INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Superliga 2017/2018 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
* El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
* El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
* Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

Lamentablemente, por el momento no hay mayores novedades. No se sabe en que fecha comienza, si habrá o no estrellas internacionales, cuales serán los premios para la general, si continuarán o no las Mini Ligas y el precio del Pack Premium y de pines.

jueves, 31 de julio de 2014

Bolívar (Bolivia) 1 - San Lorenzo 0 - Copa Libertadores 2014

Comentarios

LA DERROTA EN EL DESCUENTO NO MANCHÓ UN PLAN ASTUTO, APROVECHANDO EL TRIUNFO POR 5-0 DE LA IDA
A San Lorenzo el juego copero lo puso en esa final que soñó toda su vida
El equipo de Bauza hizo historia. Por primera vez, los de Boedo llegan a una instancia decisiva de la Libertadores. Ahora lucharán por la coronación ante Nacional de Paraguay.
La altura de La Paz, viejo estigma del fútbol argentino, resultó ayer -más allá de la derrota mínima- un espacio precioso para la historia de San Lorenzo: por primera vez en su gloriosa vida, se clasificó a la final de la Copa Libertadores. Sí, ante Bolívar, tras aquel encuentro de ida mágico y con goleada (cinco a cero, en el Nuevo Gasómetro) consolidó su ventaja y se abrazó a un nuevo hito en el recorrido. Ahora, en las próximas dos semanas, los azulgranas tendrán la inmensa posibilidad de terminar con esa suerte de maldición del ámbito internacional. Enfrente estará el asombroso Nacional de Asunción, que viene de eliminar en la otra semifinal a Defensor Sporting.

San Lorenzo demostró, otra vez, que estaba preparado para esta Copa. Tras aquella primera rueda traumática, en la que la clasificación quedó en territorio de milagro, el equipo de Edgardo Bauza se transformó. Pasó de las dudas que su historia cuenta a la verdad de su actualidad de equipo copero , bravo, bicho , intenso. Contra los brasileños fue astuto y ahora, contra la revelación de esta edición (este Bolívar del mítico Xabier Azkargorta), actuó como un equipo convencido. Pero no sólo por aquella ventaja devastadora bajo el cielo de Buenos Aires; también por lo ofrecido en esta ciudad que tantos inconvenientes generó en cada visita de equipos argentinos (con el 6-1 de la Selección de Maradona como principal ejemplo de los padecimientos).

En el Hernando Siles, San Lorenzo ofreció un plan. Austero, sencillo, inteligente. No se complicó nunca; se agrupó siempre. Recortó posibilidades al rival en otro aspecto central que la altura ofrece como variante de ataque: los remates de media y de larga distancia. Prescindió de su búsqueda ofensiva habitual -de juego asociado, de elaboración, de sumar protagonistas en ataque- y empleó al pelotazo más como una posibilidad para perder tiempo que para impulsar algún contraataque.

La intensidad del Bolívar en nombre de la remontada duró poco más de dos suspiros. Aquellas dos llegadas iniciales (con el tiro en el travesaño de Capdevila) y el entusiasmo del contorno fueron señales positivas respecto de las chances de los bolivianos. Pero se desvanencieron casi con naturalidad. Ante la solvencia de los defensores visitantes, frente a las seguras manos de Torrico -San Torrico a esta altura de la historia reciente de los de Boedo-, contra un rival capaz de poner un partido caliente en un freezer en perfecto funcionamiento.

El empate sin goles y sin grandes sobresaltos en el primer tiempo consolidaron la búsqueda de Bauza y los suyos. El ingreso de Kannemann por Piatti fue otra demostración del plan: no importaron -esta vez- las cuestiones estéticas; pero sí -y siempre, en cada instante- la relevancia del objetivo. Defensor por mediocampista ofensivo. En definitiva, otro ladrillo en la pared, ese muro enorme, ese muro infranqueable.

Hubo otro aspecto que tuvo que ver con este San Lorenzo: el azar también lo acompaño. La suerte del finalista, podría decirse. Porque cuando comenzó a padecer, sobre todo en el comienzo del segundo tiempo, cuando Bolívar parecía dispuesto a arrasar, se encontró con el favor de esos centímetros que separan a un gol que puede complicar con el desahogo de haber zafado. Pero otra vez, después de ese ratito, el San Lorenzo de la altura -equipo corto, equipo lúcido, equipo generoso- volvió a llevar ese partido sin luces a su terreno más cómodo. El gol de Yecerotte -ya en el descuento- resultó apenas un decorado en el recorrido impecable. Ya entonces, San Lorenzo, en la altura, se había subido a lo más alto. Nada menos. Todo eso.

martes, 29 de julio de 2014

Belgrano 0 - Independiente 2 - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

CON NUEVO TÉCNICO Y CON NUEVO ESQUEMA SE IMPUSO 2-0 SOBRE BELGRANO Y PASÓ A OCTAVOS DE FINAL
Independiente gritó fuerte con dos golazos de Pizzini
El juvenil delantero y Mancuello fueron los mejores del equipo de Almirón. Pasó sofocones en las pelotas paradas.
¡Cuánto sufrió Independiente! Cuánto espero para despojarse al fin de las pesadillas del ascenso. Cuánto esperó para volver a abrir los ojos y encontrarse de nuevo en el familiar terreno de Primera División. Mucho sufrió y mucho esperó. Tanto que supo capitalizar todas esas ganas contenidas para transformarlas en la energía con la que anoche se llevó puesto a Belgrano.

¡Cuánto espero para disfrutar sin culpas, sin hacer cuentas, de un triunfo como el que le dio el pase a los octavos de final de la Copa Argentina en la noche del estreno de Jorge Almirón! Justo en la misma velada que un producto nacido y criado en la Inferiores del club, como Francisco Pizzini, definió el duelo con dos golazos y se metió un poco más en el corazón de los hinchas.

Con apenas ocho prácticas y 10 días en el cargo, Jorge Almirón, el DT de Independiente, debió afrontar su debut en su partido con importancia. A pesar de no disfrutar de un escenario ideal, el sucesor de Omar De Felippe se la jugó con una profunda decisión: este Independiente que regresa a la Primera se plantó como un módulo táctico flexible: 5-4-1 a la hora de defender y 3-4-3 cuando le tocó ir para el arco de enfrente.

Además, la presencia del siempre rendidor Federico Mancuello como doble pivot central, a un costado del pibe Bellocq, como para darle a la mitad de la cancha una agresividad y una movilidad que ayude a sostener la idea.

Belgrano, por su parte, acomodado a un esquema 4-4-1-1, con Zelarayán de media punta y el Picante Pereyra como único delantero.

Temprano en el partido quedaron expuestas las mejores cartas de cada uno. En cada ataque del Rojo , Pizzini, como un extremo invertido -es diestro y se movió por la izquierda-, no solamente desbordó a Turus sino que también exigió a Olave con sus disparos desde la media distancia. Los cordobeses, en cambio, llenaron de pánico el área rival con el aprovechamiento de la pelota parada.

Hasta que empezaron a sucederse las jugadas con aroma a gol. Barrios no le pudo dar dirección a un cabezazo en el borde del área chica, Olave se quedó con un disparo sorpresivo de Pizzini, Rodríguez bloqueó un tiro libre de Zelarayán y Olave, con una volada sensacional desvió un derechazo de Pizzini. Enseguida, el 11 de Independiente se encontró con un rebote que picó afuera del área y con un bombazo de derecha ajustició al guardavallas del equipo cordobés .

A continuación, Belgrano contó con tres oportunidades para igualar pero adoleció de la contundencia imprescindible para estas situaciones. Pereyra cabeceó desviado desde una ubicación irrepetible, Rodríguez desvió un tiro a gol de Velázquez y nuevamente el Picante no fue capaz de empujar un centro que cruzó el área menor.

Rápido, en el segundo tiempo Independiente dio un paso gigantesco para pasar a los octavos de final de la Copa Argentina. Pisano encontró al fondo cordobés desacomodado, hizo slalom por su sector, habilitó a Pizzini y el delantero definió a lo crack por encima de Olave.

Después, el resultado condicionó la producción de ambos. Belgrano desnudó impiadosamente todo lo que le cuesta crear juego y llegar con potencia al arco rival. Porque entre el errático Pereyra y los acierto de Rodríguez, para el Pirata supo a proeza convertir un gol.

Independiente se sintió ganador pleno a partir del 2-0. Almirón y el equipo aprobaron el examen. Queda por mejorar y crecer. En el futuro inmediato aparece Atlético de Rafaela, como para robustecer la idea y alegrar a su gente.

