte del futuro inmediato. Con Bolivia, en definitiva, entre Banega y Lamela supieron elaborar. Así, en ese período y considerando la similitud con un entrenamiento, Argentina ostentó el 81 % de posesión.

Hubiera sido aún más positivo si Agüero, retrasado, detrás de Higuaín, se transformaba en cómplice de los medios y regulaba algo más su velocidad. Además, entre el Kun y el Pipa no conectaron en ninguna acción determinante.

Vino bien, además, para que Lavezzi se reconfirmara como una interesante opción. Clave en los choques más calientes de Elminatorias sin Messi, esta vez con muchas menos exigencias enfrente, de nuevo el Pocho se mostró eléctrico, desequilibrante. Supo generar infracciones y participó en los tres primeros goles, en el segundo como autor. Hubo un grito de Cuesta. Pudo Biglia sumar 45 minutos tras el desgarro curado a velocidad de Fórmula 1.

Sólo faltó el grito de Messi para que nadie de este partido pudiera olvidarse. Había pegado tres ante Panamá en media hora, pero no pudo gozar uno contra Bolivia en 45 minutos. No importa, al cabo. Tarde o temprano llegará. Tal vez el destino decidió guardarlo para un acontecimiento más trascendente. Y es lógico: el momento en el que se Messi se transforme en el máximo goleador histórico de la Selección merece una instancia superior. Muy pronto será.


Posiciones Finales - Grupo D - Copa América 2016

Ficha - Chile 4 - Panamá 2 - Grupo D - Copa América 2016
Ficha Puntajes - Argentina 3 - Bolivia 0 - Grupo D - Copa América 2016

martes, 14 de junio de 2016

Formaciones - Argentina vs. Bolivia - Grupo D - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Argentina vs. Bolivia - Grupo D - Copa América 2016


Formaciones - Chile vs. Panamá - Grupo D - Copa América 2016

Fichas día 13/06 - Grupo C - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - México 1 - Venezuela 1 - Grupo C - Copa América 2016
Ficha - Uruguay 3 - Jamaica 0 - Grupo C - Copa América 2016

lunes, 13 de junio de 2016

Fichas día 12/06 - Grupo B - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - Ecuador 4 - Haití 0 - Grupo B - Copa América 2016
Ficha - Brasil 0 - Perú 1 - Grupo B - Copa América 2016



Posiciones Finales - Grupo B - Copa América 2016

domingo, 12 de junio de 2016

Formaciones día 12/06 - Grupo B - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Ecuador vs. Haití - Grupo B - Copa América 2016
Formaciones - Brasil vs. Perú - Grupo B - Copa América 2016

Fichas día 11/06 - Grupo A - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - Estados Unidos 1 - Paraguay 0 - Grupo A - Copa América 2016
Ficha - Colombia 2 - Costa Rica 3 - Grupo A - Copa América 2016



Posiciones Finales - Grupo A - Copa América 2016

sábado, 11 de junio de 2016

Formaciones día 11/06 - Grupo A - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Estados Unidos vs. Paraguay - Grupo A - Copa América 2016
Formaciones - Colombia vs. Costa Rica - Grupo A - Copa América 2016

Argentina 5 - Panamá 0 - Grupo D - Copa América 2016

Comentarios

MESSI ILUMINÓ CON SU MAGIA A UN EQUIPO QUE GANABA SIN CONVENCER
Una goleada con el sello del crack
Entró a media hora del final para cambiarle la cara al equipo: hizo tres goles en 18 minutos y gestó el 5-0. La Selección pasó a cuartos de final.
Era inevitable. Como un acto reflejo. Como si Lionel Messi fuera la mano de Pavlov y las tribunas el perro hambriento que se relamían cada vez que las gigantescas pantallas del Soldier Field transmitían el primerísimo primer plano del 10. “Messi, Messi”. Así, todo el tiempo, todo el mundo. Antes y durante el partido. Aun cuando el crack de Barcelona ya estaba en cancha y mucho más cuando metió uno, dos, ¡tres!... Sí, tres golazos para quedar a uno del récord de Gabriel Batistuta.

El público, mezcla de argentinos, centroamericanos y estadounidenses, quería verlo a él. No importaba mucho lo demás. Porque en Chicago, Messi causó furor de entrada. Desde el primer entrenamiento cuando al regresar al hotel una fanática mexicana burló a la Policía y lo tomó del brazo para conseguir un autógrafo para su hijo. Hasta los diarios más importantes lo habían comparado en sus portadas con Michael Jordan el más grande basquetbolista de todos los tiempos, ícono de la ciudad.

