INSCRIBITE A NUESTRO TORNEO DE AMIGOS VIP



Nombre del Torneo VIP: Planeta Gran DT Oficial

Nombre del Dueño:
Gabriel


Apellido del Dueño:
Hernando



PREMIOS GRAN DT PRIMERA DIVISIÓN 2016/2017


En la fecha:
5 pines al 1ro, 4 al 2do, 3 al 3ro, 2 al 4to y 1 al 5to.


Campeón del Torneo:
$350.



PREMIOS GRAN DT FÚTBOL 5


En la fecha:
1 pin para el 1ro, 2do, 3ro, 4to y 5to.


Campeón del Torneo:
$150.


¿¿¿CÓMO ME INSCRIBO AL TORNEO???

Countdown Image
Para poder armar tu equipo de Gran DT Primera División 2016 - 2 faltan:
 
Más Info:
* Desde el Viernes 26 de Agosto se podrán armar los equipos.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Primera División.
* El Viernes 26 de Agosto sale el suplemento gratis con Clarín.
* Desde la fecha 2 empezás a sumar puntos en tu equipo de Fútbol 5.
* Finaliza en la fecha 14. Y en 2017 habría una nueva edición.
* El Pack Premium aumentó su precio. Ahora costará $180.
* Precios de los otros packs: 35 pines $135, 20 pines $95, 12 pines $60 y 1 pin $5,60.
* Tres nuevas tácticas. A las ya conocidas se suman las: 5-3-2, 3-5-2 y 4-5-1.
* Los premios de la fecha seguirán siendo los mismos.
* El campeón del torneo gana un viaje a España con tres amigos.
* El campeón del Fútbol 5 gana un Smart TV HD 42" y una consola de juegos.
* Armá tus Mini Ligas desde el 26 de Agosto y empezá a competir desde la fecha 3.
* Los premios de las Mini Ligas seguirán siendo los mismos.
* Las Estrellas Internacionales llegan a Gran DT (la vieja Legión Extranjera).

sábado, 12 de octubre de 2013

Argentina 3 - Perú 1 - Eliminatorias Brasil 2014

LA SELECCIÓN SUPERÓ A PERÚ PESE A LAS AUSENCIAS DE MESSI, HIGUAÍN, MASCHERANO Y GAGO Y SE ASEGURÓ EL PRIMER PUESTO
Con otros nombres y la misma eficacia
El equipo arrancó perdiendo 1-0 pero lo empató enseguida y siempre mostró una clara superioridad. Lavezzi (autor de dos goles) y Palacio (hizo el otro) fueron las grandes figuras.
Era la noche del reencuentro, con tranquilidades encima, sin histerias, con certezas, sin urgencias. Volvía la Selección a jugar ante su gente, en el Monumental, ahora ante Perú, en la última parada de local en estas Eliminatorias rumbo a Brasil 2014. Y lo hacía el equipo de Alejandro Sabella con la clasificación asegurada. Y con ciertos retoques en la formación. No en el sistema, claro. Porque el técnico decidió mantener el 4-3-3 para recibir a un rival diezmado por las lesiones y sin grandes motivaciones a la vista, alejado de la chance de ir al Mundial y con el nombre de Ricardo Gareca asomando en el nuevo proyecto para iniciar en enero el ciclo posterior al de Sergio Markarian.

Pero sí lo hacía el seleccionado, en cambio, con otros nombres por esas cuatro ausencias notorias. Banega, Biglia, Lavezzi y Palacio por Gago, Mascherano, Messi e Higuaín. Con el regreso de la defensa titular, esa que no pudo exhibir Argentina en la fecha anterior, en su visita a Paraguay, cuando atrapó el boleto a la Copa del Mundo con un lapidario 5-2.