Tigre 0 (5) - All Boys 0 (4) - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

EL ARQUERO CONTUVO TRES PENALES Y EL EQUIPO DE ALEGRE DERROTÓ A ALL BOYS 5-4 DESDE LOS DOCE PASOS
De Tigre, por Javier García
En los 90 minutos aburrieron. Otra vez a un equipo de Primera le costó pasar de ronda.
Hoy te convertís en héroe”, fue la frase que Javier Mascherano utilizó para arengar al heroico Sergio Romero, aquella noche de semifinales ante Holanda. Y, probablemente, se transformó en el rezo principal de los arqueros cada vez que la situación lo amerite. Javier García fue el héroe en la tanda de penales que disputaron Tigre y All Boys, y en donde el ex Boca se lució conteniendo 3 de los 8 penales pateados. En una Copa Argentina que demuestra lo parejo que está el fútbol argentino (por el bajo nivel de juego), Tigre tuvo que trabajar de más para vencer a un humilde equipo de Floresta, plagado de juveniles y hundido en una crisis institucional.

En los 90 minutos, el conjunto de Alegre no supo cómo desequilibrar al joven All Boys, que tuvo a Angel Bernuncio como técnico debutante. El entrenador de Tigre apostó por la velocidad y frescura del tridente ofensivo conformado por Ellacópulos-Janson-Itabel y utilizó el recurso del juego ordenado de la mano de Peñalba, Arzura y Wilchez. All Boys esperó, agazapado, arañar algún contragolpe, comandado por el eterno Fernando Sánchez.

Tigre sabe bien que apuntar por esta Copa puede darle garantías: en un campeonato local sin descensos, el conjunto tigrense puede sumar la experiencia que necesitan sus jugadores para plasmar la idea del entrenador y fortalecerse. Buenas apuestas como las de los ya mencionados Arzura, Itabel y Ellacopulos, sumados a la experiencia de García, Galmarini, Blengio y Peñalba, forman un plantel y una idea basado en el crecimiento.

El descendido conjunto de Floresta deberá primero “ordenar la casa” para renacer en lo que fue algún momento. Pasó de ser un respetado y duro equipo de Primera a un conjunto lleno de problemas y pocas soluciones. Por lo pronto, los chicos dan la cara y de la mano de Pellegrino, Battión, Sánchez y Cambiasso, All Boys buscará maquillar este mal momento, por lo menos, hasta reacomodarse.


Definición por tiros desde el punto penal: Tigre 5 (convirtieron Lucas Wilchez, Leandro Garate, Sebastián Rusculleda, Sebastián Rincón y Pablo Cáceres; Gabriel Peñalba estrelló su remate en el travesaño e Ignacio Canuto desvió su tiro; Lucas Di Grazia se lo atajó a Joaquín Arzura); All Boys 4 (anotaron Nehuen Paz, Julián Fernández, Damián Morales y Leonel Di Plácido; Javier García contuvo los remates de Roberto Battión, Maximiliano Pellegrino y Lautaro Fernández; Santiago Velázquez estrelló su disparo en el travesaño).

lunes, 28 de julio de 2014

River 0 (6) - Ferro 0 (5) - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

EN EL PRIMER PARTIDO OFICIAL DE LA TEMPORADA, NO PUDO SUPERAR A FERRO DURANTE LOS 90 MINUTOS
River encontró en los penales la alegría que le faltó en el juego
El equipo de Gallardo mostró demasiados problemas en la zona de elaboración ante un equipo de la B Nacional. No tuvo ideas y le costó muchísimo generar situaciones de gol.
Esa alegría que le negaron el juego y la producción colectiva la encontró River desde los 12 pasos, en una definición apretada que le valió clasificarse para la próxima ronda de la Copa Argentina. El mayor premio que se llevó de esta provincia fue el cheque por 400.000 pesos, ya que el equipo no fue capaz de sobreponerse a las ausencias -sólo jugaron 4 futbolistas que ganaron el último torneo doméstico- y tampoco pudo marcar superioridad, ni siquiera en el resultado, ante un rival de una categoría inferior.

River empezó el primer tiempo de una manera y lo terminó de otra, diferente e inferior. Con la sorpresa del juvenil Driussi (es delantero y goleador) como mediocampista derecho (el DT entendió que el uruguayo Carlos Sánchez no está aún en plenitud para ser titular), la ubicación de Lanzini sobre el sector izquierdo (confirmó que allí pierde contacto con la pelota y vive aislado de los de más arriba) y una pareja de atacantes compuesta por Boyé y Andrada (ambos nacidos y criados en las Inferiores del club), el equipo de Marcelo Gallardo intentó sorprender con una ofensiva tan veloz como sostenida.

Habían transcurrido apenas tres minutos cuando el gol estuvo ahí nomás de decir presente. Un desborde de Driussi por la derecha pegó en Caballero -estaba impensadamente ubicado en el centro del área- y Albil debutó en el arco de Ferro con una atajada estupenda, volando hacia su derecha.

Mientras descifraba qué tenía y cómo quería River ganar el partido, Ferro se plantó con un 5-3-2 que fue sincero desde el principio a fin: siempre trató de proteger su arco, pelear las acciones todo lo posible en la zona del círculo central y aguardar algún contraataque afortunado para redondear el gran negocio del triunfo.

Así las cosas, los de Caballito patearon una sola vez al arco en la etapa inicial -un disparo desde lejos de Vernetti terminó en las manos de Barovero- y River, deslucido y confundido, encontró poco y nada al promisorio Boyé en el último cuarto de cancha, mientras que el desorden de Ponzio fue contagiando a casi todos.

El segundo tiempo trajo una novedad y una confirmación: lo diferente fue cierto adelantamiento de Ferro, que puso la mira un poco más intensamente en el arco de Barovero. Aunque, también es verdad, que salvo con un fuerte disparo de Mancinelli bien controlado por el arquero, el equipo de Caballito no se ocupó ni preocupó demasiado en su producción ofensiva.

River, por el contrario, mantuvo un déficit que puede considerarse una luz roja para el futuro inmediato: la escasez en la generación de juego fue como una vara que jamás pudo elevar en suelo salteño.

Por otro camino, en dos pelotas paradas, River pudo ganar en los 90 minutos. Un tiro libre de Ferreyra no pudo ser conectado por Funes Mori y el rebote le quedó a Andrada, cuyo disparo fue bloqueado por Albil. Otro tiro libre, con Pisculichi como ejecutor, casi se le mete al arquero de Ferro en el palo de la mano derecha. Y como para ubicarse en lo más alto del podio de los mejores, Albil achicó como un arquero de Primera ante una peligrosa llegada de Boyé.

Así, lentamente, el partido se encaminó hacia la definición con tiros desde el punto del penal. A Ferro lo conformó el hecho que fue una puesto a punto ideal para afrontar el próximo torneo de la B Nacional. River, en cambio, cruzó la instancia con turbulencias (su próximo rival será Colón), pero sabe que le quedó mucho espacio para mejorar y crecer.


Definición por tiros desde el punto penal: River 6 (convirtieron Leonel Vangioni, Rodrigo Mora, Leonardo Pisculichi, Ariel Rojas, Ramiro Funes Mori y Jonatan Maidana; Manuel Lanzini desvió su disparo; Damián Albil se lo atajó a Leonardo Ponzio); Ferro 5 (anotaron Gonzalo Bazán, Pablo Frontini, Álvaro Klusener, Matías Zaninovic y Lucas Mancinelli; Eduardo Tuzzio y Andrés Alderete patearon afuera; Marcelo Barovero contuvo el remate de Pablo Caballero).

Racing 1 - San Martín (SJ) 0 - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

LE GANÓ POR LA MÍNIMA DIFERENCIA A SAN MARTÍN DE SAN JUAN CON PASAJES DE BUEN FÚTBOL EN EL SEGUNDO TIEMPO
El estreno del Racing de Cocca fue para ilusionar
Con seis de los refuerzos, jugó mejor que los sanjuaninos y logró el pasaje a octavos de final. Espera Argentinos.
De ilusiones vive el hincha de Racing. Esas que, en los millones de corazones académicos, crecen a niveles insospechados y sin términos medios en cada comienzo de campeonato y que, generalmente, terminan transformándose en decepción.

Pero esta vez la historia promete ser diferente. Porque hubo borrón y cuenta nueva en el plantel y al menos el arranque fue esperanzador. Porque aquí en Cuyo, la Academia de los Diego (Cocca en el banco y Milito en la cancha) dio el primer paso con un triunfo justo y entregando algunas señales interesantes.

Si bien este San Martín de San Juan, también en formación, no parece ser una medida exacta para medir el nivel del equipo de Avellaneda, el triunfo por 1 a 0 y la clasificación a los octavos de final de la Copa Argentina, con lapsos de buen juego en el segundo tiempo, alimentan el sueño.

Después de una temporada para el olvido, Racing se preparó para ser protagonista en el próximo torneo. Para ello contrató en calidad y cantidad, en todas las líneas. Y la llegada de Cocca también marca, desde el estilo, un profundo cambio respecto a la era de Mostaza Merlo. El DT puso desde el arranque en San Luis a seis de los refuerzos y ninguno desentonó. El gol fue un ejemplo: pase profundo de Nicolás Sánchez, desborde y centro de otro ex Godoy Cruz como Leandro Grimi y preciso cabezazo de Marcos Acuña por encima de Luis Ardente.