La desilusión de muchos en la mañana de ayer fue enterarse que Leo, al final, no iba a jugar de titular como se lo esperaba. Sin embargo, nadie les quitaba a los hinchas que iban copando el estadio el sueño de disfrutarlo un rato. Y la magia sucedió en el estado de Illinois. El rugido del público erizó la piel cuando Lionel se sacó la pechera para hacer su ingreso en la Copa América, la que vino a buscar con todas sus ganas, la que quiere ganar para sacarse la espina que le hace sangrar su corazón criollo. Con la goleada de ayer, ya logró el pase a cuartos de final.

Le bastaron 30 minutos para poner de la cabeza a toda la Copa. Es la estrella del certamen, es el mejor del planeta. Con una sonrisa de nene, Leo le chocó la mano a Augusto Fernández, a quien reemplazó y se puso la cinta de capitán que le cedió Javier Mascherano. Le dijo a Ever Banega que se ubicara más cerca de Masche y él se plantó en el medio, detrás de Gonzalo Higuaín. No jugó de extremo derecho; allí se mantuvo Nicolás Gaitán.

Y por allí, entrando por el centro del área de Panamá clavó su primer grito, apenas ocho minutos más tarde de haber puesto un pie en el campo. Un rechazo de Roderick Miller dio de lleno en la cara de Pipa, que hizo de asistidor involuntario, y el balón le cayó al 10. El resto, un trámite: zurdazo a un palo.

Eso fue apenas la entrada del gran banquete de Messi. De tiro libre, acarició la pelota con la parte interna de su botín izquierdo para incrustarla contra un ángulo. Y quedaba el postre. Le dieron espacio en el área grande y cuando tres defensores panameños se acordaron de hacerle sombra, Lionel ya la había mandado a la red de nuevo. En 18 minutos (entre el 23 y el 41 del segundo tiempo) se transformó en el goleador de la Copa América, la que quiere llevar a la Argentina.

Con el hat-trick de anoche, el cuarto con la Selección, Messi llegó a los 53 tantos con el equipo nacional en 110 partidos jugados y quedó a uno sólo de Gabriel Batistuta, que con 54 es el máximo golador histórico del conjunto nacional.

Alguna vez, Hugo Gatti trató de “gordito” a un tal Maradona y éste le respondió con cuatro goles. Ahora, fue Diego el que habló de la “falta de personalidad” de un tal Messi y Leo apareció con un triplete. Una parábola de un zurdo a otro.

Valió la pena quedarse con las ganas de verlo en el debut contra Chile. Valió la pena no verlo como titular ante Panamá. Ese golpe en el amistoso de San Juan contra Honduras le dolió, sí, pero no lo tumbó. Cualquier duda quedó sepultada ayer aquí, entre los rascacielos de Chicago. Messi está de regreso y va a hacer todo lo posible por alcanzar al fin ese sueño incumplido, el de anotar un título con el equipo de su país en el libro gordo de su leyenda, que día a día se alimenta de asombrosas historias reales. Valió la pena, claro que sí.


Ficha - Chile 2 - Bolivia 1 - Grupo D - Copa América 2016
Ficha Puntajes - Argentina 5 - Panamá 0 - Grupo D - Copa América 2016

viernes, 10 de junio de 2016

Formaciones - Argentina vs. Panamá - Grupo D - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Argentina vs. Panamá - Grupo D - Copa América 2016


Formaciones - Chile vs. Bolivia - Grupo D - Copa América 2016

Fichas día 09/06 - Grupo C - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - Uruguay 0 - Venezuela 1 - Grupo C - Copa América 2016
Ficha - México 2 - Jamaica 0 - Grupo C - Copa América 2016

jueves, 9 de junio de 2016

Formaciones día 09/06 - Grupo C - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Uruguay vs. Venezuela - Grupo C - Copa América 2016
Formaciones - México vs. Jamaica - Grupo C - Copa América 2016

Fichas día 08/06 - Grupo B - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - Brasil 7 - Haití 1 - Grupo B - Copa América 2016
Ficha - Ecuador 2 - Perú 2 - Grupo B - Copa América 2016

miércoles, 8 de junio de 2016

Formaciones día 08/06 - Grupo B - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Brasil vs. Haití - Grupo B - Copa América 2016
Formaciones - Ecuador vs. Perú - Grupo B - Copa América 2016

Fichas día 07/06 - Grupo A - Copa América 2016

Comentarios

Ficha - Estados Unidos 4 - Costa Rica 0 - Grupo A - Copa América 2016
Ficha - Colombia 2 - Paraguay 1 - Grupo A - Copa América 2016

martes, 7 de junio de 2016

Hay Gran DT Primera División 2016/2017 - Primera Parte

Comentarios

Gran DT lo anuncia en su sitio web

“Muy pronto vuelve Gran DT. Te esperamos en Agosto con una nueva edición del juego que te apasiona”.
Así lo anuncia la web oficial de Gran DT en su página principal. Ademas, Planeta Gran DT les informa que el Gran DT Primera División 2016/2017 - Primera Parte comenzaría como siempre, entre las fechas 3, 4 y 5.

