INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2017 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 10 de Marzo se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 17 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
* El Domingo 12 de Marzo sale el suplemento gratis con Clarín.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $215.
* Precios de los otros packs: 35 pines $162, 20 pines $114, 12 pines $72 y 1 pin $6,70.
* Ahora habrá Torneos de Amigos de 20 equipos por premios sumados a los clásicos.
* Desde esta edición sólo podrás incluir a una Estrella Internacional en tus equipos.
* Dos nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 3-3-4 y 4-2-4.
* El ganador de la fecha ahora se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con un amigo.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 43" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 10 de Marzo y empezá a competir desde la fecha 18.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos. $30.000 - $8.000 - $4.000.

sábado, 31 de enero de 2015

Boca vs. River - Copa Luis B. Nofal 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA LUIS B. NOFAL 2015
BOCA - RIVER
La revancha
Después del triunfo del equipo de Arruabarrena en Mar del Plata, hoy se vuelven a enfrentar en Mendoza y los de Gallardo quieren recuperarse.
Como una metáfora de la rivalidad que los separa, los planteles de Boca y de River llegaron ayer a la tardecita a Mendoza con una hora de diferencia. Podrían haber viajado en el mismo vuelo, pero prefirieron hacerlo cada uno por su lado: River llegó a las 19.10 y Boca, a las 19.35. Hubo euforia en el hotel Esplendor, en el departamento de Maipú, a unos 20 kilómetros del centro de esta ciudad, donde quedaron alojados Rodolfo Arruabarrena y sus dirigidos. Y también hubo mucho calor popular sobre la avenida Belgrano al 1.400, en la puerta del céntrico hotel Diplomatic, el búnker del equipo que conduce Marcelo Gallardo. El Superclásico es un acontecimiento que atrapa, se juegue por los puntos o en el marco de los amistosos de verano. Por eso hay tanta expectativa en la previa y por eso habrá un operativo de seguridad con 1.100 policías. Por eso el Malvinas Argentinas estará colmado cuando, a las 22.10, Diego Abal marque el arranque del segundo duelo del año entre los equipos más convocantes del país. Si hay empate, la definición será por penales.

Con una formación en la que hay muchos suplentes pero también nombres fuertes como los de Daniel Díaz, Fernando Gago, Emmanuel Gigliotti y Andrés Chávez, Boca irá por una alegría similar a la que vivió en Mar del Plata el sábado, cuando con el gol del juvenil Franco Cristaldo le puso fin a la racha de ocho Superclásicos sin triunfos. Y River, que volverá a jugar con sus titulares, buscará la revancha ante su principal adversario a sólo seis días del arranque de sus compromisos oficiales: el viernes recibirá a San Lorenzo en el choque de ida de la Recopa Sudamericana.

El Superclásico estuvo en duda hasta el miércoles a la medianoche. Boca había anunciado que no se iba a presentar si tenía que jugar un repechaje con Independiente del Valle de Ecuador para ingresar a la fase de grupos de la Copa Libertadores. Pero le ganó a Vélez el encuentro de la discordia y no bien finalizó el juego se ahuyentaron los temores y la bronca contenida de los organizadores y sobrevino el alivio para los más de 40 mil hinchas que ya habían comprado sus entradas. Habrá, entonces, un nuevo duelo entre los dos más grandes, con todo lo que eso significa. Y Boca llega con mejor humor, algo más relajado por haber ganado el primer choque entre ellos y por su clasificación a la Libertadores, ese objeto de deseo que comparte con River.

Suelen decirlo los propios futbolistas, se percibe en esos cantos desafiantes que cruza un grupo de hinchas de River recién llegados desde Buenos Aires cuando de pronto se encuentra con otro de Boca en plena plaza Independencia, la principal de aquí: cuando esas camisetas están frente a frente, al rótulo de amistoso se lo devora la pasión, lo erosiona ese particular deseo que tienen ambos de quedarse con la victoria más deseada.

Prueba de ello fue lo que ocurrió en Mar del Plata, donde animaron un Superclásico caliente que terminó con tres expulsados: Andrés Cubas por el lado de Boca; y Leonel Vangioni y Jonatan Maidana por el de River. Vangioni lesionó a Cristian Pavón, quien deberá estar dos meses y medio afuera de las canchas, lo que generó algunos entredichos entre dirigentes de ambos clubes y también algunas repercusiones en los planteles, que -claro- cerraron filas con sus compañeros.

Al igual que en Mar del Plata, Boca no saldrá con su equipo ideal. Pero entre los once estarán el Cata Díaz y Gago como nombres excluyentes. También jugarán Gigliotti y Chávez. Además, presentará el debut de Marco Torsiglieri con la camiseta azul y amarilla, y el estreno en el ciclo de Arruabarrena de dos que regresaron al club: Fabián Monzón y Sebastián Palacios.

A la espera de mejorar la desteñida imagen que mostró cerquita del mar, River tratará de que las montañas de esta ciudad lo conduzcan a una versión parecida a la que el año pasado lo llevó a ser el equipo más elogiado de todos. Gabriel Mercado se recuperó del golpe que recibió de parte de Pablo Pérez en Mar del Plata y será titular. La única duda que tiene Gallardo está en el mediocampo y es entre dos uruguayos: Camilo Mayada (ayer estuvo entre los titulares) y Carlos Sánchez (regresó a Buenos Aires al mediodía desde México y no estuvo en los últimos dos entrenamientos).

Los condimentos de siempre -un contorno sonoro y festivo- están garantizados. Como para empezar, no es poco.

Estudiantes 3 (4) - Gimnasia 3 (3) - Copa Ciudad de La Plata 2015

Comentarios

EL CLÁSICO FUE VIBRANTE
Estudiantes empató al final y pudo festejar en los penales
El equipo de Pellegrino remontó un 3-2 con un jugador menos por la expulsión de Pereira. Navarro atajó un penal.
En el mejor partido del verano, Gimnasia y Estudiantes regalaron un partidazo que terminó con un empate agónico del Pincha: en el último minuto Diego Vera anticipó a Yair Bonín y le sacó la victoria al Lobo, cuando ya todo era festejo y alegría tripera. Después, en los penales, Estudiantes se impuso por 4-3.

Fue un clásico atípico. Tal vez muchos esperaron que el trámite del partido se parezca a aquellos tres duelos (dos por Copa Sudamericana y uno por el torneo local) que jugaron el semestre pasado en muy pocos días. Nada de eso. No hubo miedos en la noche de Mar del Plata y apareció el fútbol. No fue un choque trabado, luchado, con pocas situaciones, como suelen ser este y casi todos los clásicos, sino todo lo contrario.

La apuesta de Gimnasia fue clave. El elenco dirigido por Pedro Troglio salió a ahogar a Estudiantes: presionó bien arriba -equipo compacto y corto- y fue a disputar la tenencia de la pelota. Y rápido se encontró festejando. Oliver Benítez mandó un pelotazo largo desde la mitad de la cancha y Maximiliano Meza aprovechó la distracción de Schunke y Desábato y marcó el 1 a 0 parcial. Sorprendió el Lobo con ese arranque.

No se replegó Gimnasia con la victoria momentánea; entonces, el partido se hizo emotivo. Porque Estudiantes, herido en el orgullo, fue a buscar el empate con más ganas que juego. Tiene dos delantero el Pincha que son una tentación al pelotazo. Vera y Carrillo las pelean todas y generan de la nada situaciones. Igual, desde las manos de Alvaro Pereira -que ayer debutó- vinieron las más claras. De un lateral, luego de varios rebotes, Diego Vera ensayó una chilena que chocó con el travesaño. De otro lateral de Pereira, Facundo Oreja despejó para el medio del área y Carlos Auzqui definió para el 1-1.

Con la igualdad, llegó el golpe por golpe. Y no se habla de juego brusco: fue un duelo limpio ( la única mancha fue que la barra de Gimnasia expuso banderas de Estudiantes y provocó con cánticos). Ni Estudiantes ni Gimnasia se replegaron: se animaron a atacar. En el final de la primera parte, Schunke le cometió un penal infantil a Barsottini que Licht cambió por gol.

En el segundo tiempo, Meza marcó el tercero después de otro error de los centrales, que quedaron en ridículo tras un gran amague de Vegetti. Parecía partido cerrado. Pero Acosta descontó luego de un gran pase de Damonte. La expulsión de Pereira agrandó la sensación de duelo terminado. Pero Vera tenía la última palabra.


Definición por tiros desde el punto penal: Estudiantes 4 (convirtieron Guido Carrillo, Sebastián Prediger, Matías Aguirregaray e Israel Damonte; Luciano Acosta estrelló su tiro en el travesaño); Gimnasia 3 (anotaron Maximiliano Meza, Nicolás Mazzola y Álvaro Fernández; Hilario Navarro atajó el remate de Lucas Licht; Pablo Vegetti desvió su penal).

viernes, 30 de enero de 2015

Godoy Cruz 0 - San Lorenzo 1 - Copa Amistad Provincia de Mendoza 2015

Comentarios

EL DEFENSOR QUE LLEGÓ COMO REFUERZO SELLÓ LA VICTORIA POR 1 A 0 ANTE GODOY CRUZ, EN MENDOZA
San Lorenzo disimuló la falta de juego con el grito de Caruzzo
Levantó un trofeo bien amistoso, pero a la idea de atacar más le faltó elaboración y también condimento en el área.
En la tierra del vino, San Lorenzo se llevó una nueva victoria de pretemporada, pero lejos estuvo de emborracharse de fútbol. El apretado calendario argentino no da demasiado tiempo para acomodarse a ningún equipo. Por eso la puesta a punto debe ser más rápida que lo habitual. San Lorenzo puede dar fe de ello: una semana antes de su primer compromiso oficial mostró en Mendoza y con su equipo titular, un rendimiento con bastante por mejorar. Ganó porque Matías Caruzzo, el refuerzo que mejor anduvo, pescó una pelota en el área y de cabeza la mandó al gol. Pero a la idea más audaz en comparación con el semestre anterior, todavía le faltan precisión, profundidad y rodaje.