El ex mediocampista de Ferro fue justamente el mejor de la cancha. Tras un primer tiempo demasiado flojo, al igual que el resto del equipo, levantó su nivel en la segunda etapa y fue imparable por la banda izquierda.

En ese sector, Racing tiene una riqueza inusual para el fútbol argentino. Porque en el banco esperaba nada menos que Ricardo Centurión, que regresó de su corto paso por Italia e ingresó en el complemento. Esos pocos minutos sirvieron para demostrar que la habilidad, la velocidad, la capacidad para enfurecer rivales y la cuota de egoísmo se mantienen intactas.

La defensa totalmente renovada no sufrió porque San Martín estuvo lejos de ser una real amenaza para Sebastián Saja. Los centrales, Luciano Lollo y Sánchez, estuvieron firmes en el juego aéreo aunque en el arranque del partido abusaron de los pelotazos y mostraron deficiencias al momento de salir jugando desde el fondo, una de las premisas de Cocca. Por la izquierda Grimi se sumó poco pero bien al ataque, como quedó demostrado en el tanto de Acuña.

En el mediocampo, Gastón Díaz intentó ser salida por el sector derecho. Ganó y perdió por igual, y formó un tándem que promete ser importante con Iván Pillud.

Pero la gran esperanza para los hinchas de Racing está puesta en el ídolo que regresó. En el nuevo capitán que lleva la 22 en la espalda y tuvo ayer su reencuentro con los colores que más ama. Milito fue ovacionado desde que salió a precalentar hasta que fue sustituido en el segundo tiempo. Y si bien no brilló, entregó pinceladas de su enorme talento. Como esa asistencia a Francisco Cerro, que desde el borde del área grande no acertó al arco. O ese pase que dejó a Centurión solo frente a Ardente, que el joven mediocampista desperdició por demorar en la definición. También buscó conectarse con Gabriel Hauche, su socio en la delantera, aunque pocas veces lo lograron.

En él se apoyan las ilusiones del nuevo Racing, que arrancó su sueño con el pie derecho. No es poco.

Lanús 0 - Colón 1 - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

GANÓ MERECIDAMENTE EN CANCHA DE ARSENAL
Colón le dio otro empujón a un Lanús que viene golpeado
Es el sexto equipo de Primera eliminado por otro del Ascenso. Facundo Callejo convirtió el único gol.
Otra sorpresa en la Copa Argentina y ya son seis los clubes de Primera División que quedaron en el camino en 16avos. de final. A Boca, Vélez, el último campeón Arsenal, Newell’s y Gimnasia (Godoy Cruz cayó con el ascendido Defensa) se les sumó ayer Lanús, que cayó bien y por la mínima diferencia ante Colón en el Viaducto.

Lanús viene con el paso cambiado y tuvo en menos de una semana su segunda frustración en el segundo semestre. El martes por la noche emprenderán un largo viaje a Japón (28 horas con una escala de nueve horas en Dubai) para tratar el miércoles 6 de agosto de sumar otra estrella al enfrentar por la Copa Suruga Bank al Kashiwa Reysol.

Más allá que a último momento le cambiarán el nombre al campeonato de Primera que comenzará el próximo viernes, Lanús está en una etapa de transición tras haber ganado el año pasado la Copa Sudamericana.

Las transferencias de los marcadores centrales Paolo Goltz y Carlos Izquierdos, le hicieron perder solidez en su defensa, además de dejarlo sin una importante cuota de goles.

Ayer como reconoció el Mellizo Guillermo Barros Schelotto, le faltaron variantes para quebrar el planteo que realizó Colón que se agrupó ordenamente delante del ex arquero canalla Jorge Broun.

Colón formó un gran cerrojo defensivo que no supo vulnerar Lanús ni cuando comenzó con un 4-4-2, ni cuando cambió con el ingreso de Lautaro Acosta por Víctor Ayala por un 4-3-3. Se desesperó aún más después del gol de Facundo Callejo (buen volante que volvió al club santafesino tras estar a préstamo en Gimnasia y Esgrima de Jujuy, en donde marcó 7 goles) e hizo entrar a Lucas Melano por Somoza para terminar con un 4-2-4. ¿Sirven tantos delanteros cuando faltó alguien para generar situaciones de gol?

Como atenuante sólo cabe destacar la pobre labor del árbitro Juan Pablo Pompei, quien antes del tanto de Callejo y tras un remate de Diego González que devolvió el palo derecho del arco defendido por Broun, amagó con dar corner e hizo seguir. Del contraataque vino el gol de Callejo, quien definió con una comba de derecha al ángulo superior derecho de Marchesín. Antes de su gol, Callejo había desperdiciado otra chance clara cuando Lucas Alario lo dejo sólo con el arquero granate (ST, 13 minutos).

Festejo alocado de las más 2000 mil almas que se vinieron desde Santa Fe para acompañar a Colón en el inicio de su periplo para regresar en un semestre a Primera en una B Nacional que premiara poco el mérito deportivo con nada menos que 10 ascensos (5 por cada zona).

Los más de 3000 hinchas de Lanús que poblaron la cabecera visitante, aceptaron con el silencio y tibios cánticos contra sus ex amigos santafesinos, esta segunda decepción.

Pero se sabe: si hay algo que da rápidamente revancha, es el fútbol. Seguramente madrugarán el 6 de agosto para acompañar desde sus televisores y en familia, al Granate en su excursión a Oriente para quizá festejar otra copa en la previa de San Cayetano.

¿Colón? Seguramente será protagonista en la Zona A junto al Argentinos de Juan Román Riquelme, mientras disfrutó del triunfo de ayer en Sarandí y su entrenador se ilusiona con tener más refuerzos: se rumorea la posibilidad del Mago David Ramírez y del ex River Jonathan Fabbro. No es poco.

domingo, 27 de julio de 2014

Boca 0 - Huracán 2 - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

EN EL PRIMER PARTIDO OFICIAL SIN RIQUELME, Y DEBUT EN EL TORNEO, EL EQUIPO DE BIANCHI MOSTRÓ POCO Y FUE ELIMINADO
Boca chocó contra Huracán y contra sus propias dudas
Con todos los titulares, sólo dejó una imagen interesante en los primeros minutos, en los que dominó y fue audaz. Tras el primer gol se desdibujó y no pudo dar vuelta la historia.
Huracán lo golpeó a Boca y lo dejó sin Copa Argentina. Vacío de Riquelme, el equipo de Bianchi se mostró como un conjunto valioso durante apenas media hora. Y no tuvo capacidad de reacción tras esos dos goles que los de Parque de los Patricios le marcaron en diez minutos. Así, Huracán se clasificó a los octavos de final. Así, también, demostró que tiene horizonte de Primera.

Un detalle relevante ofreció el partido: los dos se tomaron en serio esta instancia de los 16avos de la Copa Argentina. Pero no sólo por las formaciones que ofrecieron (sus equipos de gala, en ambos casos) sino también por la intensidad que involucraron. Más allá de esa sensación compartida, fue Boca el que mejor comenzó en ese contexto de dos equipos que no se guardaron nada. Presionó cerca del arco ajeno, trató de ser profundo, pero sólo lo consiguió ocasionalmente. Sin embargo, en el primer tramo de la mitad inaugural se mostró más lúcido, más audaz, mejor.

El Huracán incómodo del comienzo se fue convenciendo de que podía jugarle de igual a igual a ese Boca que, en la antesala de la temporada, aparece como uno de los principales candidatos al título (incluso a pesar de la ausencia de su emblema, Juan Román Riquelme). Sin grandes rendimientos, pero con el orden impuesto por Frank Kudelka, logró que el partido se desarrollara en territorio neutro, sin traumas en las áreas más allá de episodios de pelota parada.

El segundo tiempo, en su inicio, no varió las particularidades del final del primer tiempo. Parejo, sin grandes emociones. Hasta que llegó, a los 11, ese pase de Federico Vismara -impecable, punzantepara Ramón Abila, quien ganó en velocidad y definió de acuerdo a su apodo, como Wanchope, el histórico costarricense.

Ese grito de los de Parque de los Patricios fue un golpe para el equipo de Carlos Bianchi. Y lo sintió en dos aspectos: primero, en lo anímico, porque Huracán comenzó a creer que estaba en condiciones de dejar en el camino a su rival; segundo, porque en el juego Boca perdió capacidad para asociarse ante un oponente que jugaba con mucha intensidad y en pocos metros. El segundo tanto de Huracán, diez minutos más tarde, no se pareció a una casualidad: pelota detenida bien administrada, centro de Patricio Toranzo, cabezazo de Federico Mancinelli, resbalón de Agustín Orion y 2- 0 para el Globo de Newbery.