Formaciones día 07/06 - Grupo A - Copa América 2016

Comentarios

Formaciones - Estados Unidos vs. Costa Rica - Grupo A - Copa América 2016
Formaciones - Colombia vs. Paraguay - Grupo A - Copa América 2016

Argentina 2 - Chile 1 - Grupo D - Copa América 2016

Comentarios

SIN MESSI, LESIONADO, DERROTÓ 2-1 A CHILE, EL RIVAL MÁS COMPLICADO DEL GRUPO
Un estreno con varios motivos para destacar
La Selección buscó ser dinámica y profunda desde el inicio. Superó a un rival impreciso, llegó bastante y ganó con nitidez pese a la corta ventaja.
Siempre la situación de reemplazar al mejor futbolista del planeta genera una sensación de desamparo, de fragilidad. Es como si el mundo ahí se terminara. Jugar sin Messi representa un inmenso desafío colectivo. Es disimular su ausencia lo máximo posible. Es sostener la misma idea con convicción. Es demostrar que hay equipo. Es, al cabo, todo eso que supo dibujar Argentina aquí, en este rincón californiano, nada menos que frente a Chile, el rival-fantasma, el que lo había vencido en la final de la Copa América 2015, el que lo había encerrado en marzo en el segundo tiempo, el que más dificultades le había provocado en esta “Era Martino”. Como ante Paraguay y Brasil, a fines del 2015, la Selección no se quebró. Como ante Colombia en Barranquilla, también ganó con merecimiento. Como en aquellas oportunidades por Eliminatorias, respondió sin Messi y dejó un mensaje trascendental: el equipo crece. Eso es vital con o sin el mejor.

Para superar el efecto que significa prescindir del número uno, Argentina logró algo clave en el inicio: supo sembrar sensaciones positivas. Impuso presencia, tanto que de entrada nomás construyó una linda maniobra a partir de Banega, con un centro de Di María y un cabezazo en el travesaño de Gaitán, quien como sucesor de Leo y en su primer torneo oficial con la Selección hallaba una señal para liberarse ante semejante responsabilidad, si es que la necesitaba, porque atrevimiento le sobra, ¿o no se notó cuando dibujó un excelso control orientado con el pecho y habilitó a Di María para que sacara un zurdazo que pasó cerca?

Entre dos selecciones que apuestan a la presión y a la posesión, iba a ser clave la pelea por la pelota en la mitad de la cancha, donde Chile se hace fuerte con su triángulo conformado por Díaz como vértice más retrasado y Aránguiz y Vidal adelantados. Por eso, Argentina plantó un 4-2-3-1 con Fernández y Mascherano como doble 5 y Banega como punto más alto del medio, acompañado a la misma altura por los zurdos Gaitán (a la derecha) y Di María (a la izquierda). Al cabo, en esa pulseada central, en el primer tiempo, daba Chile la sensación de mayor fluidez, pero Argentina se sentía cómoda cuando volaba hacia los espacios vacíos en velocidad con ese rayo que es Di María.

Hubo dudas cuando fue dominada por las imprecisiones en coincidencia con una modificación llamativa: trocaron bandas Gaitán y Di María, que estaban cómodos, y se diluyeron. Chile viajó de las insinuaciones al peligro. Ahí surgieron dos individualidades defensivas que salvaron momentos cruciales: Romero le tapó un mano a mano a Alexis Sánchez, tras una salida imperfecta de Funes Mori, y Rojo evitó un gol con un cierre justo cuando Vargas esperaba para empujarla. También un equipo ganador necesita que lo rescaten cuando las circunstancias lo desbordan.

El resultado se quebró en la pulseada por la presión. Después de que Chile amenazara en el inicio del ST, Argentina, con dos recuperaciones en tres cuartos, encontró la luz. Primero, Banega anticipó a Aránguiz y abrió a Di María para que sacara el latigazo que festejó emocionado con su abuela que lo ilumina desde el cielo. Y al ratito, Di María le devolvió gentilezas a Banega para que definiera, en una acción nacida en una pelota que rescató Gaitán y luego pasó por Mascherano.

El duelo de la mitad de la cancha, en esa segunda porción, fue de Argentina. Ahí estuvo la clave, aparte de saber exprimir las ocasiones en el momento más oportuno, de nuevo con Gaitán por derecha y Di María por izquierda, como al principio. Chile sintió el impacto, se diluyó y quedó expuesto al 3-0.