Se trataba, al fin y al cabo, de una muy buena oportunidad para sacar nuevas conclusiones. Un puñado de intérpretes diferentes, la Selección sin Messi, una cita en celeste y blanco como todas esas que suceden con un gran amor: aunque no se trate de un día en el que se definen grandes cosas, se deja el alma igual. Como corresponde.

Y volvió a ganar Argentina. Y volvió a mostrar su poderío ofensivo, incluso con cierta independencia de los nombres ofrecidos. Una suerte de lujo sólo propio de los seleccionados de elite. Y con este 3-1 sobre Perú se aseguró el primer lugar en las Eliminatorias. El duelo del martes en Montevideo será clave para Uruguay. Argentina volverá a jugar por el prestigio. Lo demás ya está en el bolsillo, bien asegurado.

Aquella duda de Sergio Romero al salir ante un Claudio Pizarro inspirado, ese delantero que a los 35 años ya anunció que el martes ante Bolivia se despedirá de su seleccionado, le abrió paso a un silencio de incredulidad. Golazo peruano, 1-0, 20 minutos de juego.

Entonces, había que salir a tapar enseguida el mal momento. Y en dos minutos Lavezzi estampó el empate despues de una muy buena atajada de Diego Pennny ante el cabezazo de Federico Fernández tras el córner de Di María.

Cuando el propio Lavezzi marcó el segundo después de una muy buena jugada colectiva (la inició Agüero, la prolongó Di María, Palacio despachó el centro y la terminó el Pocho), sobre los 34 minutos de juego, ya estaban claras las diferencias de categoría entre los unos y los otros. Las flaquezas defensivas les habían dado paso, como suele suceder cuando están Higuaín y Messi en el equipo, al tremendo poder de fuego del seleccionado. Y eso que Di María y Agüero, dos de los Cuatro Fantásticos "originales", no terminaban de emerger en esa dimensión que exhiben frecuentemente.

Sobre los dos minutos del segundo tiempo llegó Marcos Rojo sobre la izquierda y Palacio convirtió el tercero. Lavezzi dos, Palacio uno.

Ahora llegaba el tiempo de amasar la goleada esperada. Perú, con tres en el fondo que se hacían cinco cuando retrocedían por los costados Luis Ramírez y Juan Manuel Vargas; con cinco mediocampistas y Carrillo y Pizarro allá adelante, terminó de discutir la pulseada.

Agüero sacó un terrible latigazo que por muy poco no fue el cuarto. Di María presionaba. Banega y Biglia controlaban el medio. Era todo de Argentina ante un equipo peruano que sólo apostaba a la contra, como esa en la que Benavente, que había entrado por Edwin Gómez, se perdió el descuento.

Mientras Erik Lamela entraba por Palacio, la Selección seguía buscando con voracidad el cuarto gol. Rodrigo salió después de un enorme despliegue, y sobre todo, después de un gran partido. Junto a Lavezzi, claro, fueron a nivel individual los puntos más altos de rendimiento aunque el desequilibrio colectivo que terminó imponiendo Argentina sobre un tibio seleccionado peruano también incluyó la inf luencia de los otros intérpretes del medio hacia adelante. Y el acompañamiento de los de atrás, desde luego, que más allá del sobresalto en el gol de Pizarro (un gol que en un Mundial se puede llegar a pagar muy caro, es cierto) y otras tenues llegadas visitantes en el segundo tiempo, pasaron una noche calma.

Siguieron pasando los cambios. Maxi Rodriguez entró por Lavezzi, Somoza por Di María en el último minuto, y se terminó el trámite. Pero ya no había espacio para modificaciones relevantes en el desarrollo. No tuvo el envase de una goleada, es cierto. Pero los aplausos del final en el Monumental certificaron la sensación: mientras Brasil asoma en el horizonte, el trámite se cumplió con creces...


© Copyright 2009-2016 | Planeta Gran DT 2016 | Lincoln, Buenos Aires, Argentina | Todos los derechos reservados | Plantilla diseñada por Pozo+10™