Esa ventaja Huracán la supo sostener. Sin meterse atrás con exageraciones, con astucia para manejar la pelota. Boca fue la contracara: no tuvo respuestas y lo terminó padeciendo. Quedó preso de sí mismo y de un rival bravo, convencido, duro. Por un rato, de repente, bajo el cielo de San Juan, Huracán se sintió grande y de Primera. De algún modo, en este viejo duelo histórico, se reencontró con aquella impronta que añora.

Rosario Central 3 - Juventud Unida Universitario (San Luis) 1
16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

VENCIÓ A JUVENTUD UNIDA UNIVERSITARIO DE SAN LUIS, QUE JUEGA EN EL ARGENTINO A
Central aprovechó las diferencias y ya está en octavos
Los siete mil simpatizantes que viajaron desde Rosario además de festejar la victoria de Central y el pase a los octavos de final (esperan al ganador del duelo entre All Boys y Tigre) dedicaron varios minutos a burlarse de Newell’s, su clásico rival, por la derrota y la eliminación ante Talleres de Córdoba. El resultado de 3 a 1 refleja la diferencia, en juego y en experiencia, con Juventud Unida Universitario, el conjunto de San Luis que milita en el Torneo Argentino A.

Sebastián Abreu y Hernán Encina hicieron surcos en cada contacto con la pelota. Franco Niell anticipó con un frentazo demoledor para el primer gol, Aguirre Avalo aumentó al tomar un rebote de Tombolini, descontó Reinoso tras la mala entrega hacia atrás de Delgado y lo definió Abreu con un zurdazo.

Estudiantes 0 - Fiorentina 1 - Copa Euroamericana 2014

Comentarios

EL EQUIPO DE PELLEGRINO PERDIÓ CON LA FIORENTINA UN AMISTOSO CON UN TÍTULO EN DISPUTA
A Estudiantes lo pincharon
Fue superado por un rival más prudente y que manejó mejor la pelota en la zona central.
Con su fútbol prudente, oportuno y aprovechando el mínimo descuido del oponente, la Fiorentina de Italia se tomó 28 minutos para marcar el gol, después supo defender esa diferencia y así despachó a Estudiantes en su paso triunfal por el Estadio Unico en el marco de la Copa Euroamericana.

Una fotografía de equipo compacto y prolijamente dispuesto en el campo dejó la Viola de Florencia, con su mixtura de jugadores de varios países que a priori parecieran lejos de entenderse en el idioma oral pero que con la pelota como nexo saben lo que quieren y lo demuestran.

El defensa zurdo Marcos Alonso no cabeceará como el mejor Daniel Passarella, que se lució allí a mediados de la década del 80. Pero Mario Gómez sí pudo definió como el tremendo Gabriel Batistuta, que rompió las redes allá por los 90. La definición del alemán fuefría y muy sutil.

Minuto 28 y gol de libreta de atacante: mala salida de Román Martínez en el núcleo de la cancha, resolución inmediata de los volantes de quite de la visita con pase filtrado a Mario Gómez, quien alargó el amague hacia adentro dejando fuera de servicio al arquero Silva.

El Pincha arrancó con la mejor plantilla que dispone porque tomó el juego como un exigente banco de pruebas de cara al inicio del torneo local, dentro de una semana, frente a Arsenal.

Cada cual respondió conforme a su molde táctico. Estudiantes tuvo movimientos más atrevidos con despegues rápidos del lateral derecho, Leonardo Jara, bien conectado en tándem con Matías Aguirregaray de a ratos funcionaron bien.

En la visita se rayaron alto los volantes internos, el español Borja Valero y el polaco Rafal Wolski, su compadre en la zona de quite y de distribución.

En la parte final, Estudiantes fue a la carga abusando de los centros desde las bandas para nadie. Los envíos eran altos y largos o cortos y bajos. Y en su afán por buscar el empate se desmanteló en defensa, y en los últimos minutos casi paga caro otro descuido cuando Matías Vecino Falero quedó solo frente al arco y su remate estalló contra el poste de Silva.

El test internacional de corte amistoso servirá, sin dudas, para ir ajustando las piezas. Y por lo visto ayer, a Estudiantes le falta bastante.

sábado, 26 de julio de 2014

Gimnasia 0(2) - Argentinos 0(4) - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

ARGENTINOS ELIMINÓ A GIMNASIA EN LOS PENALES, GRACIAS A DOS ATAJADAS DEL EX INDEPENDIENTE
Las manos de Gabbarini
El arquero no era titular desde el 9 de junio de 2012. Anoche tuvo un debut perfecto.
Mientras los hinchas esperan por ver a Juan Román Riquelme con la camiseta de Argentinos en la B Nacional, el equipo de La Paternal ayer dio la nota con la aparición de un héroe impensado. Gracias a las manos de Adrián Gabbarini, quien atajó dos penales en la definición, Argentinos eliminó a Gimnasia y Esgrima La Plata y se metió en los octavos de la Copa Argentina, donde espera por el ganador de Racing -San Martín, de San Juan.

El partido había sido repartido, al cabo de noventa minutos, ninguno se había sacado ventaja, y sólo la buena circulación de pelota que aportaba el Lobo Ledesma, le devolvía algo de emoción al encuentro. Las aproximaciones eran escasas. El equipo de Borghi, sin Riquelme. Caruzzo, ni el Burrito Martínez, avisó con un remate de Nagüel, que se fue alto. Y Gimnasia inquietó con los Fernández (Alvaro y Nacho).

Es cierto que Argentinos era un poco más, pero Gimnasia tuvo una chance clara en el complemento en los pies de Nacho Fernández, pero el tiro libre se fue alto. A esa altura, los técnicos empezaron a meter mano en los equipos. Borghi quiso ganarlo: y lo puso al Droopy Gómez por el sector izquierdo, pero no resultó. Troglio, por su parte, debió rearmar el equipo después de la expulsión de Omar Pouso, a los 14 minutos, por un topetazo innecesario. Los dos equipos sintieron el desgaste. Y fueron a los penales.

Allí apareció vestido de negro Gabbarini y a Gimnasia se le vino la noche. El ex arquero de Independiente, que no atajaba como titular desde el 9 de junio del 2012, le tapó los penales a Santiago Vegetti ya Nacho Fernández. Argentinos estuvo infalible: convirtieron Alvarez, Torrén, Ledesma e Iñíguez.

La derrota de Gimnasia marca una tendencia: los equipos de Primera que se quedaron afuera en manos de conjuntos que militan en el Ascenso. Antes, Vélez había perdido con Estudiantes de Caseros, y Arsenal, con Instituto.

jueves, 24 de julio de 2014

Atlético Mineiro (Brasil) 4 - Lanús 3 - Recopa Sudamericana 2014

Comentarios

ATLÉTICO MINEIRO SE QUEDÓ CON UN INCREÍBLE PARTIDO EN BELO HORIZONTE Y ES CAMPEÓN
Lanús lo tuvo, pero cayó en el alargue con dos goles en contra
En Brasil, anoche había ganado 3-2 en los 90 minutos. Pero en el suplementario sufrió las jugadas desgraciadas.
En el mismo escenario donde hace poco Alemania le infligió (7-1) a Brasil la derrota más humillante de toda su historia, Lanús dejó sangre, sudor, lágrimas y la enorme posibilidad de ganar la Recopa Sudamericana. Dos goles en contra de los paraguayos Gómez y Ayala, uno en cada tiempo del alargue, coronaron a Atlético Mineiro. El triunfo mínimo de los brasileños de la semana pasada en el sur gel Gran Buenos Aires tuvo un peso decisivo para esta revancha que terminó en un emotivo empate.

De electrizante hubo que calificar el comienzo del partido. Porque el uruguayo Roberto Silvera se equivocó al juzgar intencional una mano casual de Ayala y con el penal convertido por Tardelli el marcador se abrió demasiado rápido y en contra de los intereses de Lanús. Sin embargo, la primera virtud del equipo conducido por los Mellizos Barros Schelotto tampoco se demoró en aparecer: no permitió que Atlético Mineiro creciera en confianza y sin dudar fue en búsqueda de la igualdad. Que llegó al toque, después de un buen pase del Pulpito González que el paraguayo Ayala, acompañando como un delantero central, tradujo en empate con un disparo imparable para el arquero.

El esquema 4-4-2 con que el conjunto sureño se plantó en el Mineirao contempló la marcación de zona de Ronaldinho, con Somoza en control del talento brasileño pero sin un afán persecutorio.

Junto con el crecimiento en el juego del Granate disminuyó la gestión en ataquedel local, lo que incrementó el nerviosismo de los espectadores. En pleno murmullo, llegó el tiro libre de Velázquez, el Laucha Acosta no alcanzó a desviarla y Silva, en gol de delantero, mandó a la red un rebote corto del arquero Víctor.

El partido ofreció a continuación otro segmento imprevisto. ¿Por qué Lanús perdió serenidad y no fue capaz de hacer control de pelota? Hasta que Marcos Rocha metió un centro preciso -Braghieri no atinó a cortar- y Maicosuel definió para el 2-2.