Argentina ganó y se perfila como líder del grupo, porque se supone que acumulará los seis puntos ante Panamá y Bolivia. Otra vez sin Messi demostró reacción. Lo hizo de nuevo sin Messi. Como un equipo de verdad. La única mancha fue la floja salida de Romero que facilitó el descuento. No desluce un debut alentador.


Ficha - Panamá 2 - Bolivia 1 - Grupo D - Copa América 2016
Ficha Puntajes - Argentina 2 - Chile 1 - Grupo D - Copa América 2016

lunes, 6 de junio de 2016

Talleres de Córdoba es de Primera

Comentarios

EL EQUIPO CORDOBÉS RATIFICÓ SU FAVORITISMO, SE CONSAGRÓ CAMPEÓN DE LA PRIMERA B NACIONAL
Talleres es de Primera
“Este es un momento único, quizás irrepetible”, dijo Frank Kudelka, conductor de un plantel ganador.
Ese tremendo zapatazo de Pablo Guiñazú, ese zurdazo desde afuera del área que se clavó en la red del arco local cuando se jugaba el cuarto minuto de descuento, le colocó el rótulo de épico a este ascenso anunciado de Talleres. Atrás quedaron 12 años fuera de la Primera División, categoría en la que el conjunto cordobés protagonizó campañas recordadas para ser el equipo indirectamente afiliado con más chapa y logros.

Fueron doce años alternando más malas que buenas. Negativos resultados deportivos, crisis financiera, pérdida de identidad... Hace poco menos de dos años se puso fin a un década de gerenciamiento y el club volvió a ponerse de pie. Los socios volvieron a elegir a sus directivos y el club recuperó su fisonomía y mejoró la infraestructura.

El dinero que voló desde México de la mano del nuevo presidente Andrés Fassi y del Pachuca fue suficiente para pagar un proyecto serio con destino de fiesta final. Y un gran acierto resultó la elección de Frank Kudelka, estratega táctico, formador de grupo y conductor del salto desde el Federal A y de esta impactante campaña invicta en la Primera B Nacional.

Experimentados y pibes conformaron un plantel numeroso para darle forma a un equipo ganador en el que siempre jugó quien mejor estaba sin pesar apellidos o antecedentes. Por citar ejemplos, a Mauricio Caranta, Hernán Encina o Wilfredo Caballero les tocó ir al banco y no tuvieron drama.

“Ya lo logramos. Este es un momento único, quizás irrepetible: no es fácil para un técnico salir campeón dos veces en un año y medio en una institución tan gloriosa”, resaltó Kudelka. El entrenador nacido en Freyre, que logró su segundo ascenso a Primera -el anterior había sido con Unión, en 2011- destacó: “Somos dependientes de la gente que ayudó para esto, sobre todo los jugadores. Soy un agradecido”. Antes de festejar, Talleres sufrió. Porque All Boys jugó mejor y durante varios lapsos del partido impuso buen juego. El bajo promedio es una amenaza que preocupa en Floresta y por eso el local salió decidido a imprimir su ritmo y a no ser partenaire de un rival que quería celebrar.

Con la buena técnica de Ricardo Blanco y ese tremendo animal de área que es Lessman, All Boys complicó a un Talleres que arrancó demasiado tranquilo y dejando fluir el partido. La expulsión de Rodrigo Burgos, por doble amonestación poco antes de terminar el primer tiempo, fue otro impacto para los cordobeses. Dos frentazos habían elevado la temperatura en esa etapa inicial, cuando Klusener y Julián Fernández estuvieron apenas un poquito faltos de puntería.

Dos veces seguidas Guido Herrera frustró los intentos de Ricardo Blanco, pasada la media hora del segundo tiempo. A los 36 minutos, Rooney Lessman se encargó de definir muy bien y elevó su impresionante cifra goleadora a 16 tantos en 19 partidos, al capturar un rebote de Herrera ante un tiro de afuera del ingresado Jaime.

Fue un duro golpe al mentón de Talleres, que ya sabía que Chacarita goleaba a Independiente Rivadavia. Pero poco, casi nada, apenas dos minutos, tardó en reaccionar. En una jugada rápida, estuvo despierto el ataque de Talleres y lenta la defensa de All Boys: pase en diagonal de Emanuel Reynoso para la aparición de Klusener, que le ganó la posición a Maximiliano Martínez y superó el intento de achique de Losa. Talleres también sacó a relucir a su “9” goleador.

Ese empate atornillaba a Talleres al primer puesto, faltando dos fechas. Pero sobre la hora, en la agonía del partido, llegó la frutilla del postre. Guiñazú, quien había mostrado su jerarquía e inteligencia táctica, se animó a más. Y con ese zurdazo espectacular quedó en la historia grande de la “T”. De Talleres, de nuevo en Primera.


Felicitaciones T!!!

© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™