El nuevo San Lorenzo no funcionó en el primer tiempo. El 4-2-3-1 más ambicioso que reemplazó al 4-1-4-1 no entregó buenas señales. El partido ante Godoy Cruz fue un banco de pruebas antes del primer desafío grande del año, que tendrá a River como exigente contrincante, con la Recopa en juego. Pensando en ese partido del 6 de febrero en el Monumental, Bauza le reintegró la titularidad a Leandro Romagnoli y le puso como laderos a Gonzalo Verón y Pablo Barrientos. Pero igual le faltó fútbol a San Lorenzo. Martín Cauteruccio puede dar fe de ello ya que, aislado y sin movilidad, pasó desapercibido.

La apuesta por el nuevo esquema del entrenador azulgrana tuvo bastantes falencias ante un rival de menor jerarquía. Sin embargo, supo San Lorenzo arreglárselas para complicarlo. Es cierto que Godoy Cruz le cerró todos los caminos, amontonando futbolistas para proteger a su arquero. Cinco defensores muy cerca de cuatro mediocampistas fueron obstáculos que los visitantes no pudieron superar nunca en la primera etapa.

Caruzzo no fue demasiado exigido, pero mostró solidez y categoría como para ser titular. Para el entrenador, es la pareja ideal de Mauro Cetto, pero esté o no el ex Central en cancha, el goleador de anoche comenzó a hacerse un lugar.

Y si bien Godoy Cruz no molestó demasiado a Torrico, con poco le alcanzó para desnudar algunos problemas defensivos de San Lorenzo. Barrientos y Verón no ayudaban a los laterales, que quedaban en desventaja numérica.

Mussis y Blanco, dos refuerzos, no lograron cambiar la cara de San Lorenzo en el complemento. El ex Gimnasia se paró como mediocampista por la derecha y no pudo imponer su dinámica. Mientras que el ex Lanús tuvo poco contacto con la pelota, aunque pudo hilvanar una linda jugada que derivó en el corner por el que festejó Caruzzo en su debut. Es más, también Blanco pateó ese tiro de esquina que también fue peinado por Mas.

Los de Bauza siguen en formación, lejos del ideal que puede pretender su técnico. San Lorenzo no tendrá demasiado tiempo para ponerse a punto: ya se verá las caras el 6 de febrero ante un River que llega algo más afilado. Esa será una prueba de fuego para este equipo que buscará defender su corona en la Libertadores y que tendrá en ese ida y vuelta caliente la posibilidad de sumar otro trofeo internacional. La primera gran meta de 2015.

jueves, 29 de enero de 2015

Boca 1 - Vélez 0 - Desempate Copa Libertadores 2015

Comentarios

DESEMPATE COPA LIBERTADORES 2015
Boca, en la Copa; Vélez, con las manos vacías
El equipo de Arruabarrena entró en la fase de grupos con el gol que hizo Colazo desde fuera del área en el primer tiempo. Estudiantes, al repechaje.
Dicen que en la última noche en Mar del Plata hay que besar o besar. Eso cuentan los pibes, que después de la previa apuntan las flechas de un Cupido urgente a los boliches de la costa. Y Boca, que de amores continentales sabe y mucho, se fue de La Feliz con el gusto de los que pueden contar hazañas frescas en el viaje de vuelta. Así, ganó la mina deseada ante un Vélez de ocasión. Boca, al cabo, ganó, gustó y besó.

“La intensidad no se negocia”, reza una de las máximas de Arruabarrena. Y ayer, en la noche marplatense, Boca le hizo honor a su DT. Con la misma presión alta con la que salió a jugar ante River en el primer Superclásico de 2015, el conjunto del Vasco buscó comerse a su rival desde el arranque, con un Juan Manuel Martínez que arrancó el partido con toda la energía propia de una larga inactividad (no jugaba desde noviembre del año pasado, cuando fue lesionado por Leonel Vangioni). Boca fue mejor que Vélez, más allá de que no haya podido trasladar esa superioridad en situaciones de peligro.

Es que en la virtud de los dirigidos por Arruabarrena también radica un defecto: en el vértigo de presionar constantemente, se desordena demasiado y es desprolijo, a tal punto que le costó organizar sus ataques y hasta los primeros 30 minutos sólo tuvo una situación de peligro, en la que Sebastián Sosa le contuvo el remate a Jonathan Calleri. Eso sí, cuando Boca encontró la calma que tanto necesitaba, llegó a su objetivo: Nicolás Colazo se sumó al ataque y sacó un zurdazo soñado que se metió en el ángulo izquierdo de Sosa. Boca se acomodó con la ventaja, aunque el Burrito Martínez bajó su nivel. Fue en ese momento cuando aparecieron Carrizo y Calleri, uno por afuera y otro por el centro, para aportarle frescura al ataque.

¿Y Vélez? Más allá de las incorporaciones de Pellerano, Somoza y Pavone, se notó que le falta jerarquía y solidez al conjunto de Miguel Angel Russo, que contó con varios pibes, sin tanto rodaje. En este sentido, los de Liniers extrañaron -y mucho- a Lucas Pratto, recientemente transferido a Atlético Mineiro de Brasil. Es que para Vélez, el Oso no era sólo goles, sino también una idea de juego y una cuota de talento capaz de resolver un partido en una jugada. El dato ayuda a entender todo esto: en la primera etapa, Vélez apenas tuvo una chance clara de riesgo a su favor, pero el remate de Asad se estrelló en la base del palo.

El segundo tiempo fue algo parecido a un trámite para Boca, que terminó llevándose la victoria gracias a su experiencia y su oficio. Cuando su equipo más lo necesitaba, apareció Gago para aportar calma en el mediocampo, y también crecieron las figuras de Daniel Díaz y Burdisso, los dos defensores centrales, que más allá de algún desacople en el inicio del encuentro redondearon un buen partido. No pasó sobresaltos Boca en el complemento, aunque también es cierto que tampoco llevó demasiado peligro al arco de enfrente. Es que los de Arruabarrena se sienten más cómodos cuando les toca presionar que cuando deben administrar el juego. Vélez, en tanto, mejoró un poco con el ingreso de Cáseres, que le aportó cambio de ritmo al ataque, pero sin demasiada relevancia.

Boca logró ese beso deseado en la noche de Mar del Plata. Y ahora tiene la Copa Libertadores para enamorarse.

miércoles, 28 de enero de 2015

River 4 - Independiente 0 - Copa de Oro Mar del Plata 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA DE ORO MAR DEL PLATA 2015
River es campeón al golear a un tibio Independiente
Lo destrabó Cavenaghi en el primer tiempo y, ya con uno más, lo liquidó Mora en el arranque del segundo. Mayada y Pisculichi sellaron el 4-0.
No fue poco. El desenlace para River representó un entusiasmo sostenido por un par de datos: el primero, con el 4-0 frente a Independiente, consiguió su primera victoria en el fútbol de verano luego de cuatro partidos de tropiezos (dos empates y dos derrotas); segundo, de paso, consiguió un nuevo trofeo para sus vitrinas grandes: la Copa de Oro. Para Independiente quedó algo peor que la goleada: inquietudes de una actuación sin brillos.

No estuvo para nada mal ese primer tiempo bajo el cielo feliz de Mar del Plata. Sobre todo considerando el contexto: un fútbol de verano más proclive a las hostilidades y a los roces que a los encantos y a los goles (más allá de la agradable excepción de la goleada de Racing ante Boca, claro). Y en ese territorio River fue un poco mejor a partir del buen aporte de sus caras más nuevas, Mayada y Pity Martínez, siempre disponibles al momento de recibir la pelota, siempre dispuestos a ir a jugar mano a mano sobre las bandas. Con ese recurso, Gallardo consiguió -al permitirles a ellos arrancar sin posición fija- algo relevante: que los defensores de Independiente no tuvieran referencias para ofrecer marca estable.

De todos modos, también -de a ratos- fue valioso lo de Independiente. Al menos desde la idea. El equipo de Almirón tiene clara vocación ofensiva. Es, quizá, el equipo del fútbol argentino que más jugadores invierte en ataque. Esta vez, como algunas otras ocasiones no tan lejanas, falló allí donde se resuelven los partidos: justo frente al arco. Tuvo otra dificultad: Balanta fue implacable en la defensa rival.

River fue más práctico. Y en ese aspecto construyó buena parte de su victoria, edificada de buen modo a pesar de incluir varios suplentes en la formación inicial. Tuvo otra virtud fundamental: supo aprovechar las dificultades defensivas ajenas. En el primer gol, a los 21 minutos de la parte inaugural, Cavenaghi transformó un centro desde la derecha de Solari en el 1-0 luego de una pifia de Cuesta. En el segundo tanto, a los 8 del complemento, el ingresado Mora también aprovechó la falta de intensidad en la marca de Cuesta para definir de manera notable con un derechazo fortísimo.