En el segundo tiempo siguieron por el mismo camino. Braghieri evitó la derrota tras gran jugada de Ronaldinho. Y Lanús se la jugó en el cuarto de hora final, con tres puntas cuando entró Melano en reemplazo de Araujo. Fue y fue, cone l corazón en la mano. Y en el instante final, a Silva se la sacaron sobre la línea y Acosta, a pura suela, mandó el partido al alargue.

San Lorenzo 5 - Bolívar (Bolivia) 0 - Copa Libertadores 2014

Comentarios

GOLEÓ 5-0 AL BOLÍVAR Y SÓLO UNA CATÁSTROFE EN LA REVANCHA DE LA PAZ PUEDE CORTARLE EL SUEÑO
San Lorenzo ya piensa en la final aunque todavía debe ir a la altura
Goles de Matos, Mas (2), Mercier y Buffarini, en una actuación consagratoria para quedar a un paso de definir la Libertadores con Nacional de Paraguay o Defensor de Montevideo.
Ante un rival al que expuso desde el minuto cero, redujo a la mínima expresión y con una actuación digna de ser catalogada como consagratoria en este ciclo, San Lorenzo goleó en el partido de ida de las semifinales y prácticamente puso un pie en la final de su mayor sueño deportivo. Fue 5-0 al Bolívar, como para ir a la tan temida altura de La Paz con suma tranquilidad y decirle a la Copa Libertadores que está, quizás como nunca, listo para conquistarla.

A San Lorenzo se le presentó todo, desde el arranque mismo, tal cual lo esperaba. Ese centro frontal del Pipi Romagnoli, que normalmente no supone mayores contratiempos, aterrizó en la cabeza de Mauro Matos, quien aprovechando la complicidad del arquero y los centrales bolivianos resolvió rumbo a la apertura del marcador.

Despejada la primera incógnita -siempre crea dudas el tiempo que le demandará al local ponerse en ventaja-, el equipo conducido por Edgardo Bauza presionó intensamente en la mitad de la cancha con Mercier y Ortigoza para imponer condiciones donde el Bolívar generalmente se hace fuerte.

Con Piatti y Villalba por los costados, más un voluntarioso y dinámico Romagnoli, San Lorenzo casi que no tuvo tiempo de extrañar a Angel Correa, ese joven atacante que ha sido clave en la estructura hasta esta etapa de la Libertadores. En pleno envión ganador y cuando el equipo visitante ni se acercaba a la valla de Torrico, el Ciclón alumbró el 2-0. Otra pelota parada cobrada por Romagnoli, deficiente resolución de los defensores Eguino, Cabrera y Gutiérrez más el arquero Quiñónez para que una efectiva aparición en ataque de Mas provocara el segundo estallido en el Nuevo Gasómetro.

¿Y el Bolívar? Como impotente. Y equivocado, ya que confundió carácter con presencia y golpeó en circunstancias y sectores donde no hacía falta. Mientras tanto, San Lorenzo volvió a dominar después de un segmento de tregua y desde la capacidad individual de Piatti dispuso de otro par de situaciones propicias como para transformar la victoria en goleada.

El segundo tiempo no fue otra cosa que la parte final de un paseo azulgrana. Redondeando una goleada que casi prescinde del segundo capítulo de esta semifinal. Cómo habrá sido la comodidad con que jugó su equipo, que Bauza, antes de que la cuestión estuviera liquidada, puso en cancha a Barrientos, Cauteruccio y Verón para que descansaron Romagnoli, Matos y Villalba, respectivamente.

El principio del fin para lo bolivianos llegó cuando el Pichi Mercier anticipó una pelota en el círculo central, tiró una pared que fue interrumpida por un defensor pero que igualmente con un derechazo cruzado vulneró a Quiñónez. No había salido el Bolívar del estado de conmoción, que Buffarini lo noqueó. Con un bombazo de derecha que se clavó en un ángulo y a la derecha del guardavallas.

La producción de San Lorenzo venía de fiesta y terminó como lo merecía un equipo que arrasó al otro. Otra pelota parada, esta vez con la ejecución de Barrientos y nuevamente la cabeza de Mas pintar un 5-0 inolvidable.

La Copa Libertadores parece tener ya a un finalista. Salvo que se produzca una debacle que en el fútbol se da muy de tanto en tanto, a San Lorenzo le falta apenas un trámite para ir por un trofeo que se merece su historia.

miércoles, 23 de julio de 2014

Olimpo 0 (2) - Atl. Rafaela 0 (4) - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

ATLÉTICO DE RAFAELA SE CLASIFICÓ A LOS OCTAVOS DE FINAL
Sensini y un debut triunfal
El equipo santafesino, que estrenó DT, superó a Olimpo en la definición por penales, tras un 0-0 en los 90 minutos.
La suerte en la definición desde el punto del penal favoreció a Atlético de Rafaela: con el debut oficial de Roberto Sensini como técnico, se impuso por 4-2 (tras un aburrido 0- 0 en los 90 minutos) ante Olimpo y avanzó a los octavos de final de la Copa Argentina, instancia en la que enfrentará al ganador del duelo del viernes entre Gimnasia La Plata y Argentinos en Lanús.

Fue muy pobre lo que ofrecieron ambos equipos en el estadio de Sarmiento de Junín. El juego transitó mayormente por el sector medio y fueron pocas las situaciones de riesgo. Un tedioso espectáculo y la jornada fría se vieron reflejados en la escasa concurrencia: 50 simpatizantes llegaron desde Bahía Blanca y otros 30 desde Rafaela.

Con el habitual despliegue de Leonardo Gil, bien respaldado en la marca por Damián Musto, Olimpo intentó manejar el juego. No fue eficaz ni punzante en los últimos metros y su única chance de gol la desperdició David Vega, quien malogró un penal (¿hubo falta de Niz a Cerutti?) con un zurdazo que se estrelló en el travesaño.

Atlético de Rafaela buscó recuperar el balón, sin prolijidad, y apostó sus fichas al contraataque. La falta de puntería y la solvencia de Nereo Champagne le impidieron concretar sus opciones de gol. El arquero lo evitó ante Federico González ( error previo de Villanueva) y desvió al corner un bombazo de Joel Sacks, otro intento de González (asistencia de Eluchans en una jugada preparada de tiro libre) y un remate cruzado de Montiel se fueron cerca del palo izquierdo.

La polémica luego se instaló por una supuesta falta de Champagne ante Albertengo que el árbitro no sancionó. En los penales se lució Conde con la atajada, definió Vittor y el festejo se fue para Rafaela.

lunes, 21 de julio de 2014

Belgrano 3 - Talleres 1 - Amistoso de Pretemporada 2014

Comentarios

EL VOLANTE INGRESÓ EN EL SEGUNDO TIEMPO PARA GANARLE CLARAMENTE EL CLÁSICO A TALLERES POR 3 A 1
Zelarayán condujo a Belgrano
Hubo 30 mil personas para ver el amistoso. Parodi, Velázquez y Pereyra marcaron para el equipo de Zielinski.
Hacía un año que no se veían las caras. Belgrano por estar en Primera División y Talleres por haber descendido al Argentino A. Y el clásico cordobés se reeditó para recaudar fondos para las divisiones inferiores de la Liga Cordobesa y la gente respondió porque hubo más de treinta mil personas en el Mario Kempes. Y el triunfo para el mejor, para que está dos categorías arriba y porque se animó a patear al arco. Belgrano fue superior a este timorato Talleres. El 3 a 1 es la mejor síntesis del clásico.

El elogio debe ser para los organizadores porque no hubo un solo roce entre los hinchas. Acá en Córdoba se jugó el clásico con las dos hinchadas y no hubo un solo incidente. Para aplaudir e imitar.

El primer tiempo fue chato y pobre. Ninguno se animó a jugar, salvo algunos chispazos de Lucas Parodi o las subidas de Jorge Velázquez. Belgrano no tenía conexión entre los volantes y los dos de punta (Pereyra y Márquez). Talleres fracasaba en el traslado y los toques de Patricio Rodríguez (el volante que proviene de Platense) no tenían receptores. El equipo de Jorge Ghiso está lejos de serlo y es la voluntad de Mozzo y el empuje de Ivo Chávez.

En el arranque del segundo tiempo llegó el fútbol al Kempes con Lucas Zelarayan. El Chino es encarador, juega y tiene el arco de enfrente entre ceja y ceja. Córner pasado de Zelarayán y apareció por el segundo palo Parodi, quien con un frentazo bárbaro metió el primero. Eso sí con la complicidad del arquero Federico Costa.

Un par de minutos más tarde, hubo una falta de Mozzo a Zelarayán y el uruguayo se fue expulsado por doble amarilla. Ejecutó el centro el Chino, cabezazo de Aveldaño, palo y la empujó Velázquez. Partido liquidado, porque Talleres no tenía reacción.

