INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
5 pines al 1ro, 4 al 2do, 3 al 3ro, 2 al 4to y 1 al 5to.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin para el 1ro, 2do, 3ro, 4to y 5to.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2016 - 2 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 26 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera División.
* El Viernes 26 de Agosto sale el suplemento gratis con Clarín.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Fútbol 5.
* Finaliza en la fecha 14. Y en 2017 habría una nueva edición.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $180.
* Precios de los otros packs: 35 pines $135, 20 pines $95, 12 pines $60 y 1 pin $5,60.
* Tres nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 5-3-2, 3-5-2 y 4-5-1.
* Los premios de la fecha seguirán siendo los mismos.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con tres amigos.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 42" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 26 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 3.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos.
* Las Estrellas Internacionales llegan a Gran DT (la vieja Legión Extranjera).

jueves, 12 de marzo de 2015

Boca 5 - Zamora (Venezuela) 0 - Copa Libertadores 2015

EL EQUIPO DE ARRUABARRENA ARMÓ UNA FIESTA EN LA BOMBONERA
Boca vivió una noche a puro gol
Le dio una paliza a Zamora de Venezuela con goles de Meli, Lodeiro, Carrizo y dos de Osvaldo. Y con una evidente diferencia de categoría.
Ir, buscar, insistir. Sólo así llega el premio del regocijo. Sólo así llegan las sonrisas jactanciosas, los debidos orgullos por la tarea cumplida. Boca sabía, claro, que enfrente iba a tener a un rival de categoría menor. Sabía que Zamora representaba no sólo una buen oportunidad para sumar puntos sino también autoestima. Por eso tenía la misión de superar al equipo venezolano, pero esencialmente de superarse a sí mismo. Para seguir creciendo. Desde los resultados- ochos partidos oficiales en el año; siete triunfos y un empate- y también desde el funcionamiento.

Y le dio forma a una noche perfecta el conjunto del Vasco Arruabarrena. Porque salió a liquidar el partido con determinación y lo liquidó en un rato nomás. Si quedaban dudas después de los primeros 15 minutos de juego, tenían que ver con la cantidad de goles que recibiría el pobre arquero Alvaro Forero. Porque Boca fue una y otra vez con una voracidad para subrayar. Y si le hubiese podido hacer diez, doce, quince goles, se los hubiera hecho. Si Boca no convirtió más de cinco fue -más allá gol mal anulado a Daniel Osvaldo en el epíligo- porque falló a la hora de definir. No porque hubiera bajado en algún momento el pie del acelerador.

A partir de la usina que representaron Nicolás Lodeiro y Marcelo Meli para construir juego, más la jerarquía de Gago, más el despliegue de Carrizo, más la solidaridad del resto manteniendo la estructura firme y corta para que el equipo no quedase estirado en el campo, Boca enfocó el juego desde el inicio en campo rival. Ya había exteriorizado Arruabarrena su preocupación por la falta de gol de los volantes. Lo había hecho en la edición de Clarín del martes. Claro, el único que había convertido este año había sido Gago, ante Olimpo, y de penal. La racha triunfal seguía viva, pero el técnico resaltaba una de las cuestiones clave para esa necesaria superación del equipo. Y anoche, a los 8 minutos de juego, se terminó la discusión.

Meli abrió el camino de la goleada y al rato Lodeiro (justo Meli y Lodeiro...) puso el segundo. En esa superposición de jugadores con el ADN propio de los mediocampistas, Boca destrabó la pulseada a partir de una notoria diferencia de calidades.

De un lado se plantaron Meli, Erbes, Gago (soltándose y apareciendo hasta cerca de Osvaldo), más la presión de Colazo por izquierda, con Lodeiro más adelante partiendo desde la derecha y con Carrizo más adelante sobre la izquierda. Enfrente, Flores y Vargas delante de la línea de cuatro, y tres jugadores para ensuciar la salida local: Arenas, Bello y Soteldo, un pibe de 17 años con buenas intenciones que al final resultaron intrascendentes. Como todo Zamora en general, desde ya.

Después del segundo de Boca hubo cierto espacio para que asomaran los visitantes en escena. Fue un rato en el que, incluso, dio la sensación de que hubo un penal de Torsiglieri a Pluchino. Pero fue una pausa apenas en la noche redonda de una Bombonera en estado de gracia. Enseguida se lo perdió Osvaldo (salvó Peraza en la línea), pero Carrizo aumentó con un golazo. Zamora estaba demasiado incómodo. Boca no sólo quería: también podía. Y encima, exhibía un método eficaz: presión, circulación, paciencia. Osvaldo quería su gol, se lo volvía a perder y lo volvía a buscar. Y ahí estaba su mérito. Y el premio fue el cuarto. El de la foto con todos. Y el quinto, de penal, un penal que le habían hecho a él. Después le anularon mal el sexto. Y se perdió otro más. En la noche perfecta de un Boca iluminado.


© Copyright 2009-2016 | Planeta Gran DT 2016 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™