Detalle curioso: Cuesta, uno de los mejores de Independiente en el último semestre, tuvo una actuación floja. Para colmo, Jesús Méndez terminó expulsado por un torpeza ante Pity Martínez, al final del primer tiempo. Dificultades que por los puntos no se pueden repetir... El tercer gol tiene una excusa: cuando Mayada definió estaba en off side. El cuarto, el de Pisculichi, fue apenas un atractivo decorado para la estadística.

Sin embargo, el balance tiene un alcance recortado por las circunstancias. Lo saben los dos técnicos. Por un lado, River probó alternativas; su prioridad es otra. Gallardo tiene en su horizonte cercano otros dos objetivos más relevantes: el último Superclásico del verano y, sobre todo, el desafío internacional de la Recopa Sudamericana ante San Lorenzo. Por el otro, Independiente -que incluyó su equipo de gala- estaba y está más preocupado en armar su nuevo rompecabezas que en derrotar a su rival de ocasión. Lo reconoce Almirón: lo más importante, el campeonato, comienza en febrero...

lunes, 26 de enero de 2015

Vélez 0 - Racing 1 - Copa Ciudad de Mar del Plata 2015

Comentarios

LE GANÓ 1-0 A VÉLEZ, CON GOL DE ALVARADO, SE QUEDÓ CON EL PRIMER TÍTULO DEL AÑO
Racing empezó el 2015 con un festejo
Cocca puso a muchos suplentes, pensando en la triple competencia que tiene por delante. Y más allá del triunfo, el equipo mostró que tiene recambio, aunque el DT quiere refuerzos.
El ex defensor de San Lorenzo cabecea sin oposición y convierte el 1-0 definitivo. A Racing le alcanzaba con empate. Como pasó en los últimos dos veranos, Racing empezó sonriendo, con un festejo de verano que se repite por tercer año consecutivo. Pero este con un sabor distinto, con la felicidad que todavía se exhibe en los rostros de esos hinchas que aún festejan la obtención del último torneo del fútbol argentino. Y con las ilusiones multiplicadas de cara a un año con muchas cosas en juego.

Los últimos entrenamientos futbolísticos de Racing fueron exclusivamente con el equipo que plantó anoche. Diego Cocca les habló mucho a los jugadores que estuvieron ayer en la cancha, mayoría de suplentes, a excepción de Ezequiel Videla y Gastón Díaz. Fueron prácticas extensas en donde el entrenador vertió sus conceptos. La idea del técnico era meterle en la cabeza a estos jugadores que son tan indispensables como los titulares. Sucede que Cocca mira a futuro. Y en esa proyección aparece que Racing tendrá tres competiciones y que, para afrontarlas, por ahora el plantel es corto. Y los jugadores cumplieron las expectativas, más allá de que enfrente estaba un Vélez muletto. Jugó bien Racing, suelto, con la idea bien clara.

Uno de los pedidos más urgentes de Cocca es un mediocampista por derecha. En ese sector lo reconvirtió a Castillón, quien cumplió una buena tarea por ese lado. Tuvo unos 15 primeros minutos muy buenos, siendo vertical y muy ofensivo. Quizá le faltó que le convaliden el gol que hizo, dado que la pelota había entrado toda a pesar del desesperado rechazo del defensor de Vélez, Lautaro Gianetti. Racing decidió atacar por la derecha pero Marcos Acuña también tuvo sus aportes por la izquierda, mostrándose participativo y siempre peligroso con su pegada, una de sus mejores cualidades. De hecho, de un centro de él llegó el gol con un cabezazo de Pablo Alvarado.

El otro pedido de Cocca es un delantero de área, goleador. Brian Fernández, la única incoporación hasta el momento, y Facundo Castro cumplieron, aunque se nota que todavía les falta roce, especialmente a Castro. Los dos contaron con chances de convertir.

La idea de Cocca sigue siendo la de un 4-4-2, pero no tan retrasado como jugó en gran parte del torneo en el que fue campeón. Cocca busca que sus jugadores presionen más adelante y que traten de jugar. Y ayer se vio un equipo más parecido a lo que él pregona.

Vélez, por su parte, fue una sombra del que jugó contra Boca. Su cabeza está puesta en el otro partido con el xeneize, el del miércoles, que define el pasaje a la Libertadores. En ningún momento Vélez le puso en riesgo el cetro del verano a este Racing arrancó dulce el 2015.

domingo, 25 de enero de 2015

Boca 1 - River 0 - Copa Julio H. Grondona 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA JULIO H. GRONDONA 2015
Boca fue mejor que River y se quedó con la primera alegría
Arruabarrena puso suplentes y dejó preocupado a River, que jugó con titulares. El gol: Cristaldo. Hubo tres expulsados y seis amonestados.
Hay una noche en todos los veranos, en la que el remador incansable se lleva la más linda. A veces pasa que el hombre no se da cuenta. Otras solo se trata de una logística vinculada al amor. Pero cuando el tipo está atento, en ese día especial ocurren pequeños milagros. Y el Boca suplente, que venía de punto ante el gran campeón, se dio cuenta que había que entregar todo para poder terminar la noche besando una pequeña alegría. Así, con la perseverancia y con mucha intensidad, Arruabarrena y compañía se llevaron el primer Superclásico del año y cortaron una racha de ocho partidos sin victorias ante el rival de toda la vida.

Boca salió a la cancha con un plan similar a aquel que había utilizado en el partido de vuelta por la semifinal de la Copa Sudamericana, en el estadio Monumental. Aquel día, el conjunto de Rodolfo Arruabarrena salió decidido a presionar a su rival y no dejarlo pensar, una idea que con el paso de los minutos se diluyó. Ayer, ante el mismo rival pero en un escenario distinto, Boca apeló a ese mismo libreto de presión asfixiante para contrarrestar a la posesión de River. Y le funcionó. El Vasco dejó en el banco de suplentes a Gonzalo Castellani, el relevo natural de Fernando Gago, y colocó en el mediocampo a Cubas, Pablo Pérez y Cristaldo, quienes le dieron dinámica a Boca. En esto también mucho tuvieron que ver Cristian Pavón y Federico Carrizo, los volantes externos, quienes aportaron velocidad y desequilibrio, y además ataron a los laterales de River.

Con mucha intensidad, los de Arruabarrena intentaron atacar permanentemente a su rival por los costados sin tener tanta elaboración en sus jugadas. Así, la consigna pareció que cada avance debía ser finalizado rápidamente, apostando a la rapidez de sus jugadores. Y el gol llegó así: Fuenzalida logró desbordar y envió el centro; la pelota la recibió -en posición adelantada- Carrizo, quien logró pasársela a Pablo Pérez. La secuencia derivó en el Negro Cristaldo, que definió para el 1-0.

Claro que toda esa intensidad mostrada por Boca tuvo un costado negativo: la gran cantidad de amonestaciones que vieron sus futbolistas (en los primeros 45 minutos Néstor Pitana le mostró la tarjeta amarilla a cuatro de sus jugadores). No resultó extraño, entonces, que en el complemento Andrés Cubas se fuera expulsado. Claro que su rival no se quedó atrás, y la pierna fuerte se hizo una constante durante los noventa minutos (Vangioni y Maidana también vieron la roja).

¿Y River? Caracterizado por su buen control de pelota, los dirigidos por Marcelo Gallardo se vieron superados por su rival. Kranevitter, el termómetro del mediocampo, no logró hacer pie y tampoco encontró ayuda en sus compañeros en ese sector, Carlos Sánchez y Ariel Rojas. Ante este panorama, el juego de River se limitó a pelotazos de alguno de sus defensores, en busca del error ajeno. Aún así, los de Núñez tuvieron su oportunidad, ayudados por la lentitud y algunas dudas de los centrales de Boca: tras un pelotazo de Kranevitter, Teófilo Gutiérrez envió el centro, que fue despejado entre Sara y Colazo. Luego, Pisculichi fue quien tuvo el gol, pero nuevamente el ex Atlético de Rafaela reaccionó a tiempo y achicó el disparo del volante.

En el complemento Boca sostuvo la tensión, aunque se notó que el ritmo bajó con respecto al del inició, producto del cansancio. Tuvo su chance River tras la expulsión de Cubas, cuando se vieron esos primeros síntomas de agotamiento, pero los de Núñez no pudieron llevarle peligro al arco de Sara. Los del se retrasaron en el campo, pero el trabajo ya estaba hecho. En la cálida noche marplatense, el Boca muletto tuvo su primera gran alegría del año.

sábado, 24 de enero de 2015

Boca vs. River - Copa Julio H. Grondona 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA JULIO H. GRONDONA 2015
Superclásico de verano, pero bien condimentado
El Boca - River de hoy tiene poco de amistoso. Mientras Arruabarrena arriesga más poniendo suplentes, Gallardo incluye a todos los titulares.
Hace tiempo que el Superclásico de Mar del Plata dejó de ser un encuentro de mejillas rojas del sol de la tarde y aroma marítimo del pescado del puerto. La burbuja de modales hiperprofesionales que engloba al modo de vida del fútbol argentino ha convertido a un encuentro que antes era un amistoso cargado de apariciones en una granada a punto de explotar para el que caiga derrotado. Lo que en el pasado era un cúmulo de cargadas de carpa a carpa en el balneario se ha transformado en una resaca que puede hacer tambalear a cualquier protagonista. ¿Cómo llegan? ¿Qué se juegan? ¿Quiénes pueden pagar costos? Boca y River, mano a mano, de la arena de la playa al césped del José María Minella. Los dos van por todo.