La popular pirata se dedicó a cargar a los primos por su vuelta al Argentino A. Los de Talleres les gritaron “bolivianos” y Diego Ceballos estuvo a punto de suspenderlo por los cánticos xenófobos. Pero como nadie se anima a parar un partido estos cánticos seguirán escuchándose en el fútbol argentino. Una cosa es el folclore del fútbol y otra es el canto agresivo contra otro país.

Y entre los “oles” de la popular celeste, los delanteros de Belgrano se “comieron” un par de goles cantados, para que Costa se luciera y para que los hinchas de Talleres se olvidaran del error garrafal del primer gol recibido. Pero iba a aparecer en escena Juan Carlos Olave para darle vida a Talleres. Elías Bazzi de sesenta metros remató al arco y Olave creyó que la pelota se iba afuera. Una parábola bárbara y fue gol. Talleres revivió…

Hubo dos sofocones en el área de Belgrano y todo volvió a la normalidad cuando Zelarayán volvió a frotar la lámpara. Metió un pase para Pereyra y el Picante metió el derechazo goleador. Fue un golazo para poner las cosas en su justo lugar. Belgrano demostró que está por encima de Talleres y que no en vano es uno de los equipos que más puntos cosechó en Primera División. Talleres está armándose porque pretende volver a la B Nacional. Ahora está muy lejos…

Nacional (Uruguay) 0 - Boca 1 - Amistoso de Pretemporada 2014

Comentarios

UNA PRUEBA PARA EL FUTURO Y TRIUNFO EN EL CENTENARIO ANTE NACIONAL
Sin enganche, Boca se acostumbra al 4-4-2
Le ganó a Nacional con un gol en el descuento. Se vio la idea que pretende el técnico y también que le falta funcionamiento.
El que corre festejando el gol en el segundo minuto de adición lleva puesta la camiseta 10 de Boca. Pero no es Román, a esa hora en La Paternal. Con esa paradoja, comenzó una nueva era en Boca. La era sin Román. La era del 4-4-2 En su último partido previo a la competencia oficial, Bianchi probó la idea que no prevé un sustituto para Riquelme: el DT directamente abolió el puesto de enganche.

Ayer, fueron Gonzalo Castellani y Federico Carrizo, dos de las incorporaciones, los que se movieron por las bandas en la mitad de la cancha y más de una vez en los 90 minutos intercambiaron el sector. El ex Godoy Cruz (el más parecido a Román) no tuvo una buena tarde. Carrizo estuvo más movedizo y asistió a Calleri en el gol luego de una jugada preparada con Gago a la salida de un tiro libre. De ellos dependerá buena parte del juego ofensivo. El resto, deberán hacerlo Juan Manuel Martínez (ayer no jugó por una molestia en la tibia) y Gigliotti, que ya demostró que tiene olfato para el gol.

La dupla central del medio la compartieron Gago y Erbes. Ahí, los roles quedaron explícitos: Gago será el hombre del primer pase. Ayer retrocedió siempre a buscar la pelota pero pocas veces le dio un buen destino. Lo de Erbes, que se disputa un lugar entre los titulares con Federico Bravo, fue el trabajo sucio de la recuperación.

No jugó bien Boca. Más bien se notó un equipo trabado y con poco volumen de juego. Hacer que el equipo juegue será tarea de Gago. Nacional sólo inquietó cuando atacó por el sector de Grana, pero las manos del ahora capitán Agustín Orion ratificaron que en el arco Boca no tiene de qué preocuparse.

El último ensayo terminó con una sonrisa. En una semana, ante Huracán, en San Juan, empieza la competencia oficial. Y ahí, el nuevo Boca tendrá que aparecer. Si no, inevitablemente todos se acordarán de quien usaba la camiseta número 10.

domingo, 20 de julio de 2014

Estudiantes 3 - Douglas Haig 1 - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

DERROTÓ SIN PROBLEMAS A DOUGLAS HAIG Y PASÓ A LOS OCTAVOS DE FINAL
Estudiantes hizo valer la diferencia de categoría
Carlos Auzqui participó en los tres goles y fue figura en un equipo con poder de fuego.
Aunque le empataron transitoriamente con un cabezazo y en una pelota parada, Estudiantes de La Plata hizo valer, especialmente, en el complemento la diferencia de categoria con Douglas Haig de Pergamino y pasó a octavos de final de la tercera edición de la Copa Argentina. En la siguiente fase del torneo que clasifica al ganador para la Copa Libertadores 2015, se cruzará con el ganador de la llave Independiente-Belgrano.

El club platense, que mantiene la base del equipo que terminó tercero en el último campeonato doméstico, empezo con un ritmo arrasador. No había transcurrido el primer cuarto de hora, cuando Guido Carrillo con un puntazo de derecha, tras una asistencia de Carlos Auzqui (participó en los tres goles), puso la pelota en el rincón derecho de Perafán ( ex Defensa y Justicia y Vélez).

Pero después del gol, Douglas Haig emparejó momentáneamente el encuentro y, de la manera que más le duele al Pincha, lo empató. Córner desde la derecha ejecutado por Elías Borrego (ex San Luis, México) y el grandote Leandro Gioda (inexplicablemente sin marca) le cambió, con un implacable cabezazo, el palo a Agustín Silva, reemplazante del transferido Rulli.

Pero la resistencia del equipo de Pergamino, duró menos de media hora. Sobre el final del primer tiempo Estudiantes insinuó lo que concretaría en la otra mitad. En otra jugada con pelota parada: córner desde la derecha. Auzqui peinó la pelota y Román Martínez entrando por el segundo palo anotó el segundo. Y el tercero no tardó en llegar. Esta vez, Auzqui asistió de manera extraordinaría a Joaquín Correa con un pase de taco y el volante ofensivo selló el resultado.

Así, con poco y sin mostrar a sus refuerzos ( Sebastián Prediger, Leandro González Pires, Gabriel Graciani, Diego Vera y el ex Morón Matías Orihuela, aún no fueron habilitados), Estudiantes dio cuenta de un Douglas Haig que recién se salvó del descenso en su categoría en las últimas fechas del torneo anterior.

Además, Douglas, a partir del 2 agosto, no la tendrá nada fácil en la zona de la B Nacional que compartirá con el Argentinos de Juan Román Riquelme y con Colón, entre otros equipos fuertes que aspiran, con mejores recursos, a estar entre los diez ascendidos.

viernes, 18 de julio de 2014

San Lorenzo 2 - Alte. Brown 0 - 16avos de final - Copa Argentina 2013/14

Comentarios

SAN LORENZO VENCIÓ A ALMIRANTE BROWN Y SE CLASIFICÓ A OCTAVOS DE FINAL
Victoria y buenas noticias
Pensando en la obsesión, la Libertadores, Bauza disfrutó con las corridas de Verón y con el gol de Cauteruccio.
En la mira de San Lorenzo sólo aparece esa Copa Libertadores que nunca pudo cazar. Por eso, a seis días del duelo crucial ante Bolívar por las semifinales del torneo continental, Edgardo Bauza utilizó el cruce ante Almirante Brown por la Copa Argentina, principalmente, como un banco de pruebas.

Varios jugadores que serán titulares en el partido de ida ante el equipo boliviano en el Nuevo Gasómetro se quedaron en Buenos Aires. Y en el ajustado triunfo en San Luis tuvieron sus oportunidades algunos futbolistas que buscan pelear por un lugar en el once ideal del Patón.

Así, como Valdés seguirá “de vacaciones” y no regresará, ¿Fontanini podrá generarle dudas a Bauza, que puso a Cetto como primera opción para reemplazar al colombiano mundialista? Anoche, el ex Rafaela no tuvo inconvenientes para controlar los débiles avances de Almirante Brown, aunque mostró algunas imprecisiones con la pelota en los pies.

¿Será Gonzalo Verón una alternativa interesante a Romagnoli, Piatti o Barrientos? En su regreso oficial tras la lesión que lo marginó nueve meses de las canchas demostró que puede serlo. Pese a la falta de ritmo, participó en los goles y fue el autor de un cabezazo que complicó a Bruno Centeno. Eso le alcanzó para convertirse en el arma más peligrosa de San Lorenzo en la fría noche cuyana.

¿Martín Cauteruccio tiene hoy argumentos futbolísticos para competir con Matos y Blandi? Por lo visto ante un equipo de la B Metropolitana, hoy no está físicamente a la altura de los otros centrodelanteros del plantel. Pero mantiene intacto su olfato goleador, como lo dejó en claro en el complemento al aprovechar un rebote y mandar, desde el punto penal, la pelota al fondo del arco con un giro rápido.

No muchas más conclusiones importantes podrá sacar Bauza del triunfo de anoche. Porque a su equipo le costó tanto establecer diferencias que su primer remate serio al arco llegó a los 35 minutos del primer tiempo. Claro que el resultado fue inmejorable, porque Catalán abrió el marcador y le dio tranquilidad a San Lorenzo.

