INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
5 pines al 1ro, 4 al 2do, 3 al 3ro, 2 al 4to y 1 al 5to.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin para el 1ro, 2do, 3ro, 4to y 5to.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2016 - 2 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 26 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera División.
* El Viernes 26 de Agosto sale el suplemento gratis con Clarín.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Fútbol 5.
* Finaliza en la fecha 14. Y en 2017 habría una nueva edición.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $180.
* Precios de los otros packs: 35 pines $135, 20 pines $95, 12 pines $60 y 1 pin $5,60.
* Tres nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 5-3-2, 3-5-2 y 4-5-1.
* Los premios de la fecha seguirán siendo los mismos.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con tres amigos.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 42" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 26 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 3.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos.
* Las Estrellas Internacionales llegan a Gran DT (la vieja Legión Extranjera).

sábado, 7 de febrero de 2015

River 1 - San Lorenzo 0 - Recopa Sudamericana 2015

LE GANÓ 1-0 A SAN LORENZO, PERO PUDO SER GOLEADA
River pudo golear, pero dio el golpe en el momento menos pensado
En el primer tiempo pegó tres tiros en los palos. Cuando San Lorenzo emparejó, Sánchez definió la final de ida de la Recopa Sudamericana.
Terminó festejando River. Por ese gol que llegó cuando el empate comenzaba a encajar perfecto. Fue 1-0, al cabo, en esta final de ida de la Recopa Sudamericana ante San Lorenzo. Lo mereció el equipo de Gallardo por lo que ofreció en el primer tiempo; lo consiguió cuando su fútbol comenzaba a claudicar. Es una ventaja mínima, claro. De River -sobre todo- dependerá que resulte máxima la semana que viene.

Los dos sabían que esta era -incluso más allá de su relevancia- una final inicial. Porque esta serie que determinará al campeón se resolverá el miércoles, bajo el cielo del Nuevo Gasómetro. Ya lo había anticipado el entrenador Edgardo Bauza: “El partido es el otro”, expresó poco antes del inicio de este encuentro. Quedó una impresión, tras ese primer tiempo de amplio dominio de River: San Lorenzo se tomó demasiado en serio ese discurso. Jugó poco en términos creativos y de búsqueda. Y se defendió demasiado cerca de su arquero Torrico. Y padeció.

El detalle es un síntoma: en los primeros 45 minutos el equipo de Bauza padeció más que en la final del Mundial de Clubes ante el Real Madrid, en Marruecos. River le llegó siete veces a fondo. Todas muy claras. Fueron dos tiros en el travesaño (un cabezazo y una chilena, ambas de Teo Gutiérrez), uno en el palo derecho del arquero (tras un potente cabezazo de Maidana), dos atajadas estupendas de Torrico, una definición imprecisa de Mora y un remate alto de Carlos Sánchez. Un vendaval.

Del otro lado, un San Lorenzo pensado para defender no consiguió despegar de esa postura defensiva. Su única aproximación, recién iniciado el encuentro, terminó mal resuelta por Cauteruccio. Casi nada. O nada. No es una exageración: lo mejor de San Lorenzo en la primera parte de esta serie final fue el abrazo del azar. Y sí, otra vez, también Torrico, como en la colosal tarde de Liniers, la de la consagración en 2013.

Lo de River fue interesante: después de los duros golpes de Boca en los amistosos de verano (con el histórico 5-0 incluido), recuperó la memoria de aquel equipo que encantó en 2014; ese que se lució desde la llegada de Gallardo, que peleó el torneo local con Racing y que obtuvo la Copa Sudamericana. Intenso, audaz, dominante, convencido. Le faltó una virtud que tenía en días no tan lejanos: la contundencia. Llegó mucho, pero no convirtió.

Fue distinto lo del segundo tiempo en términos de actitudes. San Lorenzo se paró un poco más adelante y encontró más espacios para llegar. Sin embargo, el equipo visitante chocó contra una dificultad propia: Cauteruccio desperdició las dos situaciones claras que tuvo (en una de ellas, algunos pidieron penal de Barovero; no pareció infracción).

River -también es cierto- no encontró tantos caminos para inquietar a Torrico. Tuvo la pelota, jugó en campo rival, pero no fue tan profundo como al comienzo. Pisculichi comenzó a cometer imprecisiones en la gestación y arriba, Mora y Gutiérrez no gravitaron como un rato antes. Ante esas circunstancias, el desarrollo se hizo más parejo.

Ya para el último tramo sucedió el juego de los cambios. Bauza apostó por Pipi Romagnoli -ese emblema azulgrana- y Gallardo por Pity Martínez -esa esperanza llegada desde Parque de los Patricios-. Le salió mejor al Muñeco. Al menos en el resultado: a los 32, tras un error de Mercier, Martínez habilitó a Sánchez y el uruguayo definió fuerte, de derecha, y puso el uno a cero. Fue un grito, un desahogo. Justo antes de ese final caliente, de ese desenlace que dejó abierta la puerta para la que viene: esa revancha en la que -parece- queda mucho por escribir. Se verá...


© Copyright 2009-2016 | Planeta Gran DT 2016 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™