¿Cómo llegan?
Los dos grandes rivales concurren al partido por caminos distintos de acuerdo a su actualidad reciente, pero con un dato que los consolida a corto plazo: Boca y River todavía no ganaron en el 2015. Claro, el conjunto de Marcelo Gallardo arriba a la nueva temporada como el flamante campeón de la Copa Sudamericana. Boca, por su parte, solamente miró festejos ajenos por televisión y todavía sale del duelo que le generaron las partidas de Juan Román Riquelme y de Carlos Bianchi.

¿Qué se juegan?
River se encuentra condicionado por la lectura previa de un medio que lo observa como un equipo “superior” al que su rival presentará hoy. Gallardo pondrá en la cancha a su formación ideal y no se guardará nada. Si River tuviera una cita internacional de importancia, el equipo sería el mismo que actuará en el Minella.

Boca, mientras tanto, pondrá sólo a un futbolista de la base titular de Arruabarrena, debido a que el miércoles debe enfrentarse a Vélez para evitar el repechaje de la Copa Libertadores. Por eso, Nicolás Colazo jugará en el lateral izquierdo, para no sacrificar al juvenil Juan Cruz Komar. El resto serán “opciones b”. El plan alternativo del conjunto del Vasco incluirá hasta a Guillermo Sara en el arco.

¿Quiénes pueden pagar costos?
Si River no funciona, los dardos apuntarán a la escasa actividad de su dirigencia en el mercado de pases actual. El entrenador y los futbolistas vienen en estado de gracia luego de la conquista de la Sudamericana.

En Boca, un mal resultado impondrá responsabilidades en la mochila del Vasco Arruabarrena, que decidió preservar a los titulares y que evitó así la presión de la dirigencia para poner lo mejor ante River. Claro, allí también se incurrirá en el mismo análisis que en el de la vereda de enfrente: los refuerzos se demoraron.

Desde que los clásicos de verano dejaron de ser amistosos para mutar en una suerte de encuestas a boca de urna sobre qué rumbo tomar en lo inmediato, las presiones circundantes a los 90 minutos de Boca y River se acrecentaron.

Allí, en el medio de las especulaciones, seguirá vivo el fútbol, como elemento inalterable de la esencia del amor por el deporte. Más de un siglo después de su primera edición, el Superclásico argentino sostiene su pertenencia y sus identidades. Claro, en el medio ha ganado un voltaje que por momentos parece excesivo.

Gallardo y Arruabarrena, D’Onofrio y Angelici, los titulares y los suplentes y una larga lista de amores y odios por todo el país estarán pendientes de lo que ocurra esta noche. Ya se juega.

miércoles, 21 de enero de 2015

Boca 2 - Vélez 2 - Copa Ciudad de Mar del Plata 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA CIUDAD DE MAR DEL PLATA 2015
Boca-Vélez: a mano antes del choque de Copa
Los dos reservaron titulares para el partido del 28, por el desempate de la Libertadores. Los goles: Pablo Pérez, dos de Caraglio y Gigliotti.
De los dos Boca-Vélez veraniegos, y seguidos, de este enero marplatense, anoche se disputó el menos importante. Toda la atención y la tensión están enfocadas en el partido del próximo miércoles -donde Boca definirá si entra a Repechaje o a Zona de Grupos de la Libertadores, mientras que Vélez buscará el ingreso (si pierde entrará Estudiantes)-, sin embargo anoche se pudieron sacar algunas conclusiones. Por ejemplo el equipo del Vasco Arruabarrena cambió su habitual 4-3-3 por un 4-3-1-2, ubicando a Castellani como enganche. Pero el ex Godoy Cruz no enganchó.

Siguió, como en el semestre pasado, sin encontrarle la vuelta a Boca. En cambio la alternativa de Carrizo dio más frutos, como las veces que jugó el torneo pasado ratificó su buen nivel. Anoche jugó de segundo delantero y desequilibró por las dos bandas. Como en la jugada del gol que enganchó y mandó un buen centro desde la izquierda para que Pablo Pérez definiese en el medio del área. Justamente el volante derecho, que pisa el área y tiene gol, asoma como otra interesante posibilidad para Arruabarrena. Y atrás, la dupla central volvió a sembrar dudas: entre el reaparecido Burdisso y Bravo no dieron garantías.

Vélez, por su parte, no puso en cancha a ninguno de los futbolistas que arrancarán la semana próxima. Pero, una vez más, floreció la capacidad de algunos juveniles formados en sus inferiores: Eric Jerez, con bastante criterio en la marca y en las proyecciones, y movimientos atrevidos de los volantes exteriores Mateo Ramírez y Leonardo Villalba. Y Desábato, con mayor rodaje en Primera, imponiendo su presencia en la zona central y llevando adelante a su equipo.

Un pase en cortada de Ramírez a Pérez Acuña, que llegó hasta el fondo por la derecha y mandó el centro chanfleado para el frentazo demoledor y goleador de Caraglio -ganándole otra vez a los centrales de Boca- determinó el empate.

En el segundo tiempo, en las acciones de los goles se ratificaron dos certezas. De un tiro libre ejecutado por Jerez, directo al corazón del área, Caraglio volvió a superar a los centrales y metió otro frentazo goleador. ¿Le originará alguna duda a Miguel Russo para incluirlo como titular en el cotejo del miércoles? Y por el lado de Boca, volvió a lucirse Carrizo con una asistencia. El 11 recibió el pase de Fuenzalida, sobre la derecha, y mandó el centro al área para que Gigliotti, de cabeza, equiparase nuevamente, y sería de manera definitiva, el empate. A propósito de Gigliotti ayer tuvo un golpe de confianza del técnico, que hasta lo nombró capitán por primera vez.

Pasó esta especie de preliminar. El 28 será otra historia...

lunes, 19 de enero de 2015

River 0 - Estudiantes 0 - Copa de Oro Mar del Plata 2015

Comentarios

INDEPENDIENTE Y RIVER DEFINIRÁN LA COPA EL MARTES 27
River y Estudiantes, más lucha que fútbol
El equipo de Gallardo jugó casi un tiempo con uno menos por la expulsión de Augusto Solari.
Si el de Independiente y Estudiantes del jueves había presentado los típicos rasgos de un partido de pretemporada, el de anoche entre River y el equipo de La Plata (también por la Copa de Oro) tuvo las mismas características con un condimento extra: las fricciones. Con la tremenda patada de Marín contra el gemelo de Centurión todavía fresca, los de Gallardo y los de Pellegrino no aflojaron y se pegaron más de lo que jugaron. El árbitro, Diego Abal, sacó a relucir varias veces su tarjeta amarilla. De amistoso, poco.

El duelo entre Ferreyra y Aguirregaray fue una de las muestras. El de River le entró duro al defensor en una jugada en la que la pelota ya no estaba en juego. Y el jugador platense se la devolvió con un codazo desde atrás a los pocos minutos. Después, se insultaron de lo lindo en un lateral y el Malevo fue amonestado por un empujón. Se sabe, cuando las piernas no logran jugar, la impotencia alimenta estos enojos Y el espectáculo se lastima.

De todas maneras, los técnicos siempre le sacan jugo a estos verdaderos bodrios de verano. Gallardo, por ejemplo, ve en Pezzella y en el colombiano Balanta a una zaga central de jerarquía, que puede ser titular en cualquier equipo del fútbol local. Más allá de alguna desatención (como la de Balanta ante la presión de Carrillo) ambos confirmaron su nivel.

Dejando de lado eso, lo evidente en el conjunto de Núñez es que sigue teniendo un plantel corto, algo que lo obliga a su técnico a forzar algunas posiciones. La de Solari de lateral derecho (es volante) es una. El pibe le va tomando el gustito de a poco al puesto, pero siempre tiene un par de errores por actuación. Kaprof es un delantero escurridizo, aunque y en esta pretemporada el DT lo está ubicando pone de ‘8’, buscándole una alternativa a Carlos Sánchez. Ponzio, ayer, fue el más adelantado del doble cinco junto a Guido Rodríguez. Fue un armador que no pudo encastrar ninguna pieza. No siente esa función.

Cavenaghi tuvo la más clara a los 4 minutos de juego: error de Schunke y Urribarri que asistió al delantero, cuyo remate encontró al correcto de Hilario Navarro. Un tiro de Boyé dio en el palo. Y eso fue todo en un River que no se vio superado a pesar de quedar con uno menos por la expulsión de Solari al comienzo del complemento.

Estudiantes no fue más. Pellegrino prueba y no encuentra lo que pretende. Un día pone dos delanteros de área; otro, uno por adentro y uno externo. A veces intenta con hombres de ataque como volantes por afuera y otras veces con mediocampistas internos en esa tarea. No hay caso, por ahora no puede salir de la confusion. Guido Carrillo es el hombre más punzante de Estudiantes. Con su movilidad logró sacar de la galera algunas situaciones de gol que no pudo concretar por su falta de puntería. De lo mejorcito en un partido bien mediocre.

Con el 0 a 0, River sigue sin ganar en el verano. Perdió con Universitario de Lima (1-0) y cayó por penales con Peñarol.

