INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
10 pines al 1ro, 9 al 2do, 8 al 3ro, 7 al 4to, 6 al 5to, 5 al 6to, 4 al 7mo, 3 al 8vo, 2 al 9no y 1 al 10mo.


Campeón del Torneo:
$500.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin del 1ro. al 10mo. puesto.


Campeón del Torneo:
$200.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Superliga 2017/2018 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Miércoles 23 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera y de Fútbol 5.
* El Viernes 25 de Agosto sale la guía de la Superliga con los planteles Gran DT.
* Desde esta edición ya no estarán más las Estrellas Internacionales.
* El ganador de la fecha se llevará $35.000. Si sos Premium $50.000.
* El campeón del torneo gana un viaje a Europa para él y un amigo.
* El ganador de la fecha en Fútbol 5 se lleva un Smart TV 32".
* El campeón de Fútbol 5 gana un Smart TV 43" y una consola de juegos.
* Continúan los Torneos de Amigos de 20 equipos por premios.
* Gran DT anuncia "sorpresas todas las semanas".

viernes, 28 de marzo de 2014

Lanús 2 - Cerro Porteño (Paraguay) 0 - Copa Libertadores 2014

EL EQUIPO DE BARROS SCHELOTTO SE QUEDÓ CON UNA VICTORIA QUE LO DEJA A UN PASO DE LA CLASIFICACIÓN
Lanús insistió y tuvo premio
Araujo y Benítez, en el segundo tiempo, marcaron la diferencia ante un Cerro Porteño que sólo buscó el empate.
No derrochó fútbol Lanús. Pero le sobraron perseverancia y personalidad para ir en búsqueda del objetivo. El triunfo bajo la lluvia en la Fortaleza se asemejó entonces a un premio merecido que lo dejó en la cima del grupo 3 con chances crecientes de acceder a los octavos de final, después de un comienzo con altibajos. Anoche fue el único equipo que quiso llevarse los tres puntos porque a Cerro Porteño solamente le interesó rescatar el puntito y lo pagó muy caro.

Le costó mucho a Lanús quebrar la resistencia de un rival que se abroqueló lo más cerca posible de su arquero y que apostó al contraataque o a alguna pelota parada como elemento intimidante en el área de enfrente. Acaso no percibió el equipo paraguayo en aquel cabezazo solitario de Alonso en el amanecer del partido que la defensa local no ofrecía demasiadas garantías. Casi nunca se atrevió a soltar a Julio dos Santos, que tiene buen manejo y es eje de su mediocampo. Y arriba el español Güiza, que tantos problemas le había ocasionado al equipo del Mellizo Barros Schelotto en el partido de ida, quedó aislado.

Tuvo Lanús, como casi siempre, buenas intenciones para progresar en forma conjunta, aunque chocó con la muralla que montó Cerro Porteño y también con algunos problemas propios. Intentó armar asociaciones con fines de juego, pero estuvo intermitente Jorge Ortiz, llamativamente impreciso Diego González y Santiago Silva, como en otras ocasiones, debió retrasarse demasiado para descargar alguna pared o para aguantar la pelota ante la rudeza de un equipo que se valió de cualquier método, ortodoxo o no, para cuidar los alrededores de Roberto Fernández.

Sin prolijidad, el ganador igual tuvo situaciones favorables en esa primeros 45 minutos para modificar el resultado. Como un mano a mano que le tapó Fernández al empecinado Pereyra Díaz. Luego hubo una chilena imperfecta que ensayó el Marciano Ortiz y un tiro libre de Goltz que controló el arquero. También en el área rival Lanús ganaba en los envíos aéreos. Pero el cero no se modificó.

En los primeros 25 minutos de la segunda mitad las únicas luces que aparecían eran las de los relámpagos en medio de la intensa tormenta. Lanús se paró más adelante incentivado por el aliento incansable de su gente pero sumó confusión, aceleración y malas elecciones en el último pase para conseguir profundidad. Por eso la alternativa de algún remate de media distancia, sobre todo por la rapidez del campo de juego, empezó a cobrar validez. El que encontró la llave fue Carlos Araujo, que por esa vía destrabó una situación que cada vez se ponía más compleja.

Cerro Porteño no supo reaccionar. Pareció un equipo pesado, repetitivo y sin imaginación. Y sin un plan alternativo ante el nuevo escenario. Encima empezó a regalar espacios y a mostrar importantes fisuras en el sector defensivo. Los cambios que ensayó Arce tampoco le dieron dividendos. Lanús, sobre todo con Pereyra Díaz -movedizo, inquieto, con inconvenientes notorios a la hora de la definición-, acumuló otra vez ocasiones favorables para sentenciar la historia. Fernández se lució ante una mediavuelta del tozudo Silva. Recién logró plasmar las diferencias con un cabezazo de Oscar Benítez, en soledad en plena área chica, ante una defensa sin respuestas.

El objetivo para Lanús se cumplió. Eran tres puntos que no se le podían escapar. Queda un partido pero depende de sí mismo para continuar su marcha en una Copa Libertadores que había empezado entre tropiezos. Si mantiene la obstinación de ayer, llegar a la meta le será más sencillo.


© Copyright 2009-2017 | Planeta Gran DT 2017 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™