INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
5 pines al 1ro, 4 al 2do, 3 al 3ro, 2 al 4to y 1 al 5to.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin para el 1ro, 2do, 3ro, 4to y 5to.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2016 - 2 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 26 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera División.
* El Viernes 26 de Agosto sale el suplemento gratis con Clarín.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Fútbol 5.
* Finaliza en la fecha 14. Y en 2017 habría una nueva edición.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $180.
* Precios de los otros packs: 35 pines $135, 20 pines $95, 12 pines $60 y 1 pin $5,60.
* Tres nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 5-3-2, 3-5-2 y 4-5-1.
* Los premios de la fecha seguirán siendo los mismos.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con tres amigos.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 42" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 26 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 3.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos.
* Las Estrellas Internacionales llegan a Gran DT (la vieja Legión Extranjera).

viernes, 19 de septiembre de 2014

Boca 3 - Rosario Central 0 - Copa Sudamericana 2014

EL EQUIPO DE ARRUABARRENA APLASTÓ 3-0 A CENTRAL CON INTERESANTES RESPUESTAS FUTBOLÍSTICAS Y CON CONTUNDENCIA
La resurrección de Boca también es copera, con juego y con goles
Chávez hizo dos goles y Fuenzalida marcó el tercero. El Vasco, desde que asumió como técnico, está invicto en cinco partidos. El triunfo significó la clasificación a octavos de final.
Boca le ofrece un mensaje a todo el fútbol argentino: el equipo de Arruabarrena arrancó, está en marcha. El breve ciclo incluye cinco partidos sin tropiezos y algunas certezas que van naciendo. Boca ya no juega para correr sino que corre -y mucho- para ganar. Anoche, goleó 3-0 a Central y accedió a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Hay un nuevo Boca. Está claro. Se percibe en todos lados. En las afueras de La Bombonera, donde el entusiasmo brota en la previa como si este encuentro frente a Central -en las etapas iniciales de la Sudamericana- fuera una gran cita de Copa, como esas que para los de La Ribera resultan una costumbre histórica. En el contorno, donde una multitud recibe al equipo con una incondicionalidad que conmueve. Y en el campo de juego, donde el Boca del Vasco es el Boca de la reconstrucción. Porque el equipo juega acorde a los cuatro mandamientos prioritarios de su entrenador: presión, intensidad, entrega máxima y ambición en nombre de la búsqueda ofensiva.

No es mago Arruabarrena, pero de repente transformó oscuridades en luces para una noche preciosa, como la que se vivió ante Central, al borde del Riachuelo. Boca se impuso en casi todos los aspectos del juego, fue mejor, golpeó en momentos fundamentales, se impuso, sigue. Va por más. No es poco considerando el traumático contexto anterior, con el Virrey Bianchi -el más exitoso de los entrenadores de la historia xeneize- sentado en el banco.

El 1-1 del encuentro de ida ofrecía una obligación para el visitante: si Central no convertía no había clasificación posible para los rosarinos. El equipo de Miguel Russo no estuvo a la altura de esa necesidad. Le faltó capacidad para generar juego asociado, para profundizar ante un Boca que estuvo bien parado en defensa y tampoco contó con variantes complementarias valiosas, como las situaciones de pelota detenida. Para colmo, los rosarinos se quedaron a los 35 de la etapa inicial con diez por la expulsión del marcador central Acevedo.

Boca, además, contó con dos protagonistas centrales y decisivos. Uno: Cristian Chávez -delantero bravo, intenso, goleador, laburante-, el autor de los dos primeros goles, los que establecieron el rumbo. El primero, a los 20 minutos, con una volea estupenda (luego de que Calleri se la bajara de pechito). El segundo, ya a los 25 del complemento, con un cabezazo impresionante (llegando por el segundo palo, tras un centro de Fernando Gago). Dos: César Meli, el espejo más preciso del Boca que pretende Arruabarrena. Porque pelea y juega; porque toca, raspa y llega; porque es aplicado y constante. Por eso, ahora, también escucha aplausos unánimes.

Boca se permitió, además, administrar recursos en el último tramo del encuentro. Bajo la premisa de no perder jamás el orden, pero sin perder capacidad de desequilibrio en territorio ajeno, el equipo local demostró que -al menos ahora, al menos anoche- está muy por encima de Central. El tercer gol, el de la goleada, resultó apenas un decorado para esa victoria amplia, impecable: pase de crack del mundialista Gago y definición sin vueltas del chileno Fuenzalida. La ovación cayó desde cada rincón de La Bombonera. Puro contagio. Aplausos, gritos, fiesta. Era un reconocimiento para este Boca capaz de resurrecciones.


© Copyright 2009-2016 | Planeta Gran DT 2016 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™