Y así, en este triangular marplatense el fútbol es más buscado que el oro.

domingo, 18 de enero de 2015

Racing 4 - Boca 1 - Copa Ciudad de Mar del Plata 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA CIUDAD DE MAR DEL PLATA 2015
Racing puso el fútbol y Boca el descontrol
Por faltas contra Centurión el equipo de Arruabarrena se quedó con dos jugadores menos a los 27 minutos. La patada de Marín fue tremenda.
Jerarquía. Etimológicamente es el criterio que permite establecer un orden superior entre personas, instituciones y conceptos. Anoche, uno supo darle buen uso y aplicarla a la perfección; el otro, desconcertado, jamás pudo interpretarla.

Para Boca, jerarquía es cuando ante la mejor dupla de delanteros del fútbol argentino intentó -jamás pudo, en realidad- neutralizarla con un marcador central improvisado (Federico Bravo, más acostumbrado a moverse en la zona media de los volantes) y otro que ni por presencia (Claudio Pérez) puede levantar su magro rendimiento. Jerarquía también es perder los estribos e ingenuamente dejar al equipo en inferioridad numérica y expuesto ante una superioridad conceptual del oponente. Además, jerarquía (su ausencia) es que todo eso lo padezca en la primera presentación de la temporada y con el mejor equipo disponible.

Para Racing, la interpretación y su aplicación fueron más simples: jerarquía es que sus jugadores más representativos pidan jugar el partido para seguir en racha y darle continuidad a ese estado de gracia vivido en diciembre que lo llevó raudamente a obtener el título.

La libreta de apuntes refresca que lo mejor de Boca estuvo en los primeros 15 minutos. Fue en ese tramo que el equipo se ajustó al concepto de la presión alta que estimula su entrenador. Con ese fundamento -presionar y potenciar la segunda jugada- llegó rápidamente a la apertura cuando el reloj apenas marcaba 35 segundos. Lateral de Marín, no puede controlar la pelota Cabral, quiere tocarla Meli de atropellada y define Calleri punteándola abajo al palo derecho.

Es justo mencionar que en ese cuarto de hora interesante también se notaba que el enemigo de Boca estaba adentro. Dos jugadas con Bou y Milito como protagonistas encontraron mal parados a los dos centrales. En la primera, la pelota rozó el travesaño. La otra tuvo como epílogo el anticipo de Orion.
Dos llamadas de atención que no fueron bien atendidas. Pelotazo largo, Milito -magistralmente- se desatendió de la jugada (dejó pasar el balón pero arrastró la marca) y Bou, rápido y bien ubicado, se filtró entre una defensa permeable.

Falencias recurrentes y una estructura de Boca que se caía a pedazos. Perdió el control, también el manejo de la pelota y en contraposición, Centurión creció sobre la banda derecha abriendo un callejón enorme. Impecable Centurión al pisar la pelota en la puerta del área (desparramó a Marín), abrió juego a Bou y Milito, libre de marca, sólo tuvo que empujarla a la red.

Otro lujito de Centurión, como paso previo a la respuesta irresponsable de Erbes. Torpe manotazo en la cara y expulsión para el volante de Boca. Poco después, la descalificadora infracción de Marín, de lo peor que se puede hacer en una cancha de fútbol. A espaldas de Centurión, le aplicó un planchazo en el gemelo. Milagrosamente, no fue fractura sólo porque el jugador de Racing (se retiró con un traumatismo en el sóleo de la pierna izquierda con escoriaciones provocadas por el impacto de los tapones) no estaba bien afirmado.

En inferioridad numérica, Boca fue sólo un simple partenaire. Dejó las excusas en el camino (floja resolución en el mercado de pases y una dirigencia más preocupada por cuestiones extrafutbolísticas) y fue el único culpable de su propio infortunio. Si hasta el juvenil Pavón -lo mejorcito que mostró- se fue reemplazado por Fuenzalida...

El manual de la presión alta que inculca Arruabarrena se derrumbó por completo. Racing se acomodó mejor y se cansó de tocar. El cuarto gol de Bou (tercero en su cuenta) decoró la goleada que se había decretado con bastante anticipación.

viernes, 16 de enero de 2015

Estudiantes 0 - Independiente 1 - Copa de Oro Mar del Plata 2015

Comentarios

TORNEO DE VERANO, COPA DE ORO MAR DEL PLATA 2015
Independiente festejó primero en el verano
Con un gol de Lucero en posición adelantada, derrotó 1-0 a Estudiantes en Mar del Plata, donde se vivió un partido típico de pretemporada.
El fútbol de verano quedó inaugurado. Independiente abrió la temporada estival 2015 con un triunfo ante Estudiantes, que le permite alimentar la idea de su entrenador, Jorge Almirón. A un ritmo típico de pretemporada, está claro, el Rojo pudo demostrar que la intención continúa siendo la de dominar e ir al frente. Y de a ratos pudo reflejarla en el José María Minella. Con eso, más las manos de su arquero, la categoría de Mancuello y la agilidad de Pizzini, le alcanzó.

Los de Avellaneda tuvieron la pelota, pero el que más claridad tuvo fue Estudiantes. Al minuto nomás, hizo inquietar a Diego Rodríguez. Sin embargo, cuando parecía que salía con todo el conjunto platense, bajó la intensidad. Recién al final de los primeros 45 minutos volvió a apretar con la pelota parada y con un desborde de Auzqui por derecha, que derivó en un centro para Carrillo, quien se encontró con el bueno del Ruso.

Los jugadores de Independiente ya saben lo que quiere su técnico. Tuvieron todo un torneo para conocer esa saludable intención de jugar mirando siempre hacia el arco de enfrente. Ahora es tiempo de que estos futbolistas se convenzan de que pueden llevar a cabo esa idea que pregona Almirón. Algo pudo verse anoche. Sin Montenegro (desafectado del plantel), el entrenador apostó a un doble comando compuesto por Pisano y Pizzini. Los rapiditos, bien abiertos por las bandas, trataron de complementarse abastecercon losa los activos delanteros laterales Riaño para y Lucero.

Mucho no podía hacer, hasta que llegó el 1-0: una corrida por el callejón izquierdo de Pizzini y su tiro al arco que se iba afuera y que Lucero empujó, en posición adelantada (no sancionada), para el gol.

Federico Mancuello tiene el mismo desafío que su equipo, pero a nivel personal. Claro, sabe el zurdo lo que puede rendir. Se conoce. Y sabe que deberá ratificar ese nivel de alto vuelo en este nuevo campeonato. Aquí, en la fresca noche de Mar del Plata, Mancu demostró que sigue siendo lo mejor de Independiente. Sigue encendido. La sigue pidiendo siempre. Sigue hablando como buen capitán en el terreno de juego. Y sigue probando al arco con su buena pegada (Hilario Navarro le tapó un tiro libre).

Estudiantes ya tiene aceitado eso de pasar de la teoría a la práctica. La idea es clara. Este equipo made in Pellegrino es compacto, duro en defensa y peligroso en ataque, sobre todo en jugadas de balón quieto. Estudiantes no tiene que descubrirse; es el mismo que en el campeonato pasado. Y, en consecuencia, tiene las mismas falencias. Y las pelotas que no mete en un arco, le terminan entrando en el propio. Para colmo, sumó la preocupación por la lesión en la rodilla derecha de Leonardo Jara, quien tuvo que salir llorando a los 3 minutos del complemento. El primer diagnóstico indicó un distensión del ligamento lateral interno.

La pelota se sacudió la arena y comenzó a moverse en el verano de 2015. El primero en festejar fue Independiente.

lunes, 5 de enero de 2015

Programación Torneo de Verano 2015

Comentarios

Copa de Oro Mar del Plata 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Jueves 15 de enero
22.10 - Estudiantes de La Plata - Independiente. Árbitro: Federico Beligoy.

Domingo 18 de enero
22.10 - River Plate - Estudiantes de La Plata. Árbitro: Diego Abal.

Martes 27 de enero
22.10 - River Plate - Independiente. Árbitro: Fernando Rapallini.


Copa Ciudad de Mar del Plata 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Sábado 17 de enero
22.10 - Racing Club - Boca Juniors. Árbitro: Patricio Loustau.

Martes 20 de enero
22.10 - Boca Juniors - Vélez Sarsfield. Árbitro: Darío Herrera.

Domingo 25 de enero
22.10 - Vélez Sarsfield - Racing Club. Árbitro: Saúl Laverni.


Copa Julio H. Grondona 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Sábado 24 de enero
22.10 - Boca Juniors - River Plate. Árbitro: Néstor Pitana.


Copa Amistad Provincia de Mendoza 2015 (Estadio Malvinas Argentinas, Mendoza)

Jueves 29 de enero
22.10 - Godoy Cruz de Mendoza - San Lorenzo de Almagro. Árbitro: Silvio Trucco.


Copa Ciudad de La Plata 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Viernes 30 de enero
22.10 - Estudiantes de La Plata - Gimnasia y Esgrima La Plata. Árbitro: Carlos Maglio.


Copa Luis B. Nofal 2015 (Estadio Malvinas Argentinas, Mendoza)

Sábado 31 de enero
22.10 - Boca Juniors - River Plate. Árbitro: Diego Abal.


Copa Ciudad de Avellaneda 2015 (Estadio José María Minella, Mar del Plata)

Domingo 1 de febrero
22.10 - Independiente - Racing Club. Árbitro: Pablo Lunati.


