INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2017 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 10 de Marzo se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 17 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
* El Domingo 12 de Marzo sale el suplemento gratis con Clarín.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $215.
* Precios de los otros packs: 35 pines $162, 20 pines $114, 12 pines $72 y 1 pin $6,70.
* Ahora habrá Torneos de Amigos de 20 equipos por premios sumados a los clásicos.
* Desde esta edición sólo podrás incluir a una Estrella Internacional en tus equipos.
* Dos nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 3-3-4 y 4-2-4.
* El ganador de la fecha ahora se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con un amigo.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 43" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 10 de Marzo y empezá a competir desde la fecha 18.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos. $30.000 - $8.000 - $4.000.

miércoles, 15 de julio de 2015

River 2 - Guaraní (Paraguay) 0 - Copa Libertadores 2015

GANÓ Y VIAJA A ASUNCIÓN CON LA FINAL A UN PASO
River, con dos gritos, puso un pie en la final
Fue más que Guaraní y lo derrotó en la ida de las semis de la Libertadores con un gola de Mercado y un golazo de Mora. El martes, la revancha.
A veces el marcador es otro, pero este partido se jugó muchas veces, en cualquier época, en cualquier cancha y entre otros equipos. Partido de manual que se resuelve cuando se cae en la página de la pelota parada. Y chau. En ese córner que tiró Pity Martínez, que bajó Alario de cabeza y que remató Mercado a la red, se resolvió el resultado. Más tarde vino la gran definición de Mora para sellar a fuego el 2-0 que lleva a River a Asunción pensando cómo jugar la final con Inter o Tigres. Y lo bien que hace, si es que piensa en cómo ganar la Copa. Jugando como anoche, sobre todo hasta el gol de Mercado, ante rivales de otra jerarquía, le será difícil.

Línea de cinco, con tres centrales y dos laterales volantes, bien bilardiano. Doble pivot de Palau-Mendoza, otros dos volantes bien abiertos, Aguilar y Benítez. Adelante, con todo su oficio y su físico, Santander fajándose en un gran duelo con Maidana, casi siempre ganado por el defensor. River no le encontró respuesta a esa propuesta de Guaraní. Y tan de manual era el partido que la entrada de Martínez por Lucho González era obvia de toda obviedad. Sin embargo, no fue el hombre por hombre lo que cambió el partido, sino la actitud de River. Los movimientos previsibles, anunciados y un manejo de pelota poco fino, River sólo había llegado profundo una vez, a los 10 minutos, cuando entre Alario, Sánchez y el arquero Aguilar hicieron un deja vu de aquella jugada de Messi y Ospina en el Argentina-Colombia de la Copa América. Y poco más. Cómodo Guaraní sosteniendo el empate, soportando River el murmullo creciente de su tribuna.

La gambeta del Pity Martínez, al fin y al cabo, fue la primera llave para abrir ese muro de cinco hombres. Su gambeta y la predisposición a acompañarlo de Ponzio y Kranevitter desde atrás, de Vangioni desde la banda, de las trepadas de Mercado desde el otro lado, elaboraron ese cambio de actitud. Movilidad, oferta de ser receptor del pase, ataque al espacio vacío. Nada del otro mundo, otra receta de manual que en la primera parte sólo había aparecido en aquella jugada de los 10 minutos iniciada por Sánchez con el pase profundo a Mora detrás de Bartomeu.

Sin embargo, el partido es un todo. Ni la foto de los cinco minutos en las que las tribunas bramaban con el 2-0 a punto de concretarse y con el recuerdo a Boca (“tiraste gas... abandonaste...”), ni el recuerdo de la primera parte, de un River entregado mansamente a hacer lo que la inspiración individual pudiera o lo que fructificara de algunos movimientos sistematizados. En la suma, River ganó bien. Hizo la diferencia cuando entendió que debía moverse para hacer la diferencia y que una vez hecha esa diferencia, sí, el peso específico, la diferencia de categoría, haría el resto.

Le queda a River el sabor dulce del resultado para ir tranquilo a Asunción. Le queda el gran partido de Maidana, el de Mora y esa insinuación interesante que fue el flaco Alario, participante de los dos goles y con un aporte valioso por sus diagonales, sus descargas y partidas rápidas a buscar devoluciones. También le queda la intrascendencia de Lucho González, la intermitencia de Sánchez, la inutilidad de Vangioni o Mercado sin transformarse en extremos ante un rival sin punteros y la utilidad de ambos cuando lo hicieron. Vale para la dupla Kranevitter-Ponzio, claves cuando se soltaron y jugaron, irrelevantes cuando sólo cuidaron sus posiciones.

La presencia de River en la final no está garantizada, pero nadie apostaría una moneda a su eliminación. Ahora, si quiere ganar la Copa va a tener que jugar más y mejor que ayer y durante más tiempo en el mismo partido.


© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™