En el haber quedan la solidez de Torrico, las trepadas de Mas y la elegancia de Quignón. En el debe, la falta de profundidad y de ideas para superar los obstáculos que propuso un entusiasta Almirante Brown, que se paró cerca de su arco y logró complicarle, un poco, el partido a San Lorenzo, que se sacó de encima el compromiso en San Luis y ya apunta todos los cañones al Bolívar.

jueves, 17 de julio de 2014

Lanús 0 - Atlético Mineiro (Brasil) 1 - Recopa Sudamericana 2014

Comentarios

PERDIÓ LA FINAL DE IDA CON ATLÉTICO MINEIRO Y DEBERÁ DARLO VUELTA EN BELO HORIZONTE
Lanús no tuvo la fiesta soñada
El equipo de Barros Schelotto careció de juego y sufrió el zurdazo goleador de Tardelli. El resultado fue justo.
No se trata de un detalle en la historia de Lanús. Esta participación relevante en la Recopa Sudamericana resulta un retrato de su presente de protagonismo. En el ámbito local, donde se anima a arrancar como candidato casi invariablemente; y en el ámbito internacional, donde juega casi siempre y hasta donde se convirtió en Rey de la Sudamericana. Por eso, el clima de fiesta bajo el cielo de su estadio que cada día parece territorio de citas más grandes. Pero el desenlace no acompañó a la cuestión: Atlético Mineiro, el campeón de la Libertadores, lo venció como visitante y quedó a muy poco de obtener el título el miércoles que viene en el estadio Independencia.

Más allá de lo que sucederá en Belo Horizonte, el equipo de los mellizos Barros Schelotto no supo aprovechar la localía. En el primer tiempo, que fue parejo, no supo mostrarse como el patrón de su lugar. En el segundo, padeció a un Mineiro desinhibido e intenso. A consecuencia de eso, terminó tropezando. El único grito en la noche de Lanús fue ajeno: nació de ese zurdazo implacable de Diego Tardelli.

Lanús intentó en todo momento adoptar el control del partido. Es cierto, tuvo la pelota y con ella procuró ubicarse en territorio ajeno. Sin embargo, no fue capaz de trasladar esos indicadores de dominio al resultado. Tropezó en el tramo decisivo del campo de juego. Allí donde los encuentros se resuelven, Lanús no brindó respuestas a la altura de las necesidades ni de las circunstacias que afrontaba.

No fue, en cualquier caso, ese Lanús que invitaba al aplauso del fútbol argentino. Le costó encontrar esas pequeñas sociedades que tanto resultado le entregaron en el recorrido reciente. No hubo construcción colectiva en ese segundo tiempo en el que no quedaba otra que llevarse por delante a un equipo brasileño que estaba más preocupado por recortar espacios hacia atrás que por ofrecer contraataques intensos. Ese era -otra vez, como en todo el año pasado- el plan del equipo mineiro: casi nada de jogo bonito ; casi todo de lucha.

De todos modos, Lanús luchó casi hasta la madrugada. Fue con todo lo que tenía: con tiros de afuera, con centros, con corners, con otras pelotas detenidas. Y en ese recorrido de búsqueda casi lo empata (la más clara, ese remate de Maximiliano Velázquez desde afuera del área), pero no lo logró. La semana que viene deberá modificar el escenario. No parece fácil. Tampoco imposible.

Millonarios (Colombia) 2 (4)-River 2 (3)-Amistoso de Pretemporada 2014

Comentarios

EXHIBIENDO INTENCIONES DE BUEN JUEGO, EMPATÓ CON MILLONARIOS EN LOS 90 Y PERDIÓ EN LOS PENALES
El River de Gallardo ya entrega algunas señales
Siempre estuvo en desventaja en la altura de Bogotá, pero mostró reacción para igualar. Para corregir, las fallas defensivas. El partido se desnaturalizó por la cantidad de cambios.
De a poco, el River de Marcelo Gallardo empieza a entregar señales reconocibles de juego y también la certeza de que deberá mejorar algunos aspectos, en especial en la defensa y en el retroceso cuando pierde la pelota. Ayer perdió por penales (4 a 3) después de igualar 2 a 2 ante Millonarios en un amistoso que tuvo todas las características de un entrenamiento a puertas abiertas, con la salvedad de que hubo unas 15 mil personas en El Campín: en el entretiempo, Gallardo cambió todo el equipo y Juan Manuel Lillo, a diez de los once jugadores del equipo colombiano.

Los 2.600 metros de altura de esta ciudad condicionaron el juego que pretende plasmar Gallardo cuando River no tiene la pelota. Para evitar que los jugadores se ahogaran, les pidió que esperaran a Millonarios y no que salieran a presionar arriba, como ensayó en Miami y aquí en Bogotá. Pero River no defendió bien y dio muchas ventajas en el retroceso. Vangioni estuvo muy por debajo de su habitual nivel y Funes Mori tampoco dio garantías. Arrancó perdiendo a los 56 segundos, luego de una muy buena jugada colectiva que terminó con una asistencia de Mayer Candelo para Jhonatan Agudelo, quien le ganó la posición a Funes Mori y definió. Y en el primer tiempo, Millonarios tuvo otras dos situaciones claras de gol, ambas salvadas por Barovero.

Como contrapartida, en el primer tiempo River sí mostró bastante de lo que pretende Gallardo al elaborar los ataques. Hubo cuidado por la pelota, varias triangulaciones, ofensivas que comenzaban por una banda y terminaban por la otra y jugadas de pelota parada que por poco no terminaron en gol, como ese cabezazo de Mora que se fue apenas afuera en un córner.

El empate llegó a los 42 y de penal. No pareció falta de Mosquera a Driussi, pero Lanzini aprovechó y puso el 1 a 1.

Salieron dos equipos completamente diferentes a jugar el segundo tiempo, lo que le quitó seriedad al partido. Sólo sirvió para que se mostraran los suplentes y los juveniles que trajo el técnico de River. El nivel del juego decayó y se notó que ya no estaban en cancha las mejores individualidades de los dos equipos.

Millonarios se puso arriba a los 22 a través de Anderson Plata luego de que Andrada perdiera una pelota cerca del mediocampo. Allí se repitió uno de los errores que cometió River durante la noche: sus jugadores dejaron de marcar en ataque, algo esencial en el fútbol. Y River volvió a igualar cuatro minutos después en un gol que pareció tener mucho de azar: quedó la sensación de que Urribarri quiso tirar un centro y la clavó en el segundo palo.

Antes del final, River lo pudo haber ganado con un zurdazo de Lucas Boyé que pegó en la parte exterior de la red. Luego, llegó el turno de los penales y otra vez Andrada se llevó la peor parte. Falló el suyo y condicionó la definición. Sobre el final, el arquero Chiarini volvió a desviar y River se quedó con las manos vacías. Pero se llevó algunos signos positivos y otras tantas cuentas pendientes.

Boca Unidos (Corrientes) 2 - Boca 0 - Amistoso de Pretemporada 2014

Comentarios

DERROTA EN EL AMISTOSO ANTE BOCA UNIDOS, CON EL DEBUT DE CASTELLANI Y LA EXPULSIÓN DEL CATA DÍAZ
Boca jugó flojito y cayó en Corrientes
Boca Unidos le ganó un amistoso a Boca Juniors por 2 a 0 con goles de José Vizcarra y Emanuel Dening, ante un colmado estadio de Huracán Corrientes.
Si no fue solamente una práctica es para poner atención. Cualquier otra opción que no sea considerada un entrenamiento califica como preocupante. Hubo un poco de ambas en la presentación de Boca ante Boca Unidos, que en la preparación para la dura batalla de la B Nacional se dio un gusto de vencer por 2 a 0 a los dirigidos por Carlos Bianchi ante una multitud.

José Vizcarra, que debutó en el local, anotó en la primera pelota que tocó. Y llegó por un error defensivo: Forlín calculó mal un pique, Díaz no cerró a tiempo y Tripodi salió tarde. Entonces, Vizcarra la tocó por sobre el arquero y de cabeza puso el 1 a 0.

En ventaja, el equipo correntino cedió el balón y esperó. Pero Boca, que controló campo y pelota, no tuvo ideas más allá de algunas pinceladas del debutante Gonzalo Castellani y de Yamil Romero. El segundo gol del local, a los 15 minutos del complemento, llegó en el mejor momento de Boca: Barrado capturó un regalo de Erbes y habilitó a Dening que, en la carrera, le sacó un metro de ventaja a Díaz y definió cruzado, de zurda.

Cuatro minutos después se terminó el partido: Díaz se fue expulsado por insultar al árbitro Rapallini. Y recién ahí empezó el amistoso. Boca ya había hecho todo mal.

lunes, 14 de julio de 2014

Todos los premios del Mundial Brasil 2014

Comentarios

Balón de Oro: Lionel Messi (Argentina). 4 goles y 1 asistencia.
El argentino Lionel Messi se llevó el Balón de Oro al mejor jugador de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.
Messi acudía con el lastre de no haber marcado nunca en un Mundial, pero se deshizo de esa presión para mostrarse simplemente letal, dejando su impronta, decisiva, en cada una de las tres primeras victorias argentinas, y sobresaliendo en la fase de eliminatorias.