Copa Amistad Provincia de San Juan 2015 (Estadio del Bicentenario, San Juan)

Sábado 7 de febrero
23.00 - San Martín de San Juan - Racing Club. Árbitro: Fernando Echenique.


* Todos los partidos serán transmitidos por FOX Sports.

Mercado de pases Primera División 2015

Comentarios

CERRÓ EL JUEVES 12-02 A LAS 20:00 HS

(ÚLTIMOS MOVIMIENTOS)

Aldosivi de Mar del Plata:
Altas: Carlos Soto (Belgrano), Martín Rivero (Chivas de Estados Unidos), Guillermo Ortiz (Newell's), José Sand (Boca Unidos) y Roger Martínez (Santamarina), Diego Lagos (Pumas de México) y Juan Carlos Menseguez (Argentinos).
Bajas: Nicolás López Macri (Sportivo Belgrano), Nicolás Ayr (Gimnasia de Jujuy), Darío Gandín, Diego Ftacla (Sportivo Italiano), Gonzalo Bozzoni (Fénix), Federico Capriccioni, Guido Lucero y Santiago Arrachea.
Inscriptos: -
DT: Fernando Héctor Quiroz.

Argentinos Juniors:
Altas: Matías Giménez (Águilas Doradas de Colombia), Joaquín Laso (Sportivo Italiano), Andrés Franzoia (Barcelona de Ecuador), Federico Gallego (Sud América de Uruguay), Martín Alaniz (Morelia de México), Emiliano Agüero (River) y Jonathan Rodríguez (Vélez).
Regresó de su préstamo: Franco Flores (Douglas Haig).
Bajas: Juan Román Riquelme (Se retiró del fútbol), Juan Carlos Menseguez (Aldosivi), Facundo Coria, Fabio Vázquez (Crucero del Norte), Daúd Gazale (Nueva Chicago), Braian Miranda (Unión San Felipe de Chile), Matías Caruzzo (San Lorenzo), Mariano Guerreiro (Instituto), Pablo Barzola (All Boys), Juan Edgardo Ramírez (Colorado Rapids de Estadios Unidos) y Santiago Nagüel (Racing).
DT: Néstor Raúl Gorosito.

Arsenal F.C.:
Altas: Nicolás Correa (Defensor Sporting de Uruguay), Maximiliano Herrera (Independiente), Fabián Muñoz (Newell's), Cristian Chávez (Unión Española de Chile), Esteban Ciaccheri (Sarmiento) y Matías Campos Toro (Granada de España).
Regresó de su préstamo: Franco Costa (Flandria).
Bajas: Jorge Báez (Deportivo Capiatá de Paraguay), Enzo Prono (General Díaz de Paraguay), Julián Cardozo, Milton Céliz (Gimnasia de Jujuy), Federico Freire (San Martín de Porres de Perú), Cristian Chimino (Temperley), Juan Cruz Randazzo (Flandria), Hugo Martín Nervo (Huracán), Brahian Alemán (Barcelona de Ecuador) y Nicolás Aguirre (Lanús).
Finalizó su préstamo: Sebastián Palacios (Boca).
DT: Martín Palermo.

Atlético de Rafaela:
Altas: Guillermo Marino (Boca Unidos), Germán Re (Estudiantes), Sergio Sosa (Estudiantes de Buenos Aires) y Sebastián Sánchez (Gimnasia de Jujuy).
Bajas: Jonathan Ferrari (Rosario Central), Pablo Pavetti (Sportivo Belgrano), Nicolás Royón (Olimpo), Guillermo Sara (Boca), Sergio Vittor (Banfield), Lucas Albertengo (Independiente) y Rodrigo Manera (Libertad de Sunchales).
DT: Roberto Néstor Sensini.

Banfield:
Altas: Luciano Civelli (Universidad de Chile), Sergio Vittor (Atlético de Rafaela), Matías Abelairas (FC Vaslui de Rumania), Mauricio Cuero (Olimpo), Lucas Viatri (Shanghai Shenhua de China), Fernando Pellegrino (Defensa y Justicia), Maximiliano Calzada (Nacional de Uruguay) y Cristian Díaz (Newell's).
Regresó de su préstamo: Cristian Molina (Crucero del Norte).
Bajas: Omar Zarif (Se retiró del fútbol), César Rigamonti (Sarmiento), Santiago Salcedo (Sol de América de Paraguay), Agustín Farías (Palestino de Chile), Emiliano Terzaghi (Temperley), Gaspar Servio (Independiente Rivadavia), Nicolás Tagliafico (Independiente), Gustavo Toledo (Independiente), Alejandro Alcayaga (San Telmo) y Federico Sarobe.
DT: Matías Jesús Almeyda.

Belgrano de Córdoba:
Altas: Sergio Escudero (Independiente), Esteban Espíndola López (Atlético Rafaela), Mauro Iván Óbolo (Universidad Católica de Chile), Claudio Pérez (Boca) y Sebastián Prediger (Estudiantes).
Regresaron de sus préstamos: Iván Etevenaux (Atlético Tucumán), Maximiliano Zárate (Sportivo Belgrano) y Joel Valdemarín (Las Palmas de Córdoba).
Bajas: Julio César Furch (Veracruz de México), Andrés Soriano (Villa Dálmine), Carlos Soto (Aldosivi), Federico Pintos, César Pereyra (Sporting Cristal de Perú), Lucas Pittinari (Colorado Rapids de Estados Unidos), Marcos Rivadero (Guillermo Brown) y Lucas Aveldaño (Nueva Chicago).
DT: Ricardo Alberto Zielinski.

Boca Juniors:
Altas: Pablo Pérez (Málaga de España), Guillermo Sara (Atlético de Rafaela), Alexis Rolín (Catania de Italia), Marco Torsiglieri (Metalist de Ucrania), Gino Peruzzi (Catania de Italia), Fabián Monzón (Catania de Italia), Nicolás Lodeiro (Corinthians de Brasil) y Daniel Osvaldo (Inter de Italia).
Regresaron de sus préstamos: Mauro Dalla Costa (San Martín SJ), Cristian Pavón (Colón) y Sebastián Palacios (Boca).
Bajas: Mariano Echeverría (Tigre), Hernán Grana (Columbus Crew de Estados Unidos), Pablo Ledesma (Colón), Leonardo Suárez (Villarreal de España), Nahuel Zárate (Godoy Cruz), Manuel Vicentini (Sarmiento), Dino Castagno (Guillermo Brown), Joel Acosta (Olimpo), Emanuel Insúa (Granada de España), Sebastián D'Angelo (Tigre), Luciano Acosta (Estudiantes), Leonardo Baima (Defensores de Belgrano), Agustín García Basso (Sportivo Belgrano), Claudio Pérez (Belgrano) y Emmanuel Gigliotti (Chongqing Lifan de China).
Finalizó su préstamo: Juan Forlín (Al-Rayyan de Catar).
DT: Rodolfo Martín Arruabarrena.

Colón de Santa Fe:
Altas: Braian Romero (Acassuso), Pablo Ledesma (Boca), Cristian García (Tenerife de España), Emiliano García (Rampla Juniors de Uruguay), Cristian Guanca (Chacarita), Clemente Rodríguez (San Pablo de Brasil) y Sebastián Eguren (Palmeiras de Brasil).
Regresaron de sus préstamos: Federico Jourdan (San Jorge de Tucumán) y Martín Comachi (San Jorge de Tucumán).
Bajas: Andrés Bailo (Sportivo Belgrano), Lihué Prichoda (Nueva Chicago), José Leudo (Once Caldas de Colombia), Matías Sosa (Deportivo Madryn de Chubut), Fernando Telechea (Santamarina), Facundo Callejo (Liga de Loja de Ecuador), Facundo Curuchet (Defensa y Justicia) y Wilfredo Olivera (Talleres de Córdoba).
Finalizó su préstamo: Cristian Pavón (Boca).
DT: Reinaldo Carlos Merlo.

Crucero del Norte de Misiones:
Altas: Ernesto Álvarez (Lobos BUAP de México), Maximiliano Oliva (Estudiantes), Fabio Vázquez (Argentinos), Fabián Monserrat (Independiente) y Rodrigo Lechner (Central Cordoba de Rosario).
Bajas: Tobías Figueroa (Sarmiento), Roberto Martínez Gamarra y Miguel Nievas Escobar (Central Córdoba de Santiago del Estero).
Finalizó su préstamo: Cristian Molina (Banfield).
DT: Gabriel Francisco Schürrer.

Defensa y Justicia:
Altas: Gonzalo Cabrera (Godoy Cruz), Favio Ramiro Álvarez (Talleres de Córdoba), Diego Tonetto (Independiente Rivadavia), Walter Busse (Manta de Ecuador), Walter Acevedo (Tigre), Eugenio Isnaldo (Newell's), Facundo Curuchet (Colón), Guido Dal Casón (Racing de Uruguay), Pablo Santillo (Atlanta), Juan Ignacio Sánchez Sotelo (Levadiakos de Grecia), Esteban Saveljich (Racing) y José Ignacio Rivero (Central Español de Uruguay).
Bajas: Leandro Fioravanti (Sportivo Italiano), Pablo De Miranda (Alebrijes de Oaxaca, México), Diego Villar (Unión), Brian Fernández (Racing), Leandro González (Atlético Tucumán), Leandro Becerra (Patronato), Fernando Pellegrino (Banfield), Washington Camacho (Racing) y Carlos Casteglione (Juventud Unida Universitario de San Luis).
DT: Darío Javier Franco.

