INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2017/2018


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Superliga 2017/2018 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
* El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
* Desde esta edición ya no estarán más las Estrellas Internacionales.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $255.
* Precios de los otros packs: 35 pines $194, 20 pines $137, 12 pines $86 y 1 pin $7,99.
* El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* El campeón del torneo gana un viaje a Europa para él y un amigo.
* El ganador de la fecha en Fútbol 5 se lleva un Smart TV 32".
* El campeón de Fútbol 5 gana un Smart TV 43" y una consola de juegos.
* Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
* Armá tus Mini Ligas desde el 23 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 2.
* Cada Mini Liga ahora estará compuesta por 10 participantes.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos. $30.000 - $8.000 - $4.000.
* Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

viernes, 22 de mayo de 2015

River 0 - Cruzeiro (Brasil) 1 - Copa Libertadores 2015

EN SU CANCHA PERDIÓ 1-0 EN EL PARTIDO DE IDA POR LOS CUARTOS DE FINAL
Un River estresado cayó ante su verdugo
Cruzeiro volvió a aprovecharse de su marcada paternidad y dejó seriamente comprometido al equipo de Gallardo. River mostró una pálida imagen, como si aún estuviera golpeado por lo ocurrido hace una semana en la Bombonera.
Esa maldición deportiva que para River significa Cruzeiro -los brasileños se impusieron en diez de los 13 enfrentamientos- sumó anoche un nuevo capítulo. Porque el equipo de Gallardo, durante varios segmentos, lució como enredado y estresado por esa clasificación convulsionada frente al rival de toda la vida hace una semana. El equipo de Belo Horizonte lo aprovechó y sacó una ventaja importante con vistas a la revancha. Para el desquite, River no sólo necesitará ganar sino que también tendrá que recuperar el fútbol que anoche le faltó.

¿Sorprendió Cruzeiro en el primer cuarto de hora o River continuaba con la cabeza metida en el escándalo y la vergüenza de la semana pasada en la Bombonera? Sea lo que fuere, el conjunto brasileño realizó de entrada una tarea que los conducidos por Gallardo no esperaban: presión en la zona del círculo central, con los mediocampistas externos del esquema 4-2-3-1 (Marquinhos y Willian Farias) jugando mano a mano contra Vangioni y Mammana, respectivamente, y con el grandote Leandro Damiao metido de cuña entre Maidana y Funes Mori.

Le costó un rato a River -más un par de sustos- cortar esa presión. Después de zozobrar con una llegada clara de Manoel y alguna aproximación del uruguayo De Arrascaeta, recién apareció en escena la dupla clave para atravesar exitosamente la serie con Boca: la capacidad para recuperar balones de Kranevitter y la vitalidad más el despliegue de Ponzio para que la presión cambiara de lado. Por eso el escenario del partido mostró una variante evidente, ya que el local pasó de dominado a dominador.

Una llegada de Teo Gutiérrez que fue resuelta por la oportuna barrida del siempre atento Fábio funcionó como bisagra para que los visitantes perdieran presencia y comenzaran a pensar, y también a acomodarse, en el tradicional negocito del empate, que pensando en el desquite siempre se toma como altamente positivo. Y si es sin goles, mucho mejor.

El problema riverplatense, sin solución en la primera mitad, fue que este equipo parece preparado todo el tiempo para combatir contra Boca. La falta de elaboración de juego, donde el Pity Martínez insinúa seguido más de lo que concreta, más Teo posicionado lejos del área y con Mora jugando en infeioridad numérica por su sector, el equipo de Gallardo no tiene casi nada que ver con aquel que no sólo fue campeón en la Copa Sudamericana sino que también satisfizo a la mayoría de los paladares.

Entre su fastidio indimulable y el murmullo que de a poco iba copando el Monumental, Gallardo disparó dos cambios para que la estructura por él diseñada recuperara creatividad, profundidad y volumen de juego. Por eso, apostó a Mayada y Pisculichi cuando el arco de Fábio lucía lejísimo. Y después de que Vangioni realizara una salvada sensacional en la línea, digna de festejarse como un tanto porque eso fue lo que evitó ante el zurdazo de Willian Farías, el DT echó mano a Cavenaghi, gastándose el último billete en pos de un gol imprescindible.

Sin embargo, Marquinhos tenía reservado para sí el protagonismo en un lapso que podría tener enorme gravitación para el resultado final. Después de que Mammana cabeceara sin destino una pelota aérea, la continuidad de la jugada encontró al mediocampista de frente al arco para que mandara a la red el último hilo de esperanza riverplatense. Cruzeiro, que vino por un punto, se llevó los tres. Y River quedó en zona de proeza.


© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™