Balón de Plata: Thomas Müller (Alemania). 5 goles y 3 asistencias.
Al estrenar su campaña anotando una tripleta frente a Portugal, el Bota de Oro de Sudáfrica 2010 comenzó a mostrar lo que ha sido durante el torneo: la principal baza ofensiva del poderoso arsenal alemán.

Balón de Bronce: Arjen Robben (Holanda). 3 goles y 1 asistencia.
Desde su avasallador estreno ante la defensora del título, España, el delantero neerlandés ha exhibido un estado de forma envidiable, coronado mediante varias arrancadas vertiginosas hacia la meta contraria.


Botín de Oro: James Rodríguez (Colombia). 6 goles y 2 asistencias.
El colombiano James Rodríguez se llevó la Bota de Oro que distingue al máximo goleador de la Copa Mundial de la FIFA.
Ya se sabía que este mediapunta era un buen futbolista, dotado de una gran técnica, pero aún no se le había visto brillar con tanta fuerza en un torneo internacional. No es casualidad que, gracias a sus seis goles en cinco partidos, Colombia alcanzase por primera vez los cuartos de final.

Botín de Plata: Thomas Müller (Alemania), 5 goles y 3 asistencias.
Al estrenar su campaña anotando una tripleta frente a Portugal, el Botín de Oro de Sudáfrica 2010 comenzó a mostrar lo que ha sido durante el torneo: la principal baza ofensiva del poderoso arsenal alemán.

Botín de Bronce: Neymar (Brasil). 4 goles y 1 asistencia.
El atacante ha tenido que hacer frente a la gigantesca presión de liderar a la selección brasileña ante su público con apenas 22 años, y hasta su lesión en cuartos de final fue la gran figura del equipo anfitrión, con cuatro dianas.


Guante de Oro: Manuel Neuer (Alemania).
El alemán Manuel Neuer se llevó el Guante de Oro que distingue al mejor portero de la competición. El primer ganador del premio fue Michel Preud’homme en 1994.
El guardameta alemán jugó los siete partidos que su selección disputó en la competición, en los que ha ofrecido un total de 25 atajadas y ha completado 244 pases. Ha mantenido su puerta a cero en cuatro encuentros y ha destacado como una presencia dominante en el equipo de Joachim Löw.


Premio al Jugador Joven: Paul Pogba (Francia). 1 gol y 1 asistencia.
El francés Paul Pogba se llevó el premio al Jugador Joven que distingue al futbolista más destacado en la Copa Mundial de la FIFA siendo debutante en la competición y habiendo nacido en una fecha no anterior al 1 de enero de 1993.
Aunque sólo tiene 21 años, Paul Pogba ya es una de las estrellas de la selección de Francia. ‘El pulpo Paul’, uno de los pilares del Juventus de Italia, se destapó en la escena internacional hace un año, en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013. Su técnica y su soltura con el balón en los pies permitieron a los Bleuets conquistar el campeonato, y a él convertirse en el Balón de Oro. En Brasil 2014, ha vuelto a hacer gala de su talento en cada de sus apariciones, mostrándose especialmente decisivo en octavos de final contra Nigeria, donde abrió el marcador. Este completo centrocampista de 1,91 metros ya es uno de los líderes de los Bleus, y podría conservar esa condición durante muchos años.


Premio Fair Play: Colombia. 5 tarjetas amarillas y 0 rojas.
Colombia conquistó el Premio Fair Play de la FIFA que se entrega a la selección que tenga el mejor registro disciplinario del torneo. Únicamente podrán optar a él las selecciones que alcancen la fase de eliminatorias. La ganadora del trofeo en Sudáfrica 2010 fue España.

Lionel Messi Balón de Oro - Mundial Brasil 2014

Comentarios

NO FUE SU MUNDIAL
Messi rey sin corona
La FIFA le dio el Balón de Oro como el mejor futbolista del torneo. Leo dijo que ese premio no le interesa nada.
Tenía que ser su Mundial. Debía ser su Mundial. Al menos, estaba todo dado para que así lo fuera. Mucho más después de su esplendoroso arranque goleador, con cuatro festejos (uno a Bosnia, otro a Irán y dos a Nigeria) en los primeros tres compromisos, en una ronda clasificatoria que hoy parece lejana, perdida allá a lo lejos.

Sin embargo, no fue el Mundial de Messi. Más allá del absurdo de la FIFA, de otorgarle ayer el Balón de Oro que premia al mejor jugador del torneo, íntimamente el mismo Leo debe saber que quedó en deuda, que le faltó algo más -y no se habla sólo del título-, que no exhibió esa rebeldía que se le pide al futbolista más brillante del planeta, y mucho más en una cita de esta naturaleza. Y lo debe saber, decíamos, porque simplemente había que verle el rostro desolado cuando le entregaron el Balón de Oro: lo recibió -junto al alemán Neuer, distinguido como el mejor arquero-, lo tomó con su mano derecha, casi no lo exhibió, y se fue caminando cansinamente hacia la ceremonia de las medallas.

¿Qué tengo que hacer yo con esto en mi poder, en este momento, mientras el resto de mis compañeros y de los argentinos están atravesados por un dolor infinito?, habrá pensado. Él lo dijo con sus propias palabras: “Ese premio no me importa nada; yo quería levantar la Copa para la Argentina”. Después, la medalla plateada le duró un ratito colgada en su cuello: enseguida se la quitó.

Al cabo, Messi fue (es) el rey sin corona. Cuando debía demostrar ese plus que distingue a los cracks sin épocas, no logró concretarlo. Hizo la parábola exactamente contraria a la de Maradona en México 86. Y acá no se quiere clavar la daga de las comparaciones ni hacer leña del árbol caído. Al contrario: si se le dice rey, está claro lo que significa Leo para el fútbol argentino.

Lo que se marca es que el capitán argentino ilusionó al comienzo de esta Copa del Mundo -sin brillar como puede con su fútbol incomparable, pero sí deleitando con sus zurdazos goleadores- y fue decayendo en su rendimiento a medida que llegaban los encuentros determinantes. Lo de Diego, en la epopeya mexicana, resultó al revés: un inicio sin magia y un final a toda orquesta. Punto final para el contraste que suele producirse cuando se menciona a los dos monstruos.

¿Qué hizo Messi en el triste domingo carioca? Poquito para lo que se aguarda de un genio. Pinceladas, nada más. Pareció enchufado en los primeros pasajes: a los 8 minutos, metió un desborde bárbaro por derecha -llevando a la rastra a Hummels- y lanzó un centro atrás con el botín diestro que cortó Schweinsteiger cuando Higuaín estaba relamiéndose. Las esperanzas se encendían. Y los cantos de la multitud argentina, también.

“¡Que de la mano, de Leo Messi, todos la vuelta vamos a dar!”, retumbaba en el Maracaná. Tocaba la pelota y dividía las aguas: los propios, lo ovacionaban y lo alentaban; los extraños (con los brasileños a la cabeza, obviamente), lo silbaban y lo hostigaban con sus voces.

Otro intento por la orilla derecha (sin resultado positivo), a los 39. El remate número uno, al minuto y 42 segundos del complemento: recibió de Biglia, por la izquierda, se le fue a Boateng y la cruzó al segundo palo, afuera. La más profunda, la maniobra que posee copyright, a los 29: desairó a Özil y a Höwedes, moviéndose de la derecha hacia el medio, y despachó un zurdazo que salió apenas desviado sobre el palo diestro de Neuer. ¿En el suplementario? Prácticamente, nada. Pateó un tiro libre, casi en el cierre, unos cuantos metros por encima del travesaño. Los abucheos de los brasileños lo taparon. Argentina perdía. Messi era la postal del desconsuelo y de la impotencia.

Por momentos, apareció caminando el terreno. En la primera etapa, jugó bastante alejado de Higuaín: no consiguieron juntarse para lastimar. Cuando ingresó Agüero para hacer dupla con el Pipita, Leo retrocedió unos metros para quedar detrás de los puntas. Sea como fuere, nunca se lo vio cómodo. ¿Cansado, quizás? Puede ser: el trajín, la tensión y la responsabilidad fueron enormes en estos siete partidos repartidos en un mes. Y pudo haberlos pagado. Ayer, también, regresó su viejo problema: en el período de apertura, tuvo arcadas otra vez.

A veces, no lo ayudó el sistema más precavido de Sabella: trabajó más para el equipo y el arco rival se le alejó. Otras, no les salieron las cosas que siempre le salen. Tenía que ser su Mundial y no lo fue. El rey se quedó sin corona. La pena es de todos.

© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™