Estudiantes de La Plata:
Altas: Matías Rosso (Chacarita), Agustín Rossi (Chacarita), David Barbona (Nueva Chicago), Leonardo Gil (Olimpo), Rafael Delgado (Rosario Central), Álvaro Pereira (San Pablo de Brasil), Luciano Acosta (Boca), Sebastián Domínguez (Vélez), Facundo Quintana (Universidad de Chile) y Juan Manuel Sánchez Miño (Torino de Italia).
Regresó de su préstamo: Diego Mendoza (Nueva Chicago).
Bajas: Joaquín Correa (Sampdoria de Italia), Leonardo Marinucci (Guillermo Brown), Maximiliano Oliva (Crucero del Norte), Germán Re (Atlético de Rafaela), Nahuel Losada (Unión de Mar del Plata), Leandro Benítez (Boca Unidos), Mauricio Carrasco (Atromitos de Grecia), Franco Piergiácomi (Talleres de Córdoba), Ernesto Goñi (Tigre), Sebastián Prediger (Belgrano) y Gabriel Graciani (Independiente).
DT: Mauricio Andrés Pellegrino.

Gimnasia y Esgrima La Plata:
Altas: Antonio Medina (Rosario Central), Sergio Velázquez (Godoy Cruz), Nicolás Mazzola (Instituto), Roberto Brum (Patronato) y Nicolás Navarro (Tigre).
Bajas: Santiago Leguiza (Villa San Carlos), Juan Quiroga (Olimpo), Nahuel Fernandes Silva (Atlanta), Joaquín Romea (Guillermo Brown), Dardo Miloc (Sarmiento), Fernando Monetti (Lanús), David Distéfano (Huracán) y Cristian Piarrou (San Martín de Tucumán).
Finalizó su préstamo: Nery Cardozo (Rubio Ñú de Paraguay).
DT: Pedro Antonio Troglio.

Godoy Cruz de Mendoza:
Altas: Nahuel Zárate (Boca), Diego Viera (Cerro Porteño de Paraguay), Leonel Galeano (Rayo Vallecano de España), Javier Correa (Rosario Central), Gastón Giménez (Atlético Tucumán), Leandro Caruso (All Boys), Iván Bella (Lanús), Luis Vila (Olmedo de Ecuador), Agustín Díaz (Talleres de Córdoba) y Kevin Mercado (Granada de España).
Bajas: Sergio López (Unión Española de Chile), Gonzalo Cabrera (Defensa y Justicia), Sergio Velázquez (Gimnasia), José Luis Fernández (Rosario Central), Rolando García Guerreño (Unión), Armando Cooper (St. Pauli de Alemania), Santiago Gallucci Otero (Douglas Haig), Jonatan Chaves (Boca Unidos), Claudio Aquino (Independiente), Diego Rodríguez (Independiente), Juan Manuel Barrera (Unión de Mar del Plata), Federico Lértora (Mouscron de Bélgica) y Rubén Ramírez (Quilmes).
DT: Daniel Walter Oldrá.

Huracán:
Altas: Luciano Balbi (Lanús), Santiago Carrera (Sud América de Uruguay), Nicolás Bruna (Unión), Matías Blázquez (Everton de Chile), Hugo Martín Nervo (Arsenal), David Distéfano (Gimnasia), Edson Puch (Al Wasl de Emiratos Árabes), Agustín Gil Clarotti (Colegiales) y Daniel Montenegro (Independiente).
Regresaron de sus préstamos: Sergio Casais (Sol de Mayo de Viedma), Matías Orieta (Tristán Suárez) y Luciano Nieto (Estudiantes de Buenos Aires).
Bajas: Rodrigo Erramuspe (Liga de Quito de Ecuador), Gonzalo Martínez (River), Cristian Milla (Chacarita), Jonathan Bustos (Platense), Lucas Sosa (Talleres de Córdoba) y Tomás Barbeito (Estudiantes de Buenos Aires).
DT: Néstor Luis Apuzzo.

Independiente:
Altas: Lucas Albertengo (Atlético de Rafaela), Emiliano Papa (Vélez), Claudio Aquino (Godoy Cruz), Diego Rodríguez (Godoy Cruz), José Valencia (Rosario Central), Gabriel Graciani (Estudiantes), Nicolás Tagliafico (Banfield), Gustavo Toledo (Banfield) y Mauricio Victorino (Palmeiras de Brasil).
Regresó de su préstamo: Leonel Buter (Douglas Haig).
Bajas: Federico Insúa (Millonarios de Colombia), Patricio Vidal (Unión La Calera de Chile), Sebastian Penco (Once Caldas de Colombia), Marcelo Vidal (Olimpo), Rodrigo Gómez (Quilmes), Julián Velázquez (Gaz Metan de Rumania), Iván Pérez, Juan Manuel Martínez Trejo, Fabián Monserrat (Crucero del Norte), Sergio Ojeda (Gimnasia de Jujuy), Sergio Escudero (Belgrano), Leonel Miranda (Houston Dynamo de Estados Unidos), Maximiliano Herrera (Arsenal) y Daniel Montenegro (Huracán).
DT: Jorge Francisco Almirón.

Lanús:
Altas: Fernando Monetti (Gimnasia), Matías Fritzler (Kasimpasa de Turquía), Facundo Melivilo (Chacarita), Diego Barisone (Unión), Sebastián Leto (Catania de Italia) y Nicolás Aguirre (Arsenal).
Regresó de su préstamo: Alejandro Silva (Peñarol de Uruguay).
Bajas: Diego González (Santos Laguna de México), Agustín Marchesín (Santos Laguna de México), Luciano Balbi (Huracán), Marcos Pinto (San Martín SJ), Silvio Romero (Jaguares de México), Matías Martínez (Sporting Cristal de Perú), Leandro Somoza (Vélez) e Iván Bella (Godoy Cruz).
DT: Guillermo Barros Schelotto.

Newell's Old Boys:
Altas: Luciano Pocrnjic (San Martín SJ), Hernán Bernardello (Cruz Azul de México), Nehuén Paz (All Boys), Juan Neira (Fénix de Uruguay), Federico Fattori (Nueva Chicago) y Sebastián Martínez (Quilmes).
Bajas: Lucas Bernardi (Se retiró del fútbol), Lucas Hoyos (Instituto), Guillermo Ortiz (Aldosivi), Eugenio Isnaldo (Defensa y Justicia), Fabián Muñoz (Arsenal) y Cristian Díaz (Banfield).
DT: Américo Rubén Gallego (Reemplaza a Gustavo Daniel Raggio).

Nueva Chicago:
Altas: Ramón Lentini (Unión Española de Chile), Nahuel Pansardi (Platense), Abel Masuero (Instituto), Mariano Puch (Atlanta), Leandro Caballero (Independiente Rivadavia), Matías Defederico (Al-Dhafra de Emiratos Árabes), Luis Solignac (IFK Mariehamn de Finlandia), Lihué Prichoda (Colón), Lucas Acevedo (Rosario Central), Exequiel Benavídez (Iquique de Chile), Lucas Aveldaño (Belgrano) y Daúd Gazale (Argentinos).
Bajas: Nahuel Benítez (Estudiantes de Buenos Aires), Adrián Maidana (Brown de Adrogué), David Barbona (Estudiantes), Alejandro Melo (Sarmiento), Matías Escudero (Palestino de Chile), Federico Fattori (Newell's) y Sebastián Matos (Atlético Tucumán).
Finalizó su préstamo: Diego Mendoza (Estudiantes).
DT: Omar Raúl Labruna.

Olimpo de Bahía Blanca:
Altas: Joel Amoroso (Unión de Mar del Plata), Matías Porcari (Juventud Las Piedras de Uruguay), Juan Quiroga (Gimnasia), Hugo Colace (All Boys), Gonzalo Klusener (Quilmes), Hernán Encina (Rosario Central), Marcelo Herrera (Talleres de Córdoba), Marcelo Vidal (Independiente), Nicolás Royón (Atlético de Rafaela), Joel Acosta (Boca), Luciano Nequecaur (All Boys), Álex Bolaños (Barcelona de Ecuador) y Rodrigo Saracho (San Lorenzo).
Bajas: David Achucarro (Ferro), Juan Manuel Olivares (Los Andes), Agustín Vuletich (Arouca de Portugal), Gustavo Oberman (San Marcos de Chile), Leonardo Gil (Estudiantes), Mauricio Cuero (Banfield), Miguel Ángel Borja (Independiente Santa Fe de Colombia), Emanuel Dambolena, José Lincopán (Guillermo Brown), Domingo Blanco (Reserva Independiente), Alejandro Otero (Guillermo Brown), Joaquín Susvielles (Guillermo Brown), Ezequiel Vidal (Reserva Independiente) y Emanuel Bilbao (Guillermo Brown).
DT: Walter Osvaldo Perazzo.

