INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
5 pines al 1ro, 4 al 2do, 3 al 3ro, 2 al 4to y 1 al 5to.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin para el 1ro, 2do, 3ro, 4to y 5to.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2016 - 2 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 26 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera División.
* El Viernes 26 de Agosto sale el suplemento gratis con Clarín.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Fútbol 5.
* Finaliza en la fecha 14. Y en 2017 habría una nueva edición.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $180.
* Precios de los otros packs: 35 pines $135, 20 pines $95, 12 pines $60 y 1 pin $5,60.
* Tres nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 5-3-2, 3-5-2 y 4-5-1.
* Los premios de la fecha seguirán siendo los mismos.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con tres amigos.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 42" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 26 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 3.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos.
* Las Estrellas Internacionales llegan a Gran DT (la vieja Legión Extranjera).

viernes, 6 de marzo de 2015

River 1 - Tigres (México) 1 - Copa Libertadores 2015

EL URUGUAYO HIZO UN GOLAZO PARA EMPATARLE 1-1 A TIGRES DE MONTERREY
River cortó la angustia con la tijera de Sánchez
El equipo de Gallardo perdía y no le encontraba la vuelta. La desesperación lo acostaba. Después del gol, hasta lo puso ganar con el tiro de Mora en el palo. Este resultado lo obliga a sumar puntos de visitante.
La tijera de Carlos Sánchez cortó al medio el manto de angustia que estaba cubriendo al Monumental y permitió que River recompusiera la fe en una velada en la que estaba dando un fatal mal paso y comprometiendo seriamente su futuro en la Copa Libertadores. La hermosa resolución del uruguayo puso, al mismo tiempo, las cosas en su lugar: el empate. Porque el equipo que, aunque desteñida, aún mantiene la impronta de Marcelo Gallardo, no había jugado tan bien como para ganarlo ni tan mal como para perderlo.

Si en la misma noche se hilvanan el torpe cabezazo hacia atrás de Funes Mori que se transformó en el paso inicial del gol de Guerrón con esta versión 2015 de Pisculichi que nada tiene que ver con lo mucho y bueno que aportó el año pasado; si al mismo tiempo se unen una de esas producciones híbridas que de vez en cuando entrega Teo Gutiérrez con el arco cerrado y las manos oportunas del arquero Guzmán para todos los intentos de Mora, poco hay para revisar en las causas por las que River no pudo cumplir con esa exigencia propia de este torneo: si no se quiere sufrir, hay que sumar todos los puntos cuando se juega en casa.

Como si todo la anterior no fuera suficiente, enfrente se plantó un equipo cien por ciento mexicano. Táctico, pragmático y flexible. Disciplinado, áspero para discutir desde la primera a la última pelota dividida y utilitario para hacer lo suyo en el sector del campo que River se lo permitiera.

Cuando tuvo que defender, Tigres clavó una línea de cinco con formato de media luna y Pizarro (ex volante central de Lanús) incorporado a ese esquema, sobrando o yendo a buscar a Pisculichi de acuerdo con el formato que tuviese el ataque rival. Cuando recuperó la pelota, el conjunto mexicano buscó seguido a Alvarez (ex River), un derecho invertido a la izquierda, para que el veterano administrara el toque cortito o los cambios de frente. Y cuando fue para el arco de Chiarini (en dosis homeopáticas, es verdad) apeló a la velocidad de Guerrón (ganó la Copa dirigido por Edgardo Bauza en la Liga de Quito) y chispazos de calidad del brasileño Sóbis.

El error técnico de Funes Mori transportó a River a un escenario de desesperación. Los jugadores de Tigres no habían pateado al arco antes de la relampagueante gambeta de Guerrón para resolver con el arco abierto de par en par. Enfrente, Guzmán había dado las suficientes muestras de solidez con un par de atajadas como para justificar que Gerardo Martino lo tenga en sus planes para la Selección Nacional.

Desde el 0-1 y durante todo el entretiempo, el Monumental jugó su mini partido. El de los murmullos, el de los cálculos matemáticos, el del fastidio, el de la exageración también.

River aceleró furioso en la segunda etapa y dos circunstancias del juego ayudaron para que el ímpetu se redoblara. El ingreso de Alvarez Balanta -obligado por la lesión de Funes Mori- mejoró la gestión defensiva. La entrada de Mayada por Mercado -acertada decisión de Gallardo- abrió una puerta para que creciera la ofensiva por la derecha. Sánchez no definió un hermoso enganche de Teo (lo mejor de la noche), Maidana no encontró el arco en un cabezazo con aroma a 1-1 y Mora desvió su zurdazo atacando por el medio. Hasta que los mexicanos se olvidaron de Sánchez en la segunda jugada de un tiro de esquina y el Monumental estalló en un festejo de alivio como sucede cuando alguien se quita la soga del cuello.

Muchos cerraron la noche haciendo cuentas. Todos saben que cosechar un punto sobre seis en juego es pararse sobre un piso que cruje. Por Núñez nadie ignora que varias de las cinco unidades que quedaron por el camino habrá que recuperarlas en Perú y México.


© Copyright 2009-2016 | Planeta Gran DT 2016 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™