INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
5 pines al 1ro, 4 al 2do, 3 al 3ro, 2 al 4to y 1 al 5to.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin para el 1ro, 2do, 3ro, 4to y 5to.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2016 - 2 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 26 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera División.
* El Viernes 26 de Agosto sale el suplemento gratis con Clarín.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Fútbol 5.
* Finaliza en la fecha 14. Y en 2017 habría una nueva edición.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $180.
* Precios de los otros packs: 35 pines $135, 20 pines $95, 12 pines $60 y 1 pin $5,60.
* Tres nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 5-3-2, 3-5-2 y 4-5-1.
* Los premios de la fecha seguirán siendo los mismos.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con tres amigos.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 42" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 26 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 3.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos.
* Las Estrellas Internacionales llegan a Gran DT (la vieja Legión Extranjera).

jueves, 11 de diciembre de 2014

River Plate Campeón Copa Sudamericana 2014

EL TÍTULO DEVOLVIÓ A RIVER AL LUGAR QUE MERECE POR SU HISTORIA
Volvió a volar bien alto
En cinco minutos impactantes ganó la pulseada. Tras un primer tiempo vibrante, todo se definió en el segundo.
Hay una idea madre, la que recuperó Marcelo Gallardo desde el fondo de la brillante historia. Hay un mensaje sin rebusques del técnico que los jugadores comprendieron rápidamente. Hay una convicción para no apartarse jamás del manual estudiado, más allá de los vaivenes. Hay una ambición, una determinación y una personalidad que son claves para llevar a la práctica lo que se trabaja en la teoría. Hay una prestación colectiva e individual que hasta termina venciendo al inocultable trajín físico. Hay un equipo que está obligado a ganar una final y la gana, bancándose la ansiedad, la presión y el deseo de festejar de una multitud enloquecida de la vida.

Hay, al fin de cuentas, un River que vuelve a mirar con la cabeza bien alta. Y que vuelve a gritar campeón en una competencia internacional después de 17 años.

Esos cinco minutos impactantes, de los 9 a los 14 del segundo tiempo, ya quedaron envueltos en la gloria. Y la fórmula fue calcada: corner desde la izquierda y cabezazo limpio de quienes llegaban de frente, con resolución y con la agilidad suficiente para pegar el salto antes que los torpes defensores colombianos. Del botín zurdo de Pisculichi salieron dos corners perfectos -desde la izquierda-, milimétricos, como auténticas obras de arte. Los frentazos de Mercado primero y de Pezzella después completaron la escenografía anhelada: el arquero Armani -hasta ahí invencible- derrotado, la pelota estrellándose en la red, las gargantas disfónicas, los brazos dirigiéndose al cielo. Y el título ahí, al alcance de las manos y de los corazones.

Atlético Nacional supo que con el 2-0 abajo su aventura estaba sellada con la derrota. Ya no tenía fuerzas para intentar una reacción. Y River se agrandó tanto que ni siquiera pasó sobresaltos. Ponzio seguía cubriendo la cancha con un despliegue asombroso. Pisculichi, quizá el jugador de la Copa Sudamericana, metía delicias con su zurda. Pezzella no fallaba atrás. Y todos, absolutamente todos, dejaban hasta la última gota de sudor para ponerle el último ladrillo a lo pergeñado por ese arquitecto llamado Gallardo.

Antes había pasado una etapa inicial intensa, peleada, de ida y vuelta por el audaz planteo de Nacional -se paró de igual a igual desde el minuto inicial-, demasiada cortado por momentos. Esos 45 minutos de apertura exhibieron a dos protagonistas esenciales: Teófilo Gutiérrez y el arquero Armani. El colombiano de River dispuso de cinco situaciones de gol. El argentino de Nacional se las ganó todas, una por una. Entre la imprecisión y la impericia de Teo para definir, y las manos y los reflejos de Armani para atajar, armaron un duelo apasionante, que fue de emoción en emoción, y que le dio al desarrollo la mejor de las vibraciones.

Cuando los dos equipos se olvidaron de pegar, de interrumpir el juego con infracciones sistemáticas -ante la pasividad del árbitro uruguayo Ubriaco- y se acordaron de que están más capacitados para jugar que para golpear, el trámite alcanzó sus pasajes más entretenidos. Porque iba uno -bastante más River- y porque replicaba el otro. El 0-0 no tenía correlato con las chances ante los arcos. Después, en el complemento, llegó el tiempo de la verdad. De la consagración.

Hay una fiesta impresionante, majestuosa, conmovedora. River es campeón. Se lo merece.




Felicitaciones Millonario!!!


© Copyright 2009-2016 | Planeta Gran DT 2016 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™