Quilmes A.C.:
Altas: Fabián Assmann (Mérida de México), Gustavo Noguera (Olimpia de Paraguay), Martín Pérez Guedes (Racing), Emanuel Morales (Chacarita), Rodrigo Gómez (Independiente), Claudio Bieler (Kansas City de Estados Unidos), Mariano Uglessich (Universidad Católica de Ecuador), Adrián Calello (Catania de Italia), Damián Malrechauffe (Racing de Uruguay), Alexis Canelo (Almirante Brown), Diego Buonanotte (Pachuca de México) y Rubén Ramírez (Godoy Cruz).
Bajas: Gonzalo Klusener (Olimpo), Sebastián Martínez (Newell's), Gonzalo Acevedo, Jorge Serrano, Miguel Montaño (Deportivo Cali de Colombia), Leonardo Alvarado (Unión de Mar del Plata), Lucas Passerini (Comunicaciones), Genaro Vuanello (Gimnasia de Mendoza), Brian Sarmiento (Real Garcilaso de Perú), Arnaldo González (Santamarina), Diego Diellos (Sportivo Belgrano), Alejandro Cabral (Los Andes), Brian Cucco (Unión de Mar del Plata) y Flavio Ciampichetti (Guillermo Brown).
Finalizó su préstamo: Santiago Martínez (Montevideo Wanderers de Uruguay).
DT: Julio César Falcioni (Reemplaza a Marcelo Fabián Pontiroli).

Racing Club:
Altas: Brian Fernández (Defensa y Justicia), Óscar Romero (Cerro Porteño de Paraguay), Washington Camacho (Defensa y Justicia), Santiago Nagüel (Argentinos) y Carlos Núñez (Peñarol de Uruguay).
Bajas: Gabriel Hauche (Tijuana de México), Wason Rentería, José Luis Gómez (San Martín SJ), Martín Pérez Guedes (Quilmes), Ángel Alejandro García (Los Andes), Ricardo Centurión (San Pablo de Brasil), Esteban Saveljich (Defensa y Justicia), Michael Pierce (All Boys), Ezequiel Melillo (Unión de Mar del Plata) y Rodrigo Paillalef (Estudiantes de Buenos Aires).
DT: Diego Martín Cocca.

River Plate:
Altas: Pablo Aimar (Darul Takzim de Malasia), Gonzalo Martínez (Huracán) y Camilo Mayada (Danubio de Uruguay).
Bajas: Leandro González Pirez (Tigre), Facundo Affranchino (Lobos BUAP de México), Víctor Cabrera (Montreal Impact de Canadá), Emiliano Agüero (Argentinos), Luciano Abecasis (Pescara de Italia), Federico Vega, Nicolás Rodríguez (Temperley), Emmanuel Martínez (San Martín SJ) y Mauro Mallorca (Temperley).
DT: Marcelo Daniel Gallardo.

Rosario Central:
Altas: Marco Ruben (Tigres de México), José Luis Fernández (Godoy Cruz), Pablo Álvarez (Catania de Italia), Jonathan Ferrari (Atlético de Rafaela), Gustavo Colman (Trabzonspor de Turquía), César Delgado (Monterrey de México) y Cristian Villagra (Metalist de Ucrania).
Regresaron de sus préstamos: Jonatan Schulze (Tiro Federal de Rosario).
Bajas: Rafael Delgado (Estudiantes), Javier Correa (Godoy Cruz), Antonio Medina (Gimnasia), Nahuel Quiroga (Sarmiento), Hernán Encina (Olimpo), Lucas Acevedo (Nueva Chicago), José Valencia (Independiente) y Lucas Lazo (Central Córdoba de Santiago del Estero).
Finalizó su préstamo: Sebastián Abreu (Nacional de Uruguay).
DT: Eduardo Germán Coudet (Reemplaza a Hugo Aníbal Galloni).

San Lorenzo de Almagro:
Altas: Franco Mussis (Génova de Italia), Matías Caruzzo (Argentinos), Sebastián Blanco (West Bromwich Albion de Inglaterra) y Ezequiel Ávila (Tiro Federal de Rosario).
Regresó de su préstamo: Alan Ruiz (Gremio de Brasil).
Bajas: Walter Kannemann (Atlas de México), Ángel Correa (Atlético Madrid de España), Lucas Chaparro (Independiente de Chivilcoy), Nicolás Blandi (Évian de Francia), Gabriel Esparza (Temperley), Federico Bruno (Temperley), Santiago Magallán (Temperley), Valentín Perales (Cipolletti de Río Negro) y Matías Mirabaje (Patronato).
DT: Edgardo Bauza.

San Martín de San Juan:
Altas: José Luis Gómez (Racing), Marcos Pinto (Lanús), Daniel Franco (Los Andes), Cristian Canuhé (Audax Italiano de Chile), Facundo Pumpido (Acassuso), Matías Jones (La Equidad de Colombia), Sebastián Navarro (Ferro), Emmanuel Martínez (River) y Pablo Vitti (Tigre).
Bajas: Deivis Barone (Guillermo Brown), Franco Quiroga (Atlético Tucumán), Federico Poggi (Villa Dálmine), Luciano Pocrnjic (Newell's), Fernando González (Temperley), Pablo Jofré (Guillermo Brown), Ezequiel Michelli (Independiente Rivadavia) y Franco Caballero (Acassuso).
Finalizó su préstamo: Mauro Dalla Costa (Boca).
DT: Carlos Alberto Mayor (Reemplaza a Rubén Darío Forestello).

Sarmiento de Junín:
Altas: Nahuel Quiroga (Rosario Central), César Rigamonti (Banfield), Dardo Miloc (Gimnasia), Franco Peppino (Barcelona de Ecuador), Francisco Dutari (Pumas de México), Manuel Vicentini (Boca), Lucas Vesco (Tigre), Agustín Pascucci (Independiente), Federico Castro (Defensores de Villa Ramallo), Gustavo Canto (Tiro Federal de Rosario), Reinaldo Ocampo (Deportivo Capiatá de Paraguay), Emmanuel Aguilar (Vélez), Alejandro Melo (Nueva Chicago) y Tobías Figueroa (Crucero del Norte).
Regresó de su préstamo: Juan Manuel Azil (Independiente de Chivilcoy).
Bajas: Martín Andrizzi (Se retiró del fútbol), Jorge Córdoba (Los Andes), Mauricio Ferradas, Marcelo Bustamante, Silvio Iuvalé, Marcelo Castellano (San Martín de Tucumán), Diego Castaño, Esteban Ciaccheri (Arsenal), Robertino Canavesio (Gimnasia de Mendoza), Mathías González, Matías Romano y Lucas Ischuk (Talleres de Córdoba).
DT: Sergio Gustavo Lippi.

Temperley:
Altas: Cristian Chimino (Arsenal), Gustavo Aprile (Rampla Juniors de Uruguay), Fernando González (San Martín SJ), Emiliano Terzaghi (Banfield), Gabriel Esparza (San Lorenzo), Federico Bruno (San Lorenzo), Santiago Magallán (San Lorenzo), Ignacio Bogino (Patronato), Eduardo Ledesma (Olimpia de Paraguay), Pablo Vílchez (Santamarina), Nicolás Rodríguez (River) y Mauro Mallorca (River).
Bajas: Nahuel Roselli (Talleres de Córdoba), Rodrigo Alonso (Tristán Suárez), Sebastián Vidal, Bruno Casanova, Matías Jara, Darío Salina (Defensores de Belgrano), Ariel Rojas (Defensores de Belgrano), Leandro Sosa (J.J. Urquiza), Martín Frejuk (Mitre de Santiago del Estero), Cristian Quiñónez (Defensores de Belgrano) y Luis López (Junior de Colombia).
DT: Ricardo Néstor Rezza.

Tigre:
Altas: Leandro González Pirez (River), Mariano Echeverría (Boca), Agustín Pelletieri (Chivas de Estados Unidos), José Erik Correa (Chivas de Estados Unidos, Mario Paglialunga (Ponferradina de España), Sebastián D'Angelo (Boca), Marcelo Larrondo (Torino de Italia), Ernesto Goñi (Estudiantes) y Jerónimo Morales Neumann (Newcastle de Australia).
Bajas: Gabriel Peñalba (Veracruz de México), Sebastián Rusculleda (Panaitolikos de Grecia), Pablo Cáceres (Atlético Tucumán), Pablo Vitti (San Martín SJ), Ignacio Canuto (León de México), Walter Acevedo (Defensa y Justicia), Lucas Vesco (Sarmiento), Gonzalo Orellano (Villa Dálmine), Leandro Leguizamón (Sporting Cristal de Perú), Nicolás Navarro (Gimnasia), Emiliano Ellacopulos (Unión) y Sebastián Silguero.
DT: Gustavo Julio Alfaro.

Unión de Santa Fe:
Altas: Fernando Coniglio (Sportivo Belgrano), Rolando García Guerreño (Godoy Cruz), Diego Villar (Defensa y Justicia), Matías Sánchez (Levadiakos de Grecia) y Emiliano Ellacopulos (Tigre).
Bajas: Nicolás Bruna (Huracán), Lionel Altamirano, Federico Chiapello, Pablo Magnín (Instituto), Diego Barisone (Lanús), Danilo Gerlo (Platense) y Juan Capurro (Cipolletti de Río Negro).
DT: Leonardo Carol Madelón.

Vélez Sarsfield:
Altas: Alan Arario (Roma de Italia), Mariano Pavone (Cruz Azul de México), Leandro Somoza (Lanús) y Hernán Pellerano (Tijuana de México).
Bajas: Lucas Pratto (Atlético Mineiro de Brasil), Emiliano Papa (Independiente), Federico Marcucci (Fénix), Sebastián Domínguez (Estudiantes), Jonathan Rodríguez (Argentinos) y Emmanuel Aguilar (Sarmiento).
DT: Miguel Ángel Russo (Reemplaza a José Oscar Flores).

© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™